Categorías
Comentarios de actualidad

MEDIA MARKT abandona China y SATURN se va de España

El pasado 20 de Noviembre de 2.010 escribí un artículo Informando que MADIA MARKT acababa de abrir su primera macro tienda en China (Shanghái). La aventura ha durado hasta el pasado día 11 de Marzo, fecha de inicio de su retirada del gigante asiático. Pocos días después nos enterábamos que la multinacional de la distribución retiraba de España su otra marca, SATURN

 
Malos tiempos corren para esta multinacional alemana, que como explicaba en aquel artículo anterior “Media Markt pertenece a Metro Group, empresa alemana que cuenta con cinco divisiones de negocio: Metro/Makro; Cash & Carry (en España MAKRO) , Real Hipermercados (no existe en España), Media Markt y Saturn y Galerías Kaufhof (no existe en España). Este grupo es el tercero mundial de Distribución. Está presente en 32 países y tiene más de 2.200 establecimientos.”· 
 
Hablemos primero de la aventura China. El próximo mes de Abril quedará finiquitada la presencia de Media Markt en China. La previsión del grupo METRO, propietario de las marcas citadas anteriormente, llegó a China (Shanghái) de la mano de un inversor de Taiwán, Foxconn Technology, que adquirió en esa joint-ventury, el 25 % del capital , para el lanzamiento de Media Markt en todo el país. El plan de expansión era llegar a 100 tiendas en China en el año 2.015. Como se ha visto, las perspectivas han sido manifiestamente erróneas. Las 100 tiendas por todo el país se han quedado en 7 en Shanghái. Que además tienen que cerrar. 
 
Según las explicaciones del Grupo, en el pasado año 2.012 han perdido en la aventura china 40 millones de euros, habiendo facturado en el período 2.010 -2,012 unos 100 M€. El descalabro es descomunal. 
 
Según manifiestan los responsables de la compañía, la competencia en precios ha sido terrible, especialmente por los operadores online. Lo extraño es que los concienzudos germanos no cayeran en la cuenta de la importancia cada vez mayor de esa competencia online, que rebaja los precios de forma exponencial. China, un país enorme, que hasta hace pocos años pertenecía al tercer mundo, con un consumo interior de subsistencia, en pocos años se ha convertido en la primera potencia industrial del mundo y en el mayor mercado. Hasta hace podo, lo más importante era la fabricación y la exportación. Pero ya cuenta enormemente el consumo interno. Pero cuando un país da un salto tan enorme en pocos años, no pasa por los estadios de cambios evolutivos de otros países, como los europeos, por ejemplo. Allí saltan del subdesarrollo a lo más moderno. De ir en bicicleta al tren de alta velocidad. De tener unos cacharros (los más pudientes) para lavar la ropa a lo último. Y no podía ser de otra manera: de la forma tradicional de la venta han saltado a lo más actual: la venta online. Cosa que en Europa y los EEUU todavía no es mayoritaria, pero lo está empezando a ser, y ese es el objetivo. 
 
Pues bien, ese salto chino es el que ha destrozado el plan de Media Markt aunque yo añadiría también que no se puede comprar camellos a los árabes para luego vendérselos en su propio país. No se puede comprar aparatos electrónicos y electrodomésticos (en su gran mayoría ya fabricados en China) por empresas europeas para luego venderselos allí. 
 
Si en España, por ejemplo, todavía se vende mayoritariamente en las tiendas de electrónica y electrodomésticos, en un futuro próximo se invertirán las tendencias y las ventas online superarán a las del comercio tradicional. Y quien no quiera verlo, tendrá que cerrar su establecimiento, pues es imposible competir en costes
 
Vayamos ahora a lo ocurrido con SATURN. Esta enseña, del mismo Grupo METRO, dispone en España de 8 tiendas, y Media Markt cuenta con 65 puntos de venta. El mercado de electrodomésticos y de aparatos tecnológicos ha descendido sensiblemente año tras año desde el comienzo de la crisis. Grandes cadenas y muchísimos establecimientos de venta en España se han visto abocados al cierre. 
 
La repercusión de este descenso de ventas no es ajena a las dos enseñas del grupo METRO. Ambas han notado sus efectos. Parece lógico pues eliminar los puntos de venta no rentables que puedan ser absorbidos por Media Markt. Por esa razón y por la competencia de la venta online, donde el Grupo está también presente, los 8 puntos de venta de SATURN en España quedarán liquidados en los próximos días. Cuatro de ellos: Oviedo, Murcia, San Sebastián de los Reyes y Plenilunio, cerrarán en los próximos días y por el contrario, los cuatro centros restantes: Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Valencia y Carabanchel (Madrid) se añadirán a los establecimientos Media Markt. Según ha informado el Grupo, los clientes de Saturn podrán dirigirse al Media Markt más cercano a su domicilio ante cualquier problema de Servicio Técnico, Garantías y de Atención al Cliente. 
 
No pintan buenos tiempos para las tiendas de electrodomésticos. Ni siquiera cuando acabe la crisis actual (si acaba), pues nunca las cosas volverán a ser como antes. Y quien no lo vea o no lo quiera ver, desaparecerá del mercado. La fórmula de “mantenella y no enmendalla” solo lleva al cierre. El Grupo Metro ha actuado, en China y en España, replegándose. Y potenciando su venta Online. Han dado un paso atrás para poder dar dos adelante en el futuro. 

Por ACDCLE

El blog de novedades, tecnología, cuidados contra estafas, timos y los engaños más comunes en electricidad, consumo y fake news.
Actualidad de tu interés, de manera simple y divertida.

8 respuestas a «MEDIA MARKT abandona China y SATURN se va de España»

Hola soy Sergio
La verdad que no me extraña.Hara unos 4 meses que llego MediaMarkt a Mallorca, donde vivo, y mucha gente corriendo al MM despues de tantos años con el «yo no soy tonto» en la tele y no pudiendo comprar.Yo dos veces desde que lo pusieron, cuando tuve que comprar una lavadora y un tel.Inalambrico y compare tiendas, el precio mas barato estaba en Carrefour ¡El que llevaba mas de 20 años aqui!

El otro dia llego al buzon 2 propagandas, una de alcampo y otra del MM.Bueno, pues la camara reflex que tenian los del MM en portada con su letra ultra-gigante y el «yo no soy tonto» era 100€ MAS CARA que en alcampo (en tienda fisica, nada de online) Pues bueno, segui comparando y casi todo era mas caro con diferencias desde 10€ hasta los 100€ de la camara.

Moraleja: Los chinos no son como muchos españoles que solo se fijan en el marketing, sino que saben comparar y no dejarsen llevar por el «yo no soy tonto»

Moraleja 2: .Los anuncios, las propagandas,… no son gratis (por mucho que ni nos demos cuenta)Todo lo paga el consumidor final (nosotros).

Salu2

En el complejo comercial Megapark de Barakaldo, cerca de Bilbao, había un SATURN enorme, precioso, al que me encantaba ir a curiosear las últimas novedades tecnológicas, mientras mi mujer enredaba por las tiendas de ropa adyacentes.
Desgraciadamente, este Saturn también lo cerraron hace un año.

Indudablemente la publicidad la pagamos los compradores, pero ciertamente la inversión en la mayoría de los casos hace vendar más, con lo que se convierte en rentable. Está en cada uno de nosotros verificar y comparar los precios…

Saludos cordiales, amigo SERGIO

Antonio Vazquez

Totalmente de acuerdo con el artículo. Y todavía veremos caer gigantes mucho más grandes… El Corte Inglés, por ejemplo, no va a poder competir durante demasiado tiempo.

Me estoy viendo en una situación kafkiana pues he comprado 3 lavavajillas en menos de quince días, cuando en realidad solamente quiero uno, teniendo que sufrir la incompetencia, unas veces, la desgana de los empleados otras, y hasta la incongruencia de sistemas de funcionamiento interno de las empresas vendedoras.

Siempre he sido compradora de electrodomésticos en Carrefour, y fue el primer sitio al que me dirigí, pero mi problema es que quería un modelo concreto. No lo tenían y no se podía pedir bajo pedido (nunca lo he hecho y nunca lo volveré a hacer), sin embargo lo tenían para venta online. Mi sorpresa viene cuando inicio la compra online del electrodoméstico, me pide mi CP, y al introducirlo se me dice que no hay reparto en esta zona. Mi sorpresa es mayúscula, pues la venta online entiendo que tiene que llegar a cualquier lugar del Estado, máxime cuando se paga este servicio, y más todavía si vivo en un población de 20.000 habitantes, que tiene Carrefour como tienda física.

Segundo intento, Bricor. No lo tienen allí físicamente pero se puede comprar bajo pedido. Así lo hago, me garantizan entrega en 5-7 días, que se alarga a 15 días. Traen el electrodoméstico a mi casa, lo instala un fontanero, y cuando lo veo instalado, me digo…este no es el que yo he pedido. Me pongo en contacto telefónicamente y me ahorraré insensateces al teléfono, la cosa es que se supone que es fabrica quien se ha equivocado, y NO tienen ni tendrán ese aparato. Me dicen que me han mandado el 'equivalente', pues yo he pedido uno anterior, cosa que no me creo y se contradice con el hecho de que el catalogo vigente, online consultado por mi previamente, y en papel el que se tenia de trabajo en tienda contenía el modelo que pido. Ni que decir que el que me trajeron tenia menos prestaciones y sospecho que era stock viejo del que se querían librar. Que vengan a retirarlo de casa es una odisea, pero se le llevan finalmente. Pague con tarjeta de crédito, y dados los plazos que se utilizan, lo compro a principio de julio, me lo cargaran en tarjeta el 1 de agosto, y … me reintegraran el dinero el 1 de septiembre. ¿Es mi culpa ?.

Observo que el modelo que yo quiero lo tienen online en Media Markt, y lo compro online. En una hora me doy cuenta de que me he equivocado, a pesar de que se supone que lo comprobé como tres veces, he comprado el modelo en 45 cmts y no en 60 cmts que es el que preciso. Llamo a atención al cliente para anular el pedido, y cuales mi sorpresa cuando me dicen que no se puede, que ya esta 'en marcha'. En marcha no significa que la mercancía ya está retirada del almacén, no, solamente significa que el pedido está aceptado y a la espera'. Pregunto si no hay manera de comunicar con el almacén y paralizar la orden y e indican que no, que esto…'sigue su curso', es decir, me enviaran en pedido, a mil kilómetros, y yo cuando lo traiga el transportista lo rechazare, y cuando ellos lo reciban de vuelta me reintegrarán. Se supone que se quedarán con el la tarifa de portes de 19 euros. Nada que decir, es mi error, pero..no es más lógico que se paralice el pedido, no hagan traerlo hasta aquí para nada, y me tengan pendiente a mi del transportista y de toda la operación de logística y me penalicen igual?…Pues parece que no…totalmente incongruente.

(sigue)

(viene)

Ya algo más que aburrida, me encuentro con el mismo modelo en worten online, y ahí que voy. Por cierto, el precio mas barato, y no cobran gastos de envío en gran electrodoméstico. Lo compro, y al segundo me doy cuenta que he comprado la ultima unidad, pues aparece online como agotado. Al día siguiente me mandan un mail diciendo que lamentablemente no lo tienen en stock y que me avisaran cuando llegue o me mandaran uno equivalente. No pasa ni un minuto ya estoy llamando por teléfono. Me dicen que precisamente ni en 5 minutos ha entrado el articulo en sistema, es decir, se ha confirmado la recepción de 30 unidades de mi modelo y uno de ellos será para mi. ¿No es para cabrearse un poco?.. Efectivamente observo que el articulo vuelve a estar disponible para la compra en su pagina online. A media tarde me llama una señorita de worten que me indica que mi lavaplatos me será entregado por el transportista el martes 29 en horario de mañana pero que ellos me confirmaran una hora antes la entrega. la cosa es…aparecerá mi lavaplatos algún día?.

Todo este rollo tan largo, es solamente para ejemplificar, por una parte el colmo de la mala suerte, y por otro lo que yo entiendo las malas practicas de muchos establecimientos de venta o deficiencias en los servicios que ofrecen o su proceso.

– No tener disponible la entrega de un articulo en una localidad que dispone de tienda física del vendedor en cuestión.
– Entregar en domicilio un articulo que no es el comprado sin comprobarlo previamente
– Una vez entregado intentar convencer al comprador de que ya no existe el modelo e intentar que se quede con el que ya esta entregado,
– Imposibilidad de anular un pedido después de una hora de realizada la compra y tener que sufrir todo el proceso de entrega de punta a punta del Estado.
– Vender un articulo online del cual no se dispone de stock, aun cuando se dispone del mismo (creo que por casualidad) al día siguiente.

Y todavía no lo tengo en casa…

Solamente quería añadir mi reciente y mala experiencia con cuatro creo lideres de venta de electrodomésticos en España, o al menos bien conocidos, de los cuales no puede unos sospechar o esperar tales incidencias tan molestas para el comprador. Mi consejo sería, antes de comprar nada online, llamar previamente por teléfono y confirmar el stock, y nunca comprar en tienda física bajo pedido.

Gracias por leer, el que lo haya hecho, este mi rollo.

Susana R.