Esta es la tercera entrega del porcentaje de consumo de energía que otorga el IDAE a cada electrodoméstico de los que acostumbramos a tener en nuestra casa. Ver
 http://www.idae.es/capitulos/electrodomesticos/e4.htm
Hoy corresponde ver y analizar cómo podemos ahorrar energía en los siguientes aparatos: pequeño electrodoméstico, horno eléctrico, agua caliente sanitaria, microondas, secadora, lavavajillas, ordenador y aire acondicionado.
 

Comenzaremos por el pequeño electrodoméstico, con un 7 % del consumo de energía del hogar. No estoy en absoluto de acuerdo con los datos del IDAE. Me parece un contrasentido y un disparate que se otorgue un consumo del 7 % a todos los pequeños electrodomésticos y se dé un 15 % (solo el doble) a la calefacción. Tiene que haber algún error. Bajo mi punto de vista, estos aparatos se usan muy poco tiempo al día y su potencia es muy reducida. Yo no me preocuparía por reducir el consumo de estos aparatos, que como he dicho, es ya muy pequeño.

 
A continuación llega el horno, con un 4 %. Como siempre, la transformación de energía eléctrica en calor tiene un rendimiento del 100 %, por lo que en este aspecto, los hornos producen todos, partiendo de la misma cantidad de energía consumida (KW/hora) idéntica cantidad de calor, sea cual sea el modelo, marca y tipo de horno.
 
Aquí solo influye el aislamiento de las paredes y de la puerta del horno. Si está muy bien aislado, evita la pérdida de calor, por lo que se necesitará menos energía que los que no están bien aislados. ¿Qué cómo lo sabemos? Pues por su eficiencia energética. Compra un horno de eficiencia energética A, y resuelto el problema.
 
Respecto al agua caliente sanitaria, con un 3 %, si se trata de una caldera a gas, elige una de cuatro estrellas de eficiencia energética. Si es un termo o acumulador elétrico, el que tenga un buen aislamiento. Pero estos aparatos no tienen etiquetas informativas de clase energética, pues no es obligatorio su uso. Por consiguiente, no hay nada más en qué apoyarse para asegurarnos un buen aislamiento que en el prestigio de la marca del aparato.
 
Respecto al microondas, con el 2 %, ¿En qué casa no hay un microonda? Este reciente invento se ha hecho imprescindible para calentar en primer lugar y para descongelar en segundo. Me parece pues que el consumo indicado del 2 % es exagerado. A menos que proliferen las comidas preparadas, que solo hay que calentar…. En cualquier caso, aquí no se puede hacer ningún tipo de ahorro, pues no existe diferencia en rendimientos entre todos los aparatos. He dicho rendimientos, no consumo, que depende de la potencia de cada uno, pero que se compensa: a mayor potencia, menos tiempo y gasto de energía igual para calentar cualquier cosa por cualquier microondas.
 
Sigue la secadora con un 2 %. La única explicación de este bajo porcentaje de consumo en el hogar es que la secadora está presente en muy pocos de los 16 millones de hogares eespañoles, lo que rebaja su relevancia en el consumo. La realidad es que es el electrodoméstico que más consume por ciclo. Y aquí pocas diferencias se pueden hacer por eficiencias energéticas, ya que la electricidad consumida, fuente del calentamiento del agua de la ropa a través de aire calentado por resistencias, es prácticamente la misma en todos los aparatos.


Si quieres ahorrar en estos aparatos, centrifuga más la ropa, pues es mucho más barato aumentar la velocidad de centrifugado o el tiempo de duración para reducir la cantidad de agua residual en la ropa que eliminar el agua residual por calentamiento. Y también, siempre que puedas, pon la ropa a secar al sol. Te quedará más blanca y te ahorrarás el 100 %  de la energía de secado.
 
Lavavajillas: 2 % del consumo del hogar. Este aparato consume en calentar el agua en el lavado y en el aclarado caliente. No es mucha energía la que necesita un ciclo, dada la pequeña cantidad que hoy se usa para un ciclo de lavado (alrededor de 10 litros, repartidos en cuatro entradas de agua, de las que solo en dos calienta). Busca un aparato de la clase energética A o superior.
 
Añado que el porcentaje tan bajo de consumo en el hogar debe responder a que muchos hogares solo hacen un lavado de la vajilla al día. Pero hay casos que se hacen hasta tres…
 
Al ordenador le corresponde el 1 %. Me parece bien. Es un aparato de poco consumo, y cada vez los fabricasntes afinan más en este aspecto, especialmente en los portátiles, que compiten en el número de horas que pueden funcionar sin estar conectados. Aquí también queda todavía mucho que andar para reducir el consumo. He leído algo sobre la sustitución futura de cableados (que más pequeña o más grande suponen una resistencia al paso de la corriente, y por ende, un consumo en calor, que no se aprovecha) que serán sustituidos por laser, con lo que no habría resistencia al paso de la corriente y sería mucho más veloz la transmisión de datos. Y menor consumo, claro. Tiempo al tiempo.
 
Finalmente el instituto oficial IDAE asigna el 1 % del consumo al aire acondicionado. Sobre este punto estoy totalmente en desacuerdo. Los que tenemos aire acondicionado sabemos que cuesta y no poco. Teniendo en cuenta que un aparato Split de 3.000 frigorías (el más corriente) consume unos 2 KW/hora, si lo tenemos encendido 5 horas al día, durante 6 meses, por ejemplo, consumiría 1.800 KW/hora al año, un solo aparato (270 euros). Es muchísimo mayor que el consumo de un ordenador aunque esté todo el día conectado. En cualquier caso, aconsejo comprar un aire acondicionado de eficiencia energética A y sistema inverter. Ver 
Comprar e Instalar un Aire Acondicionado ¿Cuál me interesa más? (I)
Seguidamernte facilito los enlaces de mis artículos que tienen que ver con la efiecicincia energética de los electrodomésticos.