Hace unos días mi amigo JOSË LUIS me pasó este enlace sobre la empresa valenciana Ampere Energy que ha fabricado la batería de litio  “Ampere Sphere” que permite un ahorro de hasta el 50 % en la factura de la luz, ya que mediante su software “compra” la electricidad necesaria cada día para el consumo de la casa cuando la energía está en el horario más económico, cargando dicha batería de litio. Veamos seguidamente el artículo completo de tan interesante invento.

 
El dispositivo se conecta al mercado y compra la energía necesaria para todo el día cuando detecta que está más barata
30/11/2015 –
“El litio es una revolución. En diez años será absurdo que las casas nuevas no tengan una batería”, afirma Ander Muelas, CEO de Amper Energy y dueño del 35% de la sociedad -además de socio minoritario de Grupotec-. Tal es su fe en el proyecto que el empresario y sus socios -entre los que destaca un fondo británico- montarán una fábrica en Puçol que dará trabajo a 300 empleados, la gran mayoría ingenieros. La previsión es empezar a producir las baterías inteligentes en febrero de 2016 con una inversión inicial de 1 millón de euros -entre aportaciones y financiación-.
Con este planteamiento acudió Muelas a su socio británico, que quedó convencido del mismo cuando el gigante del coche eléctrico Tesla le propuso participar “en algo similar”, según cuenta. Con el sí definitivo del fondo y fichajes como los de Carlos Navarro, Dietmar Geckeler, Xavier Benavides o Pablo Obiol, Ampere Energy inicia ahora su andadura con un primer objetivo: introducir sus baterías en los hogares.
Una aplicación de móvil permite al sistema conocer previamente el consumo que va a realizar el cliente. “¿Vas a estar en casa? ¿Tendrás visita?”, pregunta la APP la noche anterior. Con esta información hace la compra por la noche de forma automática, cuando detecta el menor precio.
Las modalidades para el hogar son dos. La denominada Ampere Sphere, disponible para acumular entre 3,2 y 6,4 kilovatios hora (kWh) y dotada de una forma esférica que busca convertirse “en un mueble de diseño del hogar”. El instituto del plástico Aimplas ha participado en la eleción del material definitivo de su acabado. La otra opción para la casa es la denominada Ampere Square, disponible entre 6,4 y 9,6 kWh y con un diseño más práctico para ocupar el mínimo espacio posible.
El precio de la primera oscila entre los 3.000 y los 5.000 euros -en función de la capacidad elegida de almacenamiento- y entre 5.000 y 7.500 euros en el caso de la segunda. “No obstante seguimos trabajando fuerte para integrar componentes verticalmente y ofrecer día a día mejoras en nuestro producto”, explica Muelas.
El empresario desgranará su proyecto el próximo 15 de diciembre en las VIII Jornadas sobre Energías Renovables organizadas por la Universitat Politècnica de València.”
 
VALENCIA. Litio y software. Con estas armas se ha propuesto revolucionar el consumo energético la empresa valenciana Ampere Energy. El producto de la firma consiste en una potente batería dotada de un sistema operativo que la conecta al mercado para comprar -cuando está más barata- la energía necesaria para abastecer una casa durante todo el día. El ahorro en la factura de la luz es de hasta el 50%, según la mercantil.
La idea rondaba por la cabeza de Muelas ya hace dos años. “Ante un mercado en el que el precio de la energía presenta picos y valles y al que se incorporaban nuevas energías no gestionables como la eólica o la fotovoltaica ¿por qué no aprovechar el auge del coche eléctrico y sus baterías de litio para desarrollar también baterías para el hogar, el comercio o la industria?”, se preguntaba.
Según explica Muelas, “el proyecto, como tal, no existe en ningún otro lugar”. La diferencia esencial respecto a otras baterías –como las de la propia Tesla- es “el software que la convierte en inteligente”. El sistema conecta entre sí todos los dispositivos de Ampere Energy para comprar la energía de forma conjunta y así reducir su precio, un método que será posible “con el acuerdo con una comercializadora eléctrica”.
La batería tarda una hora en cargarse. Al despertar, el usuario tiene almacenada en el dispositivo la energía necesaria para todo el día, logrando así un ahorro estimado del 50% en la tarifa, según Muelas, que agrega que “si además se añade una planta fotovoltaica para la generación en lugar de la compra nocturna, la mejora todavía es mayor”.
El modelo se replica para el comercio y la industria con las variedades Ampere Tower y Ampere Ship. “El consumo de un negocio está cubierto con los 100 kWh de Tower. Y, respecto a grandes plantas fotovoltaicas y eólicas así como aplicaciones de mejora de red para distribuidoras eléctricas, Ampere Ship trabaja en el orden de entre uno y tres megavatios hora”, detalla Muelas.”
¿Es interesante este sistema de batería inteligente para reducir el coste de la factura de la luz?
Yo lo veo muy interesante y técnicamente factible tal como está planteado, y aprovechando el nuevo sistema de facturación de la electricidad por el precio de coste variable de cada hora, parece normal sacar partido de ese menor coste en horas nocturnas para almacenar la energía eléctrica necesaria en una pila para emplearla durante el día en las necesidades de la casa, comercio o negocio. 
 
¿Qué puede suceder si estas baterías proliferan y se dedican a cargarse a las horas más económicas que actualmente son las de menor consumo? 
No parece imposible que si cargamos muchas baterías en horas económicas, que lo son por su baja carga de solicitud de energía, al proliferar las pilas de litio los consumos en esas horas económicas aumenten sensiblemente, lo que de manera automática haría que se incrementen esos precios, ahora baratos, por el mayor consumo en esas horas, invalidando o reduciendo las ventajas.
En cualquier caso, e incluso llegando a la saturación de carga en horas nocturnas, se tendería a un equilibrio donde los “rastreadores” de horas baratas seguirían buscando pequeñas rebajas en un sistema bastante equilibrado. Resumiendo: podríamos llegar a generar consumos de coste llano en lugar de los picos y valles actuales, lo que reduciría las ventajas de este sistema.
Las compañías eléctricas…¿Se quedarían sin reaccionar? 
Por supuesto que no. Del mismo modo que la electricidad se viene facturando desdce hace bien poco por el precio del consumo en cada hora, en lugar del precio fijo promediado del sistema anterior, las eléctricas buscarían la manera de equilibrar sus ingresos, pues no se resignarían a la pérdida importante de beneficios. Es de suponer que reaccionarán en defensa de sus intereses forzando nuevos acuerdos con el gobierno de turno.
¿Qué tal usar estas pilas para el autoabastecimiento de energías eólicas y fotovoltaicas? 
Pues en principio parece una buena solución almacenar la energía en momentos de viento y de luz solar, pero si las eléctricas han conseguido que el gobierno ponga un “impuesto al sol”, y obliga a los particulares a darse de alta y pagar un canon de conexión a los usuarios autoabastecidos, ¿Quién puede pensar que eso no va a continuar así? Yo estoy convencido que si han sido capaces de ponerle un impuesto al sol. ¿Por qué no ponerle una pila de impuestos a la PILA Inteligente?. Parodiando a Don Quijote, “Con las eléctricas hemos topado, Sancho.”