Ayer llegamos a la conclusión que el Aire Acondicionado que nos interesaba comprar era un Split, de pared, con Bomba de Calor, y quedó por estudiar si convenía un aparato normal o uno con Sistema Inverter. Veámoslo hoy.
En el sistema normal, cuando se elige una temperatura, el compresor empieza a trabajar manteniéndose constante en su funcionamiento y no para hasta alcanzarla, momento en que se detiene. Vuelve a arrancar cuando sube la temperatura unos grados, comenzando a trabajar de nuevo el compresor a plena potencia, y así sucesivamente.
Con el sistema Inverter el compresor inicia su funcionamiento a plena marcha cuando se le programa una temperatura, hasta que la alcanza. Luego mantiene la temperatura estable modificando gradualmente la potencia del compresor, con lo que se evitan  los arranques y tirones del sistema convencional, economizando por consiguiente energía eléctrica. El sistema Inverter puede ahorrar, después de alcanzar la temperatura prevista, hasta un 30 % de energía en el mantenimiento.
Bien, creo que ya tenemos toda la información: el aparato debe ser un Split, con una unidad exterior y una o varias unidades interiores, debe ser con Bomba de Calor y con el sistema Inverter. Y por supuesto, no nos olvidemos, para ahorrar cada día en su funcionamiento, debe ser de Eficiencia Energética “A” Al menos en el proceso de enfriar. Ver Eficiencia energética en electrodomésticos: ahorrar cada día un 45 % (I)
Solo queda añadir qué potencia debe tener el aparato. Eso te lo dirá el instalador cuando vaya a ver el sitio donde irá ubicado. Depende de la superficie de la habitación, su orientación (sol), sus ventanas, etc. Para que tengas una idea, para una habitación de una superficie de unos 30 m2, puede ir bien un aparato de 3.000 frigorías, si es inferior, puede funcionar el de 2.500 y si es superior, a partir de 4.500 frigorías.


Ahora hemos de comprar el aparato y contratar la instalación. Es muy importante dónde debemos comprar, qué precio debemos pagar, quién nos hará la instalación y cuánto nos costará.

Si se tratara de otro electrodoméstico te diría: decidido el modelo y la marca, cómpralo donde más barato lo encuentres. Aquí, con el Aire Acondicionado no puedo decirte lo mismo. En este caso la Instalación del aparato es fundamental. Ten en cuenta que los problemas de averías o dificultades en el funbcionamiento del aparato se dan como media en un 50 % por culpa del aparato y el otro 50 % por problemas en la instalación.
Por consiguiente, si compras un aparato correcto, a buen precio, y luego te falla en la instalación, cuando recurras al Servicio Técnico puede salirte con que el problema es de la instalación. Y cuando vayas a reclamar al instalador puede decirte que es un problema del aparato..
¿Cuál es la mejor solución entonces?. Pues comprar el aparato con la instalación incluída, y exigiendo que en la factura del aparato te incluyan también la instalación, aunque la haga un tercero, delegado por el vendedor. De esta manera el único responsable legal, y a quien tienes que reclamar en caso de presentarse una avería, es al Vendedor. El te enviará al Servicio Oficial del Fabricante o a su Instalador, según los casos. Y como él es el responsable de aparato e instalación, siempre quedarás a cubierto. Ten presente que el aparato tiene dos años de garantía y la instalación, tres meses (amos plazos obligatorios por Ley)
Eso sí, pide varios presupuestos y que todos se refieran al mismo tipo de aparato e instalación y decídete por el que más te convenga. Si tienes claros los conceptos que te he explicado, no te dejes convencer por el vendedor con ofertas que posiblemente le convengan más a él que a ti.
Sobre la marca a aconsejar es un tema difícil. Hay varias marcas de primer nivel, pero a mi modo de ver, son caras, y ellas directamente no te garantizan la instalación, pues no te hacen la venta directa, sino a través de Distribuidores.
Ten en cuenta que prácticamente la totalidad de los Aires Acondicionados que se venden es España (y en todo el mundo) están fabricados en China. Y si hay 10 fabricantes que vendan aparatos a importadores españoles o marcas que vendan aquí, hay más de 150 marcas distintas. Son los mismos aparatos con distinta carátula y muy parecida construcción interior. Puedes encontrar, por ejemplo, un fabricante que vende a varias marcas de primera categoría, que hace aparatos prácticamente iguales para marcas blancas, entre ellas, por ejemplo ECRON, de EROSKI y para la marca propia de EL CORTE INGLES (SAIVOD)  tienen, además, excelentes Servicios de Instalación. En ambos casos el coste de un aparato de 3.000 frigorías no debería superar los 500 euros, y la instalación más sencilla, a partir de 300 euros.
Espero que mis explicaciones te hayan sido de utilidad.