Categorías
Ahorro energético Eficiencia Energética Electrodomésticos Frigoríficos Lavadoras Lavavajillas Temas varios

Consejos erróneos sobre cómo mejorar la eficiencia energética en nuestra casa

Llevamos mucho tiempo ya con informaciones sobre la manera de rebajar los costes de la energía eléctrica y de gas, que afectan directamente a los costes de nuestras casas. Casi siempre nos llegan “fórmulas mágicas” que nos explican cómo podemos rebajar estos costes, principalmente siguiendo los consejos de los expertos en eficiencia energética. Eso sería correcto y beneficioso para los usuarios si los consejos que están dando unos y otros fueran correctos, pero con demasiada insistencia están llegando consejos sobre el ahorro en eficiencia energética que no tienen ni pies ni cabeza. Es más: que son absolutamente erróneos o que corresponderían a años ya pasados, no teniendo en cuenta la extraordinaria evolución de la eficiencia energética de los electrodomésticos en los últimos 10 años.

Hoy abalizaremos las barbaridades que llegan a aconsejar algunos supuestos expertos que se han ido copiando de unos a otros ARRASTRANDO LOS MISMOS ERRORES y que no solo son incorrectos sino que podían afectar a aparatos y sistemas de hace más de 10 años, y que hoy no son válidos en absoluto. A esto hemos de añadir que todos esos consejos van copiándose de unos a otros con lo que muchos se refieren a situaciones muy antiguas que hace muchos años fueron superadas.

Vamos a ver los consejos que hoy he encontrado en Merca2.es en colaboración con BLOOMBERG (Lavadoras). Su título es ”Mejorar la eficiencia energética en casa, una tarea sencilla y de todos” y la fecha de edición es 14/08/2018, por lo que no puede argumentarse que los datos de esos consejos correspondan a situaciones de hace varios años, sino que se han editado y publicado exactamente en este mes de Agosto de 2.018, y que mis textos sobre este tema se han publicado el lunes día 20 de Agosto, 6 días después de que MERCA2 publicaba sus erróneos y aberrantes consejos.

Veamos primero la Tabla de Contenidos de este artículo

1.- Introducción: Así comienza su exposición de  errores

2.- Lo básico, los ELECTRODOMÉSTICOS

3.- Consejos para que el frigorífico gaste menos

4.- Consejos sobre la lavadora

5.- Consejos sobre el lavavajillas

6.- El ahorro de las bombillas LED

Como siempre, los textos que no son míos Van en letra cursiva y mis textos propios van en letra normal. Comencemos:

1.- Introducción: Así comienza su exposición de  errores

“Queramos o no, los asuntos energéticos deben preocuparnos y ocuparnos a todos. Además, hay dos motivos para ser eficientes en el consumo. Por un lado se ayuda al medio ambiente gastando menos luz, con lo que eso conlleva. Y por otro, el bolsillo lo agradece cuando las facturas vienen menos cargadas.

De este modo, uno de los lugares en los que debemos preocuparnos por hacer un mejor gasto de la energía es nuestra propia casa. Y esto no significa pasar frío en invierno o morirnos de calor en verano. No se trata de noencender los electrodomésticos, o no abrir el gas. Para ser eficiente energéticamente existen muchas alternativas. Entre ellas, se podrían dividir en las acciones pasivas y las activas. Es decir, habrá pequeños gestos, como apagar bien las luces cuando no estamos en casa; o algo que hagamos de manera directa, como poner bombillas de bajo consumo.

Así pues, mezclando ambas maneras de actuar, podemos llevar a cabo una mejora en la eficiencia energética del hogar, que pasa por el tipo de electrodomésticos que usamos, las bombillas que ponemos, la instalación de ventanas y puertas o el uso que demos a la calefacción.”

Nada que objetar a esta declaración de intenciones.

2.- Lo básico, los ELECTRODOMÉSTICOS

“Ahora todo está medido y comprobado, y el usuario puede decidir. En este caso, el etiquetado energético informa al cliente sobre el consumo de energía y otros datos complementarios relativos a cada tipo de aparato a lo largo de su vida, por ejemplo: el ruido, la eficacia de secado y de lavado, el ciclo de vida normal, etc.”

Lo que pone como ejemplo es precisamente lo que menos importa a los usuarios, el ruido, la eficacia de secado y de lavado, el ciclo de vida normal, etc.” pues esos datos son comunes en todos los aparatos y no son afectados por la eficiencia energética. Afortunadamente en MERCA2 han aprendido algo, como veremos a continuación: que los electrodomésticos son APARATOS ELÉCTRICOSVeámoslo.

“Este tipo de información aparece en aparatos eléctricos tales como los frigoríficos, congeladores, lavadoras-secadoras y lavavajillas e incluso también en las diferentes bombillas…”

Pero mucha atención, porque ahora viene la explicación más sorprendente (y la más absurda y equivocada)

“ Las clases de eficiencia energética se pueden englobar en siete categorías desde la letra A hasta la letra G. Mediante esta clasificación, se pueden comparar electrodomésticos del mismo tipo. Así, si se elige una lavadora de clase A, se consumirá menos de la mitad que otra de clase E, lo que supondrá un ahorro muy grande a lo largo de la vida útil de la lavadora. Es muy importante que al comprar un electrodoméstico nos fijemos  en su etiqueta energética.”

Es evidente que el autor (o autora) no tiene ni idea de lo que dice cuando explica que “Las clases de eficiencia energética se pueden englobar en siete categorías desde la letra A hasta la letra G.”

Aquí comienzan los graves errores del MERCA2, autor de este artículo. En efecto, la clasificación energética de los electrodomésticos efectuada por la Unión Europea se hizo en 1.994, donde figuraba el abanico de clasificación energética comenzando por la letra A, como máxima clasificación (o sea, máximo ahorro energético y terminaba en la letra G COMO MENOS EFICIENTE., que es lo que MERCA2 está diciendo como válido en la actualidad.

Sin embargo, en el año 2.010, como expliqué en mi articulo Historia y evolución del etiquetado energético de los electrodomésticos publicado el 18 de Junio de este año 2.018 yo explicaba:

En 2010 se publicó una nueva Directiva Marco, 2010/30/UE.  A partir de ese año se han ido publicando los Reglamentos particulares de aplicación de ésta para aparatos de refrigeración, lavadoras, lavavajillas, secadoras, campanas, hornos, calentadores de agua, aspiradores y aparatos de aire acondicionado

 “Los cambios fundamentales son la inclusión de las nuevas categorías energéticas A+, A++ y A+++ (las dos primeras ya existían para los aparatos de refrigeración) y la inclusión de pictogramas para los diferentes parámetros del etiquetado.”

Queda meridianamente claro que las informaciones de MERCA2 no solo están equivocadas sino que llevan un retraso nada menos que de OCHO AÑOS. Y eso pasa cuando quien escribe no tiene ni idea de lo que escribe, que solo se dedica a copiar y pegar. Pero no acaba aquí la metedura de pata…hay más.

3.- Consejos para que el frigorífico gaste menos

Dice MERCA2

“En cuanto a consejos concretos de algunos electrodomésticos, por ejemplo el frigorífico es el electrodoméstico que más electricidad consume en el hogar. Sus prestaciones dependen de las condiciones del lugar donde se ubique. La pérdida de frío aumenta el gasto energético. Se puede evitar abriendo lo mínimo la puerta o permitiendo la circulación de aire por la parte trasera.”

El consejo de abrir lo menos posible la puerta es correcto, pues cada vez que se abre sale una parte del frio interior al exterior, necesitando que el compresor vuelva a enfriar esa parte de aire exterior que ha entrado al abrir la puerta. Por eso es correcta la explicación de que se puede reducir el gasto abriendo menos la puerta del aparato., Pero a cointinuaciñon vuelve a meter la pata cuando dice “Se puede evitar abriendo lo mínimo la puerta o permitiendo la circulación de aire por la parte trasera.”

Está diciendo que evitar la pérdida de frío se puede conseguir permitiendo la circulación del aire por la parte trasera! Dice textualmente que las pérdidas de aire por abrir la puerta se puede evitar abriendo lo mínimo la puerta o permitiendo la circulación de aire por la parte trasera.”

El aire tiene que pode circular siempre por la parte de atrás del frigorñifico, permitiéndolo la entrada de aire por la parte inferior, que escapa por la pared superior trasera del frigorífico hacia en ambiente.

4.- Consejos sobre la lavadora

Dice MERCA2

“En cuanto a la lavadora, tercer electrodoméstico que más energía consume, hay que aprovechar al máximo la capacidad llenándola del todo en cada lavado y utilizar los programas de baja temperatura, ya que la mayor parte de la energía se utiliza para calentar el agua.”

Respecto a la afirmación de que “hay que aprovechar al máximo la capacidad llenándola del todo en cada lavado y utilizar los programas de baja temperatura,” Cualquier ama de casa (y también algunos “amos de casa” saben que no se puede meter toda la ropa mezclada en el bombo de la máquina, ya que normalmente seselecciona por tipos del tejido, colores, suciedad, etc. Lo que no puede hacerse es lo que recomienda MERCA2, o sea, meter a mogollón toda la ropa que haya sin seleccionarla como he explicado. Meter la ropa en un “totum revolutum” puede traer graves consecuencias, pues lo más seguro es que se estropee la ropa mezclada que no sea del mismo tipo.

Es correcto utilizar los programas de baja temperatura en muchas prendas que por su reducida suciedad y por los actuales detergentes, muy eficaces, no necesitan ya de temperaturas altas para hacer  un buen lavado. Afortunadamente con los avances en los detergentes, ya no se fabrican, como hace unos años, lavadoras para temperaturas de hasta 90 ºC. Es por todo eso que no se necesita lavar a altas temperaturas a menos que sea ropa muy sucia como de mecánicos, albañiles, etc.

5.- Consejos sobre el lavavajillas

Dice MERCA2

“Por su parte, el lavavajillas, hay que usarlo solo cuando esté completamente lleno y con los programas económicos que permiten reaprovechar el calor.”

Aquellos lavavajillas que gastaban hasta 60 litros de agua por lavado ya no existen. Hoy en dia los lavavajillas consumen poco más de 10 litros de agua, por lo que el consumo eléctrico es bajísimo en comparación con los de hace 10 años. Es cierto que se necesita calentar el agua, pero no es lo mismo calentar 10 litros que 60 litros, por lo que no es necesario esperar a llenar por completo las cestas para hacer un lavado. Su consumo, actualmente, es muy bajo.

El número de ciclos de lavado del lavavajillas, por la normativa europea, se establece en 280 lavados anuales (la lavadora se establece en 220 lavados). Consultado el coste normal de compra de los lavavajillas Balay resulta un consumo anual, de los 280 ciclos estándar, de 290 kWh, o sea que cada lavado consume 1,03 kWh, lo que reprenda en números redondos, un coste de cada lavado del lavavajillas de 20 céntimos de euro ¿Es necesario ahorrar esos 20 céntimos de euro al día por esperara a llenar el lavavajillas?

6.- El ahorro de las bombillas LED

Dice NERCA2

“LAS BOMBILLAS, MUY IMPORTANTES

Otro de los casos donde se puede optimizar la eficiencia energética es el tipo de bombillas que se usa en el hogar. Cerca de un 25% de la energía que consumimos va destinada a la iluminación. Cuando uno piensa en cambiar sus viejas bombillas por su versión ahorradora, lo primero que viene a la mete es el LED. Esta terminología proviene del acrónimo inglés de “diodo emisor de luz” y es el sistema más eficiente.

Se caracterizan consumen muy poco y duran mucho. La estimación es de unas 70.000 horas, con lo que pueden llegar 50 años. Su precio puede parecer demasiado alto (suelen rondar los 7 euros), pero el ahorro energético es más que evidente.”

Me pregunto: ¿Cuánto de EVIDENTE se ahorra?. Porque habla de horas de duración y del precio de las bombillas LED, pero no se dice nada de la energía eléctrica que se ahorra, o sea, cuanto consumen las bombillas LED en comparación con las bombillas de incandescencia. Eso es lo que interesa, no las miles de horas que van a durar.

Lo que interesa en este tema es ¿Cuánto consumen las bombillas LED para dar la misma iluminación que las bombillas tradicionales de incandescencia?. Esa es la pregunta importante, que MERCA2 precisamente no dice. Y no lo dice porque no tiene ni idea de la que dice.

La realidad es que las bombillas LED, para dar la misma cantidad de luz de una bombilla normal de incandescencia AHORRAN UN 90 % DE ENERGÍA. No me he equivocado: ahorran un 90 % de energía eléctrica.

Por consiguiente si una bombilla de incandescencia normal necesita 100 vatios para dar una determinada cantidad de luz, una bombilla LED necesita SOLO 10 var0tios para dar la misma cantidad de luzEso es lo importante, y es lo que NO DICEN en MERCA2, porque no se han enterado de nada. Como tampoco se han enterado de los precios de las bombillas LED, que van desde 2,30 € la bombilla.

Me salto otras recomendaciones por el estilo porque mi paciencia no da para más. Solo añadiré el final apoteósico de MERCA2.

Toda esta lista de consejos son solo eso, simples ayudas para ahorra en casa y ser más eficientes cuando consumimos energía. Pero también representan pequeño esfuerzos que benefician a todos”

Si EVARISTO ACEVEDO, humorista genial, que escribía allá por los años 80 en la revista de humor y satírica LA CODORNIZ sus humoradas, y mandaba A LA CÁRCEL de PAPEL a los ignorantes y listillos, si levantara la cabeza, no dudaría en meter en LA CÁRCEL DE PAPEL a MERCA2 al menos dos semanas y un día.

 

Os dejo ya por hoy, amigos lectores. Hasta el próximo lunes, día 27 de Agosto, que veréis mi nuevo artículo como vengo haciendo normalmente cada lunes. Gracias por vuestra paciencia y atención.