Un lector anónimo ha dejado un comentario en mi artículoS¿Son de calidad los electrodomésticos de BEKO? donde explica que compró un frigorífico BEKO  BEKO y que poco antes de finalizar la garantía de dos años se produjo una fuga de gas, por lo que no le funcionaba. Fue donde compraron el aparato y le enviaron un técnico, que en 15 minutos recargó el circuito del gas (entiendo que sin ningún coste, pues estaba en garantía) y siguió funcionando…durante un mes. Después volvió a no funcionar, por la nueva pérdida del gas, Pero ya estaba fuera de la garantía de dos años, y el técnico quería cobrar por arreglarlo. Avisó a otro técnico que le dijo, después de revisar el aparato, que la reparación le costaría casi tanto como uno nuevo. Nuestro lector está muy enfadado con BEKO, dice que son malos aparatos y que no le han hecho caso, por lo que no recomienda comprar esa marca. Como estos problemas de figas de gas se producen de vez en cuando, en todas las marcas, vamos a analizar los hechos para encontrar los fallos y los culpables de esta situación que, repito, se produce de vez en cuando en todas las marcas. Veamos primero el comentario entero del lector y luego analizaremos lo ocurrido y las posiblesd soluciones.


1Anonymous27 de julio de 2015, 14:45

Compre un frigorifico beko 28010 hace como dos años y dos meses,a casi los dos años de comprarle empezo a dar problemas el congelador si enfriaba ,pero el frigorifico no, y fuimos a la casa que nos lo vendio para que fuera el tecnico a arreglarlo,puesto que aun estaba en garantia que es de dos años.

Fue el tecnico y nada en poco mas de 15minutos lo arreglo,dijo que se habia ido el gas,y bueno estubo funcionando…..pero al mes otra vez lo mismo,fuimos ala casa y ya nos dijo que no estaba en garantia que ya si iba el tecnico tenia que ser por nuestra cuenta,no o entendi y ya por aburrimiento llamemos a un tecnico por nuestra cuenta y nos dijo que el aparato ya no merecia la pena arreglarlo,que tenia un fuga de gas y era por dentro del aparato y que casi te valia ell arreglo como comprar uno nuevo.y mi pregunta??a caso es asi?si fue el tecnico arreglarlo ,tendria tambien una garantia no?si ya se habia pasado el plazo de dos años?

El tecnico que fue vio lo de la fuga de gas,y no hizo mas que meter el gas hasta lo que duro,seguro que tambien sabia lo que pasaba. Desde luego yo m,e e quedado sin frigorifico,tengo que comprar otro y desde luego que beko ni en sueños,es una tartana estos electrodomesticos,si son algo mas baratos ,y como dice el dicho lo barato sale caro,no se lo recomiendo a nadie estos aparatos!!!!!y no digamos en atencion al cliente….no hay nada….solo una direccion de email,que escribes y ni te contestan,NI SE OS OCURRA COMPRAR NADA DE LA MARCA BEKO!!!!!!”

Como decía en la introducción a este artículo, la fuga de gas en un frigorífico es una avería que puede producirse en cualquier marca, con pocos o muchos añops de funcionamiento. Hay dos posibilidades: que la fuga de gas se produzca en la parte del circuito exterior, cercano al compresor, donde se puede detectar la fuga y repararla mediante soldadura una vez localizado el punto de fuga. En este caso la reparación es importante, pero “soportable” en cuanto a coste. Recordemos que en este caso hay que buscar y encontrar el punto donde se produce la fuga del gas refrigerante, que puede detectarse y soldar el punto de fuga y luego recargándolo de nuevo de gas refrigerante.
El otro caso es que la fuga se produzca en una parte del circuito donde los tubos van por el interior del expenso (aislante) que hay entre el armario interior del aparato y el mueble. Como no puede verse ni detectarse el punto de fuga, no puede repararse, y habría que abrirlo rompiendo las paredes del aparato para buscar la fuga y eso es acabar con el frigorífico.
La primera conclusión es que se trata de una avería que puede sucederle a cualquiera y a cualquier marca. No es exclusiva de BEKO. Sigamos…
Ante esta situación, ¿Qué hizo nuestro comunicante? Pues fue a la tienda donde la compró, que le envió al primer técnico. Evidentemente el técnico obró muy mal y a sabiendas de que no había localizado ni reparado la fuga, haciendo aquello tan chapucero de “aguanta mientras cobro”, aunque el usuario no dice si pagó algo por la chapuza. La actuación del técnico fue nefasta, pues sabía que iba a volver a producirse la misma avería próximamente…pero ya estaría fuera de garantía.
Antes de seguir, como no lo aclara el lector anónimo, tengo dos preguntas o posibilidades:
1.- Que la tienda donde compró el aparato le enviara un técnico NO OFICIAL DE BEKO. En tal caso BEKO no se habría enterado ni intervenido en la primera reparación, por lo que si luego, en la segunda fuga se hubieran dirigido a BEKO, podría haber rechazado hacer la reparación –o cambio de aparato- sin cargo, pues durante la garantía no se permiten intrusos (servicios NO Oficiales de la MARCA), y este caso “pinta” a intruso, en cuyo caso no se puede culpar a BEKO de la chapuza primera y como consecuencia, de la nueva y previsible avería.
2.- Que la tienda avisara al Servicio Oficial de Fabricante de BEKO, y fuese él quien realizara la chapuza. En tal caso, supongo que el técnico le dejaría una hoja de reparación con el trabajo realizado. Ese documento demostraría que el aparato estaba en garantía cuando se reparó por primera vez, por lo que, como las reparaciones de los electrodomésticos están garantizadas durante tres meses, al volver a averiarse al cabo de un mes, como sucedió, BEKO debería hacerse cargo de la reparación o sustitución del aparto de manera gratuita.
Fijaos, amigos lectorés en la importancia de avisar siempre al SERVICIO OFICIAL DEL FABRICANTE, ya que es la única manera que podemos reclamar en caso de reparación defectuosa. Nuestro denunciante debía haber llamado al teléfono 902 877 665, que es el del Servicio Oficial de3 Fabricante de BEKO y no al tendero que le venido el aparato. Pero…¿Cómo puede saberse el teléfono verdadero del Servicio Oficial de una marca? Es muy sencillo y lo he explicado en innumerables ocasiones en el blog. Deberíais tomar buena nota por si en el futuro necesitárais el Servicio Técnico de vuestros electrodomñesticos): debéis entrar en la ASOCIACIÓN NACIONAL DE FABRICANTES DE ELECTRODOMÉSTICOS (ANFEL), y allí encontraréis todos los teléfonos reales y actualizados del Servicio Técnico de cada marca. No se os ocurra llamar a los teléfonos que salen en las primeras páginas de Internet: no os fiéis, pues normalmente son servicios “pirata” que no os repararán bien el aparato, que las piezas que puedan poner no son siempre originales, y os cobraran mucho más de lo que cóbraría el Servicio Oficial del Fabricante.
Veamos ahora lo que dice la ley sobre la garantía de las reparaciones efectuadas por el Servicio Técnico: El Real Decreto 58 1988 dice: “Artículo 6.2: “La garantía que otorgue el Servicio Técnico sobre la reparación efectuada debe tener un mínimo de tres meses desde la fecha de la reparación”. Y eso es válido tanto para el Servicio Oficial del Fabricante como para cualq1uier Servicio, sea o no Oficial del Fabricante. Por consiguiente, SI TIENES FACTURA O DOCUMENTO QUE DEMUESTRE CUANDO SE REPARÓ EL FRIGORÑIFICO, puedes exigir á quien lo reparó que lo vuelva a hacer (esta vez BIEN). El problema es que si fue un Servicio libre enviado por el vendedor y no te dejó ningún documento, tienes el caso perdido. Pero si te lo reparó el Servicio Oficial de BEKO tendrás ´documentos, por lo que puedes EXIGIR la nueva reparación o sustitución del aparato EN GARANTÍA, ya que la primera reparación fue hecha dentro de la garantía del fabricante y la segunda queda amparada por la nueva garantía de la reparación., la que obligatoriamente debe ofrecer el Servicio Técnico. Por consiguiente, si tienes documentos de la reparación exige a uno u otro Servicio que te reparen o cambien el aparato. Si no te hacen caso, denúncialo en tu Ayuntamiento, en “Atención al consumidor,” aportando los datos que te doy en este artículo.
.Amigos lectores, creo que podemos extraer al menos cuatro conclusiones de este caso:
1.- La avería sucedida no es exclusiva de una marca determinada sino que puede sucederle a cualquier aparato de cualquier marca en cualquier momento de su vida... Eso no demuestra que la marca “sea mala”.
2.- Cuando tengamos una avería en nuestros electrodomésticos debemos llamar al Servicio Oficial del Fabricante. Ya os he dicho la manera de obtenerlo: entrar en ANFEL (ese enlace os lleva directamente al lugar donde figuran todos los teléfonos de los Servicios Técnicos Oficiales de Fabricante).
3.- Llamar a alguien que no estéis seguros que sea Oficial, solo os traerá problemas…a menos que conozcáis el  Servicio o alguien de confianza os lo haya recomendado. De no ser así estáis expuestos a un timo en la reparación y en el coste de la misma.
4.- Todos sabemos que la garantía de los electrodomésticos es de dos años en toda la Unión Europea, pero debemos saber también que en España cualquier Servicio Técnico, sea o no Oficial de Fabricante, está obligado a dar una garantía de la reparación de un mínimo de tres meses.
Espero, amigo lector-denunciante-anónimo, que tomes buena nota de lo explicado y que tengas suerte en el desenlace de este asunito. Y te recomiendo seas más prudente a la hora de “crucificar” a una marca, la que sea, sin antes informarte y hacer las cosas como deben hacerse. Ahora ya sabes cómo hacerlo…