Hace más de cuatro años, el 28 de Octubre de 2.010, escribí mi artículo “Encimera vitrocerámica o de inducción, ¿Cuál es mejor?” donde explicaba que las encimeras vitrocerámicas de inducción ahorraban un 40 % de energía eléctrica para cocinar en relación con las vitrocerámicas normales. Hubo comentarios de lectores que no estaban de acuerdo con mis afirmaciones y eso me llevó a escribir un nuevo artículo el 28 de Septiembre de 2.012, “¿Es cierto que la encimera de Inducción ahorra un 40 % más que la vitrocerámica normal?” donde volvía a explicar y confirmar de nuevo mis anteriores afirmaciones del ahorro de un 40 % en energía consumida, que también produjeron dudas en algunos lectores. Hoy añadiré este tercer artículo sobre el mismo tema, originado en esta ocasión por un comentario dejado por ALBERT el 6 de Octubre de 2.014, donde informaba de lo siguiente:

“ Albert6 de octubre de 2014, 12:47
Hoy en el blog NERGIZA aparecen medidas comparativas entre Inducción y Vitrocerámica, adjunto el enlace, saludos:
http://nergiza.com/vitroceramica-normal-vs-de-induccion-cual-es-mas-eficiente/

Como podéis comprobar, amables lectores, una vez más ALBERT nos informa del hallazgo de un interesante artículo, en este caso del excelente blog NERGIZA, titulado “VITROCERÁMICA NORMAL VS DE INDUCCIÓN, ¿CUÁL ES MÁS EFICIENTE?” donde se describe un experimento práctico y saca unas conclusiones. Veamos el artículo completo, que transcribo a continuación:

“Como hemos recibido varias consultas sobre este tema en nuestro servicio de consultoría energética gratuita, y por fin disponemos de una vitrocerámica de inducción, vamos a resolver la duda: ¿vitro normal o de inducción? ¿Cuál es más eficiente?

Anteriormente comparamos un microondas VS vitrocerámica normal, con interesantes resultados. En esta ocasión utilizaremos un medidor de consumo marca Efergy EMS-EU que también es capaz de medir el factor de potencia.
La vitrocerámica que vamos a usar es una Fagor Innova que posee dos focos de inducción y otros dos convencionales:

Esta vitro en particular tenía un enchufe especial y hemos tenido que improvisar una conexión temporal.

Procedemos a calentar medio litro de agua del frigorífico a 12ºC en una olla en la vitro convencional y según el medidor Efergy estamos consumiendo 2.150W en la potencia “9″ con un factor de potencia del 100%. Después de un rato el agua comienza a hervir y paramos el crono:

        7 minutos y 204Wh gastados (3,7 céntimos de Euro)

Hacemos el mismo procedimiento en la zona de inducción a menos potencia para tardar aproximadamente lo mismo (ya que la inducción es mucho más rápida que la convencional y puedes utilizarla a menor potencia). El medidor nos marca un consumo de 850W en la potencia “6″ con un factor de potencia del 96%. Resultado:

          8 minutos y 112Wh gastados (2 céntimos de Euro)

CONCLUSIÓN 

La vitrocerámica de inducción es más rápida, y consume un 45% menos que la convencional (eficiencia parecida al microondas). Además es mucho más segura si hay niños en casa y es mucho más fácil de limpiar.

Por contrapartida, tiene un factor de potencia algo peor, por lo que en locales que tengan contratados más de 15kW de potencia eléctrica, pueden ver un pequeño incremento en la penalización por energía reactiva si no disponen de baterías de condensadores. De hecho la vitrocerámica apagada consume 3,1W con un factor de potencia del 4%, consumiendo 0,21A de corriente, lo que nos da 0,21A x 230V = 48VA. Otra desventaja es que no todos los “cacharros” funcionan en la inducción, sólo aquellos que se les pegue un imán en la base.”

No voy a añadir ni una sola palabra al texto de NERGIZA, Los lectores sabrán valorarlo adecuadamente y darse una vuelta por este gran blog llamado NERGIZA
Y a ALBERT agradecerle una vez más su constante colaboración.