Hay un auge del uso de dispositivos de sonido en la oficina para fomentar la concentración en espacios abiertos. Ingram Micro, con marcas como Jabra, ofrece todo un rango de productos para satisfacer la demanda de cualquier cliente.

El mercado del audio profesional se encuentra en un buen momento. Eduardo Llarena, ProAV & UCC Back Office de Ingram Micro, explica que está en una situación de crecimiento. “Nosotros, de la mano de fabricantes como Jabra, Plantronics Logitech, intentamos ofrecer el mejor servicio y los mejores productos. Las soluciones de audio profesional están funcionando bien, tanto para la oficina como las dirigidas a la movilidad”, indica. Justifica que esta tendencia al alza puede ser motivada por el incremento de nuevos negocios, de nuevas empresas.

¿Qué es lo mínimo que se necesita en un equipo de audio para el entorno profesional? Llarena responde que va en función de la demanda del cliente. “Lo que se requiere es calidad y durabilidad. Es algo a lo que vas a dar mucho uso”, sostiene. Miquel Geeraerd, Major Account Manager Spain & Portugal en GN AUDIO SPAIN (Jabra), añade, desde el prisma del fabricante de soluciones de sonido, que ellos equipan “a empleados para comunicaciones”. Destaca que es necesaria la “multipracticidad” con los demás dispositivos.

Geeraerd expone que, en cuanto a demanda, hay dos grandes ámbitos. Un ámbito de usuario de uso intensivo, de auricular. “Éste es un mercado muy estable”, informa. En el otro ámbito, el del entorno de oficina flexible, donde entra la movilidad, el crecimiento es notable. Jabra, aquí, lleva tres años con subidas del 25% anual.

“Vemos que cambia la manera en la que trabajamos. Antes, estábamos atados a un escritorio con un teléfono fijo y ahora cada vez somos más flexibles. Podemos trabajar a veces desde la oficina, a veces desde casa o a
veces desde cualquier lado que nos pille. Ese tipo de cambio es lo que hace que se requiera un equipo que te comunique con todo”, comenta.
Ya sea con un móvil, con un PC o con un teléfono fijo. El impacto de los millennials está clarísimo. Aparte de la competitividad de las empresas, los recursos más cualificados y jóvenes van a exigir que se les dé más flexibilidad. Otro campo que aborda Geeraerd es el perfil de auricular que se va a utilizar. En Jabra, declara, es muy exitoso el tipo “prosumer, que es una mezcla estética de un producto de consumo con uno profesional”. Posee una estética parecida a los auriculares de escuchar música, pero con una calidad de micrófono y sonido profesional. Además, son inalámbricos. La importancia de tener unos buenos auriculares en una oficina va unida a cómo se van a usar. Llarena puntualiza que están los que lo van a emplear sólo para llamar. “Igual, buscas un tipo de auricular con unas características, para que sea cómodo, para un largo uso”, expresa. Si se está más enfocado a la movilidad, hay que pensar en la conectividad y si se utilizarán también fuera de la oficina. Y hay gente que los utiliza sólo para llamar y contestar o que tienen una llamada puntual. En Ingram Micro, ofrecen un tipo de solución u otra en función del uso que se vaya a hacer.