Interesante pregunta que un lector ha dejado en ”comentarios” de mi artículo sobre Calefacción eléctrica por radiadores… Este lector dice que tiene claro que todos los sistemas de calefacción eléctrica, a igualdad de potencia, tienen el mismo rendimiento, del 100 %. Eso no se cumple con la bomba de calor, pues consume menos energía para dar la misma cantidad de calor, por lo tanto, su rendimiento serla superior al 100 %, y eso no es posible. 

 
Vamos a aclarar esta aparente sinrazón no solo para el autor del comentario, sino para que otros como él, que puedan preguntarse lo mismo, encuentren la respuesta. Para ello comenzaré copiando el comentario completo. Dice así:
Hola Sr. Antonio Sanchez:

Gracias por toda su información. Quería expresarle una duda: Tengo claro que el rendimiento de los sistemas de calefacción es función de la potencia que consumen y como usted dice con un rendimiento del 100%. Es decir, está claro que 1000 watios de un radiador electrico de aceite calientan tanto como 1000 watios de calentador electrico de aire.

Mis dudas vienen cuando comenta que la bomba de calor del aire acondicionado consume menos watios o energia para generar la misma cantidad de calor. ¿donde está el secreto?

¿tiene la bomba de calor un rendimiento superior al 100% (eso es imposible)?
Gracias por todo.” 
Mantengo lo que siempre he dicho: un calefactor eléctrico (de RESISTENCIA) consume exactamente lo mismo que otro calefactor eléctrico (de RESISTENCIA) sean del sistema que sean: radiadores de aceite o secos, convectores naturales o forzados (con ventilador), estufas con resistencia al aire, calentadores de baño, y lógicamente, también los emisores térmicos, que consumen exactamente lo mismo que todos los demás aparatos.
Pero fijaros que siempre digo calefactores “de resistencia eléctrica”. 
El lector dice luego “…calentador eléctrico de aire.”. Entiendo que se trata de un convector con ventilador, o forzado, a lo que se refiere. En ese caso, también consumen lo mismo que cualquier otro y tiene la máxima eficiencia energética: el 100%, pues todo lo que consume lo convierte íntegramente en calor. 
Pero ese no es el caso de la bomba de calor. Si el lector del comentario hubiera leído más detenidamente sobre la bomba de calor, se habría dado cuenta que no es un calefactor “de resistencia”. El calor que facilita no procede de una resistencia eléctrica, sino que el aparato se compone de una parte exterior que toma el calor del aire ambiente y lo bombea al interior hasta el evaporador o unidad interior, donde se aporta el calor que se tomó del exterior.
Es lo mismo que sucede en un frigorífico casero, pero a la inversa: El compresor (bomba de calor) toma el calor del interior del frigorífico, enfriándolo (exterior en nuestro caso de la bomba de calor) y lo expulsa al exterior del frigorífico (la parte interior del aparato en la bomba de calor). Por eso notáis calor en la parte trasera del frigorífico, en aquella rejilla negra con tuberías delgadas, que está caliente del calor procedente del interior del frigorífico.
Por lo tanto no se trata de resistencia eléctrica la fuente de calor, sino que el calor “es gratis”, lo toma del exterior y el consumo eléctrico es el que necesita el compresor para “bombear” el calor del exterior al interior. Y el resultado es tan efectivo que actualmente el COP es de 4. Lo que significa que por cada KWh consumido por el aparato, entra al interior de la habitación un calor equivalente a 4 calefactores eléctricos ·de resistencia” de 1.000 vatios cada uno.
Como veis, amigos lectores, no son sistemas equivalentes como en el caso de las estufas eléctricas.
En el caso de la bomba de calor, podríamos decir que el rendimiento en calor sería el COP, que va variando continuamente pues cada vez se trabaja con nuevos materiales, rendimientos del compresor, del refrigerante, con el sistema inverter, etc, por lo que el COP se va superando y mejorando cada poco tiempo. En laboratorio ya se ha pasado del COP 7.  No tardaremos mucho en verlo en la distribución.
Espero haber aclarado las dudas sobre este tema además de haber insistido una vez más que todos los calefactores eléctricos (de resistencia) tienen la mayor eficiencia energética posible: el 100 %. Pero la bomba de calor es otro sistema diferente y calienta 4 veces más con el mismo consumo eléctrico que cualquier estufa eléctrica, a igualdad de energía consumida.