Cuando vayas a comprar una lavadora, lo primero que debes hacer para seleccionar el aparato que más te interesa es comparar los datos contenidos en la Etiqueta Energética.
 
Los datos que debe contener, y que figuran normalmente también en los catálogos, son los siguientes:

  • Eficiencia Energética: procura que sea de clase A ó superior. Ahorrarás dinero y energía.
  • Eficacia de lavado: debe ser de clase A
  • Eficacia de centrifugado: dependerá de la velocidad de centrifugado que elijas. No es necesario superar las 1.000 revoluciones, ya que a más velocidad más se estropea la ropa y más cuesta plancharla, y más cuesta el aparato. Con un tipo B de eficacia es suficiente.
  • Consumo de energía por ciclo: es el dato más importante y  debe ser decisivo para la compra
  • Velocidad de centrifugado: ver las observaciones anteriores sobre el tema.
  • Consumo de agua por ciclo: dato también muy importante, pues a menor cantidad de agua, menor consumo de detergentes, suavizantes y sobre todo, energía eléctrica para calentarla en el lavado. Actualmente una buena lavadora no debe superar los 50 litros de agua por ciclo.
  • Capacidad en kilos de ropa seca de algodón estándar.
  • Nivel de ruido: número de decibelios, que sea menor de 50.
Si queréis ver el ahorro energético según la letra de eficiencia energética, ver
Respecto al calentamiento del agua, cada vez los detergentes lavan mejor con agua fría. Además de ahorrar energía, no necesitarás añadir en ningún caso productos antical, pues con agua fría (o poco caliente) no precipita la cal, y como los detergentes actuales llevan polifosfatos, neutralizan los efectos de la cal. Ver también, sobre este tema
Ten en cuenta que la eficacia del lavado no depende demasiado de la temperatura, sino que es un combinado de agitación mecánica, tiempo del ciclo de lavado y temperatura. La acción mecánica ha mejoradoi mucho en los últimos años, optimizando los arrastradores del bombo y la configuración de los agujeros del mismo.

También los detergentes son más efectivos cada día, por lo que realmente el agua caliente solo es necesaria en casos de mucha suciedad de la ropa.

Una vez verificados los datos importantes entre varios modelos y marcas, elige la que mejor te parezca, o la que más te guste, o simplemente la más económica.