Un conocido lector del blog, IVAN, de Barcelona, hace unos días me preguntaba qué marcas de emisores térmicos aconsejabacomprar. De nuevo IVAN ha dejado un comentario en ese mismo artículo, con la petición de que escriba un nuevo artículo comentando las conclusiones a las que él ha llegado, pensando que podrían ser de interés general.
Por mi parte ningún inconveniente. Voy a hacerlo aunque alguien pueda tacharme de reiterativo. Pero creo que si con este nuevo artículo divulgo y comento las conclusiones de IVAN, alguien que todavía no tenga claro el tema de los emisores térmicos pueda entenderlo en su justa medida, con las explicaciones, soluciones y conclusiones de un lector, con sus propias palabras, que voy a transcribir, como siempre, sin tocar ni puntos ni comas ni acentos: aplicando la “técnica” de “copiar y pegar”. Dice así el comentario de IVAN
 
“Anónimo ha dejado un nuevo comentario en su entrada “¿Qué marcas de Emisores Térmicos me interesa compra…“: 
Gracias por contestar a mi pregunta! espero que fuera de interes para otras personas, veo que hablas de “emisores termicos” y eso engloba tanto a los emisores de ultima generacion “calor azul” y super eficientes jjj como a los que yo me referia, los de aceite de toda la vida los de 60-80€, bien tambien he tenido 2 de Siemens y la verdad yo no los recomendaria pues en los dos me fugaba liquido, ya fuera de garantia y los termine tirando, (no generalizo, pero es mi experiencia con la marca).
 
bueno lo que te queria comentar que que creo que estaria bien un articulo donde comentaras la conclusion a la que yo he llegado comparando los dif emisores termicos, (no hablo ni de AA ni de Butano) la conclusion es que los de toda la vida y los nuevos es unicamente :
 
1º la estetica, iguales que los de las calderas por circuito de agua/gas 
2º y que son programables 


pero por esto cobran hasta 10 veces mas caro, pero esto segundo que es su principal virtud para gastar menos (mejor que gastar menos, es mejor decir que podemos ajustar mejor cuando gastan y cuando no) se puede emular con los de toda la vida por unos pocos euros 5 o 6€ con simplemente añadiendo un triste programador horario, eso si hay que tener en cuenta que aguante los W del radiador y es mas me atreveria a decir que seguramente mejoraria mucho mas si se pudiera intercalar un termostato externo, no me creo que el que incorporan los radiadores puedan regular la temperatura de la habitacion estando pegados a un radiador a nosecuantos grados, esto ultimo tan solo es una teoria mia, bueno que me estoy liando mucho si crees que esto puede ser de interes creo que estaria bien el hacer un articulo explicandolo para “torpes” jj lo primero es facil pero seguro que no lo tiene casi nadie o no se lo han planteado! y lo segundo (lo del termostato) si es viable pues donde lo intercalarias o como y demas. 
 
gracias de antemano y un saludo! 
 
Ivan BCN “
Bien, IVAN, pienso que has llegado a conclusiones certeras en general, y que con tus propias palabras quizá haya más gente que entienda cómo funciona este asunto de los emisores térmicos. Con lectores como tú, pronto no será necesario que yo intervenga en el blog…(ja, ha, ja). Fuera bromas, vamos al caso.
Haces dos “familias” de emisores térmicos:
  1. Los calefactores, radiadores, convectores, etc, de toda la vida (con o sin aceite)
  2. “…a los emisores de ultima generacion “calor azul” y super eficientes jjj”
Estás en lo cierto: todos dan la misma cantidad de calor a igualdad de potencia consumida. Para quien no entienda la ironía, cuando IVAN dice “súper eficientes” está citando la publicidad engañosa que se hace sobre este tipo de calefactores eléctricos.
Por eso las dos conclusiones de IVAN son:
1º la estetica, iguales que los de las calderas por circuito de agua/gas 
2º y que son programables
Esa publicidad engañosa, es la que pretende justificar que por la estética de esos emisores térmicos y por ser programables que “…cobran hasta 10 veces mas caro”, como dice IVAN.
Luego viene la parte más demoledora de tu argumento: “… pero esto segundo (se refiere a ser programables) que es su principal virtud para gastar menos (mejor que gastar menos, es mejor decir que podemos ajustar mejor cuando gastan y cuando no) se puede emular con los de toda la vida por unos pocos euros 5 o 6€ con simplemente añadiendo un triste programador horario”.
Cierto, amigo IVAN, añadiendo un triste programador horario en la base de enchufe, sobre el que luego se conecta el cable del “emisor”.
Para redondear, IVAN dice: “…seguramente mejoraria mucho mas si se pudiera intercalar un termostato externo…” Te cuento. Si el calefactor lleva incorporado un termostato, ya es válido, pues está situado para que capte la temperatura ambiente, no de la estufa, y además, está regulado para corregir el desfase. Y si el aparado no lleva termostato, busquemos uno externo que corte el suministro de corriente cuando se alcance la temperatura deseada.
Puede instalarse un termostato programable en la base de enchufe como este , que a su vez dispone de una base de enchufe para conectar el aparato o bien el programador horario que dice IVAN, que a su vez tiene también base de enchufe donde conectar directamente el calefactor. El primero cuesta unos 20 € y el segundo, según IVAN, 5 ó 6.
Bueno, IVAN, espero que tus sugerencias sean útiles a nuestros lectores, al estar todas concentradas, si bien tengo que decirte que todas ellas se habían mencionado ya en otros artículos míos. Pero tu insistencia puede llevar a que funcione aquello de “insiste, que algo quedará”.