Comprar una lavadora: comparar Etiquetas Energéticas


Cuando vayas a comprar una lavadora, lo primero que debes hacer para seleccionar el aparato que más te interesa es comparar los datos contenidos en la Etiqueta Energética.
 
Los datos que debe contener, y que figuran normalmente también en los catálogos, son los siguientes:

  • Eficiencia Energética: procura que sea de clase A ó superior. Ahorrarás dinero y energía.
  • Eficacia de lavado: debe ser de clase A
  • Eficacia de centrifugado: dependerá de la velocidad de centrifugado que elijas. No es necesario superar las 1.000 revoluciones, ya que a más velocidad más se estropea la ropa y más cuesta plancharla, y más cuesta el aparato. Con un tipo B de eficacia es suficiente.
  • Consumo de energía por ciclo: es el dato más importante y  debe ser decisivo para la compra
  • Velocidad de centrifugado: ver las observaciones anteriores sobre el tema.
  • Consumo de agua por ciclo: dato también muy importante, pues a menor cantidad de agua, menor consumo de detergentes, suavizantes y sobre todo, energía eléctrica para calentarla en el lavado. Actualmente una buena lavadora no debe superar los 50 litros de agua por ciclo.
  • Capacidad en kilos de ropa seca de algodón estándar.
  • Nivel de ruido: número de decibelios, que sea menor de 50.
Si queréis ver el ahorro energético según la letra de eficiencia energética, ver

Respecto al calentamiento del agua, cada vez los detergentes lavan mejor con agua fría. Además de ahorrar energía, no necesitarás añadir en ningún caso productos antical, pues con agua fría (o poco caliente) no precipita la cal, y como los detergentes actuales llevan polifosfatos, neutralizan los efectos de la cal. Ver también, sobre este tema

Ten en cuenta que la eficacia del lavado no depende demasiado de la temperatura, sino que es un combinado de agitación mecánica, tiempo de l ciclo de lavado y temperatura. La acción mecánica ha mejoradoi mucho en los últimos años, optimizando los arrastradores del bombo y la configuración de los agujeros del mismo.
También los detergentes son más efectivos cada día, por lo que realmente el agua caliente solo es necesarias en casos de mucha suciedad de la ropa.
Una vez verificados los datos importantes entre varios modelos y marcas, elige la que mejor te oparezca, o la mrac que más te guste, o simplemente la más económica.
Previous La subida de la factura de la luz y el fichaje de González y Aznar por las Eléctricas -y viceversa- (II)
Next El gobierno, la patronal y los sindicatos van a elaborar una propuesta energética para 2.035 (I)

5 Comments

  1. JSP
    febrero 8, 2011

    Hola Buenas, mi pregunta es sencilla, cual es el mejor sistema de calefacción una vez apagado? es decir tengo unas horas encendida la calefacción(el aparato que fuere, preferiblemente eléctrico) y cual seguiría emitiendo calor durante más tiempo, una vez apagado. Gracias

  2. febrero 9, 2011

    Respuesta a JSP

    El único aparato de estas características es el acumulador de calor. Consume electricidad por la noche (tarifa nocturna)calentando unos ladrillos de cerámica o refractarios, y lo cede durante el día.

    El resto de calefacciones cede el calor según su inercia térmica: si el aparato se calienta rápidamente cediendo el calor al ambiente, cuando se desconecta, cesa de emitir calor también rápidamente. Si tarda en calentarse, tardará más en enfriarse.

    Lo que sucede es que si tienes varias horas la calefacción conectada, lo que se calienta es el ambiente, las paredes, el suelo, los muebles, etc. Y estos elementos almacenan calor. Cuando se desconecta la calefacción, empiezan las pérdidas, pero lentamente y dependiendo del aislamiento de la habitación, por lo que el enfriamiento puede tardar horas en llegar.

    Espero que mi respuesta te sirva…

    Antonio Vazquez

  3. JSP
    febrero 14, 2011

    Gracias.

  4. Anónimo
    enero 29, 2012

    Sacando a colación el consumo de agua de las lavadoras actuales…me voy a independizar y me hace falta una lavadora. Mi madre me ha dado una que usó durante pocos años y lleva sin usarse más de 10 (la remplazó por otra y luego descubrió que el problema que tenía era la goma, la cual cambió pero no volvió a usarla al tener otra nueva).
    Yo quiero cambiarla con el plan renove, pero me ha dicho que no lo haga por 2 motivos:
    1. Porque las lavadoras actuales duran menos que las de antes. En este creo que debo darla la razón porque en general pasa, com pasa con las mayoría de los productos acutales, se intenta abaratar costes lo máximo posible, y al fabricante y al servicio técnico les interesa una vida limitada. De hecho ella tiene 2 lavadoras que lleva usando más de 10 años, y salvo el tema de cambiar la goma, o cmabiar la resistencia porque en esta zona el agua es durísima, no le han dado ningún problema.

    2. Según ella, sus amigas y algunos familiares, las lavadoras de ahora no utilizan suficiente agua, y tienen que usar programas de prelavado, o intentar «engañarlas» usando un programa para luego abortarlo con el fin de que la ropa se humedezca.
    Yo la verdad es que no he usado lavadoras fabricadas del 2006 en adelante, pero las más modernas que he usado, me han parecido que lavaban correctamente, y creo que los comentarios de mi madre y compañía, que son personas de avanzada edad, estan provocados por los hábitos adquiridos de sus antiguas lavadoras.

    Me gustaría saber si usted que ha debido tener mucho trato con el usuario final ha oído este tipo de conmentarios, y que opinión le merece al respecto.

    Yo pienso que una lavadora moderna lava correctamente, y aunque la que tenemos antigua era muy buena lavadora y con buenas prestaciones, no puede ser mejor que una moderna, y además como usted dice en algún artículo, con el ahorro de energía me puedo amortizar la lavdadora nueva en 4-6 años, suponiendo que la vida útil excede ese periodo que imagino que sí, por muy frágiles que sean las lavadoras modernas.

    Gracias por adelantado por su opinión, y agradecido por su blog que nos hace aprender día a día, y ahorrar con sus consejos.

    Me parece un blog magnífico y con mucha actividad.

    Héctor G.

  5. febrero 5, 2012

    Buenas tardes, HECTOR

    Tengo que decirte varias cosas:

    1.- No estoy de acuerdo con que las lavadoras antiguas durasen más que las actuales.
    2.- No estoy de acuerdo con que las actuales utilicen poca agua y sí que eso es cierto que trae problemas: a quien hace mal uso de ellas, como demostraré.
    3.- Respecto a cambiar la lavadora que te dio tu madre por una actual, más eficiente, sería una buena idea si la pudieras amortizarla a corto plazo, pero eso solo sería así si el uso que le dieras fuera frecuente (4 ó 5 lavados por semana como mínimo). Si ahora te independizas y la usas muy poas veces, no te interesa, económicamente hablando, cambiarla. Por lo de la amortización, claro.
    4.- Si lees mi artículo de ayer, dia 4, verás que otro lector, Carlos, me mandó un comentario en cierto modo con argumentos parecidos a los tuyos, y empecé a contestarlos en ese artículo. Léelo, así como el próximo o el siguiente, donde comentaré extensamente tu caso. Ahí tendrás argumentos para decirles a tu madre y a otras personas que el problema de uso de las máquinas actuales no es porque antes fueran mejores, sino porque ahora las tratan como a las de antes. Y eso no debe ser así. Lo comprenderás todo cuando leas mis siguientes artículos. Ten un poco de paciencia y quedarás como un experto delante de familia y amigos/as.
    Saludos cordiales

    Antonio Vazquez