Un ama de casa me ha dicho que se le ha estropeado la plancha, y me ha pedido consejo: ¿Qué se compra, otra plancha o un Centro de Planchado? Y como yo sé bien poco de esas cosas, me he documentado para asesorarme y he dispuesto de una información muy importante que posiblemente sea de interés para mis lectoras y lectores. Estas explicaciones me han parecido muy interesantes y por eso os las traslado textualmente. Mi única aportación es poner los títulos a las explicaciones y algún pequeño comentario.

 

Veamos primero  la Tabla de contenidos de este artículo.

1.- ¿Realmente supone un ahorro la utilización de un centro de planchado frente a una plancha normal, de toda la vida?

2.- ¿Qué tienda elijo para hacer la compra?

3.- ¿Cómo debo analizar todas estas características para saber si me conviene o no un centro de planchado?

4.- ¿Qué Centro de Planchado me compro?

5.- ¿Cuánto consume la plancha?

 

Vista la Tabla de Contenidos, vamos a ir leyendo por capítulosComo siempre hago, los textos copiados irán en letra cursiva y los textos propiamente míos irán en letra normal.

 

1.- ¿Realmente supone un ahorro la utilización de un centro de planchado frente a una plancha normal, de toda la vida?

“Llevaba tiempo dándole vueltas a esta cuestión, no sólo por lo que respecta al plano económico, que también, sino en lo que tiene que ver con el tiempo: sin duda, un centro de planchado elimina las arrugas de forma más rápida. Ahora bien, el desembolso inicial también es significativamente mayor… ¿Merece la pena?

La decisión está tomada: voy a comprar un centro de planchado para valorar sus virtudes y sus defectos y a continuación os lo contaré todo.

 Son muchas las ventajas que supone este moderno sistema de alisado frente a una plancha tradicional, pero también me ha quedado claro que no siempre se adapta a las necesidades de todos los hogares.

 Hay que considerar muy bien nuestras rutinas de uso de este electrodoméstico antes de decidir que nos cambiaremos a un mecanismo mucho más complejo como lo es el centro de planchado o centro de vapor.

 El primer consejo de ahorro que quiero proporcionaros con este artículo es que, siempre que podáis, elijáis comprar por internet: ahorrareis tiempo en los desplazamientos, podréis mirar y remirar una u otra opción sin esfuerzo y, además, en muchas ocasiones las tiendas online realizan envío gratuito y ofertas más agresivas que las tiendas físicas.“

2.- ¿Qué tienda elijo para hacer la compra?

 La tienda on line que elegí para adquirir mi centro de planchado es  La Casa del Electrodoméstico  que proporciona una información de lo más completa acerca de ambos sistemas de planchado y nos ofrece un buen resumen de las características que debemos analizar a la hora de decidir cuál comprar:

  • Capacidad del depósito. Mejor que sea extraíble para facilitar el relleno de agua. La capacidad suele estar entre los 0,8 L y 2 L. La autonomía es ilimitada y además podrás rellenar con agua sin necesidad de tener que apagarla.
  • Bares de presión. Esto es la medida con la que se cataloga la fuerza con la que sale el vapor de agua. Lo recomendable son, como mínimo, a partir de 4 bares.
  • Sistema antical. Esta característica es muy importante a tener en cuenta si vives en zonas con agua dura. La plancha tendrá su propio filtrado antical para que no se acumule en tu aparato, de esta forma podrás usar agua del grifo sin preocupaciones.
  • Tiempo de arranque. Los centros de planchado suelen tardar más que las planchas habituales. La media está entre los 2 y 10 minutos de pre-calentamiento para que la plancha esté en las condiciones óptimas para comenzar el planchado.
  • Peso total. Es importante saber que los sistemas de centros de planchado pesan algo más que las planchas. Su peso oscila entre los 4 y 6 kilos.
  • Modo ECO. Los fabricantes saben de la necesidad de sus clientes por ahorrar en sus facturas. Con el modo bajo consumo que tienen varios centros de planchado, ahorrarás en consumo eléctrico. Este sistema es ideal para días de poca plancha.
  • Golpe de vapor. Con una potencia superior a las planchas, quitarás de un solo golpe esa arruga que se está resistiendo.
  • Potencia. 2000w son los necesarios para el correcto funcionamiento de los centros de planchado.

 

3.- ¿Cómo debo analizar todas estas características para saber si me conviene o no un centro de planchado?

“Lo primero es responder a ciertas preguntas:

  • ¿Sueles planchar muy a menudo y grandes cantidades de ropa?
  • ¿Tienes dolencias de espalda, brazo o muñeca?
  • ¿Tienes suficiente espacio de almacenaje?
  • ¿Los tejidos de la mayoría de tus prendas de vestir son delicadas?

 Si contestas que sí al menos a 3 de estas preguntas está claro, un centro de planchado es ideal para ti; su alta presión de vapor te permitirá planchar tu ropa de la manera más sencilla, acabando con todo tipo de arrugas, incluso en vertical e invirtiendo menos tiempo y esfuerzo.

 Este electrodoméstico tarda más en conseguir el calor deseado, pero también es más potente y eficaz, sobre todo si tienes un buen lote de ropa para planchar. Además, con la opción de planchado vertical podrás acabar con esas arrugas de difícil acceso o en prendas de ropa delicada que se alisan mejor con vapor, como vestidos de fiesta o trajes.”

4.- ¿Qué Centro de Planchado me compro?

“Sin embargo, a diferencia de la plancha tradicional el centro de planchado ocupa más espacio y eso hay que considerarlo. Yo, solo como referencia, me he decantado por la opción que me ofrece mejor relación precio-prestaciones y se adapta más a mis rutinas, el centro de planchado Bosch TDS4070 2400W con suficiente depósito de agua (1.4 L) y por supuesto función Eco.”

Cepillo de vapor Vertical Rowenta DR8095

Cepillo de vapor Vertical Rowenta DR8095

5.- ¿Cuánto consume la plancha?

“La plancha es uno de los electrodomésticos que más energía gastan por minuto de uso, y según datos del IDAE, un centro de planchado compacto puede llegar a gastar un 46% menos de energía que una plancha clásica. Estirar la ropa cuando se tiende, procurar planchar el mayor número de prendas de una sola vez y trasladar su uso a horas de energía más barata, también te ayudarán a ahorrar.”

Efectivamente, una plancha de 2.000 W consume 2 kWh, que a un precio redondeado de 0,20 € el kWh, gasta 0 céntimos de euro cada hora, o mejor por minutos de funcionamiento, ya que no está  siempre consumiendo: por cada minuto de consumo de la plancha nos cuesta 0,20 € el kWh y si consideramos que está funcionando (consumiendo)  la mitad del tiempo, o sea una hora,  su coste de electricidad sería  de 20 céntimos de € el planchado.

Espero, amables lectoras y lectores, que este artículo reproducido por mí del del documento original, haya sido de utilidad.

Este artículo se ha publicado el lunes día 26 de Febrero de 2.018, como vengo haciendo todos los lunes. Confío que el siguiente lunes, día 5 de Marzo, visitéis también este blog para leer mi siguiente artículo que estoy preparando y que espero os resulte interesante y útil.