Leo en la revista de electrodomésticos ELECTRO IMAGEN unas interesantes informaciones para conocer lo que debemos saber cuando vamos a comprar bombillas para nuestra casa. Las  informaciones y consejos los da “La firma Silver Electronics, que ha recogido los ítems más comunes para conocer a fondo toda la información necesaria e imprescindible a la hora de realizar este tipo de compra”

Comprar el recambio adecuado de una bombilla y volver a casa con el tipo de iluminación correcto puede ser una tarea difícil si no se conocen a fondo todos los conceptos que se explican en la caja.

“Silver Electronics enumera los conceptos básicos a tener en cuenta a la hora de comprar una bombilla, Comprar el recambio adecuado de una bombilla y volver a casa con el tipo de iluminación correcto puede ser una tarea difícil si no se conocen a fondo todos los conceptos que se explican en la caja.”

Voy a ir reproduciendo los 6 consejos que da dicha firma añadiendo por mi parte las observaciones y comentarios complementarios para ampliar la información.

Los puntos a tratar son los siguientes:

1.- Lúmens (Lm):

“Consiste en el flujo lumínico, es decir, la cantidad de luz que emite una bombilla. Cuanto mayor sea esta cifra, más iluminación podremos aportar a esa estancia del hogar”.

2.- Escala Kelvin (K)

“Este concepto mide la tonalidad de la luz de la bombilla, y suele ir de los 2.200 K hasta los 6.000 K. Si el número es elevado obtendremos un tono blanco o azulado, mientras que será amarillo si la cifra es más baja.”

Este punto es muy interesante ya que las luces “blancas” son interesantes en lugares de estudio, cocinas, juegos, etc. donde la luz debe ser clara, pero ese tono blanco fuerteno es apreciado en las zonas de estar de la casa, habitaciones, etc., donde es preferible poner “luz de día” (tono amarillento)

3.-Tipo de rosca / portalámparas:

“Esta nomenclatura nos indica el tipo de conexión de la bombilla. Algunos de los más habituales suelen ser el E27, E14, GU10, o GU5.3. Por ejemplo, el E27 equivale a una rosca de gran tamaño mientras que el E14 se utiliza para denominar a las más pequeñas.”

Mi consejo es que al ir a comprar bombillas para reponer, llevemos una de las actuales para poder comparar el diámetro del casquillo, pues como se ha dicho, hay muchas variedades y diámetros de rosca.

4.-W: (Vatios)

“Esta letra nos habla de la potencia eléctrica, es decir, del consumo de la bombilla, y en las LED se compara siempre con las antiguas de incandescencia. Por ejemplo, la cifra 7 Wequivale a 60 W de las incandescentes, lo que puede llegar a suponer un ahorro de hasta un 88 % respecto a los antiguos modelos  (de incandescencia).”

Este es un punto a tener muy en cuenta. Las antiguas bombillas llamadas de incandescencia ya no se fabrican, habiendo sido sustituidas mayormente por bombillas LED, que como el ejemplo dice, con una bombilla LED de 7 W de consumo se obtiene la misma cantidad de luz que las antiguas de 60 W, con lo que el ahorro es de casi el 90 %. De ahí la conveniencia de sustituir todas las bombillas de la casa por las del tipo LED, que consumen solo el 10 % de las incandescentes anteriores de toda la vida.

En el caso de sustituirlas aconsejo hacerlo probando una de cada zona y sustituyéndola por otra de LED. Cuando veamos que el tono de color y la luminosidad nos gustan, podemos completar la sustitución de todas las de la misma zona, cuidando el “color” de la luz, que como antes expliqué, es fundamental para poner en cada zona la más adecuada

5.- Horas:

“Esta cifra nos indica la vida útil de una bombilla, la cantidad de horas que puede llegar a permanecer encendida. En la mayoría de casos suele situarse alrededor de las 25.000 h, es decir, que si se encienden una media de 3 horas diarias, puede llegar a durar unos 20 años.”

Otra ventaja de las bombillas LED actuales es su duración, infinitamente mayor que las incandescentes, que se fundían con pocas horas de funcionamiento en relación con las de LED.

6.- Ángulo:

“Este dato expresado en grados nos servirá para observar la amplitud de luz e iluminación que podemos conseguir una vez instalemos la bombilla. Cuanto mayor sea el ángulo, más luz tendremos en paredes y techos.”

Estos son los 6 consejos para sustituir tus antiguas bombillas de incandescencia por las modernas de LED. Como habréis comprobado, el gasto se amortiza en muy poco tiempo, dado que el ahorro en electricidad es del 90 % sobre las incandescentes con la misma cantidad y calidad de luz. Cada bombilla LED puede costar alrededor de 4 €. Si en casa tenemos 20 bombillas, por ejemplo, con 80 € hacemos el cambio, por lo que puede amortizarse el nuevo equipo, por la reducción del coste en kWh, desde el mismo momento del cambio, ya que el gasto eléctrico en el caso del ejemplo, pasaría a ser de solo el 10 del gasto anterior.

 

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog.