Se acerca el frío, y las empresas de calefacción empiezan a publicitarse para vender sus aparatos. Ese debe ser el caso de CALOR 3D, a quienes el pasado año les dediqué mi artículo Calor radiante, CALOR 3D…¿Un nuevo timo? . Pues como al parecer no tuvieron bastante Vuelven a sorprendernos con su constancia en el error y sus añagazas para demostrar lo indemostrable, y que en la anterior temporada cansado de advertirles, tuve que borrar varias de sus absurdas respuestas. Hoy os explico, amables lectores, hasta dónde se puede llegar en la obstinación de lo indemostrable. Veamos primero el comentario dejado por “Anónimo” que yo identifico con Calor 3D, y ´su desfachatez e insultos a un lector que contestó a otra lectora que buscaba información. Aquí está la “perla” de Calor 3D:

Anónimo7 de octubre de 2015, 16:31

Alejandro, me da que hay quienes faltaron a clase el día que explicaron lo del infrarrojo y que como no cayó en el examen hasta tienen carrera y máster. 

Opino que haces daño a tus clientes y al gremio de arquitectos aseso rando desde un desconocimiento como el que has demostrado.

Y Antonio me va a escupir algo bonito, pero querría no haberme topado con este blog con tiempo para leerlo. Se palpa la agresividad y eldespotismo con el que lleva el tratamiento del blog contra quienes fija sus ataques.

Estaba buscando algo para calentarme y creo que ha sido leer este blog lo que me ha calentado. A cuántos vatios equivale este calor?”

Como podéis imaginar, amigos lectores, no podía quedarme callado ante tanta desfachatez de este indocumentado de Calor 3D, pues como él mismo presumía “Y Antonio me va a escupir algo bonito”. Pues sí, tienes razón, voy a escribirte algo bonito, pero no a escupir, ya que eso solo lo hacen nastuerzos ignorantes que no tienen argumentos y que se creen sus propias tonterías.  Os sugiero, amables lectores, que para entender este artículo, leáis antes mi anterior citado Calor radiante, CALOR 3D…¿Un nuevo timo?
El caso es que en la anterior temporada estos de Calor 3D me escribían casi todos los días diciendo que su producto era muy bueno, que gastaba mucho menos que otros tipos de calefacción eléctrica, etc., pero sin un solo argumento válido, pues cuando no hay fundamento físico que demuestre lo que dicen, sino precisamente todo lo contrario, no hay forma de argumentar más que con tonterías, vaguedades, necedades y falsedades.
Como la redacción y el estilo “me sonaban”, busqué el origen de ese despropósito intelectual y lo encontré en estos dos comentarios de Calor 3D eliminados por mí después de innumerables advertencias.
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Como podéis comprobar a continuación, ALEJANDRO, un lector del blog, muy amablemente contestaba a CLAUDIA, el 13 de Febrero de este año 2.015. La respuesta de este arquitecto fue la siguiente, donde yo me he permitido destacar en negrillas las grandes verdades que contiene:

Alejandro Liniers13 de febrero de 2015, 9:06

Buenos días, Claudia.
Entre el radiador de aceite básico y el radiador/emisor de calor azul no hay ninguna diferencia real, tan solo de diseño (son más bonitos) y de precio (son mucho más caros). Si compras un radiador de calor azul de la misma potencia que el tuyo, van a calentar lo mismo y van a consumir lo mismo, porque el principio de funcionamiento es exactamente el mismo. La única ventaja que puedes encontrar comprando un radiador nuevo (sea azul, verde o colorao) es que lo puedes elegir con cronotermostato programable, que te permitirá ajustar las horas de funcionamiento.

Los radiadores eléctricos que funcionan por resistencia (calor azul, calor3d, calor verde, tu radiador básico de aceite, etc…) tienen consumos eléctricos altos siendo la energía eléctrica muy cara. Su rendimiento es del 100% por lo que si necesitas 1kilovatio de calor en tu casa, tendrás que gastar un kilovatio de electricidad. Si lo que quieres es ahorrar yo te recomendaría cambiar de sistema. Puedes probar estufas de gas o de parafina, que tienen un rendimiento similar al de los emisores eléctricos, pero el combustible es mucho más barato (si necesitas 1 kilovatio de calor, seguirás gastando 1 kilovatio obtenido del gas, pero el precio de éste es casi la mitad que el de la electricidad). También puedes instalar una bomba de calor, que sigue utilizando energía eléctrica, pero su rendimiento es 3 veces superior al de un emisor eléctrico (si necesitas 1kilovatio de calor, solo necesitará 0,33 kilovatios eléctricos para generarlo).

No pretendo demonizar la calefacción por emisores eléctricos ya que en algunos casos es buena opción, pero debe quedarle claro a todo el mundo que todas estas cosas de “calor azul”, “calor 3D”, “calor Verde”, “calor colorao” no son más que maniobras de marketing para intentar venderte por el doble algo sin absolutamente NINGUNA mejora.

Espero haberte ayudado con tu consulta. Si te das una vuelta por el blog vas a encontrar muchos artículos resaltando pros y contras de todos los sistemas. También puedes leerte este post del blog “Nergiza”, que es bastante revelador: http://nergiza.com/por-que-no-debo-instalar-calefaccion-electrica/

Un saludo”

Observemos que el comentario de ALEJANDRO al contestar a CLAUDIA lleva fecha 13 de Febrero de 2.015, y acto seguido aparecen dos nuevos comentarios, de Calor 3D, uno del mismo día, 13 de Febrero y otro del 18 de Febrero, los que yo eliminé por proceder de Calor 3D y no aportar más que tonterías. Eso significa qiue el mismo día de publicar su comentario ALEJANDRO, Calor 3 D contestó y ‘yo lo borré como lo hice con el del día 18.

Como no huvo más comentarios, pues los hubiera borrado también, el reciente pasado 7 de Octubre, al comenzar la campaña Calor 3D, se dio cuenta de la aportación de ALEJANDRO y contesta, pero para que yo no lo borrara, entró el comentario como ANÓNIMO.
Queda clara toda la argumentación de ALEJANDRO, que suscribo en su totalidad sin quitar ni añadir una coma. Es más, coincide con lo manifestado en multitud de artículos de mi blog, que he repetido machaconamente al encontrarme con espabilados que dicen que sus calefactores eléctricos gastan menos electricidad para dar la misma cantidad de calor o ignorantes soberbios que creen en su intuición fantasiosa.
En este caso, Calor 3D ha sermoneado desde su púlpito para insultar a ALEJANDRO con majaderías de tres al cuarto. Pero como la estupidez., como la mentira, tienen las patas muy cortas, esta gente de Calor 3D han vuelto a enseñar la patita saltándose mis repetidos rechazos a tanta tontería y amparándose en el anonimato para intentar ensuciar los conocimientos y explicaciones, todas ellas exactas, de ALEJANDRO.
Os comunico pues, “señores” de 3D que en mi blog no tenéis cabida con estupideces y menos con insultos, no a mí, que me resbalan al ver de dónde vienen, sino a mis lectores, que, como en esta ocasión, con toda la buena voluntad contestan a una lectora explicándole la realidad de los hechos.
Los de Calor 3D: teníais claro que no os iba a permitir nuevas tonterías, borrando vuestras elucubraciones oníricas, pero no quería perderme la oportunidad de dejaros en ridículo por vuestras carencias en muchos aspectos, especialmente en el de de la inteligencia y en el sentido del ridículo. Así que ya lo sabéis, CALOER 3D, para vosotros, este blog, por primera vez en 5 años, se declara NO REPLY.