Apps que despluman tu cuenta bancaria sin que te des cuenta


Parecen aplicaciones normales y corrientes pero los expertos las llaman apps «desplumadoras». Se pueden descargar como si fueran gratuitas tanto en el Google Play de Android como en el App Store de iPhone. Sin embargo, de gratis no tienen nada porque el usuario termina pagando cantidades que superan los 450 euros al año por aplicación.

En el caso de los teléfonos con sistema operativo Android, estas aplicaciones suman más de 600 millones de descargas y se encuentran presentes en más de 100 millones de teléfonos. En el caso de Apple, aunque la magnitud sigue siendo millonaria, los datos son sensiblemente inferiores con más de 3,6 millones de descargas.

Se trata de un lucrativo mercado descubierto por la empresa de ciberseguridad Sophos, una multinacional con capitalización billonaria que cotiza en bolsa.

La compañía ha bautizado a estas apps con el neologismo de fleeware, que en castellano se traduce como apps que te despluman o apps desplumadoras.

Toleradas por Google y Apple

Las aplicaciones desplumadoras tienen un modelo de negocio turbio basados en trucos que Apple y Android toleran. Y, aunque no se trate de troyanos o virus informáticos, emplean distintos ardides para conseguir que los usuarios paguen una (cara) suscripción sin darse cuenta.

Desde Sophos explican que una de las características comunes es que «se trata de aplicaciones cuya descarga es gratuita pero que todas las funciones que llevan incorpadas no lo son y acaban resultando muy caras».

El sistema para ganar dinero está diseñado de tal forma que los usuarios pueden descargar las aplicaciones desde el App Store o desde Google Play sin tener que pagar nada. Sin embargo, una vez que la app está instalada en el teléfono móvil, las propias aplicaciones obligan a los usuarios a darse de alta en un sistema de suscripción que tiene una corta prueba gratuita. De otro modo, los usuarios no podrán disfrutar de las prestaciones de la aplicación.

Sin embargo, «no hay ningún aviso de que si no te gusta la suscripción y cancelas en unos pocos días -normalmente en tres- te empezaran a cobrar», aseguran desde Sophos.

Es precisamente en este momento en el que los usuarios empiezan a ser «desplumados» con unas suscripciones de precios inflados.

Están expresamente diseñadas para sacar el máximo dinero a los usuarios más incautos. Muchas de ellas incorporan un sistema de facturación semanal. De este modo, una vez pasado el periodo de tres días en el que son realmente gratuitas, el usuario empezará a tener que pagar.

Desde Sophos indican que los precios suelen rondar los 8,99 euros a la semana. Esto se traduce en 23,99 euros al mes y 467,48 euros al año por una aplicación que el usuario no sabe ni que está pagando. Sin embargo, hay aplicaciones que cobran hasta 69,99 dólares a la semana.

En otros casos, los pagos se hacen por adelantado y es posible que el usuario haya pagado de golpe un año de uso por estas aplicaciones. Además, se han dado casos de aplicaciones que piden a los usuarios pagar simultáneamente una suscripción mensual y una suscripción semanal valiéndose de una interfaz confusa.

Valoraciones trucadas

Otra de las características comunes que presentan estas aplicaciones es que su nota en Google Play y en el App Store está trucada. Utilizan bots que las puntúan con cinco estrellas y dejando reseña (normalmente en inglés) con un mensaje del tipo «me gusta» o «me encanta esta app».

Asimismo, utilizan unas estrategias agresivas para anunciarse. En muchas ocasiones, estos anuncios se encuentra dentro de otra aplicación que el usuario se haya instalado.

Además, estas aplicaciones tienen una característica que las hace especialmente peligrosas: no son excluyentes. Es decir, un usuario podría estar pagando varias de estas suscripciones de forma simultánea.

La lista de aplicaciones

Las aplicaciones desplumadoras no se centran en ninguna función en específico. Sin embargo, todas ellas tienen en común que es posible encontrar entre la competencia aplicaciones realmente gratuitas que realicen las mismas funciones.

Algunas de las aplicaciones desplumadoras identificadas por Sophos son editores de fotos, editores de vídeo, aplicaciones para grabar la pantalla, aplicaciones de horóscopos, aplicaciones para leer la buenaventura, aplicaciones que ofrecen carpetas ocultas en el teléfono, aplicaciones que sirven para arreglar ficheros en formato MP3 y filtros de belleza para hacer fotos.

¿Qué hacer para que no de roben?

  • Leer siempre la letra pequeña de las apps
  • Prestar atención a si existen letras en tono de grises o en otra tipografía difícil de ver
  • Utilizar aplicaciones en las que tienes que dar tus datos bancarios una vez que ha terminado tu prueba gratuita
  • Desinstalar la aplicación no basta. En muchos casos el pago va asociado a la tarjeta de tu cuenta de Google o de Apple. Deberás cerciorarte ahí también que has dado de baja la suscripción para cancelar los pagos. De otro modo tendrás que seguir pagando las facturas aunque no tengas la app instalada en tu móvil.