Decididamente algunos publicistas contratados por multinacionales como DIXAN se han propuesto, entre ellos y las multinacionales, ofender la inteligencia de los consumidores. Ahora DIXAN está publicitando que si lavas con DIXAN la ropa quedará fresca en la lavadora durante 12 horas y la lavadora limpia. ¿Y eso no es lo normal?, ¿No es precisamente lo que hace cualquier detergente con cualquier ropa y lavadora? 

Efectivamente cualquier detergente lava la ropa, y si la pones por la noche y la recoges por la mañana, o cuando vas a salir de casa y la recoges al llegar, ¿Has notado alguna vez que la ropa no esté “fresca”. Que yo sepa la ropa no tiene fecha de caducidad, como los alimentios, y se conserva tan fresca en la lavadora durante muchas horas.
La obsesión de vender más con argumentos como mínimo estúpidos se está convirtiendo en la práctica generalizada de la competencia desleal y publicidad engañosa que nos invade en muchos órdenes del consumo. Argumentos insustanciales que no engañarían a un niño de primaria.
Igual sucede con el invento de las cápsulas de Ariel, donde además de timarnos, nos estafan. Lo mismo ocurre con la publicidad de Calgón, que no distingue entre aguas duras y blandas, cuando en estas ´ultimas usar su producto es tirar el dinero.
Y más de uno se preguntará ¿Cómo puede ser que los demás fabricantes del mismo `producto no denuncien a los timadores? Pues es muy sencillo, amigos míos. Entre lobos, no se muerden. Y eso es lo que pasa con los Cárteles de multinacionales en este país nuestro. No denuncian al competidor porque todas, quien más quien menos, hacen las mismas prácticas. Por eso, hoy por ti y mañana por mí. Una vergüenza. 
Pero más de uno se preguntará: ¿Dónde está la OCU, dónde están las autoridades (nacionales, autonómicas, de los ayuntamientos), los defensores del pueblo (18 en total en España)…No hace falta preguntar. Solo es necesario saber que SON POLITICOS. Y van solo a la suya. A todo aquello que les mantenga el pesebre y su jubilación de oro.
Los políticos son los que hacen las leyes en el parlamento, los políticos controlan las cúpulas del poder judicial y son los que forman gobierno y oposición. Y como lobos que son, solo aúllan pero no se muerden entre sí pues son de la misma manada, y hoy mandan unos pero mañana pueden mandar los otros. ¿Qué mas da hacer leyes si luego no se cumplen y si no se cumplen no se persigue a los infractores?
Y mientras los consumidores hemos de sufrir estas tomaduras de pelo de anunciantes sin escrúpulos que solo dicen tonterías y chorradas insustanciales que insultan la inteligencia de los consumidores. ¿Qué pensarán esos anunciantes sobre el impacto poco claro de su publicidad? Pues verán que algunos consumidores nos cabreamos por tanta estupidez, pero al mismo tiempo, pensarán aquello de “ladran… luego cabalgamos”. Como nadie les pone una barrera…