Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Lavadoras

¿Conviene comprar la lavadora más barata?

FERNANDO, técnico de lavadoras, como él se define, ha dejado un comentario en mi artículo ¿Qué lavadora me compro? donde dice que hay que comprar la lavadora más barata, que el resultado de estos aparatos lo decide “la suerte”, que antes las lavadoras duraban de 10 a 45 años, que hoy todas son igual, que tienen muchas más piezas que antes y por lo tanto, más posibilidades de que se averíe alguna, y recomienda BEKO y SVANM que son las más baratas…En definitiva, que la duración de una lavadora no depende nada más que de la suerte. 

No estoy en absoluto de acuerdo con algunas de sus afirmaciones. Pero sí es conveniente hacer un análisis de lo que dice este técnico. Os propongo que me sigáis pues las conclusiones quizá os puedan ser útiles. Primero leed el texto completo del comentario dejado por este técnico.
Muy buenas, soy técnico de lavadoras y he de decir algo muy sencillo,
A la hora de comprarse una lavadora, hoy en día recomiendo seriamente comprarse LA MÁS BARATA. Hoy en día es la suerte, explico:
Antiguamente lo hacían todo mecánico y de buena calidad, por eso las lavadoras duraban desde 10 hasta 45 años ( tengo clientas con lavadoras de esa edad) Hoy en día las hacen electrónicas y de menor calidad. Han bajado mucho los precios, hoy muchisima gente puede comprarse una AEG(por ejemplo. Hace 40 años una AEG valía unas 43.000ptas, ¿Quién tenía esas ptas?… muy poca gente.
Hoy en día se pagan las prestaciones y la marca, pero recordad, mientras más prestaciones, más piezas, mientras más piezas, más posibilidades de que se vaya alguna. Es sencillo. 
Si por ejemplo te compras una AEG, te puede durar tanto 2 como 7 años. Pero lo mismo te puede durar una BEKO o una SVANM, que son de las más baratas. Reitero, es la suerte.”
Dice FERNANDO que antiguamente lo hacían todo mecánico y de buena calidad y por eso las lavadoras duraban hasta 45 años. Por contra hoy en día se hacen electrónicas y de menor calidad y der más piezas, lo que lleva a más posibilidades de averías. 
 
Como habla de lavadoras AEG de hace 40 años, supongo que FERNANDO ronda los 60 años, por lo que vivió la época del despegue de los electrodomésticos en España. Yo también lo viví. El era técnico reparador (supongo) y yo fui director de los Servicios Técnicos de BRU, con una Red de más de 120 Servicios Técnicos y posteriormente en mis propias empresaas, he llegado a crear redes de asistencia técnica con 150 Servicios Técnicos de Línea Blanca y otros tantos de Aire Acondicionado.
Si FERNANDO reparó lavadoras, yo comencé explicando los esquemas eléctricos de las primeras lavadoras automáticas, recién salidas al mercado en España, a los Servicios Técnicos, donde se explicaba su funcionamiento, sus posibles averías, su programación, etc. Por lo que algo sabré del tema. Y además, en mi función de dirección, me ocupaba y preocupaba de controlar las averías, llevando unas estadísticas exhaustivas de todas y cada una de las reparaciones de los Servicio Técnicos. Por lo tanto, de este tema también debo saber algo. Luego, con mis propias empresas era básico controlar las reparaciones de los aparatos, pues la contraprestación económica que recibía mi empresa era de un porcentaje sobre la facturación de los aparatos vendidos), por lo que era (y es) primordial controlar las averías.
Debido a mi función, las luchas con los departamentos de fabricación y control de calidad de las fábricas eran diarias, y en gran parte basaban sus mejoras técnicas en las informaciones sobre las piezas averiadas.
Por eso puedo decir que las lavadoras actuales son muchísimo más fiables (menos averías) que antes, con piezas de mayor calidad, de programas mejores y más eficientes, y, tomando el aparato como un conjunto, de mayor calidad, más prestaciones, y más duración que las de antes. Algunos me dirán que no es cierto. Que su madre o su abalea tienen todavía lavadoras de hace muchos años… Lo veremos también.
Parece que FERNANDO no recuerda que las lavadoras antiguas tenían muchísimas más `piezas que hoy. Y parece que tampoco recuerda la cantidad extraordinaria de averías de programador, bombas de vaciado, resistencias de calentamiento, relés, presostatos, cojinetes del bombo, termostatos, válvulas solenoides, etc, etc, Se reparaban “a espuertas”. Era terrorífico.
El número de técnicos de reparación de la línea blanca era mayor, en muchas marcas, que en número de obreros que fabricaban los aparatos. Recuerdo todavía que en el caso de EDESA, (hoy fabricada por FAGOR y segunda marca del grupo) el Servicio Técnico disponía de 800 técnicos en España y la plantilla de la fábrica era de 600. Y el parque de aparatos no llegaba a 200.000 unidades. Hoy FAGOR tiene un parque de varios millones de aparatos y más o menos un centenar de Servicios Técnicos, con un total de técnicos reparadores que supongo no pasarla de 1.000. Creo que es una demostración suficiente de que los aparatos se averían mucho menos hoy que hace unos años.
¿Por qué entonces se cambian antes las lavadoras? En aquél tempo y hasta hace unos 20 años, las reparaciones, compuestas de desplazamiento, piezas y de mano de obra, eran mucho más económicas que comprar un aparato nuevo. Hoy con los costes de desplazamientos, mano de obra, piezas e impuestos (IVA), y sobre todo, como muy bien dice FERNANDO, con muchísimo más reducidos costes de compra de un aparato nuevo. Si la reparación es un poco complicada, su precio no compensa: es mejor comprar una nueva. Pero no porque no sea reparable, que lo es siempre, sino porque la reparación manual es mucho más cara que la fabricación de un apantallo nuevo, trabajando en serie, con robots en las fabricas para muchas operaciones, resultan los aparatos mucho más baratos que reparar el antiguo. Y además, se compra un nuevo aparato con más eficiencia energética. Y con dos años de garantía, cuando en aquel tiempo la garantía era de tres meses, que con los años pasó a seis meses, después a un año y recientemente a los dos años actuales. Una prueba más de lo absurdo de la interpretación de los apóstoles de la obsolescencia programada de los electrodomésticos, una posición interesada de algunos que ven en esa teoría el modo de «inventar» aparatos que duren «como antes», sin tener idea de antes ni de ahora. Solo charlatanería.
Donde FERNANDO dice que antes había menos piezas, no es ciento. Hoy la mayoría de funciones y controles en los aparatos están todos en una sola placa electrónica, que es un único conjunto, cuando antes eran muchas piezas sueltas, con unos cableados enmarañados, con multitud de funciones independientes y, como ya he dicho, con muchas más averías.
Los controles electrónicos actuales, Además de dar más fiabilidad al aparato y mejor aptitud a la función, regulan estrictamente los consumos de agua, temperatura, tiempos de accionamiento, etc. adecuando cada caso al programa elegido y además tomando decisiones el propio aparato (“lavadoras inteligentes o FUZZY CONTROL»). 
Lo que sí es cierto es que TODAS las marcas han mejorado su calidad, sus rendimientos y consumos. No todas exactamente igual, pero bastante parecidas.
Otro argumento a favor es que debido a los actuales controles de calidad de los componentes y de la fabricación debido a que todos los componentes han de estar homologados y cumplir unas exigentes normativas para `poder montarse en los aparatos, TODAS las marcas se han puesto a niveles no muy distantes unas de otras. Por consiguiente, habiendo pocas diferencias en este sentido. Hay marcas de primera línea, de segunda y de tercera. Comino en todos los aparatos, vehículos, ropas, comida, etc. Es cuestión de elegir la mejor, la más barata, o la que más convenga, según se prefiera.
Pero hay más cosas FUNDAMENTALES para decidir la compra de una lavadora o de cualquier electrodoméstico, además de su coste, que es importante:
  • Eficiencia energética: escoger la mayor posible. Si se puede económicamente, A+++
  • Confianza en la marca. No es lo mismo compara una BOSCH, por decir algo, que una SVANM (que no conozco ni sabía que existiera (si existe), o una segunda marca o tercera. También debemos empezar a tener en cuenta que de la gran cantidad de fabricantes de Línea Blanca en el mundo, en pocos años, no más de una docena no van a quedar más de 15 fabricantes por efecto de la competitividad y de los costes de fabricación, las marcas de menor producción no podrán seguir las investigaciones de las punteras e irán despareciendo. Procura elegir una marca qiue pienses que va a seguir pues de ello dependerá que puedas disponer de piezas de recambio en el futuro. 
  • Confianza en el Servicio Técnico de la marca.
  • Confianza en el vendedor: La garantía de los electrodomésticos es de 2 años obligatorios por la Unión Europea. Según marcas, en cuanto pueden ye dicen que tal `pieza o reparación no entran en garantía. Si has comparado el aparato en un comercio SERIO, puede apoyarte y forzar al fabricante a admitirlo como garantía, pero si el vendedor ha desaparecido como está pasando desde hace unos cinco años, que se ha reducido el número de tiendas por cierre, o no tiene fuerza ante el fabricante, te puede costar un dineral la reparación o simplemente tener que comprarte otro. Hay que recordar que según la Ley, es el VENDEDOR del aparato y NO el fabricante, quien debe responder de su buen funcionamiento en caso de avería. Cosa distinta es que pueda ocuparse del trabajo el fabricante, por delegación del vendedor, como sucede habitualmente (no siempre) en España. 
Dicho todo esto, y considerando cada uno de los puntos, decide qué marca te interesa comprar. No es solo cuestión de suerte. La suerte también hay que buscarla. No nos vaya a pasar como aquel que se quejaba de que tenía mala suerte  porque nunca le había tocado la lotería y su amigo le pregunta ¿Y compras muchos números? Y contesta ¿Pero hay que comprar números para que te toque? ¿No es la suerte?

Por ACDCLE

El blog de novedades, tecnología, cuidados contra estafas, timos y los engaños más comunes en electricidad, consumo y fake news.
Actualidad de tu interés, de manera simple y divertida.

24 respuestas a «¿Conviene comprar la lavadora más barata?»

Hola
Muy bien explicado el articulo pero hay en una cosa que no coincido:El tema de la electronica.
Es verdad que la electronica tiene muchas ventajas mas que los programadores tradicionales, pero por desgracia los fabricantes racanean en la placa electronica a mas y no poder ya que usan componentes muy justos que al final se acaban quemando.Y ademas el fabricante no facilita los esquemas de la placa y esta viene cubierta de una especie de resina que hace casi imposible cambiar componentes para repararla.
Y claro, este «rata-fabricante» vende la famosa placa a mas de 100€ que sumado a desplazamiento y mano de obra sale casi como una lavadora nueva.
Y ahora la cuestion ¿Si la lavadora vale 180€ y la placa 100€ ¿El resto no puede valer 80€, verdad? ¿Cuanto vale en verdad la famosa placa?

Otro caso igual:El motor.
Vale 100€ (como la placa) y la lavadora 180€.¿Su precio real cual es?

Y en esa lavadora de 180€ vienen incluidos esos 2 componentes (que salen por 200€) tambien viene chasis, tambor, cuba, valvulas, presostato, bomba y resto de piezas.Al vender la lavadora gano el fabricante, transportista, y el de la tienda.

La verdad que los repambios tienen unos precios mas que abusivos!!

Ahora con el ejemplo de la placa, si esta vale 40€ y el tecnico gana 50€ la reparacion sale por 90€ y compensa reparar.
Pero si esta vale 100€ (situacion actual) y el tecnico cobra 50€ la reparacion sale por 150€ y por 30€ mas tienes una lavadora nueva con 2 añitos de garantia

Y otro abuso del «rata-fabricante» es el SAT oficial.El fabricante, que ha diseñado la placa, sabe todo sobre ella (esquema, valores de los componentes, puntos debiles…).Pero en los SAT's oficiales no reparan la placa (teniendo toda la info mencionada) sino que LA CAMBIAN!

Salu2

Cierto. El propio Antonio ha dicho que ahora se repara menos porque sale más a cuenta comprarte una nueva, ergo si hay también menos técnicos es obviamemente porque se repara menos, que no significa que directamente se estropeen menos.

Es más rápida y más barata la reparación hecha por un «cambia placas» que la un técnico electrónico que busque y repare la avería, porque lo que más sube de precio es la mano de obra (el precio de los componentes es muy bajo). Al fabricante le sale más rentable, pero en la práctica el precio que te cobra es el de la reparación más costosa. Pasa con los televisores e imagino que también con el resto de electrodomésticos.

La obsolescencia programa existe, tanto a nivel software (como los contadores de las impresoras) como a nivel de hardware (materiales menos resistentes para que se estropeen antes). Permitidme que dude que las lavadoras sean una excepción.

Hace unos meses que te leo, Antonio.
Un saludo.

No voy a poner en duda que alguna vez haya existido un modelo o fabricante de impresoras que instalara un contador de impresiones en sus impresoras. Es uno de los argumentos estrella de quienes abanderan la cruzada anti-obsolescencia programada.

Lo que sí que diré es que en mi antigua oficina nunca vi a una impresora estropearse por muerte súbita. 12 personas imprimiendo en impresoras destinadas a uso doméstico, alguna de ellas comprada por mi a imagen y semejanza de la que tengo en casa desde hace años (60 eurillos, vamos a dejar claro de lo que estoy hablando). Si esas impresoras llevan contador de impresiones, ya debe haber dado la vuelta al marcador varias veces, y en años de uso y miles de impresiones, lo único que le ha pasado a alguna de ellas es que las gomas que cogen el papel de la bandeja se han ido ensuciando y gastando. Nada que no se haya solucionado frotando su superficie hasta dejarla limpia.

Irremediablemente, con el tiempo esas piezas y otras se acabarán gastando y habrá que sustituir la impresora, pero eso no tiene absolutamente nada que ver con ningún tipo de programación de la vida del aparato. Sí tiene que ver con el precio de fabricación y venta, que es irrisorio para un aparato con la cantidad de componentes que alberga en su interior. A mi mode de ver, es absurdo seguir pensando que nos venden impresoras tiradas de precio y que hacen que mueran en poco tiempo (aunque mínimo han de durar dos años por ley), cuando absolutamente todos sabemos que el negocio está en la tinta y no en el aparato, que nos venden a precio de derribo.

Podría hablar largo y tendido sobre elección de materiales para la fabricación de cualquier producto, pero el resumen es que, en el 90% de los casos, más nos vale que se sigan haciendo con los materiales con los que se fabrican, que son el resultado de décadas de investigación, y no con lo que los consumidores enfadados con la rotura de una de sus piezas proponen. En general cualquier otra elección de material sería inviable, daría peores resultados, sería muchísimo más cara, o serviría para acabar igualmente en la basura cuando el consumidor se cansa de su aparato por querer otro con más prestaciones.

La verdadera obsolescencia programada tiene otro nombre que todos conocemos, pero que resulta mucho menos resultón: consumismo.

Yo recalcaría aún más que, si te compras la más barata, seguramente acabarás pagando bastante más que si te compras una cara. Y es que, durante la vida útil de una lavadora (y casi cualquier electrodoméstico), pagas varias veces su precio en electricidad y agua. Por tanto, si compras una barata te ahorrarás dinero en el precio de adquisición, pero lo compensarás de sobras con lo que pagarás en electricidad.

Más que consumismo, consumismo obligatorio. Consumismo (a secas) es: me compro algo nuevo porque quiero.

Ahora que mencionas lo de las tintas… De hecho, no sólo existen contadores de impresión por hojas, sino tambíen de cartuchos.
Ejemplo: se te vacía un cartucho, lo recargas de tinta, y «misteriosamente» sigue vacío. Algunos manuales de Internet recomiendan tener varios cartuchos e intercalarlos, porque la impresora no recuerda todos. Esto, al igual que lo de los contadores, ocurre al menos algunas HP de inyección.

También están los cartuchos que aún no se han vaciado y (de nuevo mistriosamente) también están vacíos a pesar de no estar secos.

Hace poco me compré una multifunción Canon por menos de 60 euros. Sí que es cierto que tarda muchísimo en arrancar cada vez que quieres imprimir algo, pero nada que ver los con plásticos endebles de las HP al mismo precio que se van deformando con el uso. En calidad de materiales me recuerda a mi primera Epson (sólo impresora) de casi 40.000 pesetas que a día de hoy sigue funcionando sin problema.

En el tema de los televisores, conocida es Samsung por utilizar condensadores o resistencias (no recuerdo, no soy un entendido en la materia) de potencia menor de lo necesario para que se averíen más pronto. Curiosamente dicha pieza la encuentras en Internet al precio aproximado de un euro P.V.P.), pero la reparación (de nuevo, misteriosamente) cuesta alrededor de 300 euros (porque dicen que te tienen que cambiar todo el panel). No creo que poner de origen dicha pieza de la potencia necesaria hubiera encarecido el producto lo más mínimo.

En los teléfonos móviles, si no compras Nokia o Apple, más de lo mismo: Te quedas con una versión antigua del sistema porque, -sí, de nuevo misteriosamente- tu teléfono no cuenta con la potencia suficiente para mover la nueva versión. Sin embargo, posteriormente esos mismo fabricantes sacan teléfonos al mercado con hardware inferior que… ¡vaya, funcionan sin problema con versiones más modernas!
Teléfonos de más de 300 euros con acabados de risa, software con fallos, cámaras que sacan fotos que parecen pinturas a la acuarela, y micrófonos y altavoces que suenan bajo y distorsionan cual archivo de onda de audio con volumen saturado. No, aquí ya no es el precio lo que influye en los materiales y componentes…

Nos toman el pelo una, y otra, y otra vez.

Si antiguamente el negocio estaba en los servicios postventa (solo hay que leer lo que dice Antonio) actualmente el gran negocio son los recambios.

Recambios a un precio normalmente abusivo, que justifican en que hay que disponer de un gran stock debido a la gran cantidad de marcas del mercado (aunque algunos digan que cada vez quedan menos, lo cierto es que el número de diferentes marcas, que no fabricantes, aumenta cada día), obligados además por ley a disponer de estos recambios hasta determinado tiempo después de dejarse de fabricar un modelo, sobrecargando aún más los precios debido en parte a la desestimación de muchos presupuestos de reparación, debido precisamente al elevado precio y a la escasa diferencia con respecto al producto nuevo, como ya han comentado antes.
Muchos «técnicos» también prefieren hacer menos reparaciones a un precio más alto a tener que hacer más reparaciones pero más económicas (menos trabajo y con los mismos ingresos).

Sin embargo, para reparar un aparato, este necesita venderse primero y así podriamos llegar a la pescadilla que se muerde la cola. El fabricante que vende sus productos más baratos generalmente vende más, y al existir más aparatos del mismo en circulación habrá también más averias, por lo tanto más reparaciones, por lo que una cosa puede compensar a la otra:

El producto más caro se supone que se va a estropear menos por ser de mayor calidad y también se va a vender menos, por lo que generará pocas reparaciones y sus recambios serán caros. Por otro lado, su propietario es posible que considere primero la reparación antes que la compra de uno nuevo.

El producto más barato debería en teoría estropearse más y tendrá mayor venta, por lo tanto aquí habrá muchas reparaciones a la vista, aunque los recambios puede que no sean tampoco baratos. Una cosa unida a la otra provocan que el propietario de un aparato económico se plante el cambio antes que una posible reparación (creo que todo el mundo lo tiene bastante claro, y aquí, a nuestro Antonio se le acabó el negocio). Y este es nuestro error (no del fabricante), pues a él lo que le interesa es fabricar y vender cuantos más aparatos mejor (lo contrario que al anterior «técnico»).
Resumiendo… mayor producción, mayor venta, mayor conocimiento del producto por parte del público en general y mayor necesidad de recambios, que compensan de alguna forma el menor ingreso por ventas.

Casi, casi de acuerdo… pero si muchas ventas de un producto de mala calidad significa muchas averías ¿no es posible que los consumidores terminen comprando otras marcas mas fiables? ¿a que fabricante no le interesa fidelizar al cliente?

Todos hemos oído que tal o cual aparato se estropea con mucha facilidad y no nos paramos a pensar si no será porque es el mas vendido. Compraríamos algo que todo el mundo dice que se «jode» a los dos días?

Ricardo

Pues cada parte lleva su razón, pero existen marcas que sin ser de primera línea presentan un buen rendimiento y además disponen de un Servicio Técnico reconocido tales como las lavadoras BEKO, lo que no compraría es una lavadora de marca blanca que nunca sabes quien fabricó y hace muy difícil comprar cualquier recambio.

Buenas noches, PEDRO,

Si te sirve de algo, yo tengo una BOSCH. Buen producto, buena eficiencia energética, un precio correcto, un buen Servicio Técnico y un futuro de continuidad de marca asegurado… También tienes BEKO, BALAY, LG, SAMSUNG, etc

Con MIELE pasa lo mismo que con un ROLLS ROYCE: no se amortiza nunca y no corre más ni mejor que otros de precio normal.

Saludos cordiales

Antonio Vazquez

Buenas noches Antonio:

Se me a estropeado la lavadora y quiero compararme una pero no me decido.He tenido la Zanussi durante 20 años pero no se si compararme una Zanussi o mejor miro otra marca,¿que me recomendarías?Muchas gracias por adelantado.Un saludo.

Por mi experiencia, no todas las lavadoras son iguales en calidad y precio, otra cosa es que buscamos en una lavadora aparte de lavar, claro está.
Lg muy silenciosas y económicas, zanussi personalmente muy molesta en ruido, y molesta si se tiene en la cocina.
Pero ya digo que depende si la queremos «bonita», o «simple».
Si es cierto que compres la que compres no esperes a que te dure muchos años, pues a mi punto de vista se fabrican para ganar dinero vendiendo y no pensando en las reparaciones que despues debe de hacer el técnico.

Estoy recompilando informacion en mi facebook.
Copia y pega este enlace en tu navegador, ahi mas información.
https://www.facebook.com/pages/Sat-Manager/139520192914739?ref=hl
Un saludo.

Hola:

Tengo una lavadora Beko WMD25100T que cumplirá 8 años en Julio del 2014. Lo acabo de reparar hace dos días por fallos de la placa. Hizo un cortocircuito y cambié componentes. Se me reompió el blocapuerta, el condensador anti parásitos, no uso nada de ello y me funciona de maravilla.
Estoy desarrollando una placa casera para el control de mi lavadora, controlar el motor, giro del motor claro y la velocidad del centrifugado en 4 etapas o cuantro velocidades. Todo lo contralaré con un microcontrolador.

Las lavadoras están preparadas para que fallen. Si te das cuenta, mucha gente las llevan para que se las vuelvan a reprogramar. por suerte y por ahora, no he tenido esa necesidad, ahora estoy muy ocupado haciendo una placa nueva y genérica para mucha lavadoras, ya publicaré el proyecto y código fuente completo, hasta con LCD incorporado.

Ver vídeo anotando el comportamiento de la lavadora.
https://www.youtube.com/watch?v=Q6iLqy6knNs

Cambio de un transistor smd y ya funciona.
https://www.youtube.com/watch?v=T8qssJ0vBhQ

En cuanto a las impresoras, no solo cuenta las impresiones, sino las veces que las has encendido y mil cosas más. Aquí dejo una impresora Brother como desbloquearla.
http://electronica-pic.blogspot.com.es/2014/03/resetear-contador-impresora-brother-mfc.html

Un cordial saludo.

Por favor señores, sobre todo el señor Antonio Vazquez, dejense de tanta palabreria, debe ser que o yo vivo en otro planeta o son ustedes los que no salen a la calle ni para comprar el pan.
Llevo reparando electrodomesticos mas de 40 años y ultimamente es lamentable ver como vamos desapareciendo uno tras otro los servicios tecnicos.
Quien diga que ahora el negocio son los recambios, por que no se dedica a venderlos y se hace rico?
Ultimamente si hay pocos tecnicos es por no se repara nada y no por que den menos averias las macanas de aparatos que se fabrican.
Y no solo se averian si no que la malloria no son reparables, por que para las grandes empresas, el negocio esta en producir y vender aparatos terminados y no reparar ni vender piezas a cuatro tecnicos que quedamos y que lo unico que hacemos es pagar y pagar impuestos.
Pema me da ver a tanto ciudadano ignorante reciclar como un idiota mientras que los gobiernos, no solo permiten, si no que apoyan la fabricacion masiva de baratijas, cuando en realidad el verdadero cuidado del medio ambiente, seria producir menos y con mallor calidad y eficiencia y evitar asi crear tanto residuo.
Me rio yo de tanto politiquillo que quiere hacernos creer que una lavadora de ahora, por ejemplo, es mas eficaz y de mas calidad que hace años, y sobre todo con menos averias… jajajajaja
Quien crea esto, le invito que se venga a pasar conmigo una semanita y vea los avisos que hago en tan solo siete dias, el 80% de los electrodomesticos no se reparan por que literalmente, no merece la pena, y el 20% reparable es por que no es de esta epoca. Esto es asi y si no… es que vivo en otro planeta.

Buenas:

Esto de las lavadoras también ocurre en cualquier equipo de consumo y hasta ya se considera normal. no olvidar que vivimos en una época muy de consumismo.

El que sepa de lavadoras, en mi caso no se mucho pero estoy aprendiendo, si son fallos tontos vale la pena la raparación de componentes de unos pocos €uros como cambiar relés, resistencias, condensadores. También, me gusta cacharrear y el mundo de la reparación de equipos de consumo me metí en mantenimento de radares de aviones que está mejor pagado. Son cosas que pasas, o te renuevas, o mueres.

Los fabricantes de productos no quiere que reparemos, quiere que compremos, lo mejor que ni algo no hace falta, es no comprar.

Saludo.

Hola me llamo Rafael, tengo que comprar mi primera lavadora, pero no se por cual decidirme he visto dos modelos la BRU EL-6005 A+, que vale 269 € y la Schneider SLA 7120, que vale 249€, tengo que decir que mi presupuesto máximo son 300 €, pero cuanto menos gaste mejor, me puede usted indicar algo sobre estos dos aparatos y tambien sobre los de la marca Telefunken. Muchas gracias. Un saludo.

Hola:

De los que nombras, la marca Schneider está mejor. Ojo, la marca.

Lavadoras más caras no tienen que ser mejor, depende si tiene más componentes, más prestaciones. cuanto más detalles de este tipo tengas, más posibilidades de tener fallos o algún componente falle.

Saludo.

Respecto a la marca BRU es, en efecto, una marca comprada como tal por la cadena FADESA, pero al menos sabemos que está fabricada por BEKO, que es un fabricante reconocido y de calidad. Mi consejo, no obstante es que mires el original, la marca BEKO, que tiene prestigio, puedes hablar con ellos y tiene un buen Servicio Técnico, Y supongo que también buenos precios.

Antonio Vazquez