La Unión Europea ha dado un nuevo paso para ahorrar energía en los hogares, con la propuesta de la Comisión de crear Etiquetas Energéticas como las existentes para lavadoras, frigoríficos, secadoras, lavavajillas, hornos y aire acondicionado, que tanto han contribuido a ahorrar energía  reduciendo la factura energética y en nuestros bolsillos de consumidores.
 
Cualquier avance en la disminución del consumo energético es un gran paso no solo para reducir nuestros costes familiares, de país y europeos, sino que contribuye también a reducir las emisiones de CO2 y al mantenimiento del planeta azul.
Este acuerdo de la Comisión Europea es del pasado 28 de Septiembre. Con la implantación de las nuevas etiquetas se confía que, como ha sucedido (y sigue la carrera) en los electrodomésticos citados de la Línea Blanca, se motivará más a los fabricantes para invertir en innovación tecnológica que permita hacer cada día más eficientes los electrodomésticos en el consumo de energía eléctrica, agua, y por ende, productos detergentes, suavizantes, descalcificantes, etc., puesto que la reducción del consumo de agua de un aparato lleva consigo el ahorro en los citados productos: a mitad de consumo de agua, mitad de consumo eléctrico para calentarla, mitad de detergente necesario, suavizantes, etc.
Volvamos a los televisores, que hasta ahora no se habían incluído en la carrera energética.
Estas nuevas etiquetasirán desde la letra G (la que más energía consume) hasta la letra A (la más eficiente, y en la misma escala que la Línea Blanca).

De momento, los televisores más eficientes estarán en la letra A, y cada fabricante deberá demostrar si la eficiencia es mayor (A+). Por poner un ejemplo diré que los televisores LCD de 42 pulgadas, consumían, hace dos años, 1.000 vatios (1 KW). Hoy, con la incorporación de LEDs en su iluminación, van ya por 700 vatios de consumo y además son mucho más delgados. Ver artículo sobre LEDs, 

Y esto no ha hecho más que empezar. Estoy convencido que antes de 5 años, se habrán agotado las categorías, superando a la más eficiente prevista: la A+++

Esta es la segunda vez que la Comisión Europea propone el etiquetado energético en los televisores, pues la anterior fue rechazada por basarse en porcentajes y no quedar suficientemente claro para el consumidor. Es de esperar que esta segunda prospere, con lo que , en el próximo mes de Diciembre o como máximo en Febrero de 2.011 quede aprobado. Siendo así, la aplicación voluntaria es inmediata, y la obligatoria, un año después de su aprobación.
No obstante, la carrera por ganar en eficiencia energética en los televisores ya ha comenzado. Y también la publicidad para los mejores: “este televisor consume….vatios. busque y compare…”


Este nuevo paso de la Unión Europea añade un nuevo argumento de venta muy importante en la comercialización de los televisores. Aprovechémoslo.