Los 8 trucos milagrosos para combatir las subidas de la luz


Estoy sorprendido de la cantidad de “inventores de trucos” que pululan por la red con descubrimientos asombrosos sobre la forma de ahorrar electricidad aplicando esos maravillosos trucos de fácil aplicación y, según ellos, produciendo ahorros milagrosos aplicando sencillas técnicas y procedimientos “truculentos” que nos pueden ahorrar enormes cantidades de dinero en la factura de la luz.

Es como si sacáramos una serie de  conejos de la chistera  que se burlan de los consumos reales de electricidad aportando importantes ahorros a nuestra economía doméstica que, al cabo del año, pueden significar una fabulosa economía.

A esto se añade el frecuente uso de muchos espabilados de la práctica del “cortar y pegar”, difundiendo barbaridades sobre el ahorro energético, la mayoría de las veces sin ningún fundamento y haciendo el ridículo más espantoso. Y lo que es peor: engañando con sus absurdas prácticas a los lectores que creen en los milagros. Hoy voy a analizar uno de estos casos leído en la revista CONSUMER, de EROSKI,

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/servicios-y-hogar/2017/03/01/225032.php?wt_mc=emailing_20170303_lomejor

que tan buenos artículos publica, produciéndose así una vez más la excepción que confirma la regla. Este de hoy es el garbanzo negro que certifica el desconocimiento de este tema por la autora.

Al mismo tiempo cito otra información similar de las tantas que infectan a internet; Se trata en este caso del Heraldo de Aragón: https://www.elheraldo.co/barranquilla/trucos-para-ahorrar-energia-en-casa-340741

Vamos al tema: Se lee en ese artículo de B. ÁLVAREZ: “Utilizar el buscador de Internet en negro, limpiar a fondo las bombillas o instalar un regulador de intensidad permite ahorrar luz y bajar la factura eléctrica.  

Si se emplea el buscador de Google en negro y se baja el brillo de las pantallas de los dispositivos electrónicos, se puede ahorrar electricidad. Y también con trucos más parecidos a los consejos de las abuelas, como secarse el pelo al aire o apagar la calefacción mientras se ventila la casa. ¿Es tan necesario ahorrar luz? Sí, y también urgente, tras las nuevas subidas del precio de la electricidad. A continuación se listan ocho trucos para ahorrar energía y reducir la factura de la luz: desde limpiar las bombillas más a menudo hasta desenchufar el cargador del móvil cuando no se usa.

Hace poco más de un mes, la energía eléctrica de nuevo amenazó el bolsillo de los españoles. Mientras el termómetro bajaba, la luz iba en sentido contrario, al mismo o mayor ritmo. En plena ola de frío, el coste de la electricidad se disparó y alcanzó el nivel de 2013 (cuando se intervinieron los precios), lo que supone unos 100 euros más al año en la factura eléctrica de las familias, como sugirió el propio ministro de Industria, Álvaro Nadal. ¿Cómo combatir las subidas? ¡Con trucos como estos se consigue disminuir el recibo de la luz!”

Voy  a ir comentando los “trucos” milagrosos que según la autora nos harán ahorrar en la factura de la luz., que por lo que anuncia, debería ser importante. En primer lugar, veamos los contenidos de este artículo.

1. Utilizar el buscador de Internet en negro

2. Disminuir el brillo de la pantalla del móvil, el ordenador y el televiso

3. Desenchufar el cargador del móvil cuando no se utilice

4. ¡Usar menos el secador de pelo!

5. Utilizar con medida la campana en la cocina

6. Instalar reguladores de luz

7. Limpiar las bombillas al menos dos veces al año

8. Ventilar la casa con la calefacción o el aire acondicionado apagados

9. (de mi cosecha) La manía der los TRUCOS

 

Expuestas las explicaciones de la autora, vamos a ir desarrollando los extraordinarios y ahorradores TRUCOS.

1. Utilizar el buscador de Internet en negro

Leo en hardzone.es (https://hardzone.es/2015/03/31/cuanto-cuesta-la-electricidad-que-consume-tu-pc/) que un ordenador medio de 220 W de potencia encendido 5 horas consume 1,1 kWh.

Vamos a suponer que poner el  buscador de internet en negro puede ahorrar un 25 % del consumo, con lo cual 1,1 kWh / 0,75, quedaría el consumo en 0,275 kWh al día. El coste actual del kWh, que nos cargan en la factura de la luz es de 0,22 €, (incluido el coste de la electricidad, los costes fijos y el IVA). En este caso, el ahorro diario en el coste de la  luz sería de 0,275 x 0,22 € = 0,06 diarios y al mes un ahorro de de 1,8 €. ¿Fantástico? …o ridícula manera de ahorrar. Sigue diciendo la autora:

“Casi todo el mundo utiliza Internet para diversas tareas. Un buen modo de ahorrar es emplear el buscador de color negro como el de Google. Al usarlo bajará la factura de la luz al mismo tiempo que se contribuye al ahorro global de energía. Como informan en su propia página, varios estudios han demostrado que un monitor consume más energía si la pantalla es blanca o de un color claro que si es negra o de color oscuro: hay hasta un 20% de diferencia de gasto con unos colores u otros.

Por ello, instan a utilizarlo como página de inicio, aunque el ahorro sea pequeño. Sumado a otros gestos, se puede ahorrar y verlo en negro recordará al usuario la importancia del ahorro energético.”

Efectivamente, como he calculado antes, el ahorro energético por poner la pantalla en negro es de 1,89 € al mes. Como decía el torero: en dos palabras IM-PRESIONANTE.

2. Disminuir el brillo de la pantalla del móvil, el ordenador y el televisor

 “Si la batería del móvil dura más tiempo, habrá que cargar menos el teléfono y, por tanto, se ahorrará. Una de las maneras más sencillas de alargar las horas de duración de su batería es reducir el brillo de la pantalla. Lo mismo se puede hacer en la pantalla del ordenador. Es posible configurar el sistema operativo para disminuir el brillo, así como desconectar la pantalla y el disco duro de forma automática cuando se detecte que no se está haciendo nada con él. En los televisores también se puede calibrar el brillo, de manera que se puede reducir y bajar así el consumo de electricidad”.

Leo en el blog XATAKA   https://www.xataka.com/moviles/no-imaginas-el-dinero-que-te-cuesta-cargar-el-smartphone   que el consumo anual de la carga de un teléfono móvil, con sus correspondientes accesorios, es de 5,26 kWh al año. Si calculamos el coste de cada kWh en 0,22 €, el coste anual de las cargas de un móvil es de 5,26 kWh x 0,22 € el kWh = 1.37 €. Con ese coste anual de la electricidad necesaria para cargar un móvil es absurdo hablar de ahorrar cualquier porcentaje de ahorro por rebajar la luminosidad de la pantalla, pues la cantidad a ahorro sería de unos pocos céntimos de euro al año. Absurdo ¿No?

Lo mismo podríamos decir de las pantallas de ordenador y del televisor. El ahorro es insignificante.

Siguen los ahorros:

3.- Desenchufar el cargador del móvil cuando no se utilice

“Un consejo escuchado una y mil veces, pero que por pereza o prisas no siempre se sigue, es desenchufar los cargadores del móvil cuando no se utilicen. ¡Y es muy sencillo! Cuando se haya terminado de cargar el teléfono, siempre hay que desenchufar el cargador de la pared o la regleta donde se tenga.

No es un gasto muy grande, pero si se mantiene enchufado durante todos los días del año y se suma a otros pequeños desembolsos, al final se derrocha más dinero y energía de lo que uno se pueda imaginar”.

Esto parece muy preocupante: “derrochar más dinero y energía de lo que uno se pueda imaginar”. Me preocupa derrochar…¿Cuánto al año? 25, 50, 100 €?. Vuelvo a visitar la citada web XATAKA, y allí han medido y obtenido los siguientes datos:

Cargador enchufado siempre: consumo 1,52 € al año.” Si lo multiplicamos por 0,22 € el kWh, nos sale 0,33 € de gasto al año. A eso le llama la autora “derrochar más dinero y energía de lo que uno se pueda imaginar”.  Donde se demuestra que la autora no tiene ni idea de lo que dice aunque pontifique en sus conclusiones. Queda claro que no entiende nada de lo que ha escrito como valiosos consejos, todos equivocados. Me viene a la memoria aquel refrán tan español: zapatero a tus zapatos. Pues eso. Mo a dar consejos sobre lo que desconoce o al tan manido “corta y pega” creando leyendas urbanas sin base alguna.

4. ¡Usar menos el secador de pelo!

“El secador es uno de los pequeños electrodomésticos que más electricidad gasta. Esto se debe a que utiliza un sistema de resistencia eléctrica para producir calor, que es muy caro y poco eficaz. Si se deja secar el pelo al aire, en especial en verano, se logra reducir el gasto en luz”

Vamos a tomar un secador de pelo de 2.000 W de potencia (2 kW). Consideremos que para secar el pelo se tarda 10 minutos. El consumo, si funcionara el secador durante 10 minutos =  0,1 hora x 2 kWh = 0,2 kWh x 0,22 € el kWh = 0,04 € cada secado de pelo.

Supongamos que al año se hacen 180 secados de pelo. El coste anual sería de 180 x 0,04 € = 7 €. Ese es el coste del secado al año: 7 euros. Hazle caso a la autora y sécatelo al aire, sin secador. Supongamos que por esa razón coges un resfriado una vez al año, vas a la farmacia y los medicamentos para superarlo seguro te costaran más de 7 €. ¡Vaya consejos!.

Lo mismo sucede en el caso de la plancha. Si se usa, se debe hacer con medida y aprovechar para planchar la mayor cantidad posible de prendas de una vez. Se puede ahorrar más aún al planchar la ropa con la tetera o el colchón.

Una plancha normalmente tiene una potencia de 1.500 W. Supongamos que planchamos durante media hora. El consumo eléctrico serla de 1,5 kw X 0,5 horas = 0,75 Kwh por planchado. Si lo multiplicamos por 0,22 € el kWh consumiremos 0,16 € en el coste eléctrico. Si hacemos un planchado a la semana, al año hartemos 52 semanas de planchado, que costará en electricidad  52 semanas x 0,16 € = 8,32 €.O sea, un fabuloso ahorro anual, según la autora. Su consejo es que para planchar utilicemos la cafetera o la tetera. . O sea, nos hacemos un café y el vapor que sale de la cafetera lo echamos sobre la ropa a planchar, con lo que logramos planchar esa ropa (no se de qué manera, pero eso dice la autora). Y si tenemos un montón de ropa, como en el caso anterior de planchar con la plancha eléctrica, pues nos vamos haciendo cafés. O bien, Para ahorrar, llenamos la cafetera  y no ponemos café: solo agua. La calentamos hasta hervir  y como calentar el agua es GRATIS (se olvida de que gasta electricidad o gas para hacerlo), pues estupendo: vamos paseando la ropa a planchar por delante de la cafetera, y después de los paseos de la cafetera durante una hora habremos conseguido eliminar algunas arrugas…de pena, vamos. Eso no se le ocurre ni al que asó la manteca. Y TODO PARA AHORRAR 8 € AL AÑO.

Pero hay otro sistema, que no cuesta nada: levantar el colchón y poner la ropa a planchar debajo, entre la cama y el colchón, y después de unas horas: ¡tachín! La ropa está planchada. Además de ahorrar este sistema ayuda a mantenerte en forma, pues menear un colchón unas cuantas veces te pone en forma…Este sistema tiene la ventaja de entretenerte más de una hora por planchado, hacer ejercicio y ahorrar 8 € al año, puesto que no habría que calentar el agua, ¿No?

5. Utilizar con medida la campana en la cocina

Si se tiene la intención de cocinar durante largo rato y se utiliza la campana extractora, se debe hacer con sentido común, pues gasta mucho y, además, extrae el aire caliente, por lo que puede enfriar la casa. Por eso, si mientras se cocina no hay mucho humo, no tiene sentido tenerla a la máxima potencia.”

Dice la autora que la campana extractora hay que usarla con sentido común, pues “GASTA MUCHO.”,

Las campanas normales de cocina tienen una potencia de 250 W, o sea, 0,25 kW. Si está funcionando durante media hora consumirá 0,125 kWh, que a 0,22 € el kWh costará´0.027 € al día, y si la usamos una vez al día durante los 365 días del año, costará 9,85 € la electricidad consumida. No creo sea una cantidad importante al año como para tomar medidas de ahorro.

En cuanto a “…extrae el aire caliente, por lo que puede enfriar la casa he de decir que si extrae 2, 4, 6 m3 de aire la temperatura en la casa no varía en absoluto, pues entre paredes, suelo, techo y el volumen de aire, extraer unos m3 no tiene absolutamente ninguna importancia para la temperatura de la casa.

“Por último, tenerla limpia es fundamental para ahorrar. Los fabricantes indican que si los filtros están sucios es como si no habría campana, y además gasta más. ¿Por qué? El motivo es que cuando están llenos de grasa, el extractor necesita más energía para trabajar.

Falso: la potencia de la campana, si es de 250 W, consumirá siempre 250 W, ni menos  ni más. Lo que sí sucede es que la cantidad de aire extraído, si los filtros están sucios, será menor, pero el consumo eléctrico no varía, es siempre el mismo. Lo que sí es importante es limpiar los filtros, para permitir que el volumen de aire expulsado sea el correcto.

6. Instalar reguladores de luz

”Usando un regulador o dimmer se puede ahorrar un 50% de la potencia regulada. Así, si una lámpara se regula de 100 vatios a 60 vatios, entonces la potencia de ahorro es de 20 vatios. Un regulador deja controlar la intensidad de luz según el ambiente que se quiera conseguir: más tenue o más luminoso. Instalarlos es sencillo. Para hacerlo, se pueden seguir los consejos de este vídeo”

Mejor consejo hubiera sido que informara a sus lectores que simplemente deberían cambiar las bombillas de incandescencia por otras LED. . De esta manera se mantiene la misma cantidad de luz pero ahorran un 80 % de energía. O sea, donde hay una bombilla incandescente de luz de 100 W., se pone una LED con la misma cantidad de luz, pero que gasta solo el 10 % de electricidad. Ese sí que es un buen ahorro, y no hay que ir variando los reguladores.

7. Limpiar las bombillas al menos dos veces al año

“La limpieza ayuda a ahorrar… al menos en el caso de las bombillas. Una bombilla llena de polvo resta luminosidad a la habitación y, además, hace gastar dinero. Y es que se calcula que una bombilla sucia de 100 vatios produce una luz equivalente a 60 o 75 vatios, ¡pero sigue consumiendo por 100!

Solucionar este problema es sencillo, aunque hay que limpiarlas con cuidado y evitar romperlas. Lo primero que se debe tener en cuenta es que siempre hay que desconectar la lámpara de la corriente eléctrica antes de desenroscar una bombilla, además de esperar a que se enfríe para desenroscarla. Para limpiarla, hay que usar un paño humedecido levemente y frotar con suavidad, aunque si la bombilla es halógena, mejor un paño seco.”

Estoy de acuerdo en que por higiene, deben limpiarse las bombillas. Pero no estoy de acuerdo en los porcentajes que se dan de que una bombilla sucia consume dinero. No es cierto. Una bombilla sucia consume lo mismo que una limpia. En cuanto a que si está sucia puede alumbrar menos y que una de 100 W alumbra solo como una de 60 W  y un 75 % de la luz que da la de 100 W no es cierto….a menos que esté cubierta de gran cantidad de suciedad, cosa que es harto difícil.

8. Ventilar la casa con la calefacción o el aire acondicionado apagados

Ventilar la casa a diario es imprescindible por motivos de limpieza y salud. Pero se debe hacer durante no más de 10 minutos por habitación. Y, siempre que no se tenga calefacción central, apagando la calefacción mientras se airea. En verano sucede lo mismo: se debe apagar el aire acondicionado mientras se ventila. En cuanto se haya terminado, la casa se caldeará o enfriará -según sea calefacción o aire- en pocos minutos y no se habrá desperdiciado esa energía.”

Lo lógico es no hacerlo habitación por habitación, una después de otra. sino abrir ventanas a la vez durante esos 10 minutos. En ese caso, desconectar o no la calefacción o el aire acondicionado durante 10 minutos es absolutamente irrelevante.

En efecto, si la calefacción consume, por ejemplo, 2 kWh, los 10 minutos consumirán 2 kW x 0,06 horas = 0,12 kWh, que multiplicados por 0,22 € el kWh, el coste es de 0,026 € al día, y en los al año serían 9,63 €. ¿Vale la pena ir conectando y desconectando aparatos todos los dias del año?

9. La manía de los TRUCOS

Según la RAE, TRUCO es cada una de las mañas, ardides o artificios con los que consedguimos un fin.

Hay autores que emplean la palabra TRUCO con excesiva frecuencia y con el ánimo de parecer que con esos TRUCOS o estratagemas  engañamois a algo, sea el consumo,, a la ciencia, a la electricidad, etc. mediante subterfugios,  argucia, artimañas, trampas, tretas, fullerías, etc.

Con lo fácil que es decir, en este caso, en lugart de “8 trucos para combatir las subidas de la luz

– 8 maneras de combatir …

– 8 formas de combatir…

– 8 consejos para combatir…

– 8 soluciones para combatir…

Etc. etc. etc.

Y con la mala práctica del “Cortar y Pegar” se produce la multiplicación de las tonterías y barbaridades que van difundiéndose por la Red confundiendo a lectores que desconocen la verdad y caen en los errores del articulista, como hemos visto en el Heraldo de Aragón.  https://www.elheraldo.co/barranquilla/trucos-para-ahorrar-energia-en-casa-340741

Así como en numerosos artículos en blogs y en periódicos. Da la impresión que cuando alguien dice algo que puede interesar al público, esos consejos se van multiplicando en la red con el corta y pega, difundiendo las majaderías que se han ido explicando en este articulo con el añadido de la manía ridícula de llamar TRUCOS a las tonterías que se han expuesto.

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog.