El gobierno, la patronal y los sindicatos van a elaborar una propuesta energética para 2.035 (I)


Leo en la revista ALIMARKET  esta noticia, que me ha llamado poderosamente la atención: “gobierno, patronal y sindicatos, propuesta energética para 2.035” Voy a comentar algunos párrafos de la información, que no tienen desperdicio.
Comienza la noticia
 “En el marco del pacto social y económico alcanzado por el Gobierno, sindicatos y la patronal, las partes firmantes han hecho una breve mención al desarrollo de las energías renovables, de las que se destaca su capacidad para reducir las emisiones nocivas y la dependencia energética del exterior. Según el nuevo acuerdo el Gobierno velará por la eficiencia de las primas y el fomento de la innovación, para que el país mantenga su posición de liderazgo.”
Vamos a comentar este párrafo. No pongo ninguna pega a que se haya alcanzado un acuerdo en los temas de rebajar las pensiones y jubilarnos más tarde, pues a consecuencia de la desastrosa gestión de este gobierno, desde fuera nos exigen sacrificios que no hubieran sido necesarios de haber hecho las cosas bien, en los tres años perdidos.
Ahora bien: las partes firmantes han hecho una breve mención a las energías renovables…Está bien que el gobierno piense en esas cosas, pero más le valía haberlo pensado antes, pues ha estado subvencionando  y financiando proyecto s de “renovables” que nos han llevado al coste de la energía casi más cara que en cualquier país eruropeo. ¡Eso es fomentar la competitividad!. Y hace poco, viéndole las orejas al lobo, aquello que el gobierno promocionó y en lo que invirtieron muchos sus ahorros, ahora lo ha dejado caer y así está en mundo de lo eólico, hecho unos zorros.
La patronal algo tendrá que decir en este tema, pues lo mismo que antes se benefició de las subvenciones ahora debería poner el grito en el cielo por los recortes efectuados que han llevado a la ruina a muchos pequeños inversores.
Pero los sindicatos… ¿Qué pintan en este cuadro (o marco, como dice la noticia)?. Pues no pintan absolutamente nada, en mi opinión. A no ser que hayan olido lo de las “subvenciones” y se apunten rápidamente al momio, en lo que son los mejores expertos muñidores.
Sigo con el artículo. Mejor dicho, seguiré mañana, pues queda todavía lo más interesante y no quiero hacerme pesado por hoy…