Un lector del blog me ha enviado un comentario sobre mi artículo “Inercia Térmica”: Las mentiras de Leroy Merlín sobre los emisores térmicos donde yo explicaba que los radiadores eléctricos que funcionan por el calentamiento de una resistencia al pasar por el filamento la corriente eléctrica, todos tienen la misma eficiencia energética: el 100 por 100. Todos igual. Este lector afirma que no es así, y que tiene calefactores CERATEC, de Leroy Merlín, que son más eficientes.

Esa mayor eficiencia energética, según nuestro lector, se produce porque en su interior tienen una “piedra”, que capta el calor y lo cede luego al ambiente mediante la inercia térmica. Asegura además que mediante esa piedra, el radiador puede estar dos horas más calentando después de haberse desconectado de la corriente eléctrica, aportando un calor GRATUITO a su casa, cosa que obviamente no es cierta (lo del calor “gratuito), y que demuestra la publicidad engañosa de Leroy Merlín y el error del lector, que asegura y pretende demostrarlo, que estos aparatos son más eficientes.

Como este lector está equivocado por confundir las cosas que afectan a este caso, y a pesar de haber editado en este blog varios artículos explicando lo que es la “inercia térmica”, voy a hacerlo otra vez argumentando el fenómeno físico de la inercia térmica y auto-copiándome en algunos puntos de uno de mis anteriores artículos, ya citado.

Así pues, emperezaré por la tabla de contenidos de este articulo, e iré añadiendo explicaciones, unas nuevas y otras que recogeré textualmente de aquel anterior artículo mío sobre este tema.

Veamos la tabla de contenidos 

1.- La información del lector sobre sus radiadores y “la piedra”

2.- ¿De dónde ha salido el calor de la piedra?

3.- La piedra ¿Crea calor?

4.- ¿Qué sucede si el aparato está bajo una ventana o en un recinto con corrientes frías de aire?

5.- ¿Quién es el artista que ha escrito esto?

6.- Explicaciones de Danny: el consumo eléctrico

7.- Sin embargo, se puede ahorrar más, dice Danny…

Como siempre, los textos que copie del lector, irán con letra cursiva y “entrecomillada”, los míos actuales en letra normal y loscopiados de mi anterior artículo también en letra cursiva sin entrecomillar.

 

1.- La información del lector sobre sus radiadores y “la piedra”

Yo tengo dos radiadores Ceratec, exactamente uno de 900w y otro de 1500w. Para más detalles vivo en plena sierra de Madrid y sin tener ningún máster en ingeniería, puedo decir que con estos aparatos se ahorra energía, ahora bien, hay muchos factores que pueden influir en su rendimiento.

Primero, también quiero decir que tengo instalado un medidor de consumo en el cuadro eléctrico, con el cual me baso en la explicación siguiente:

Como decía antes, es importante la ubicación del aparato, la dimensión de la sala y el aislamiento térmico de esta.”

 Naturalmente que es importante la ubicación del aparato, la dimensión de la sala y el aislamiento de ésta. Pero eso es importante para cualquier TIPO DE CALEFACCIÓN QUE SE INSTALE. No le veo relación alguna con la piedra, ni tampoco con los medidores de consumo, pues está  meridianamente claro que el CONSUMO de los aparatos se producirá únicamente cuando estén conectados y consumiendo electricidad. Si dejan de estar conectados y no consumiendo, no se gasta electricidad. Ni para eso necesitamos medidores. Sigue el lector:

“Este aparato se programa a una determinada temperatura, yo lo tengo a 18°c cuando el aparato detecta que la sala está a esa temperatura se apaga y mediante la piedra que llevan producen calor por inercia hasta que baje la temperatura de sala.”” 

Hasta aquí estamos de acuerdo: Cuando se alcanza la temperatura prevista de 18 ºC, el termostato desconecta la corriente eléctrica y la piedra sigue emitiendo calor.

 

2.- ¿De dónde ha salido el calor de la piedra?

Según explica el lector, cuando se apaga la corriente por haber llegado a la temperatura prevista de 18 ºC, la piedra sigue calentando la habitación por INERCIA TÉRMICA. De acuerdo, esa inercia térmica permite que el calor ALMACENADO en la piedra siga calentando la habitación.

Pero ¿De dónde ha salido ese calor? ¿Quién lo ha producido o creado? Porque esa piedra cuando se conectó por primera vez, ese día estaba tan fría como el resto del radiador y así todos los días si no se conecta. ¿Qué ha producido ese calor en la piedra?Pues simple y llanamente, el calor lo ha estado tomando del producido en el radiador por el consumo eléctrico de la resistencia del propio radiador hasta alcanzar los 18 ºC en la sala.

Es lógico pues que cuando baje la temperatura de los 18 ºC, la piedra, como TODOS los componentes calientes del radiador, vayan cediendo calor al ambiente de la sala. Pero está claro que ese calor antes se ha “producido” consumiendo parte de la electricidad del radiador. Y que en ese momento de cerrar el consumo eléctrico, todos los elementos de la habitación empiecen a enfriarse, como también la piedra, por las pérdidas de calor en paredes, suelos, ventanas, piedra, etc. cediendo su calor al ambiente.

¿Dónde está el milagro de que la piedra CREA calor? No lo crea, lo toma del que genera la resistencia del aparato cuando se está calentando. Y lo cede luego por inercia térmica hasta que la piedra del  aparato se pone a la temperatura de partida, en el caso de que no siga consumiendo y calentando el radiador.

Emisores térmicos

Emisores térmicos

3.- La piedra ¿Crea calor?

La Ley Universal de la Conservación de la Energía, en su versión más elemental dice qu“la energía no se crea ni se destruye, solamente se transforma”. 

No sé si mi lector aceitará esta Ley Universal, pero lo cierto es, aplicando esta Ley, que si la energía no se crea, o mejor, no se puede crear, ¿De dónde saca el lector que la piedra crea energía? Eso, como decía el torero, “lo que no puede ser, no puede ser, y además, es imposible” .No es un Invento mío: la energía NO SE PUEDE CREAR. Siempre hay algo que la produce transformando otra.

Pero sin embargo, la piedra CEDE calor, entonces, ¿De dónde salió esa energía calorífica? Está claro: durante el tiempo que tenía conectado el radiador, con su piedra en el interior, y consumiendo energía eléctrica, no solo calentó a través de su resistencia eléctrica el propio radiador, sino la piedra que tenía en su barriga. 

Por consiguiente, el calor cedido por la piedra no es gratuitodevuelve el que antes tomó. Porque de milagros, nada. Queda claro que la piedras NO CREA energía, solo devuelve la que tomó antes.

 

4.- ¿Qué sucede si el aparato está bajo una ventana o en un recinto con corrientes frías de aire?

Dice el lector: “Pues lo que sucede es que el aparato jamás dejará de consumir, porque el ambiente es demasiado frío debido a fugas y siempre estará intentando calentar el ambiente, lógicamente nunca lo conseguirá. Sería como ponerle en frente un aire acondicionado, es decir, tirar el dinero”.

Así que, lo que hay que conseguir y es esencial, es que la vivienda tenga un aislamiento térmico correcto, si no, pongas lo que pongas será tirar el dinero.”

Este punto lo tiene claro nuestro lector. Pero también debería tener claro que todo eso que dice debe hacerlo igualmente tanto si el radiador tiene piedra como si carece de ella, pues nada tiene que ver la piedra con evitar fugas de calor en la casa.

“He hecho la prueba comprobando el consumo y tal vez no sean dos horas de inercia térmica, pero si la habitación está bien aislada se aproxima bastante, en mi caso con una temperatura exterior de 4°c, la inercia térmica que proporciona es de 1h 25 min”.

Queda claro, amigo lector, pero eso nada tiene que ver con la creación de la energía. Es lógico que si la piedra se ha calentado mucho, tardará más luego en enfriarse, y al contrario. Pero eso no demuestra que CREE calor, sino que tomó el que tocaba, el que se produce por las leyes de la naturaleza, no por el aislamiento de la casa. Lo que sí está también claro es que si la casa está muy bien aislada, la piedra irá soltando el calor almacenado durante más tiempo, pero la cantidad de calor será la misma que tomó inicialmente.

 

5.- ¿Quién es el artista que ha escrito esto?


Sigue diciendo nuestro lector:“Así que no sé quién será el artista que ha escrito este post, pero desde la segunda línea se detecta su propósito. También se le ha olvidado explicar todo lo que yo he explicado. 

Te respondo, amigo lector: el “artista” que ha escrito esto soy yo, Antonio Sánchez, natural de Lanjarón (Granada), residente en Castelldefels (Barcelona), ingeniero y con 46 años de experiencia en electrodomésticos, Servicios Técnicos, empresas propias, etc. etc. Y hago este blog sin ánimo de lucro, simplemente para enseñar a los lectores parte de lo que aprendí en tantos años de trabajo y dirección de empresas. ¿Te basta, amigo lector?. Y sigue:


“Por cierto, ni me paga Leroy Merlín, ni el santo Cristo, pero la verdad es la verdad, aquí y en las islas Filipinas y es de honor hacerla patente.
Conclusión: el aparato es extraordinario, se nota en el recibo de la luz y sobre todo con las condiciones que he mencionado sí que tiene una buena capacidad de inercia térmica.”

En eso estamos de acuerdo, amigo lector: la verdad es la verdad, aquí, en las islas Filipinas y en el resto0 del mundo mundial. También es cierto que la inercia térmica es una buena aplicación, pero no ahorra por si misma ni un solo céntimo en el recibo de la luz, por lo que tu empresa de suministro eléctrico te sigue cobrando lo que gastas de electricidad  pues la piedra no ahorra un solo céntimo y sigue engordando con los pingues beneficios que obtiene. Es una lástima  que no te consideren que “creas”  Inercia Térmica gratuita y que te las cobren.

Hasta aquí mi respuesta a este lector, pero mientras redactaba esta respuesta, me ha llegado el comentario de otro lector, DANNY, que dice lo siguiente:

Leroy Merlin

Leroy Merlin

6.- Explicaciones de Danny: el consumo eléctrico

 “Efectivamente la cantidad de electricidad consumida es la misma. Da igual que una vez apagado estos emisores sigan emitiendo calor, porque también “tardaron” en calentarse, lo que ganas al final, lo perdiste al principio.”

Como podemos ver, Danny tiene este punto muy claro: la electricidad consumida es la misma siempre. Pero añade:

 

7.- Sin embargo, se puede ahorrar más, dice Danny…

“PERO no deja de ser cierto que si la inercia térmica es de horas, puedes calentar el componente (piedra, cerámica, fluido, etc.) durante las horas que la electricidad es más barata, e ir “soltando” el calor estando apagado en las horas que la electricidad es más cara.

Vamos que aunque es verdad que la cantidad de energía consumida en todo tipo de radiador electrico, si tienen buenos temporizadores y termostatos electrónicos, puedes jugar con las horas de encendido y aprovechar que la electricidad es más barata de noche (por ejemplo), no estarías ahorrando porque estos aparatos ahorren energía en si, si no porque el precio de la electricidad es más barato a ciertas horas, y algunos de estos aparatos “acumulan” calor.

Lo ha escrito dannycastel@gmail.com

Saludos.”

Lo que dice Danny tiene razón en lo que respecta al final de su comentario: “algunos de estos aparatos acumulan” calor.” Efectivamente, Danny se refiere a los ACUMULADORES de calor, que son aparatos que se calientan igualmente por resistencias eléctricas y que actúan durante la noche, que parte de ese calor se cede de inmediato a las habitaciones donde se ponen los radiadores y el resto de aquel calor acumulado lo va cediendo durante horas del día siguiente por inercia térmica, hasta que se acaba el calor almacenado, y así cada noche para cederlo durante el día siguiente. Eso se hace porque normalmente el consumo eléctrico en estos casos se hace con la tarifa nocturna, que es más económica.

Danny Tiene razón en lo que respecta a los acumuladores, como ya he comentado, pero considero que si no son acumuladores nocturnos, con calefactores normales como los descritos en este artículo, no se puede ahorrar energía puesto que no vas a esperar que sea de noche para calentarte más barato, sino que puedes necesitar calentarte durante cualquier hora del día, cuando la electricidad se paga a precio normal, o sea, “de oro”.

 

Espero, amigos lectores, que este artículo os haya interesado y que sea también del interés de los dos lectores que han participado con sus comentarios en el blog. A todos os recuerdo que si vuestras consultas y/o informaciones son de interés general, normalmente las contesto mediante un artículo específico sobre el tema, si pueden interesar a otros lectores.

Si lo tenéis a bien, espero encontraros en este blog leyendo este artículo el lunes día 22 de Enero de 2.018, pues como vengo haciendo habitualmente cada lunes se publica un nuevo artículo. Os espero también con vuestras sugerencias el siguiente lunes…