Esta es la segunda parte de mi artículo de ayer sobre los Ahorradores Energéticos. Decía ayer -y demostraba- que para instalaciones inferiores a 15 KW (prácticamente la totalidad de viviendas españolas) no se paga complemento por la energía reactiva consumida, ya que las compañías eléctricas, en previsión de que puedas consumirla, ya te la cobran en el precio del KWh de enertgía activa (la que mide tu contador)

 
Por consiguiente, si pones un “ahorrador energético” y da la casualidad que funciona en tu instalación (debe calcularse el adecuado para cada domicilio) la corriente reactiva que ahorres será a la compañía eléctrica, pues tu no vas a beneficiarte (no te van a abonar nada) y los KWh son los mismos, que es lo que pagas.
También decía que si tienes una instalación eléctrica superior a 15 KW de potencia instalada (fábricas, oficinas, comercios, etc), antes de poner la instalación en funcionamiento, vete a un profesional que mediante varias mediciones de la instalación te pondrá las baterías de condensadores necesarias en tu caso para compensar la energía reactiva que vas a consumir, y que se controlará por otro contador eléctrico. Este medirá la energía reactiva en KVARh (kilovoltioamperios reactivos por hora), que te facturarán en el recibo de la luz aparte del consumo en energía activa, que se expresa en KWh (kilovatios por hopra).
Una aclaración: Las artimañas de las compañías eléctricas para sacarnos los cuartos son alucinantes: Nos quejamos de la SGAE (Sociedad General de Autores de España) que llegó a imputar a todos los españoles el calificativo de ladrones,  ya que, olvidándose de la presunción de inocencia, con la inestimable colaboración del gobierno que nos ha llevado a la ruina a todos los españoles y de fiscales y jueces (incluido el Constitucional) controlados todos por el gobierno de turno, repito, la SGAE puso un canon a la compra de CDs “por si copiamos” alguna canción, libro, o lo que sea. Lo mismo sucede con las eléctricas ¿O creíais, amables lectores, que iban a perdonarnos la energía reactiva que se produce en nuestras casas? Pues claro que no. Lo que hicieron, como he dicho siempre, es presuponer que se va a consumir energía reactiva, por lo que incrementando el precio de KWh de la energía activa (la que miden nuestros contadores, la que pagamos) ya se la cobran por adelantado, la produzcas/consumas o no. Si la produces en poca cantidad ya se la han cobrado con creces,

 

Pero ¡mucho cuidado! Leamos en este blog astutiano de “consumo” de Asturias: 

“Para los consumidores cualificados que tienen contratada la tarifa 2.0A, de baja tensión con potencia contratada no superior a 15 kW (nuestro caso) sólo se le aplicará el recargo de energía reactiva si se midiera un consumo de energía reactiva superior al 50 % de la energía activa consumida durante el periodo de facturación, para ello deberán de disponer de equipos de medida; en caso contrario, la empresa distribuidora podrá exigir al consumidor la instalación, a su costa, del contador correspondiente o bien instalarlo con cargo a dicho consumidor cobrando alquiler…”


¿Ves amigo Pedro que en instalaciones por debajo de 15 KW (más del 90 % de los hogares españoles), no se factura complemento por la energía reactiva consumida y si descubren que el usuario consume más del 50 % de la energía activa en reactiva, le obligan a poner un contador de reactiva para poder cobrársela? ¿No es suficiente todavía para que te des por enterado?

Respecto al calentamiento de la instalación eléctrica y de los motores (lavadoras, lavavajillas, frigorífico, etc), al disponer las instalaciones habituales de un amplio coeficiente de seguridad, un 15 ó 20 % de incremento del amperaje, no le hace ni cosquillas a la instalación y motores.
Finalmente amigo Pedro, repito el final de tu comentario, donde me das un consejo:”Antes de despedirme, un consejo: Critica cuando hayas sido estafado, es mas, denuncia! Pero no cuando lo unico que tienes son suposiciones y no conoces lo que estas criticando. Y lo que mas siento es que en un pais como españa, en el que que la baja productividad y la ineficiencia es una lacra, haya gente que ponga trabas a la optimizacion y prefiera seguir enriqueciendo en cada factura a los sinverguenzas de las compañias eléctricas”.


Bien, consejo por consejo: Yo no voy a esperar a criticar cuando se haya  estafado si antes lo veo venir, como es el caso. Mi crítica no es por lo que a mí me puedan engañar (en este caso ninguna posibilidad). Critico y digo las verdades para que mis lectores no se dejen estafar por comerciales que, o no saben lo que llevan entre manos, o no tienen otros intereses que los suyos. Hay quien me ha dicho que con estas críticas les estoy quitando el pan. No es esa mi intención, pues lo que yo quiero es que no se estafe impunemente a la gente. Y si con mis críticas “le quito el pan” a unos cuantos, que no se metan en líos de estafas que perjudican a millares de hogares.
Dices que lo único que tengo son suposiciones, ¿No te he dado datos suficientes para demostrarte que el equivocado eres tú?
De acuerdo que en nuestro país, España (con mayúscula, al menos para mí) hay mucha ineficiencia y baja productividad.  Y muy especialmente estoy de acuerdo contigo en tu afirmación “haya gente que ponga trabas a la optimizacion y prefiera seguir enriqueciendo en cada factura a los sinverguenzas de las compañias eléctricas”..¿No eres tú, amigo Pedro, quien vendiendo esos artefactos que llamáis ahorradores energéticos a los domicilios españoles les estás bailando el agua a las compañías eléctricas rebajando la energía reactiva en beneficio exclusivo de las compañías, pues al usuario no se le reduce la factura?


Por lo demás, yo creo que tengo acreditada mi lucha contra los abusos y desmanes de las compañías de la luz, siguiendo, a escala muy reducida al gigante español de la lucha contra las eléctricas, ESTAFALUZ, del ingeniero sevillano Antonio Moreno Alfaro. Entra en su Web y verás lo que es luchar con cabeza y con corazón contra las innumerables estafas de las eléctricas. Y tú, procura no seguir favoreciéndolas con tu recalcitrante y equivocada actitud.
Respecto al segundo comentario, Efectuado por “anónimo”, además de lo ya expuesto, añado dos consideraciones.


La primera es referente a su afirmación: “no había comprobado con ninguno de los clientes que habían adquirido un ahorrador (para vivienda), que funcionasen o no. Bien, pues despues de 3 meses (que ya han recibido la factura), en las viviendas se estan ahorrando en torno al 25%, y por supuesto son aparatos que garantizan el 20% mínimo en consumo (ojo!! que nó en factura).”
Vamos a ver, amigo, al parecer debes haber medido en casa de tus clientes la energía aparente (activa + reactiva, por lo que el “ahorrador energético” ha contribuido a bajar el consumo. 


Pero tú mismo lo dices! NO EN FACTURA. ¿Me quieres explicar a quien ha beneficiado la reducción del consumo? Exactamente, a la compañía de la luz. O sea, tus clientes han comprado un aparato que (en este caso) ha coincidido en parte con las necesidades de la instalación de su casa y han ahorrado algo…Algo de lo que se ha beneficiado la compañía de la LUZ, PUE STU MISMO TRECONOCES no en factura. Recuerda que la energía aparente se expresa en Kilovoltamperio (KVAh): Unidad de la potencia eléctrica aparente (activa y reactiva en conjunto). y los contadores de las casas solo miden KWh kilovatios.hora.

Excelente pues, con el invento, tus clientes están contentos, pues además del coste del aparato, pagan una cantidad por energía reactiva –se consuma o no- incluida en el precio del KWh, y además, son tan buenos que le reducen los costes a la compañía con el aparato de marras. Buen negocio…para las eléctricas. Recuerda que hasta 15 KW de potencia en sus instalaciones, no hay recargo -ni abono- por energía reactiva. Felicidades…

Veamos el segundo punto que dice “…gente entendida desprestigiaba este tipo de aparatos, cosa que no entiendo porque entonces con los electrodomésticos clase C o B o A pasaría exactamente igual y sin embargo ESTAN CERTIFICADOS SUS AHORROS. ..“ 

Amigo mío, estás confundiendo la velocidad con el tocino. Las clasificaciones energéticas en los electrodomésticos solo tienen en común con tus aparatos la palabra ENERGIA y sus derivados. Nada más.


Tu aparato es necesario (bueno, no el tuyo) sino las baterías de condensadores perfectamente calculados para cada instalación, cuando las compañías empiezan a cobrearte la energía reactiva, que se produce cuando tienen un instalación eléctrica con reactancias o motores, pero SIEMPRE EN ISNTALACIONES DE POTENCIA SUPERIOR A 15 kw. ¿Conoces alguna casa que tenga una potencia instalada superior a 15 KWh?  Las hay, grandes mansiones, palacios, etc. Pero no es nuestro caso, ¿Verdad?


Voy al grano. La clasificación energética de los electrodomésticos es una cosa muy seria: viene de la Unión Europea y afecta a todos los países asociados. Llevan 15 años rebajando consumos de agua, mejorando acciones mecánicas, incrementando el poder de lavado vado, mejorando los aislamientos en frigoríficos, etc. Con eso se ha conseguido construir los nuevos electrodomésticos que consumen la mitad de los de hace 15 años, y todavía no han acabado las continuas mejoras.


El control del etiquetado y de la calificación energética es responsabilidad de cada país. En ningún caso se ha producido  engaño, pues para eso los gobiernos tienen medios de verificación.


Perdón, si se ha producido un engaño masivo dentro de la Unión Europea. Uno solo. El descorbatado metepatas de Miguel Sebastián, ministro de Industria y otras cosas periféricas, responsable de velar por el control de las clasificaciones energéticas (IDAE), estuvo años “tragándose las estafas de clasificación energética de varios fabricantes e importadores de electrodomésticos. Pero en este país, ya se sabe: LOS POLÍTICOS SON OTRA RAZA, QUE ESTÁ POR ENCIMA DEL BIEN Y DEL MAL, Y QUE LES HACE INMUNES HASTA PARA SONRROJARSE.. y Miguel ahí sigue, ahí está… Como la Puerta de Alcalá…No hay como ser amigo de ZParo y tener el rostro de granito. ¡Con la que está cayendo…!…