Categorías
Cocción Electrodomésticos

Vitrocerámicas “normales” y de Inducción: 8 consejos básicos para ahorrar energía (y dinero)

A raíz del artículo “Vitrocerámica normal vs de inducción, ¿Cuál es más eficiente?» publicado en el prestigioso blog NERGIZA por ABNER PÉREZ, le envié al autor un comentario felicitándole por dicho artículo e informándole que lo había reproducido en parte en mi blogya que los ensayos que había realizado ABNER coincidían con lo manifestado sobre el ahorro de las de inducción sobre las normales que yo había escrito el 28 de Octubre de 2.010, en mi artículo «Encimera vitrocerámica o de inducción, ¿Cuál es mejor?» , donde explicaba que “las encimeras vitrocerámicas de inducción ahorraban un 40 % de energía eléctrica para cocinar en relación con las vitrocerámicas normales». Veamos el intercambio de Comentarios entre ABNER y yo sobre el tema:

1. Antonio de enero de 2015, 7:24
ABNER, aprovecho tu comentario para felicitarte personalmente por tu trabajo y, tomando tu frase “Espero seguir haciendo artículos interesantes como este para el beneficio común”, avísame de los artículos que vayas haciendo con temas de mi blog (electrodomésticos, eficiencia energética, calefacción, aire acondicionado, etc.) para darles aquí el eco que mereces, ayudando de esa forma a su divulgación en beneficio de los lectores.
Muy cordialmente,


2. Abner5 de enero de 2015, 10:55
Pues mira, muestro el siguiente artículo de la serie de vitrocerámicas:8 Consejos para ahorrar con tu vitrocerámicaEstos consejos los he creado a partir de mediciones reales, no son un recopilatorio cogido de internet.

3. Antonio de enero de 2015, 20:52
Felicitaciones de nuevo, ABNER. Un largo, meticuloso y sabio trabajo que será muy útil para los lectores. 
He pensado hacer yo un artículo con una introducción y el resumen y un enlace para derivar a mis lectores a vuestro blog, a tu artículo (y supongo a darse un paseo por vuestro gran blog). Si hubiera algún inconveniente o sugerencia, dímelo.
Saludos cordiales

Como podéis ver, amables lectores, en mi último comentario informaba a ABNER de mi intención de publicar sobre su nuevo trabajo sobre las vitrocerámicas, y como iba a hacerlo. Dejé aparcado el asunto, pendiente de la acotación o reparos de ABNER. Hoy, revisando mis borradores de artículos “pendientes de publicar” he retomado este asunto ya que al no tener noticias de su autor, considero que no tiene inconveniente en ello. Así pues, seguidamente voy a exponer las conclusiones de ABNER sobre sus ensayos sobre las vitrocerámicas, pero no voy a incluir el trabajo completo pues lo podéis ver mejor y en su totalidad en este enlace, y no solo las explicaciones del ensayo, sino que, además, van adornadas con unas excelentes ortografías originales del autor. Las conclusiones son:
  1. Usar el recipiente más pequeño que nos sirva 
  2. Tapar el recipiente (para evitar fugas inútiles de calor) 
  3. Centrar el recipiente sobre todo si usas vitro normal (para evitar fugas de calor por la zona no cubierta por el recipiente)
  4. Utilizar siempre que sea posible cocinas de inducción (como demostró en su anterior artículo, se ahorra hasta un 40 % de energía respecto a la “normal”)
  5. Si sólo disponemos de una vitro normal, utilizar un fuego del mismo diámetro o menor que el recipiente, evitar los recipientes reflectantes y aprovechar el calor residual apagando la vitro 5 minutos antes de terminar. (la base de apoyo de la vitro normal se calienta en toda su superficie de apoyo, por lo que con un recipiente más pequeño se desperdicia el calor de la zona no cubierta por el recipiente).
  6. Si dispones de inducción, el tamaño del fuego sólo va a influir en los tiempos de cocción. Debes utilizar recipientes que se les pegue bien los imanes a la base. Si no se pegan o lo hacen débilmente no sirven. (es importante al comprar los recipientes para inducción, elegir los adecuados para ello, pues no todos valen)
  7. Utiliza la vitro en las horas valle o baratas (contrata la tarifa 2.0DHA con discriminación horaria si aún no lo has hecho). (No solo en este caso para las vitrocerámicas, sino para todo: normalmente la tarifa de discriminación horaria ahorra dinero.  Para ,mñas información ver mi artículo  donde explñico cómo calcular si es rentable)
  8. Desconecta la vitro si no la vas a usar durante un tiempo. (Las vitros antiguas pueden tener un consumo importante en Stand By (paradas). Las actuales, obligadas por la reglamentación europea, ya no es necesario, pues su consumo en reposo es prácticamente insignificante)
Felicito de nuevo a ABNER y le animo a que siga realizando tan excelentes trabajos. En mi blog tendrá siempre un eco, en beneficio de todos los lectores.

Por ACDCLE

El blog de novedades, tecnología, cuidados contra estafas, timos y los engaños más comunes en electricidad, consumo y fake news.
Actualidad de tu interés, de manera simple y divertida.

15 respuestas a «Vitrocerámicas “normales” y de Inducción: 8 consejos básicos para ahorrar energía (y dinero)»

Rosa
Esta última parte del artículo de Abner resulta especialmente útil; incluso algunas recomendaciones pueden ser válidas para encimeras de gas.
Gracias por mostrarnos en tu blog trabajos de este tipo tan útiles, interesantes y de rigurosa elaboración.

Es muy interesante pero hay un aspecto que no me queda claro…

¿Al final se pierde energia en ina induccion si el recipiente es mas pequeño que el diametro del fuego?.
Sea cual sea la respuesta, no me queda claro si la potencia de un fuego grande se reduce al colocar un recipiente pequeño, puesto que no se si se debe al principio fisico parecido al de los transformadores de bobina de N espiras (vueltas) frente a 1 espira (el metal del recipiente), o se trata de otro principio fisico distinto.

Mi duda y mi interes por aclarar este tema, es debido a la proliferacion de zonas de inducción cuadradas y rectanculares, como las «flexinduccion»… el hecho de que sean cuadradas, no se si conlleva perdida de energia al usar un recipiente redondo sobre ellas.

Mas aún… con las inducciones «totales» que aun son la gama alta, por estar compuestas de muchos pequeños inductores que convierten toda la superficie de la placa en una única zona continua de inducción… siempre he tenido la duda de si se pierde o no eficiencia, ya que al colocar los recipientes sobre ella, es seguro que habrá inductores activos que el recipiente no cubra en su totalidad…

Seria un experimento muy notorio aclarar este punto, puesto que no he visto aún ningun articulo ni en lengua inglesa ni española, que trate con detalle y rigurosidad el tema del efecto en el consumo de tener un inductor de mayor tamaño que el recipiente que lo cubre… y una aproximación sobre si se desperdicia o no energia, sería algo muy, muy interesante.

No dispongo de placa de inducción, por lo que no he podido hacer yo mismo el experimento… aun tengo gas y espero en el futuro poder pasarme a la inducción si la economia me lo permite… de ahí mi gran duda sobre las zonas de inducción «cuadradas» utilizadas con recipientes «redondos»… ¿Es un desperdicio energetico?.

Saludos, Paco (Granada).

Hola Paco, perdón por la tardanza, he estado realmente liado. Con respecto al tamaño, posición y forma del recipiente con respecto al «fuego» de la inducción, lo que comprobé es que NO AFECTA A LA EFICIENCIA, sino a la potencia consumida y transmitida al recipiente. Por tanto se puede decir que da igual que el inductor sea cuadrado y el recipiente redondo, o que la placa de inducción esté compuesta de muchos inductores pequeños, al final sólo se consume la energía transmitida al metal. Si no hay metal encima, no hay consumo eléctrico y por tanto no hay derroche. Un recipiente pequeño o mal posicionado, al tener menos metal sobre el inductor, recibe menos potencia magnética y por tanto tarda más en calentar.

Paco, no hay pérdida de energía apreciable por el hecho de que una parte de las líneas de flujo magnético creadas por las bobinas de inducción atraviesen una porción de aire.
De forma muy sencilla y resumida: el mecanismo principal que genera calor en un material sometido a un campo magnético variable es el efecto Joule que provocan las corrientes de Foucault inducidas en el material.
El calor generado por Foucault (por unidad de volumen y unidad de tiempo) es directamente proporcional al cuadrado de la Inducción Magnética e inversamente proporcional a la Resistividad Eléctrica del material.
– Tenemos por un lado que la inducción magnética en el acero del recipiente será unas 2.000 veces mayor que en el aire, luego solo por este concepto 2.000×2.000=4.000.000, el calor generado en el acero es 4 millones de veces superior al que se genera en el aire.
– Por otro lado, la resistividad del acero es aprox. 0,00000072=72×10^(-8) Ohm•m. Mientras que la resistividad del aire es 40.000.000.000.000=4×10^13 Ohm•m. Por este concepto el calor generado en el acero es 10 trillones de veces superior al generado en el aire.
Uniendo ambos efectos, el calor generado por unidad de volumen en el acero es 1.000 cuatrillones de veces superior al generado en el aire, (10^26 veces superior)
El otro mecanismo que genera calor en el recipiente de acero (en menor medida) es la histéresis magnética, de la que el aire está libre debido a que no es un material ferromagnético.
Este es un cálculo de orden de magnitud que solo tiene en cuenta los fenómenos más importantes, otro factores físicos y geométricos podrían influir de forma que en vez de 26 ceros de diferencia haya alguno menos, pero bueno,… ya ves que no viene de uno,… saludos.

Gracias Albert por incluir detalladamente las fuerzas que actúan sobre un campo magnético variable.

Interpreto (no se si erróneamente o no), que en el caso de las zonas en las que las lineas de fuerza pasan por el aire no hay resistencia a dicho campo magnético variable, y por ello no hay perdida de energía apreciable en calentar el aire.

Pero aun estoy pensando en cual es la influencia en la potencia eléctrica consumida en un inductor para generar el campo.

Corrígeme cualquier error en la exposición y suposiciones que voy a realizar:

Un inductor de mayor área, imagino que produce un campo mas extenso a costa de un mayor consumo eléctrico.
Lo que me ha sorprendido del articulo y que no se si estoy entendiendo bien, es que al parecer si en un inductor de mayor área, colocas un recipiente de tamaño mas pequeño, esto provoca directamente un menor consumo en el inductor magnético (de potencia eléctrica, se entiende, que para generar el campo).

¿Esto es así?, ¿o estoy confundiéndome al interpretar el texto?.

Si fuese así, lo que pregunto es si parte del consumo de potencia eléctrica al activar el campo magnético variable en el inductor, se debe a la «resistencia» al cambio en dicho campo cuando se introduce en el mismo un recipiente ferromagnético… por lo tanto si pones un recipiente de mayor volumen, la resistencia al cambio de dicho campo es mayor que en un recipiente pequeño… obviamente esta energía de resistencia al cambio en el campo magnético es la energía que se transformaría en calor por el efecto que bien describes.

¿Es un error de interpretación lo que estoy exponiendo?… en caso de ser errónea mi hipótesis de lo que ocurre, ¿como se explica que un recipiente pequeño en un «inductor» grande tenga un consumo menor al esperado empíricamente tal y como parece desprenderse de los comentarios de ABNER en su artículo?.

Saludos, Paco (Granada)

Creo que tu hipótesis es correcta según los experimentos que realicé. El cazo pequeño se calentaba más rápido en el inductor pequeño que en el grande, posiblemente porque el inductor pequeño tenía más vueltas en las espiras, o algo similar. No he llegado a desmontar la vitro (ni pienso hacerlo por mucho que insistais 🙂

Basicamente pregunto por el consumo de potencia electrica, que produce un inductor de tamaño grande cuando se pone un recipiente pequeño.
No me queda claro si la bobina de inducción tiene una determinada potencia aplicada, cual seria la razon para que se consuma menor potencia electrica al colocar una sarten pequeña en dicho campo en lugar de una grande…

¿Es la potencia consumida en el inductor una relacion directa con la «resistencia» al campo magnetico que ejerce el objeto que colocamos en él?.

Básicamente esa es la pregunta.

Ahora entiendo la pregunta, Paco.
La potencia disipada en el cobre del propio inductor es mínima, y prácticamente independiente de si sobre él hay un recipiente grande, uno pequeño o nada.
Ello se puede conseguir simplemente haciendo que el hilo de cobre que forma las espiras del inductor sea lo bastante grueso como para que no se caliente nunca de forma apreciable por efecto Joule, ni siquiera a la corriente máxima de diseño que pueda pasar por él a la máxima potencia de cocción. Saludos.

Hola.
Muchas gracias por tus estupendas entradas. Aprendo mucho con ellas. Me encanta ahorrar gracias a los conocimientos que me aportas.
Estoy buscando una placa de inducción porque la que tengo está fallando aleatoriamente.
En la OCU aconsejan una Zanussi ZEI6632FBA que queda en 2º lugar de calidad por un precio de 299 €, pero no la he encontrado en tiendas de mi zona, aunque sí en Internet.
En una tienda he encontrado otra Zanussi Z6233IOK que tiene las mismas características y es más barata.
He acudido a la web de Zanussi para compararlas y me he encontrado que no tienen diferencias.
http://www.zanussi.es/Productos/Compare-products/?bcpage=45&bcguid=37691ab4-3801-4427-9a5b-b31be070dbbe&productids=807ab37b-d4c4-43a6-a712-07f50701ac6f,af592766-19c4-4a7d-b812-afcc937b5574

¿Cómo es posible? No lo entiendo.
¿Se te ocurre algún motivo diferencial que no indiquen en la web?
Saludos

Los comentarios están cerrados.