Una vez más me siento obligado a volver a hablar de los Emisores Térmicos, supuestamente de bajo consumo, y de su Eficiencia Energética. Adelanto, para quien no haya leído otros artículos míos o sencillamente, no conozca el trema o le haya convencido la publicidad engañosa, que no hay ningún calefactor eléctrico de resistencia que consuma, a igualdad de potencia del aparato, más o menos que cualquier otro,
de la marca y tipo que sea.
 
Pero como parece que hay mucha gente que tiene dudas razonables, muchos de buena fe, voy a usar otro camino para demostrar la tomadura de pelo (es la expresión más suave que se me ocurre) de este engañó del bajo consumo y alta eficiencia energética de los emisores térmicos o de cualquier otra estufa eléctrica de resistencias. Y esto viene de un comentario que ha dejado José Manuel, de Avilés, en mi artículo La Calefacción eléctrica por Emisores Térmicos de …
 
Porque estamos hablando de aparatos de calefacción que producen calor haciendo pasar una corriente eléctrica a través de una resistencia. Esa es la base de todas las estufas eléctricas, y es común e igual en todas ellas.
 
Lo siento, pero me veo obligado a entrar en una de las leyes básicas de la electricidad, si bien procuraré mostrarla de la forma más fácil posible. Se trata de la Ley de OHM. Esta ley tiene el nombre del físico alemán Georg Ohm, publicada en un tratado de 1.827. La expresión más simple de la ley dice que  la intensidad de corriente que pasa por un circuito es igual al voltaje de este circuito dividido por la resistencia del circuito. O sea, I = V/R. que puesto en unidades eléctricas podría expresarse así,  Amperios = Voltios/Ohmios. Y también puede expresarse por  Ohmios (resistencia) = Voltaje dividido por la intensidad de corriente.
 

Veamos otra fórmula: se trata de la potencia de un aparato eléctrico, y podemos expresarla por la formula Potencia (vatios) = Intensidad (amperios) x Tensión (voltios) .Vamos a aplicar esta fórmula. Tomemos el caso de una estufa o emisor térmico cuya potencia, según se informa en la plaquita de características, es de 1.000 vatios (1 KW). En nuestra casa (en España) tenemos 220 voltios de tensión eléctrica.

 
Calculemos con estos datos la intensidad. La Intensidad (amperios) = Potencia (1.000 vatios) dividido por la tensión (220 voltios). Por lo tanto, la intensidad será = 1.000/220 = 4,54 amperios. Ya sabemos que esa estufa tiene una potencia de 1.000 vatios, la tensión o voltaje de la casa es de 220 V, y el consumo en amperios es de 4,54. Pero para que esto se produzca, la electricidad consumida debe pasar por una determinado conductor eléctrico que ofrece resistencia al pasar la corriente, lo que origina calor (que es lo que nos interesa). 
 
¿Cuánto vale la resistencia, en Ohmios, que debe tener la estufa para dar una potencia de 1.000 vatios a una tensión de 220 Voltios? Aplicamos la primera fórmula: Ohmios = voltaje / Intensidad en amperios , por lo que el valor de la resistencias sera de 220/4,54 = 48,45 ohmios.
 
Veamos ahora lo que sucede en la estufa: tiene una potencia de 1.000 vatios, se conecta a un voltaje de 220 V., por lo que al pasar la corriente por la resistencia de la estufa consumirá 4,54 amperios. Pero al pasar por esa resistencia, producirá calor, que es el objetivo de la estufa. 
 
¿Cuánto calor?. No el calor instantáneo, que no nos sirve, sino, por ejemplo, en estas condiciones, ¿Cuánto calor facilitará la estufa durante una hora de funcionamiento, por ejemplo? Si hemos dicho que la potencia de la estufa es de 1 KW, si funciona durante 1 hora, la Energía consumida (=potencia x tiempo) será de 1 kw por hora, o lo que es lo mismo, 1 KWhora, o más común, 1 KWh, que es lo que pagamos a las compañías eléctricas.
 
Ya tenemos que la estufa, de 1 KW de potencia, conectada a una tensión de 220 V, con una RESISTENCIA de 48,45 ohmios, un consumo de 4,54 amperios, consume 1KWh de Energía eléctrica en una hora de funcionamiento.
 
¿Qué cantidad de calor produce el paso de la corriente por esa RESISTENCIA de la estufa? Pues 1 KWh de electricidad, cuando se transforma INTEGRAMENTE en calor (nuestro caso) produce 860.400 calorías, o lo que es lo mismo, 860,4 Kilocalorías.
 
Hemos llegado casi al final de la exposición. ¿Habéis visto en algún momento una referencia a cualquier marca, modelo o tipo de estufa? No. Porque esto es así para CUALQUIER TIPO, MODELO O MARCA DE ESTIUFA, EMISOR, O COMO QUIERA LLAMÁRSELE. Como habéis visto, son fórmulas eléctricas y números concretos. La conclusión es que una estufa eléctrica, del tipo que sea, de 1.000 vatios, produce 860,4 Kilocalorías. Y punto. 
 
Eso es así en todos los casos. No hay ninguna diferencia entre modelos y marcasPero aún así, por lo que veo en los comentarios en mis artículos sobre este trema, normalmente me dicen: Si, tienes razón, pero …
 
Este, como tantos otros, es el caso del lector José Manuel, de Avilés, que plantea unas dudas muy interesantes –y estoy seguro- compartidas por otros muchos lectores.
 
Mi tarea, que dejaré para mi próximo artículo, es convenceros –siempre con datos, que todas las estufas consumen igual a igualdad de potencia y facilitan el mismo calor. Ni una caloría más ni una menos. Iniciaré el siguiente artículo con las dudas de nuestro amigo lector y espero convencer a los indecisos…en su propio bien. Yo lo tengo muy claro desde hace muchos años…