¿Cuánto puedo ahorrar cada año si cambio mi lavadora, lavavajillas, frigorífico, etc. de hace 5, 10 ó 15 años por un aparato nuevo?


De todos es sabido que los electrodomésticos son cada día más eficientes,  o sea, que gastan menos electricidad, tienen mejores prestaciones y al gastar menos energía favorecen al medio ambiente. Por eso es lógico que si sustituimos nuestro viejo electrodoméstico por uno nuevo más eficiente,  ahorremos en consumos, especialmente si el nuevo aparato es de alta Eficiencia Energética. 

Pero el objeto de este artículo no es repetir una vez más que ahorramos dinero con el cambio, sino la VALORACIÓN que representa ese cambio. Por eso hoy vamos a calcular de manera muy sencilla cuántos euros podemos ahorrar si sustituimos cada uno de nuestros electrodomésticos en función del aparato (lavadora, frigorífico, lavavajillas, etc.) y de su antigüedad en años. Para ello vamos a partir de una tabla elaborada por la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (ANFELque nos facilita los ahorros anuales estimados, en dos versiones: en coste económico y en energía consumida en kWh.

 

Veamos los contenidos de este artículo.

1.- Explicaciones sobre la columna izquierda de la tabla. (en amarillo)

2.- Explicaciones sobre la segunda columna de la tabla. (en azul)

3.- Ejemplo: ¿Cuánto dinero podemos ahorrar cada año si cambiamos nuestro viejo lavavajillas de hace más de 15 años?

4.- Pero…eso dependerá también del número de lavados que haga, ¿no?

5.- Entonces esta tabla es solo orientativa….

6.- ¿Cómo puedo saber si realmente me interesa cambiar el aparato por un supuesto ahorro que no es exacto?

7.- En el caso de cambiarlo, ¿Que aparato me compro?

 

Comenzaremos revisando la tabla y analizando toda la información que nos facilita.

Fuente: Consumer, Eroski.

1.- Explicaciones sobre la columna izquierda de la tabla. (en amarillo)

En esta columna, de color amarillo, se indica en primer lugar de qué aparato se trata, comenzando por COMBIS (frigoríficos con congelador y conservador) y debajo se indica la antigüedad en años del aparato a sustituir pues esa antigüedad de 5, 10 ó 15 años es la base de partida para calcular el ahorro anual que representará cambiar ese aparato por uno nuevo, de mayor eficiencia energética.

Como la antigüedad del aparato determina aproximadamente el año de su fabricación, quien calculó la tabla partía de la eficiencia energética que los aparatos tenían hace 5, 10 ó 15 años, comparando aquella eficiencia  con la actual de la compra del nuevo aparato de mayor eficiencia energética, con lo que podía calcularse, de manera aproximada, el ahorro anual que proporciona el nuevo aparato comprado.

Vemos también, en la misma columna, que además de la antigüedad de 5, 10 y 15 años del aparato a sustituir, hay una cuarta posibilidad: que sea mayor la antigüedad que los 15 años. En ese caso, el autor lo valora también bajo el nombre de “Ahorro máximo”, considerando que si es más antiguo todavía, al comprar uno nuevo, actual, hay más ahorro, puesto que el aparato sustituido tendría menor eficiencia energética todavía.

 

2.- Explicaciones sobre la segunda columna de la tabla. (en azul)

En esta columna se indica la cantidad anual de euros que se pueden ahorrar con los aparatos de eficiencia energética A+++ y A++, según la edad del aparato sustituido y del máximo que se puede alcanzar si el viejo aparato era más antiguo de los 15 años.

Vemos que el ahorro máximo al sustituir un combi de más de 15 años puede ser de hasta 172 € al año si el nuevo aparato es de eficiencia energética máxima, o sea, A+++ o bien de 158 € si el aparato que lo sustituye es de eficiencia energética A++.

Como podemos observar, en esa última columna se dan los datos de ahorro en euros anuales y también en los kWh consumidos, lo que indica que el cálculo efectuado por el autor respecto al consumo eléctrico sale a 20 céntimos de euro el kWh.Yo por mi parte vengo aplicando desde hace más de un año un coste del kWh de 0,22  € como promedio de los análisis de facturas de la luz.

 

3.- Ejemplo: ¿Cuánto dinero podemos ahorrar cada año si cambiamos nuestro viejo lavavajillas de hace más de 15 años?

Vamos a la tabla y en la primera columna buscamos LAVAVAJILLAS. Como es de más de 15 años buscamos AHORRO MÁXIMO. En la segunda columna tenemos las dos opciones: si compramos un nuevo lavavajillas de eficiencia energética A+++ ahorraremos al año 61 € y si lo compramos de eficiencia energética  A++ ahorraremos al año 58 €

 

4.- Pero…eso dependerá también del número de lavados que haga, ¿no?

En efecto. No es lo mismo lavar una vez cada dos días en el lavavajillas que hacerlo todos los días (y la lavadora, el horno, etc.). Por supuesto que cuanto más se lave, más se gasta y más se ahorra en el gasto. Por eso es necesario explicar que todos estos cálculos están hechos dependiendo del número de lavados, uso del horno, etc. Esa base está en todos los cálculos de las etiquetas de eficiencia energética, pues cada una de ellas, y para cada aparato, queda indicado el numero de lavados o de usos del  aparato que se han previsto para determinar cuál es la eficiencia energética de cada uno.

Por ejemplo: en el caso de las lavadoras se hacen los cálculos y ensayos de eficiencia energética partiendo de 220 lavados anuales, y en el de los lavavajillas se calculan 280 lavados anuales. Queda claro pues que la tabla es relativa, nos da una idea aproximada, pero si queremos ser rigurosos, para calcular el coste exacto anual habría que introducir el dato del número de lavados reales. Por consiguiente, todos estos números son relativos y dependen del uso que se dé al aparato.

 

5.- Entonces esta tabla es solo orientativa….

Efectivamente, esta tabla nos da una orientación pero depende, como hemos visto, de varios factores. Y no solo de lo que he explicado. Hay otros factores como son el consumo de agua, la temperatura del programa, el tipo de lavado, etc. que pueden variar los resultados, por lo que no debemos olvidar que esta tabla es relativa, y depende del uso que se dé a los aparatos pueden surgir diferencias, en mejor o peor ahorro, en función del uso que se les dé.

 

6.- ¿Cómo puedo saber si realmente me interesa cambiar el aparato por un supuesto ahorro que no es exacto?

Mi consejo sería no cambiar el viejo aparato a no ser que tenga más de 15 años, pues la inversión en uno nuevo puede tardar años en amortizarse. Sin embargo hay otra situación que puede ser definitivas para comprar un aparato nuevo y sustituir el antiguo:que se produzca una avería y que sea importante el coste de la reparación. Yo diría que si el coste de reparar el aparato se acerca a la mitad del coste de uno nuevo, más eficiente y de menor consumo, es el momento de cambiarlo y no repararlo. Si tienes un aparato en esas condiciones que nuevo te cuesta, por ejemplo, 400 € y repararlo cuesta 200 €, yo no repararíaUno nuevo sería mucho más eficientes (consumiría menos) y tendrá dos años de garantía si surge alguna avería.

Actualmente, como he comentado en varios de mis  artículos, las reparaciones de aparatos “viejos” no son aconsejables si la avería es importante. Por jemplo: reparar (cambiar) una placa electrónica, ya no se cambian, porque puede costar más de la mitad del coste de un aparato nuevo.

 

7.- En el caso de cambiarlo, ¿Que aparato me compro?

Yo aconsejaría una marca de calidad y con un buen Servicio Técnico. Y en cuanto a la eficiencia energética yo me inclino por la máxima, o sea A+++, que es la máxima actual, pues como hemos visto en la tabla, cuanta más eficiencia energética tenga el aparato, menos consume y más ahorra.

 

Espero, amigos lectores, que os haya sido útil este artículo. Y si queréis,  os espero el próximo lunes, que publicaré otro nuevo, como vengo haciendo cada semana. Hasta el próximo lunes, apreciados lectores.