Categorías
Ahorro energético Eficiencia Energética

Iluminación eficiente por LEDs ¿Para qué sirven los disipadores térmicos que llevan esas bombillas?

 

Un lector del blog dejó un comentario hace unos días en este artículo . Se preguntaba, con muy buen acierto, que si los LEDs son tan eficientes porque el 90 % del consumo lo convierten en luz y solo el 10 % se pierde en calor, ¿Cómo es que las bombillas LED llevan unas aparatosas aletas para disipar el calor? Como no conozco el tema en profundidad no tenía respuesta para esta aparente contradicción, por lo que pedí a mis amigos de ILUMINACION DE LED, expertos fabricantes y comercializadores de estos aparatos, la posibilidad de que prepararan un artículo sobre el tema. 


No se hicieron esperar, pues rápidamente publicaron en su blog un excelente artículo donde se parte del funcionamiento de las bombillas de incandescencia para explicar acto seguido los fundamentos del LED y el motivo de esas aletas de refrigeración que ni el lector “preguntón” ni yo sabíamos aclarar. Os aconsejo la lectura TOTAL de dicho artículo, pues lo entenderéis perfectamente por sus didácticas y clara explicaciones. 

ra los “perezosos” voy a intentar resumir los puntos más destacados del artículo, transcribiéndolos. 
“…los materiales que se eligen para los LED, son los que más optimizan la emisión de luz, el calentamiento se produce por el mismo efecto joule, con la diferencia de que esta vez es el calor el subproducto de la circulación de ctrones por el material, y el producto principal es la luz 

Tal temperatura es crítica en un minúsculo espacio llamado punto de unión (Tj), que en el peor de los casos puede llegar a ser de 200°C. Ese punto, que tiene un volumen inferior a la décima parte de un milímetro cuadrado, necesita urgentemente disipar la temperatura que se genera en su interior, y para ello, utiliza ciertos metales dentro del mismo encapsulado, algún vector que contacta con el disipador, y desde luego, el aire circundante (Ta) que es el que alivia la temperatura del disipador mediante el intercambio térmico. 

Cuanto más frio esté el LED, más eficiente será, y su vida útil será más dilatada, por lo que uno de los mayores esfuerzos a la hora de diseñar una luminaria LED es hacer que la temperatura del núcleo de unión sea lo más cercana posible a la temperatura ambiente: Rth(Tj-Ta) entre más bajo sea el coeficiente que resulta de la ecuación anterior, mejor será la comunicación entre el núcleo de unión y el aire circundante más frio, y eso se consigue con materiales con buenas propiedades de conducción térmica, como el aluminio.

La razón de esa forma de aletas, es de optimización, ya que ese intrincado diseño permite que mayor cantidad de aire entre en contacto con el metal en el menor espacio posible, lo que acelera el intercambio térmico que en última instancia baja la temperatura del LED. Mientras la tecnología de materiales mejora, podemos trabajar cada vez con menores corrientes, lo que se traduce en mayor eficiencia, más vida útil, y la posibilidad de trabajar con disipadores más pequeños.” 

O sea que toda la parafernalia de los disipadores es para refrigerar un solo punto (el llamado punto de unión) que es la décima parte de un milímetro cuadrado. Con razón es el más eficiente de los aparatos de iluminación, ya que esa “elevada” temperatura llega a 200 ºC pero en un solo punto, de una superficie como la marca del punto de un bolígrafo sobre el papel. Pero como dice, hay que refrigerar ese punto rápidamente puesto que eso hará que el LED sea más eficiente y tenga una vida útil más larga.
No me queda sino agradecer a ILUMINACIÓN DE LED la deferencia de elaborar ese artículo tan didáctico y que (igual que los disipadores del LED), “disipan” todas nuestras dudas por los alerones. que solo están para refrigerar rápidamente un solo punto.
Aprovecho para recomendaros la lectura de otro artículo de ILUMINACIÓN DE LED: El relativo a las pruebas de laboratorio que hicieron sobre un Ahorrador Energético de esos que se anuncian repetidamente en las emisoras de radio, donde dicen que ahorran electricidad conectándolos a un enchufe y que a tanta gente han engañado y siguen engañando. Leed, leed… 

También os recomiendo la lectura de sus artículos sobre la «obsolescencia programada» del embaucador Benito Muros el de las bombillas eternas

Por ACDCLE

El blog de novedades, tecnología, cuidados contra estafas, timos y los engaños más comunes en electricidad, consumo y fake news.
Actualidad de tu interés, de manera simple y divertida.

12 respuestas a «Iluminación eficiente por LEDs ¿Para qué sirven los disipadores térmicos que llevan esas bombillas?»

Amigo “LOBO” MARIO,

No sé si el egregio Benito Muros habrá leído este artículo, y si la curiosidad le ha llevado al de ILUMINACIÓN DE LED. Si es así, se dará cuenta de que no ha descubierto un nuevo metal, para añadir a la Tabla Periódica de los Elementos de Dimitri Mendeleyev, quien clasificó todos los elementos químicos existentes, y donde estaba incluido el TUNGSTENO. A esta Tabla, nuestro insigne personaje (Benito, el de las bombillas eternas) ha aportado su nuevo descubrimiento: el TUNGESTO, un mineral que ha descubierto él para fabricar los filamentos de las bombillas de incandescencia, que aguanta hasta 3.000 ºC sin fundirse, del que habla ILUMINACIÓN DE LED en dicho artículo, pero que llama TUNGSTENO. Pero… ¡Ahora caigo! Ese iletrado le llama TUNGESTO al Tungsteno…Lo siento Benito! Ya no pasarás a la gloria de haber descubierto un nuevo mineral…que estaba descubierto hace cientos de años…Pero no te preocupes, pasarás a la historia por no saber pronunciar el nombre de uno de los elementos macas importantes en tu larga y meticulosa investigación para lograr la viuda eterna de las bombillas…

Hoy, amigo LOBO, estoy como RUBALCABA después de lo de Galicia y Euskadi, que no doy una a derechas.

Hasta pronto, pues tengo in mente un nuevo artículo que te va a gustar, pues ALBERT me ha pasado un artículo de un periódico donde dice que nuestro amigo el inventor está preparando un frigorífico que durará 60 años…

Saludos cordiales

Antonio Vazquez

Lo espero con verdadera impaciencia … Lo mismo el «ilustre» ha descubierto un nuevo gas refrigerante por el que le darán el Nobel de aquí a nada. Seguro que lo llamará «Jargón» o algo parecido … No somos nadie Don Antonio, no somos nadie … como el TUNGESTO 🙂

Saludos muy cordiales.

Hola Antonio, sólo un comentario fuera del tema, al hilo del (prescindible) uso de las pastillas antical. En esta página hablan de que, aunque no se echaran y se estropeara la lavadora, con el ahorro de no echarlas te podrías comprar otra cada pocos años:

http://trucosparaahorrardiariamente.blogspot.com.es/2012/10/las-pastillas-antical-nos-ayudan.html

También preguntarte por una solución que apuntan en un comentario:

«Dicho por el técnico:
una vez al mes, se pone la lavadora sin ropa (preferiblemente en un programa en caliente, con 30-40 es bastante) y cuando le entra el agua se le echa una botella de vinagre del de toda la vida (ácido acético, nada de pijadas de módena ni nada de eso, evidentemente). La cal se deshace con el vinagre. Esto también sirve para el lavavajillas. OJO, añadir cuando ya le esté entrando el agua. «

Un saludo a todos y gracias por la atención.

Buenos día, MARA,

Interesante comentario, pues lo de las pastillas de Calgón es un tema que merece la pena divulgarlo en un nuevo artículo. Lo haré en breve, pero tengo varios en espera.

Tengo mucha suerte de tener lectoras (y lectores) interesados en estos temas que me alertáis de lo bueno –y malo- que se dice por ahí de la misma cosa. Espero satisfacer toda tu curiosidad y la de los interesados en el tema, que realmente da para bastante.

Hasta pronto, recibe mis más cordiales saludos

Antonio Vazquez

Es que gracias a ti hemos podido comprobar (y eliminar) la cantidad de falacias que teníamos asumidas debido a la propaganda (eso no es publicidad, es decir, hacer público algo, lo que suelen hacer es mentir para llevarte al huerto) y los prejuicios acumulados que van pasando de unos que se creen expertos a los demás y al final se quedan como verdades inmutables cuando no lo son.

Además de aprender a utilizar en condiciones los electrodomésticos y que nos teman en cualquier conversación relacionada con estos, porque tenemos argumentos buenos que sacar, jaja.

Yo soy el lector «preguntón». Muchas gracias por tus molestias y tu artículo. Excelente, como siempre. Un abrazo.

Hola, mi nombre es Eugenia trabajo en Led Neon Flex Argentina, una empresa dedicada a la iluminación decorativa led a través de su principal producto LED NEON FLEX que da reemplazo a los tubos de Neón de vidrio. Quisiéramos realizar un intercambio de links con su página y de interesarles, invitarlos a conocer nuestros productos en nuestra web o showroom.

Web: http://www.ledneonflexarg.com.ar
E-mail: sales@ledneonflexarg.com.ar

Espero su respuesta.

Muchas gracias.

Saludos,

Led Neon Flex Argentina

Las lamparas LED son un pequeño engaño. No es que no se auna buena fuente de iluminacion, pero normalmente se venden con publicidades poco reales.
Olvidemonos de un 80% mas eficientes, del ahorro, vida util, etc…

Lo que nos interesa realmente es saber cuanta iluminacion dan (lumens) y dividirla entre el numero de vatios. Esto nos dará la verdadera eficiencia de la bombilla.

Y aqui viene el primer «engaño». Los fabricantes de led no especifican lumens sino candelas. La candela es una medida de intensidad de luz, no de cantidad de luz. Es como si nos vendieran una frigorifico diciendo que consume 3 amperios, diciendo que consume poco, pero olvidandose de indicar que funciona a 360V.

Despues nos cuelan el segundo engaño. Son un 80% mas eficientes. ¿Mas eficientes que qué? Y ahi nos encontramos con la sorpresa de que las comparan con una bombilla incandescente, que en su mayoria ya no se pueden vender en Europa. Ya puestos podrian comparlas con una vela. Lo que realmente nos insteresa saber es si son mas eficientes que las bombillas compactas y cuanto mas.

A continuacion nos hablan de la eficiencia led (de un 90%) y de nuevo tenemos otro engaño. Es cierto que los led son muy eficientes, pero no es cierto que las bombillas tengan un 90% de eficiencia.

Tambien nos hablan de una vida util enorme, pero la realidad es que solamente las garantizan dos años, que es lo que les exige la ley. ¿Por que no lo garantizan mas?. La explicacion es sencilla para el que haya tenido una: Realmente no duran tanto.

Al final la realidad es:
– Tienen una eficiencia muy similar a las bombillas compactas, pero a un precio muchisimo mas elevado. Dificilmente se amortiza la diferencia de precio en un tiempo razonable.
– Su potencia luminosa, en general, es inferior a las bombillas compactas. Esto hace que la comparativa de coste sea aun mas defavorable.
– La gama de colores y otencias disponibles es muy inferior a las compactas.
– Como ventajas: su encendido es inmediato y podemos regular la cantidad de luz. Si estas ventajas no son utiles en la aplicacion que deseamos, mejor irse a las bombillas compactas.

Las bobillas de LED son un gran invento y cuando la tecnologia sea madura seran una buena opcion. Pero dando informaciones sesgadas, cantando excelencias de las que no disponen y aportando datos confusos solo conseguiran que el consumidor se cabree. El consumidor puede comprar unas pocas guiado por el optimismo del fabricante, pero dificilmente repetirá si la experiencia de uso no acompaña.