Hace años vengo diciendo que la concentración de las empresas fabricantes de electrodomésticos, con la desaparición de muchas y la absorción por otras, nos llevará, en un futuro próximo, a que el número de fabricantes de electrodomésticos se reduzca a no más de una docena en el mundo. Hoy voy a hacer un resumen de lo acontecido este pasado año 2.014 refiriendo los cierres de empresas del sector en España y, en un próximo artículo,  a nivel mundial. Cada vez hay menos fabricantes y más marcas absorbidas. Unas con futuro y otras que volverán a desaparecer al poco tiempo de ser absorbidas o compradas. Eso nos lleva a tener que pensar muy seriamente nuestra decisión de compra de los electrodomésticos, pues hoy estamos comprando marcas cuya fábrica y prestigio desaparecieron hace años y pueden volver a desaparecer como nuevas marcas, en un plazo próximo.


Siempre he aconsejado que se elija bien la marca de los electrodomésticos que se van a adquirir, asegurándose, dentro de lo posible, de la continuidad del fabricante, al menos durante el tiempo de duración esperable del aparato a adquirir. Sucede todos los días que usuarios que confiaron en una marca para comprar su electrodoméstico se encuentran con el cese de su fabricación (o el cambio de propietario de la fábrica) y ya no se fabrica el mismo aparato ni los recambios ni continúa existiendo la Red de Servicios Técnicos Oficiales de la marca…¿Cuántos aparatos marcas FAGOR, EDESA, ASPES……. No pueden reparar sus aparatos, todavía en buen uso, por la falta de un recambio, de un Servicio Técnico, del incumplimiento de la garantía, etc. etc. En este blog, en los comentarios de los lectores, es frecuente que hablen de este tema, explicando sus problemas de esta índole que muchas veces acaban con la sustitución obligada del electrodoméstico.

Hoy trataré de casos de fabricantes y marcas españolas, y en el siguiente artículo sobre el tema, del resto del mundo.
Dos casos de marcas muy conocidas en nuestro país han ocurrido en 2.014r: El cierre y desaparición de FAGOR y el cierre de la fábricañabrica de OTSEIN-CANDY en Bergara (Guipuzcoa). En ambos casos ha habido comentarios en este blog explicando las dificultades de reparar aparatos de esas marcas por falta de recambios, así como del incumplimiento de los dos años de la garantica y dificultades en la atención de los Servicios Técnicos Oficiales por falta de recambios y documentación y dirección de los mismos.
Revisemos el caso de FAGOR, que tanta repercusión ha tenido en los medios de comunicación y en las poblaciones donde tenía sus fábricas.
Tras la forzada situación concursal de la cooperativa de Mondragón (antigua suspensión de pagas) y tras meses de agonía y de ronda de depredadores (depredador: que caza animales de otra especie para alimentarse), la parte española del grupo fue adjudicada a la compañía catalana CNA CATA en el pasado Agosto y que al terminar el año había reabierto la producción en dos de las factorías de FAGOR en el país vasco, con 155 empleos que se irán incorporando a diferentes departamentos para llevar a cabo actividad comercial e industrial de la nueva FAGOR. Dicho inicio de operaciones se produjo en Noviembre con la COCCIÓN MINIDOMÉSTICOS en las plantas de Garagarza y Eskoriaza (Mondragón) y la de EDESA en Basauri, para la fabricación de aparatos “confort” (termos).
Pero no se habla de fabricar electrodomésticos tipo lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, etc. Esos aparatos, que sin duda se comercializarán con la marca FAGOR, se importarán, procedentes de países de menores costes laborales y se venderán en España aprovechando el tirón que tenía la marca FAGOR, como han hecho y seguirán haciendo los carroñeros en la historia de los electrodomésticos en España. De entrada, ya se sabe que hay problemas de suministro de recambios de estos electrodomésticos de la “antigua” FAGOR. La pregunta es: ¿Cuánto tiempo durará la “NUEVA” FAGOR? Porque mi experiencia me dice que NUNCA SEGUNDAS PARTES FUERON BUENAS (con la única excepción de la segunda parte del Quijote). Todas las empresas fabricantes de electrodomésticos que he conocido, que cerraron en su día y cuya marca fue comprada por otros fabricantes o por COMPRADORES DE MARCAS, no han tenido mucho recorrido. A menos que fueran toralmente absorbidas por el comprador como sucedió con BALAY y su grupo, absorbida e integrada en BOSCH, que ha continuado fabricando en la sede de BALAY.
El caso más reciente es el del cierre de la planta de fabricación de las lavadoras de carga superior OTSEIN (del grupo CANDY), que ya venía presentando problemas con los recambios de sus propios aparatos y que ahora se agudizarán al cerrar la fábrica. CANDY compró la fábrica a MAYC en 1.992, a punto de cerrar, y ahora ha cerrado definitivamente la misma fábrica. Aquí se demuestra, una vez más, que nunca segundas partes fueron buenas. Y las terceras son aún peor. 
Todas les demás marcas, compradas por oportunistas que le han puesto el nombre de la marca antigua a aparatos importados de donde sea y como sea, no han tenido mucho futuro. Unas han cerrado, como NEW POL, CROLLS, CORBERÓ, que la compró a su cierre el grupo de ZANUSSI sin conseguir remontar la marca y revendida recientemente a un importador, el mismo que compró también BENAVENT, con un oscuro porvenir y el riesgo de dejar una cantidad de aparatos, aunque reducida, sin mantenimiento de recambios, garantía ni Servicios Técnicos; BRU, cerrada en el año 1.980, vuelta a abrir como “Nueva BRU” cerrada dos años después, y comprada la marca por el grupo de tiendas detallistas EXPERT-FADESA; KELVINATOR, ORBEGOZO, comprada por un grupo murcianos y actualmente importador de aparatos con dicha marca, etc. etc.
En estos casos, el usuario conoce y/o confía en la marca recomprada por un importador aprovechándose del tirón que en su día tuvo la marca. Pero eso, normalmente acaba como él Rosario de la Aurora, frase hecha que se usa para referirse a un hecho o suceso que sabemos o presentimos que va a acabar mal. Así han acabado o acabarán todas estas marcas: mal.
En mi próximo artículo trataré del mismo tema, los cierres y compras de las fábricas y marcas de electrodomésticos a nivel europeo y mundial, Como iréis viendo, el cierre de fábricas es algo que no tiene marcha atrás. Cuando se cierran y se vuelven a poner en marcha, duran meses o pocos años, pero al final, cierran. Esto hay que tenerlo en cuenta al comprar un electrodoméstico, ya que si no confiamos y estamos seguros de la marca que compramos, podemos tener muy serios problemas si esa fábrica o marca desaparece del mercado o bien cambia de titular, porque normalmente la empresa compradora no se hace cargo de los problemas, Servicios, garantía y recambios de la anterior.
Es importante recordar lo que decía al principio de este artículo: Antes del año 2.025 no quedarán más de una docena de fabricantes de electrodomésticos a nivel mundial. Eso sí, habrá muchas marcas que comprarán a esas fábricas los electrodomésticos para comercializarlos….pero lo mejor y más seguro es ir pensando en las marcas de los fabricantes que van a quedar. Y recordar también aquello de “siempre es mejor el original que una copia”