Como podréis ver en el margen derecho de mi blog, en el apartado “ETIQUETAS” creé hace poco tiempo un nuevo tema para el blog que llamé MARKETING DE CONTENIDOS, refiriéndome a la necesidad básica de los consumidores que tienen que comprar un electrodoméstico o cualquier otro aparato o producto, de informarse adecuadamente para elegir el mejor aparato en su relación calidad-precio y el que más le convenga, decisión que si bien toda la vida ha tenido su importancia, en la actualidad, en la llamada “era de la información”, los consumidores nos preocupamos de informarnos adecuadamente antes de comprar un aparato, para seleccionar el que más nos conviene, y eso cada vez es más fácil. Se recurre a la búsqueda en internet, y muy especialmente en el caso de las compras ON LINE, donde no se ve físicamente el producto y tampoco tenemos el vendedor de la tienda que nos pueda asesorar. Por eso, cada vez más las empresas cuidan y mejoran sus Webs para facilitar esa información al consumidor, aunque no siempre lo que publicitan son verdades absolutas. Como eso es complejo y extenso hoy voy a iniciar ese camino, para informar sobre esta cuestión, que iré desarrollando en sucesivos artículos.

Como decía, ya en mi primer artículo sobre el tema describía cómo una marca como OTSEIN fue decayendo en calidad hasta finalmente cerrar y liquidar la fábrica, que estaba integrada en la multinacional italiana CANDY. Los que leyeran aquel artículo, publicado el día 29 de Agosto de 2.014, pudieron escapar de la intención de comprar aquella marca, salvándose de quedarse con una lavadora que ya no se fabrica, sin piezas de recambio y prácticamente sin Servicios Técnicos. En esa ocasión recogía una de las necesidades de información antes de comprar un aparato: enterarse de su proyección futura y de si el fabricante continuara trabajando durante largo tiempo, pues de no tener claro ese punto, mejor buscar otro fabricante o marca de la que creamos en su futuro.
En el segundo artículo de la serie, editado el 29 de Septiembre, analizaba este caso La multinacional italiana INDESIT “redefine el concepto de colada” (o eso dicen) con sus nuevas lavasecadoras HOTPOINT. Revisada la información resultó sin datos, sin conceptos de interés, sin aspectos llamativos sobre esas supuestas novedades y mucha novelación. Exactamente un ejemplo de lo que NO debe ser la información a sus eventuales clientes, lo que no encaja con los requisitos necesarios para la elaboración de un buen Marketing de Contenidos importante que convenzan al posible cliente para que se decida a comprar precisamente ese aparato. Hay que buscar la excelencia en las informaciones contenidas en la publicidad y en la Web, para convencer al posible cliente de las ventajas de su producto sobre las de la competencia. Eso es lo que buscamos cuando vamos a internet a informarnos de algo: claridad, contenidos interesantes y bien ordenados y explicados, precio correcto y seguridad en el futuro de nuestro aparato y, de ser necesario como en el caso de los electrodomésticos, un buen Servicio de Asistencia Técnica.
Por el contrario, en mi tercer artículo sobre el tema, editado el 30 de Septiembre, y titulado Termo ARISTON PRO ECO ¿Es INTELIGENTE y ahorra energía?” decía “…hoy quería poneros un ejemplo de lo que se llama “Marketing de Contenidos” que, al contrario del de ayer, éste fabricante detalla con minuciosidad las ventajas y novedades de su termo, que lo hacen bien distinto y superior a otros aparatos de esta gama…”
En cuanto a las ventas on line JAVIER GAZQUEZ, redactor del diario EL MUNDO, en su artículo dice lo siguiente:

“…El comercio electrónico está de enhorabuena. Un informe elaborado por la compañía RetailMeNot augura un crecimiento global de las ventas ‘on line’ en toda Europa y América del Norte”… las ventas por internet en España alcanzarán un montante de 10,81 billones de euros, cifra que llegará a los 12,81 billones en 2016…”

Apreciado lector: ¿Has leído bien el anterior párrafo que he transcrito del informe en cuestión? ¿No te ha extrañado nada? Vuelve a leerlo, por favor.
Está claro que este año habrá un incremento de ventas on line en España, sobre las del 2.014, y que las del 2.016 serán mayores que este año. Eso esta claro. Pero…¿Te has dado cuenta de las cifras de venta que dice ese periodista de EL MUNDO? Habla de que las ventas alcanzarán este año los 10, 81 billones de euros, y que en 2.016 se venderán, a través de internet, 12,81 billones de euros… Fantástico. Según este periodista en este año compararemos en España, vía on line, 10,81 billones de euros, o sea, aproximadamente los españoles compraremos por internet casi trece veces más que nuestro producto interior bruto total de este año, que será de algo más de UN BILLÓN de euros. Ya me veo a Montoro subiéndonos los impuestos para alcanzar esos trece billones y a De Guindos pidiendo más dinero a Europa que los griegos…
Es lamentable que el redactor de un periódico de tirada nacional y de los primeros de España no sepa diferenciar el “BILLION” inglés y de EE.UU y de algunos países más (Grecia, Turquía, Portugal y Brasil) del BILLÓN del resto del mundo, donde está España. La diferencia es sensible: el billón nuestro y de la mayoría de países del mundo equivale a un millón de millones, o sea, un 1 y 12 ceros, y el “billion” ingles equivale a mil millones, o sea, un 1 y 9 ceros. Por consiguiente, el gasto de España en internet este año será de 10.810 millones de euros y en 2.016 se calcula que ese gasto será de 12.810 millones de euros.
Esta confusión que sufre mucha gente que se ocupa de “copiar y pegar” como un loro sin entender lo que lee ni calibrar las consecuencias de su error, es inaceptable en un profesional de la información, aunque esos errores y desconocimiento de los temas que tratan algunos periodistas son demasiado frecuentes y muy lamentables. Tomad buena nota, amigos lectores, de no caer en el error del periodista, que es igual que al transcribir un texto en inglés, confundiera la longitud de un metro (100 cms,) con las pulgadas (cada pulgada anglosajona tiene 2,54 cms.) por lo que diría que un metro tiene 39,37 cms. en lugar de los 100. El error sería de la misma envergadura. Podría suceder algo parecido con la Milla (anglosajona) que mide 1.609 metros y un kilómetro, que mide 1.000 metros.
Tras esta anécdota diré que ese informe original es muy interesante y completo, aportando además unas conclusiones sobre el presente y el futuro de las ventas on line, por lo que lo reproduciré completo y lo comentaré en otra ocasión. Quien quera leerlo ya, puede hacerlo en el enlace que he dejado.
Como podéis ver, el futuro, que ya está aquí, es de las compras on line, incluyendo por supuesto a los electrodomésticos. Eso nos lleva a la explicada necesidad de que las empresas faciliten los daros de sus productos con seriedad, destacando sus ventajas sobre otros posibles competidores, explicando a fondo sus aparatos con un Marketing bien planteado: un Marketing de Contenidos y no de publicidad engañosa, vulgar, confusa o insuficiente para motivar al posible comprfardor. El futuro de las empresas depende del sus productos y de su forma, acertada o errónea, de comunicarlo a su público. De ahí la enrome importancia y de la necesidad vital de una comunicación acertada y convincente.
Siguiendo este hilo, en próximos artículos comentaré con ejemplos de contenidos publicitarios sobre electrodomésticos y otros artículos, ejemplos de lo que interesa conocer y de las pautas a seguir para nuestras compras, especialmente cuando sean ON LINE.
En línea parecida mi próximo artículo sobre este tema tratará de “la venta por internet y el comercio tradicional” , lo que sucederá Y LO QUE ESTA SUCEDIENDO YA y cómo lo ven los expertos.