Mi amigo el ingeniero Antonio Moreno Alfaro, editor de su web ESTAFALUZ, quijote andaluz en lucha contra los gigantes molinos de viento de las insaciables compañías eléctricas, me ha pasado un artículo de EL PAIS del dia 5 de este mes de Agosto. Se trata de “EL ENGAÑO VERDE”, de Sergio C. Fanjul.
 
Este artículo comienza diciendo: “La publicidad, como es sabido, tiene por objetivo vender y no informar.  Nadie podría resumir en tan pocas palabras esta gran verdad.
Añade a continuación: “Así que no hay que fiarse. Recientemente la UE ha alertado de la falsedad del 80% de los reclamos publicitarios utilizados en un conjunto de 2.758 productos alimentarios, por no estar probados científicamente. Por ejemplo: es falso que las tan cacareadas isoflavonas de la soja protejan el ADN, las proteínas y los lípidos de la oxidación. También es falso que la coenzima Q10, de moda en gimnasios contribuya a proporcionar energía a través del metabolismo.”
Más adelante, en este mismo artículo se dice “En 2004, la Unión Europea quiso clarificar un poco el embrollado panorama y prohibió la utilización de las partículas eco o bio para alimentos que no fueran producto de la agricultura ecológica. Fue la razón de que los yogures Bio, de la marca Danone, pasaran a llamarse Activia, como siguen llamándose hoy en día.”
 
Otro ejemplo: lo que podríamos llamar LAVADO VERDE: “Mediante el greenwashing, las empresas (o las instituciones) tratan de lavar su imagen (o nuestro cerebro) y aprovechar el prestigio comercial de lo verde publicitando sus productos (o sus políticas) como respetuosos con el medio ambiente o ecológicos, cuando no es del todo cierto. Para ello ponen el foco en los datos que les interesan, ocultan otros factores menos sostenibles o, simplemente, retuercen la información a su antojo. Son habituales leyendas como “Respetuoso con el medio ambiente”, “100% natural” o “eficiencia energética” o imágenes de espacios naturales impresas en los envases de productos nocivos para el medio.”
 
¿Os suena esta publicidad engañosa y fraudulenta?. La radio y la televisión nos van machacando continuamente con anuncios que pocos creen ya, pero que todavía “venden”. Es realmente vergonzoso escuhar las barbaridades contínuas y engañosas vertidas en la publicidad. Y aquí, como siemore, NO PASA NADA. ¿Quién  nos defiende de tales atropellos? ¿Quién debe poner fin a tantos engaños?. Hace unos días oí un anuncio de AUTOCONTROL. Empezaba diciendo así:
 
La Publicidad nos importa a muchos. Por eso, en Autocontrol anunciantes, agencias y medios trabajamos por una buena publicidad: una publicidad veraz, legal, honesta y leal. Hazte  socio o suscriptor .”
 
Señores de AUTOCONTROL: La inmensa mayoría de la publicidad que aparece en los medios de comunicación españoles ni es veraz, ni es legal, ni es honesta ni es leal. Primero porque lo que digo se puede apreciar a simple vista en ma inmensa mayoría de los anuncios, que mienten, engañan, dicen verdades a medias, prometen lo que no cumplen y sorprenden la buena fe de los usuarios menos cultivados. Y no me digan Vds., después de la coletilla “Hazte socio o suscriptor” que están defendiendo al sufrido ciudadano. Llevan Vds. “trabajando en su negocio”  desde 1.996. De entonces acá, los engaños publicitarios se han incrementado exponencialmente. ¿Quieren atarme esa mosca por el rabo?
AUTOCONTROL es una Asociación “sin ánimo de lucro” ¡Ya estamos! Como tantas otras, creada, en este caso, por fabricantes, agencias de publicidad, anunciantes, medios de comunicación, etc, para el AUTOCONTROL de la PUBLICIDAD. Claro, creada esta sociedad, ya no se meten otras ni tampoco el estado (que es su obligación, no la de mirar para otro lado) pues ellos mismos se “autocontrolan”. Como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como.
Este es uno más de los artículos que he escrito sobre  publicidad engañosa. Si queréis verlos, buscad, arriba a la derecha, la etiqueta “PUBLICIDAD ENGAÑOSA”. Ahí están todos.