Categorías
Ahorro energético Aire acondicionado Bomba de calor Eficiencia Energética

Comprar e Instalar un Aire Acondicionado ¿Cuál me interesa más? (I)

El Aire Acondicionado que vamos a comprar debe tener la adecuada potencia para el lugar donde va a instalarse, ser de Clase Energética A, pero…¿Con qué características?, ¿Con Bomba de Calor?, ¿Con sistema Inverter?, ¿Split?, ¿De pared?, ¿De techo?, ¿De conductos?, ¿Portátil?….

Todas estas preguntas debemos hacérnoslas antes de comprar el aparato. De esta manera, cuando vayamos al Distribuidor y nos hablen de tipos y funciones, ya las conoceremos y habremos meditado sobre ellas para decidirnos por las que más nos convengan en nuestro caso particular. Veamos lo que más nos interesa saber.
Primero hemos de elegir si el aparato debe ser fijo, portátil o de conductos. Los de conductos normalmente ya vienen instalados en las casas cuando se ha previsto su necesidad, aunque también pueden instalarse en cualquier momento, pero es muy complejo y hay que ponerse en manos del especialista (vendedor e instalador) desde el inicio.
Los portátiles son armatostes que no sabes nunca dónde ponerlos (siempre están en medio) y tienes que dejar una ventana entreabierta o un agujero en el cristal para sacar el tubo de evacuación. Solo lo aconsejaría si no hubiera otra solución.
Vamos a centrarnos en el más utilizado, que se compone de dos elementos: uno interior o evaporador, y otro exterior o condensador, donde va instalado el compresor. Por eso se llama “Split” (partido). También pueden ser “multisplit”, o sea, una unidad exterior y varias interiores, una para cada habitación que se desee acondicionar.
La unidad interior de los Split puede ser de pared o de techo. Este último aplicado solo a grandes espacios (locales comerciales). Nos referiremos, a partir de ahora, a los Split de pared, que son la inmensa mayoría en las casas.
Dentro de los Split, hay dos gamas: Solo para enfriar o bien con Bomba de calor, para enfriar en verano y calentar en invierno. La decisión sobre este punto es importante. Vamos a explicar en qué consiste el sistema de Bomba de Calor.

Casi la totalidad de las ventas de Aire Acondicionado Split se hacen con el sistema de Bomba de Calor. La diferencia de precio es muy pequeña y nos puede hacer ahorrar cada día mucho dinero en invierno. Este sistema consiste en que el aparato, que funciona normalmente en verano, enfriando el aire de la habitación, y “expulsando” el calor al ambiente exterior, en invierno hace lo contrario: “coge el calor” del exterior y lo “bombea” al interior. ¿Qué no lo entiendes? ¿Que en invierno fuera hace mucho frío para captar calor del ambiente?. Pues estás en un error, ya que el frío “absoluto” (en física se llama Cero Absoluto) se da a -273ºC. Lógicamente el aire acondicionado no llega tan lejos: solo funciona bombeando calor al interior cuando la temperatura ambiente exterior es como máximo de hasta 10 ó 15 grados bajo cero, dependiendo del modelo y marca. Pero es más que suficiente, en la mayoría de los casos en nuestro país.
La enorme ventaja de la Bomba de Calor es que no se necesita calentar el aire con energía eléctrica, sino solo ”bombear» el calor al interior. De esta manera, si suponemos que para una habitación de unos 30 m2 necesitamos un radiador o calefactor eléctrico de 2.000 vatios (2 KW), en una hora nos consumirá 2 KW/hora. Si funciona 10 horas al día, consumirá 20 KW/hora, a 0,15 euros el KW/hora, nos costaría, cada día, 3 euros esta calefacción. Usando la Bomba de Calor, el consumo puede ser de menos de 0,8 KW/hora en lugar de los 2 KW/hora del calefactor. El gasto en este caso sería de 1,2 KW/hora, o sea, 8 KW/hora en las 10 horas de funcionamiento, y su coste sería de 1,2 euros al día, ahorrando cada día 1,8 euros, o sea, el 60 % de ahorro. Durante 5 meses al año, se ahorrarían 270 euros. ¿Vale la pena?.
Vale la pena incluso si tienes instalada calefacción eléctrica en tu casa, porque puedes ahorrarte un 60 % del coste de energía eléctrica respecto a la calefacción que ya tienes. Y si no tienes calefacción instalada, con la Bomba de Calor ya no tendrás que hacer más inversiones, al menos en la habitación donde la hayas instalado.
Mañana os explicaré más cosas interesantes que debéis saber antes de comprar el Aire Acondicionado… También os aconsejaré sobre la Instalación del aparato (muy importante) y orientaros sobre dónde podéis comprarlo.
Categorías
Ahorro energético Eficiencia Energética

Eficiencia Energética en electrodomésticos: ahorrar cada día MAS de un 58% (II)

 Ayer decía en mi artículo que la evolución de la eficiencia energética en los electrodomésticos es imparable. La investigación de los fabricantes consigue cada día mejores rendimientos energéticos que terminaron, en pocos años, con las siete categorías iniciales (de la A a la G).

 
Hay registradas y clasificadas ya dos categorías más : A+ y A++, que como se puede ver en la imagen de la izquierda, suponen, respecto a la máxima categoría anterior A, una disminución de consumo eléctrico de hasta 13 puntos porcentuales. O sea, que el consumo de un aparato pasa a ser de hasta un 30 % respecto al consumo medio de 100. El ahorro de un 58 % con la clase energética A se convierte hasta un 70 % en la clase A+. En el caso de A++, el consumo es inferior a un 30 % de la media de 100.
 
Ver IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) donde además encontrarás una base de datos muy completa con todas las marcas y modelos del mercado español, con la clasificación energética de cada modelo, por gama de aparatos.
 
Para que tengamos una idea del ahorro que puede significar que tu frigorífico sea de clase energética A++ sobre uno entre la D y la E (media, que posiblemente sea el que tienes en la actualidad si el aparato tiene más de 10 años) vamos a calcular sobre un consumo de 350 vatios del compresor en clase media. Al día, con 10 horas de conexión del compresor, serían 3,5 KW.h Al coste de 0,15 euros el KWh, te costaría, al día, 0,525 euros. Al año, 191,62 euros.



En cambio, con la clase energética A++, el consumo pasaría de 350 vatios a 0,105 KW, y en 10 horas de funcionamiento del compresor al día sería un gasto de 1,05 KWh y en euros, 0,157 y al año, 57,48 euros. Puedes ahorrar cada día 0,368 euros y al año 134,14 euros. Si calculamos una vida útil del friogorífico de 10 años, el ahorro en energía eléctrica, a coste de hoy, sería de 1.341 euros (será más, pues el coste del KW/hora va subiendo). 


¿Vale la pena gastar un poco más en la compra de un aparato con clase energética A++? Yo creo que sí. La amortización del sobrecoste está asegurada en menos de dos años…
 
¿Se acaba aquí la evolución de las reducciones de consumo energético? Pues no. Hoy hay ya frigoríficos (y otros aparatos) con clase energética A+++. Se está trabajando para establecer nuevas clasificaciones más amplias….
Categorías
Ahorro energético Eficiencia Energética

Eficiencia energética en electrodomésticos: ahorrar cada día un 45 % (I)

Hoy trataré de la Eficiencia Energética en los electrodomésticos, que puede llegar hasta reducir el consumo de energía eléctrica en más del 45 % en los aparatios electrodomésticos de uso diario.
En los años 80 y 90 comenzaron los movimientos para la reducción de consumos de energía eléctrica, agua, y productos complementarios, con el objeto de reducir costes y mejorar el medio ambiente.
Para que tengamos una idea clara diré que el consumo de energía en los hogares de la Unión Europea era el 50 % del consumo energético total. O sea, que el consumo de los hogares es equivalente al de las fábricas, oficinas, comercios, etc. Y dentro de los hogares, el mayor consumo energético se lo llevan los electrodomésticos, la calefacción, el aire acondicionado y la iluminación. De ahí la importancia de la apuesta sobre reducción de los costes energéticos en los electrodomésticos, que se propuso la entonces Comunidad Económica Europea, y que culminó en 1.994 con las normativas aparecidas después de convertirse en la Unión Europea (1.993).
Para fijar los objetivos energéticos, se establecieron siete categorías (ver imagen) situando la media en las categorías D y E, con un consumo medio de 100, y por encima, como más eficientes, C, B, A. Por debajo, como menos eficientes, se establecieron las categorías F y G.

Estas categorías de clasificación energética eran fiel reflejo de los consumos de los electrodomésticos de los años 80. El objetivo era que evolucionaran hacia consumos más bajos, o sea, hacia las categorías más cercanas a la A

Vamos a imaginar que una lavadora consumía, en aquellos años, en un ciclo de lavado, 1.200 vatios.hora (1,2 KWh. Hoy, el mismo aparato con la misma eficacia de lavado, consumiría, en la clase A, el 55 % de electricidad, o sea, se reduciría el consumo a 660 vatios.hora (0,66KWh) que es casi la mitad de energía eléctrica que se consumía. Otro tanto sucede con el agua, detergentes, suavizantes, etc.
Hoy casi todas las marcas que se venden en España tienen electrodomésticos con modelos de Clase Energética A. Puedes ver -y aplicar-  la base de datos de la página oficial de IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía del Ministerio de Industria)  donde vas a encontrar cualquier modelo y marca de los electrodomésticos que se venden en nuestro país, con su clasificación energética, consumos de agua y energía, y todos los datos necesarios para la comparación entre modelos. Una vez decidido el modelo y marca que más te convenga, puedes buscar el mejor precio en las tiendas de electrodomésticos.
Como decía, es importantísimo, para ahorrar cada día en el lavado de la ropa, de la vajilla, en la secadora, etc, comprar los modelos de aparatos de la clase energética A. Se amortizan en poco tiempo, y durante su vida útil (unos 10 años) producen un ahorro económico considerable, y ayudan a la sostenibilidad del planeta.
En próximos artículos iremos dando los datos y recomendaciones sobre cada tipo de aparato doméstico, calefacción, aire acondicionado, etc, facilitando al mismo tiempo información básica de lo que se necesita saber para comprar el aparato más adecuado a nuestras necesidades.
Habiendo alcanzado la clase energética A, alguien puede pensar que se ha conseguido el objetivo y ya no se puede reducir más el consumo. Pues no es así. Mañana seguiré ampliando este tema con las nuevas categorías de Eficiencia Energética que se están creando.