Si el ventilador NO ENFRÍA la habitación.. ¿Por qué notamos sensación de frescor?


 

 

 

 

La creencia general es que los ventiladores son efectivos porque enfrían la habitación donde estamos. Sin embargo no es así: el ventilador no reduce en absoluto la temperatura ambiente de la habitación donde está. Y sin embargo está claro que los ventiladores sirven para refrescarnos del calor. Aunque ambas afirmaciones son ciertas, hay en general mucho desconocimiento  del funcionamiento y de la actuación de estos aparatos. Este es el tema de mi artículo de hoy, que estoy seguro os interesará.

 

Veamos el resumen de los contenidos de este artículo:

1.- Con el ventilador ¿Cambia la temperatura del aire de la habitación?

2.- Siendo así, ¿Cómo  es que notamos frescor estando la corriente de aire a la misma temperatura del resto de la habitación?

3.-  La evaporación del sudor.

4.- ¿Qué tiene que ver el ventilador en todo esto?

5.- ¿Qué se necesita para que el ventilador produzca el efecto refrigerante descrito?

6.- ¿Hay otras acciones parecidas a la del ventilador?

Vamos a desarrollar cada uno de los temas propuestos para conocer los fenómenos físicos que se producen en estos casos.

 

1.- Con el ventilador ¿Cambia la temperatura del aire de la habitación?

La respuesta es NO. El aire que remueve el ventilador es el que existe en ese momento en la habitación, y si notamos directamente en nuestro cuerpo ese chorro de aire, su temperatura es exacta a la del resto del aire de la habitación.

Efectivamente, la única función del ventilador es mover el aire de la habitación, pero como no tiene ninguna función que reduzca la temperatura de la habitación, se mantiene exactamente igual durante todo el funcionamiento del aparato. Su única función es dirigir el aire hacia un lugar determinado de la habitación si el aparato está fijo, y si es móvil, o sea, que va oscilando de una zona a potra sucede lo mismo: el chorro de aire que lanza estará siempre a la misma tempera tura de la habitación.

 

2.- Siendo así, ¿Cómo es que notamos frescor estando la corriente ’de aire a la misma temperatura del resto de la habitación? 

Eso sucede solamente si el chorro de aire del ventilador nos da en el cuerpo, o sea, estamos situados en la trayectoria del chorro de aire del aparato, sea de manera fija (ventilador fijo) o bien a ráfagas si el ventilador es oscilante. En ambos casos notaremos frescor en la parte de nuestro cuerpo que esté en la zona del chorro de aire que lanza el ventilador, y no olvidando que la temperatura que notamos en el rostro y manos, sí refresca, pero no es porque el aire esté más frío sino por otro fenómeno que tratamos a continuación

 

3.-  La evaporación del sudor.

El cuerpo humano dispone de un importante mecanismo de regulación de su temperatura, que ronda los 37 ºC. Si la temperatura ambiente supera dicha temperatura se produce el SUDOR, que se evapora por encima de dicha temperatura. Pero para producir esa evaporación el sudor necesita absorber calor. Un cuerpo adulto pierde normalmente 500 centímetros cúbicos de agua al día (medio litro) por la piel (sudor), y otros 350 C. cúbicos por la espiración del aire de los pulmones. Pero cuando aumenta el calor se pone en marcha la sudoración necesaria para controlar la temperatura del cuerpo por lo que cuando aumenta el calor comienza a sudar de manera ostensible y proporcional al aumento der la temperatura y en ese momento tiene lugar laevaporación masiva del sudor. El enfriamiento del cuerpo se produce al EVAPORARSE EL SUDOR, que para que se evapore necesita ABSORBER CALOR del cuerpo, enfriándolo.

Por consiguiente, para que se evapore el sudor  se necesita tomar CALOR . de la superficie de la piel.  Cada gramo de sudor  (cada cm3)  necesita aproximadamente  0,58 kilocalorías para evaporarse, que se obtienen  del calor de la piel, que de esta manera SE ENFRÍA, y por consiguiente se va enfriando el conjunto del organismo.

Ya sabemos que el sudor ha rebajado la temperatura del cuerpo mediante el calor absorbido por el sudor al evaporarse, pero…

 

4.- ¿Qué tiene que ver el ventilador en todo esto?

Vamos a ello. Nuestro cuerpo está sudando, por lo que la piel está saturada de humedad, especialmente en las partes desnudas, como rostro, manos, brazos, etc. que, a pesar de haber refrescado la piel por la evaporación del sudor, llega un punto en que el sudor no puede evaporarse más, pues la zona de la piel está saturada de humedad.

En ese momento de saturación de la humedad, si nuestro cuerpo está en la zona de la corriente de aire del ventilador, lo que sucede es que el aire del ventilador desplaza el aire húmedo saturado de sudor dejando en su lugar aire más seco que reemplaza al anterior ya saturado. Este aire nuevo, seco, sí puede seguir absorbiendo humedad de la piel con lo que se reinicia el ciclo de evaporación del sudoranterior pero partiendo de nuevo aire seco, que de nuevo enfría la piel al necesitar calor para evaporarse, calor que, como siempre, extrae de la piel húmeda.

Si se mantiene el cuerpo recibiendo la corriente de aire seco del ventilador, el ciclo de absorción del calor de la piel continúa, refrescando por consiguiente el cuerpo. Esta es la función del ventilador: renovar el aire húmedo saturado de la piel y reemplazarlo por aire seco que permite mantener el ciclo de evaporación del sudor y por consiguiente refrescando la zona de la piel y por extensión, el conjunto del cuerpo.

 

5.- ¿Qué se necesita para que el ventilador produzca el efecto refrigerante descrito?

Es muy sencillo: que la corriente de aire que genera el ventilador se encuentre en su trayectoria con el cuerpo humano. Un ventilador fijo es perfecto, poniéndonos siempre en el recorrido de la corriente de aire y teniendo en cuanta que cuando salgamos  del recorrido de esta corriente, el ventilador NO ENFRÍARA.

Si se trata de un ventilador oscilante, que barra toda la habitación, notaremos enfriamiento cuando el chorro de aire pase por donde estamos, pero se anula totalmente mientras esa corriente tenga otra dirección.

 

6.- ¿Hay otras acciones parecidas a la del ventilador?

Pues sí. Muchas en la naturaleza. El viento, por ejemplo, que hace reducir la temperatura del cuerpo, y otros elementos fabricados por el hombre como puede ser el ABANICO o elBOTIJO.

En el caso del abanico sucede algo parecido al ventilador: al abanicarnos, producimos una corriente de aire seco que desplaza al aire húmedo de sudor de la parte del cuero abanicada, permitiendo la evaporación del sudor y, por consiguiente, refrescando la zona.

Otro caso similar sucede con el BOTIJO. Si bien el abanico todavía se emplea, no sucede así con el valioso botijo que prácticamente no existe, a no ser en el campo, donde durante siglos ha servido para dar de beber al sediento.

Los que conozcáis este ancestral elemento sabréis que existen botijos de diferentes utilidades y funciones, desde esmaltados hasta los de barro poroso. Estos ´últimos los hacían los alfareros, utilizando barro poroso que permite que a través de las paredes del botijo se vaya filtrando el agua hacia el exterior. Si el botijo está en una corriente de aire, o en el  campo, colgado de un árbol, con la brisa se va evaporando el agua filtrada por las paredes del botijo con lo que esa evaporación se produce captando el calor del propio botijo, con lo que se enfría automáticamente el agua contenida en su interior.

Espero, amigos lectores, no haberos cansado con tanta explicación, y deseo que esos conocimientos os sirvan para situaros de la mejor forma posible ante los ventiladores y respecto al botijo, si vais por los campos y en los pueblos, no dudéis en beber agua de él, especialmente si lo veis “sudado” en su superficie, pues estará fresquísima.

Nada más por hoy, apreciados lectores. El próximo lunes día 16 de Octubre podréis ver mi siguiente artículo en el blog. Hasta entonces, gracias por vuestra atención.