Ahorrar electricidad cambiando las bombillas de incandescencia por unas LEDs


Hoy trataré del importante ahorro de electricidad que podemos conseguir con el menor coste de consumo eléctrico sustituyendo las bombillas normales de incandescencia por las modernas bombillas LEDs, Es algo que puedes hacer tui mismo siguiendo las sencillas instrucciones que te voy a dar. El ahorro anual puede superar los 500 €, como demostraré.

 

Veamos los contenidos de este artículo:

1.- ¿Cómo podemos rebajar los costes de iluminación de nuestra casa?

2.-  ¿Cuánto gastan las bombillas incandescentes y las bombillas LED?

3.- ¿Cuánto nos podemos ahorrar?

4.- ¿Cuánto tardaré en amortizar el coste de las LED?

5.- ¿Qué tipo de bombillas LED debo comprar? 

 

Aunque no se sepa nada de electricidad, siguiendo estas sencillas instrucciones se pueden cambiar las bombillas de la casa sin ningún problema. Como podréis ver, lo voy a explicar de manera sencilla y detallada.

 

1.- ¿Cómo podemos rebajar los costes de iluminación de nuestra casa?

Es de lo más sencillo y fácil de hacer y económico, pues podemos hacerlo nosotros mismos simplemente sustituyendo las actuales bombillas, normalmente incandescentes, por otras del tipo LED. Como sabréis, las antiguas bombillas eran de incandescencia, o sea con un filamento interior que al paso de la corriente eléctrica se pone incandescente y emite luz…pero también mucho calor. Como las bombillas no son para calentarnois, el calor emitido no nos interesa, pero lo pagamos, pues consumen mucha electricidad, que, según las bombillas que tengamos instaladas pueden copnsumir mucho dinero y peor iluminación que las de LED.

 

2.-  ¿Cuánto gastan las bombillas incandescentes y las bombillas LED?

Para darnos cuenta del ahorro que significa sustituir las bombillas incandescentes por bombillas LED, hay que saber que una bombilla incandescente de 100 W, emplea 10 W en convertirse en LUZ, que es lo que buscamos, y los otros 90 W consumidos los transforfma en calor, que no nos interesa, pero que lo pagamos. O sea que el rendimiento de estas bombillas es solo del 10 %. El resto del cosnumo, un 90 %, lo pagamos y lo tiramos. 

En cambio en las bombillas LED sucede lo contrario: con una bombilla de 10 W se produce la misma iluminación que la incandescente de 100 W. O sea, que su rendimiento, al tener poco consumo en calor, es del 90 %.

 

3.- ¿Cuánto nos podemos ahorrar?

Ahora calculemos algunos costes para ilustrarnos sobre los ahorros. Vamos a fijar el precio del kWhora consumido en 0,20 €. Si queréis hacerlo exacto podéis coger la factura de la electricidad y dividir el total de euros pagados (impuestos incluidos) por los kWh consumidos, que constan en la misma factura. Os saldrá aproximadamente los 20 céntimos de euro mencionados por cada KW/hora consumido.

Si tenemos por ejemplo en nuestra casa 10 bombillas de 100 W cada una, del tipo incandescente, y las tenemos encendidas 8 horas al día, consumiremos 10 bombillas x 100 W cada una x 8 horas de funcionamiento =  8.000 Whora, o sea, 8 kWh, que a 0,20 € el kWhresulta un gasto diario de 1,6 €. Si lo multiplicamos por  365 días al año, nos cuesta anualmente 584 €

Ahora calculemos lo mismo pero con bombillas LED

10 bombillas x 10 W cada una x 8 horas de funcionamiento  =  800 Whora, o sea, 0,8 kWh, que a 0,20 € el kwh resulta un gasto diario de 0,16 €, que multiplicados por 365 días al año nos cuestan  58,4 €. Por consiguiente en la operación de cambio de las luces de incandescencia por las LED, hemos ganado 584 € – 58,4 € = 525 € en el primer año. Y a partir del segundo año,  ganamos más, pues las LEDS ya estarán amortizadas.

 

4.- ¿Cuánto tardaré en amortizar el coste de las LED?

Si el coste de las bombillas LED fuera de 5 € cada una el coste total de las 10 bombillas seria de 50 €, que restados de los 525 € de ahorro, al año en la operación habríamos ahorrado limpios 525 € – 50 € = 475 € el primer año, y a partir del segundo año el ahorro sería de 525 € anuales.

Ahora toca que cada uno de vosotros veáis cuántas bombillas incandescentes tenéis en casa, calculáis las horas totales de funcionamiento de las luces,  hacéis las mismas operaciones anteriores y tendréis el ahorro neto en cada caso.

 

5.- ¿Qué tipo de bombillas LED debo comprar?

Hay dos aspectos que debéis tener en cuenta: el tipo de casquillo de las bombillas y el color de la luz.

El casquillo es la parte de la bombilla que va roscada o encajada en la lámpara o base de soporte de la bombilla actual. Si es roscada, la LED que compréis debe ser del mismo tipo de casquillo, para poder roscarla o bien, si la bombilla actual es de otro sistema, llevaros la muestra para comprar el mismo sistema de encajar la nueva LED en su alojamiento.

Respecto al color, debéis tener muy en cuenta si queréis luz BLANCA (lo ’habitual en LED) o bien del tipo “luz solar” que es de un tono amarillento similar a las bombillas de incandescencia, que es más indicado en interiores de la casa que la luz blanca. Si tenéis dudas, comprar solo una y probar el “color” de la luz. Normalmente en cocina, cuartos de baño, etc., se acostumbra poner luz blanca, la normal en LEDs, y en salones, comedor, habitaciones, etc, se ve más natural la de color amarillento. Pero eso va a gustos, que cada cual debe decidir.

 

Lo importante es que por poco dinero invertido y un fácil y rápido trabajo, podemos ahorrarnos mucha electricidad consumida, que cuesta mucho dinero al año, como hemos visto.

Y aquí os dejo por hoy, amigos lectores. El lunes de la próxima semana, 23 de Octubre, podréis leer mi nuevo artículo, que espero os interese también y os sea útil.