Categorías
Consumo eléctrico Electrodomésticos

¿Cómo será la nueva factura de la luz a partir de este mes de Abril de 2.014?

Después de la anulación por el Gobierno de la última subasta de la luz y de dar diversas informaciones sobre cómo quedará la próxima factura de la electricidad, parece que el Gobierno tiene ya decididos los nuevos procedimientos. Muchos son los cambios, acertados unos, erróneos otros y todos, sin excepción, complejos y confusos. He encontrado un amplio y excelente artículo en la revista CONSUMER de EROSKI, que os recomiendo leer en su totalidad y del que voy a extraer lo más destacado para comentarlo. Se trata del artículo s del nuevo sistema de medición de la electricidad”

Con fecha 1 de Abril de 2.014 se inicia el nuevo sistema de cálculo del coste de la electricidad, que como sabemos, consta de dos grandes bloques: el coste del kWh eléctrico y los peajes de acceso a las redes, que son fijos, y dependen de la potencia contratada (término de potencia), subvenciones, impuestos, etc. Como sabemos, cada parte supone aproximadamente el 50 % del total. Veamos qué cosas varían y cómo, tras la anulación del sistema de subastas. Vamos al citado artículo de la revista CONSUMER de EROSKI.

“…será sustituido por otro modelo más innovador, que basará su importe en relación a cómo cotiza la electricidad en el mercado mayorista en ese momento. De esta forma, el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVCP) sustituye a la antigua tarifa de último recurso (TUR), que afecta a la factura eléctrica de unos 16 millones de consumidores, con una potencia contratada de menos de 10 kilovatios,…

…los usuarios de energía eléctrica ya empezarán a notar las variaciones en la computación de la factura a través del nuevo sistema tarifario. Esta fórmula, en opinión del Ejecutivo, supondrá un ahorro de alrededor del 3% con respecto al anterior modelo, aunque al final todo dependerá de cómo evolucione la cotización del pool de empresas relacionadas con la energía, que es lo que indicará el precio que pagarán los clientes por usar el servicio eléctrico…”

El ahorro del 3 % que dice el Gobierno que se va a obtener con la nueva factura se debe a la anulación de las subastas, cuyo coste, al parecer, era de esa cantidad. De otra parte, se  dice que se eliminará la llamada TUR (Tarifa de Último Recurso) sustituyéndola por esta, variable en función de los costes de generación y distribución de la electricidad.

“La puesta en marcha de la nueva factura de la luz supondrá muchas variaciones, tanto en la forma como en el fondo, con respecto a la anterior medición. Si bien en la nueva tarifa los peajes los seguirá regulando el Gobierno como hasta ahora, y los impuestos se mantienen intactos, se implanta un modelo de pago por la generación de energía con criterio de mercado. Es decir, el importe lo fijará en cada momento «el mercado», que es el conjunto de mayoristas en el que se encuentran productoras y comercializadoras de esta energía.”

Queda claro que los peajes (parte fija de la factura) seguirán siendo regulados por el Gobierno, así como los impuestos. En cuanto al coste de generación de la energía, será el que dicte “el mercado libre» que, como sabemos, está compuesto por las compañías productoras y comercializadoras de la energía. Y como también sabemos, ambos tipos de empresas, las que generan y las que comercializan la energía, SON LAS MISMAS, o mejor dicho, SON LA MISMA COSA, controladas por los mismos. Si además es conocido que en las compañías eléctricas existen acuerdos entre ellas actuando como un Cártel de intereses, ¿De qué mercado libre nos hablan? No se trata de un mercado libre. Se trata de dejar a las eléctricas que pongan el precio que mejor les convenga si el Gobierno no controla esos costes de generación de la energía.,

“De esta forma, los consumidores pagarán la electricidad consumida, no por una tarifa regulada, sino al importe medio del mercado en el periodo de facturación, que casi siempre será diferente, incluso con fuertes oscilaciones en función de las leyes del mercado”Eso significa que el coste del kWh puede variar de hora en hora,..

“Aquellos consumidores que dispongan de contador por horas pagarán cada fracción de consumo al precio exacto que marque el mercado en ese preciso momento, como si de una venta en Bolsa se tratase. Pero en el caso de que no tengan el medidor, habrá un cambio fundamental en la operación, ya que entonces se les aplicará el coste medio del mercado durante el periodo de facturación. De esta forma pueden salir beneficiados o perjudicados en función de su cotización, lo que no se puede prever con anticipación.

Para satisfacer esta demanda de información, la propia web ministerial publicará todos los días los precios. Así, los usuarios podrán (introduciendo sus datos) obtener el gasto por el periodo facturado, así como la evolución de su factura (día a día), para que no tengan que soportar ninguna sorpresa al final de cada mes.

También el operador del mercado eléctrico ofrecerá a los usuarios las cifras a través de su web, donde se reflejarán los costes diarios de la energía negociada, así como otros datos secundarios, como el volumen de contratación, precio horario, etc.”

Menos mal que el Gobierno nos facilita las cosas: para que no tengamos sorpresas al recibir la factura, ya lo sabéis, entrar cada día en la Web del Ministerio de Industria y Energía y allí encontraremos los precios del día, los tomamos hora a hora y al final de mes ya no nos asustará la factura…porque ya estaremos cansados de revisar, cansados de controlar y cansados de que nos tomen el pelo y nos metan mano en el bolsillo, cambiando los precios cada hora del día…Es para volverse locos…
Para acabarlo de arreglar, veamos más novedades en la próxima factura:

“A la vez que se han establecido los cambios en la fijación de los precios de la luz, también hay una variación sustancial en el recibo de esta energía. ¿Cómo afectará a los consumidores? Por un lado, se incrementa la parte fija de la factura, lo que es la potencia contratada. Por otra parte, baja la parte variable de la misma, que es la que depende directamente de su consumo. 

Esto, en la práctica, significará que los hogares que menos electricidad consuman sufrirán una mayor alza de la cuota fija, reflejándose en un incremento de la factura; mientras que, por el contrario, quienes más utilicen esta energía notarán que la parte fija se diluirá en su recibo, hasta incluso depararles un mayor ahorro. De esta forma, se prima el mayor consumo en detrimento de los hogares que gastan menos todos los meses, a los que les costará más contener sus desembolsos, a pesar del menor uso que den a esta energía.”

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, el Gobierno decide subir de nuevo el término fijo de la factura, el que contiene la potencia contratada, que se paga siempre, consumas o no. Por otra parte, dice el artículo de CONSUMER, “…, baja la parte variable de la misma, que es la que depende directamente de su consumo…” Como sabemos, cada parte representa aproximadamente el 50 % de la factura. Aumenta la parte fija y dice que baja la parte variable… ¿Será ese 3 % anunciado? La conclusión final de CONSUMER es la siguiente: “se prima el mayor consumo en detrimento de los hogares que gastan menos todos los meses, a los que les costará más contener sus desembolsos, a pesar del menor uso que den a esta energía.”
 
¿Os suena eso de que paguen más caro el kWh los que menos consuman y pagar menos quienes más consuman? A mí sí me suena. Leed mi reciente artículo “El coste del kWh: cuanto más ahorres electricidad, más caro te sale, y cuanto más gastes, menos pagas
Como veréis, yo había llegado a la misma e injusta conclusión.

Por ACDCLE

El blog de novedades, tecnología, cuidados contra estafas, timos y los engaños más comunes en electricidad, consumo y fake news.
Actualidad de tu interés, de manera simple y divertida.

13 respuestas a «¿Cómo será la nueva factura de la luz a partir de este mes de Abril de 2.014?»

Al final, con estas medidas, el gobierno nos demuestra «lo mucho» que importa la eficiencia energética de la que tanto se habla, además de promover el mal uso (abuso) de la energía. Ahora que mucha gente hemos adoptado costumbres que favorecían el ahorro energético nos encontramos con que no va haber una diferencia significativa en el recibo de la luz. Por lo que leo, ya no hay una corresponencia a menor consumo menor gasto, de modo que ¿de qué ha servido comprar electrodomésticos A+++ con un mayor coste que los A+?, ¿de qué sirven las placas solares si hay que tener igualmente una caldera para calentar el agua durante los meses de invierno? Cabe decir que las placas solares tienen un mantenimiento y el acucumulador de la viviendas también. No sé si el tema de la eficiencia energética ha sido un modo de «reactivar la economía» pero desde luego para los consumidores está resultando ser una estafa. Gracias por dar a conocer de forma tan entendedora, cuestiones que nos afectan a todos.

Rosa
Interesante artículo de la revista Consumer del que te haces eco en tu blog.
Como consumidora soy bastante escéptica respecto a los beneficios que puedan tener estos cambios y suscribo totalmente las opiniones del comentario anterior al mío.
Gracias por la labor de denuncia y divulgación.

Eso es imposible, a ver si te crees que una simple chispa va a dar electricidad gratuita, lo que no te enseñan es la bateria o cable que han escondido para que eso funcione.

Sino mirate los milagrosos emisores termicos de grafeno y tal, todo mentira, la fisica no se la puede engañar.

Está claro que si se quiere implantar un sistema por horas es por conveniencia de las eléctricas, pero ¿qué ganan con esto? te cambian «gratis» el contador de casa (lo de las comillas es porque ahora el alquiler es más caro), tienen que cambiar los sistemas informáticos, con el dinero en recursos y formación que eso conlleva, para poder hacer telegestión… el único beneficio a corto plazo que veo es la eliminación de los trabajadores encargados de ir a leer los contadores que ahora serán reciclados para hacer otras cosas o, lo que me temo, irán todos a la calle (mira tú por dónde ahí sí hay ahorro para la empresa).

Pero a largo plazo, puede ser mucho peor para el consumidor. Cuanto más se complica un tema más fácil es engañar a la gente. Ahora mismo ya es muy complicado para una gran mayoría entender el actual recibo, el que pretenden crear las eléctricas va a ser imposible de calcular. Pueden subir lo que les de la gana, cuando les de la gana. Te pueden subir 5 céntimos a la semana y nos daremos cuenta 5 o 6 años después… Y todo esto con el beneplácito y la connivencia de los políticos, que se aseguran de esta manera un buen puesto de asesor cuando salgan de la política.

En todo lo que dices llevas razón, RICARDO. Lo suscribo todo
.
Solo una observaciñon: ¿Sabes la cantidad de gente que se ahorran al no tener que pasar por el domicilio para leer el contador, que de otra parte el sistema informático emite automáticamente la lectura y confecciona la factura? Y en el caso de la facturación por horas, eso no es nada para el sistema informático. Es un chollo para las eléctricas, un ahorro en mano de obra y gastos bestial. Y encima nos irán cobrando el nuevo contador…con el alquiler.

Antonio Vazquez

-«¿Sabes la cantidad de gente que se ahorran al no tener que pasar por el domicilio para leer el contador[…]»

La verdad es que no… ni siquiera me puedo hacer una idea de cuántos pueden ser, ¿habrá algún sitio donde aparezca publicado el número de «lectores de contadores» de toda España?

Y hablando del nuevo contador, hay un pensamiento que me ronda la cabeza estos días… Creo que se ha perdido una buena oportunidad para que organizaciones de consumidores y ciudadanos hubieran presionado a las eléctricas para que el contador hubiera sido «inteligente» de verdad. Si es tan listo de contar cada kilovatio que pasa por el cablecito prácticamente al segundo, ¿no debería ser también lo suficiente listo para saber la potencia que estamos usando en un momento dado?

A ver si me explico. No creo que sea técnicamente difícil fabricar un contador que, aparte de contar kilovatios, tuviera algún mecanismo para saber cuánta potencia estamos usando dependiendo de los electrodomésticos conectados. Un medidor de consumo de 12 euros puede calcular la potencia instantánea, máxima y mínima (aparte de muchas otras cosas) en casa, y creo que sería realmente fácil que se hubiera integrado esto en el contador «inteligente», de manera que se pueda saber la potencia máxima usada ese mes (ya no digo a la hora, como pretenden las eléctricas), y cobrarla en la factura en consecuencia, en vez de una potencia máxima fija que cobran ahora para todo el año. Muy conveniente para las eléctricas, que te cobran el máximo todo el año cuando en realidad esa potencia la necesitas 4 o 5 meses al año (cuando hace mucho frío o mucho calor).

Está claro que esto no beneficiaría a ninguna eléctrica, y si lo propusiera un ministro (aunque pueden obligar a las eléctricas a hacerlo), sería como hacerse el hara-kiri electoral. Pero beneficiaría a todos y cada uno de los usuarios de la red eléctrica, el ahorro sería bestial. También entiendo que si se implantara este método en realidad la eléctrica de turno no está perdiendo dinero, porque estaría cobrando la potencia real consumida por cada vivienda, y no como ahora que cobra la potencia total la usemos o no la usemos. Es decir, cobran casi todo el año por algo que no usamos casi nunca. Es como el problema de las tarifas planas de telefonía o internet pero más grave porque no puedes hacer nada por evitarlo.

Además también redundaría en un beneficio medioambiental, porque intentaríamos tener encendidos cuantos menos aparatos mejor (incluso prescindiendo de muchos cacharros electrónicos también), para reducir la factura más aún.

Está claro que no sería tan fácil, porque las eléctricas deberían adaptar informáticamente la potencia a las necesidades de la vivienda en cada momento, o poner una potencia máxima y cobrar la utilizada realmente, pero jod**r…. que estamos en el siglo XXI, técnicamente esto debería ser trivial.

Espero haberme explicado Sr. Antonio, no quiero extenderme más para no aburrir a los compañeros del blog con mis ideas utópicas, pero quería soltarlo a ver que les parece la idea. Un saludo y perdonad el ladrillo 😉

Rosa
Creo que las explicaciones de Ricardo son claras y obedecen al sentido común, las de las compañías eléctricas confusas y obedecen a oscuros intereses…