GERARDO, un polémico lector de mi blog, ha dejado un COMENTARIO en mi artículo “LG presenta en España sus primeros equipos de iluminación LED y PLS”, donde me dice textualmente: “Ya veo que a estos (se refiere a LG) les haces publicidad y a un empresario español (se refiere a Benito Muros, el de las “bombillas eternas” que se dedica a lo mismo pero dando una garantía más larga le pones de estafador. Qué pasa que no es catalán o que trabajas para alguien”. 

 
Comenzaré pidiéndote disculpas por no haberte contestado a tus últimos COMENTRIOS, dejados al pié de mi artículo sobre Las bombillas “eternas” de Benito Muros: nuevas y muy interesantes aportaciones. Y no lo hice porque además de cansarme las polémicas, aunque se te demuestren las cosas, tú por norma vuelves al inicio con tu misma posición. Además ya se produje una respuesta por parte de otro lector, SERGIO GONZALEZ, a tu primer comentario del dia 5, donde te da toda clase de explicaciónes con todos los argumentos posibles. Y tú, erre que erre, como haces siempre, vulvas a la carga con otros dos comentarios y él te vuelve a contestar con otros dos. Más paciencia y mejor argumentado no lo hubiera podido haber hecho yo. 
Y ahora, GERARDO, me tildas de hacer publicidad a empresas extranjeras y de llamar estafador a un empresario español. Lo primero no es cierto. Yo no hago publicidad de nadie. Me limito a informar a mis lectores de que LG, una de las empresas tecnológicas más grandes del mundo, ha lanzado nuevas luminarias al mercado con la tecnología LED y con una nueva tecnología desarrollada por esa misma empresa, llamada PLS. Igual que informo de novedades de FAGOR, de BALAY, de las compañías eléctricas o de las estafas de algunos fabricantes. 
 

Lo que me sorprende realmente es que sigas pensando que el mediático Benito Muros, el hombre que “parió” las bombillas eternas, no fuera un estafador y un ignorante. Estafador porque hasta ahora nadie sabe dónde está esa empresa ni sus productos ni los 22 ingenieros, ni las garantías de sus productos,  ni los “altos estudio” sobre el “tungesto”…Sí “tungesto” llama Benito Muros al material de los filamentos de las bombillas de incandescencia, de un mineral llamado TUNGSTENO o Wolframio (no “Tungesto” .

¿Dónde se ha metido Benito Muros? Seguramente está verificando si la “Revolución Industrial” ha terminado ya o todavía quedan pueblos sin civilizar, lo que apoyaría su argumento de que todavía no ha terminado. Supongo que también pensará que todavía no ha terminado la segunda guerra mundial, pues las fronteras todavía no han vuelto a su sitio… 
 
El tercer punto de tu acusación hacia mi persona es aquello de “… qué pasa, que no es catalán (te refieres a Benito Muros). O sea que según tu idea, llamo estafador a ese sujeto porque no es catalán. Lo que te hace presuponer que yo sí lo soy ¿No?, y que por eso le tengo “tirria”. Pues no, amigo GERARDO, otra vez vuelves a meter la pata. No soy catalán. Si te hubieras molestado lo más mínimo le hubieras dado un vistazo a mis catos personales (a la derecha del blog), donde dice en primerísimo lugar que nací en Lanjarón, (ver foto arriba), provincia de Granada. Y a mucha honra. Como ves, una vez más hablas por boca de ganso. 


Pero siendo importante para mí haber nacido en Lanjarón (y muy orgulloso me siento), hubiera sentido lo mismo que siento por mi patria chica si hubiera nacido en Hospitalet de Llobregat, La almunia de Doña Godina, Herrera del Duque, Madrigal de las Alta Torres o cualquier pueblo o aldea de este gran país que yo llamo ESPAÑA . Te aseguro que no soy tan mezquino como para juzgar, perjudicar o beneficiar a personas y empresas por su lugar de nacimiento o de ubicación. Por lo que ves, amigo GERARDO, otra nueva errada por tu parte. 


Y finalmente, le pones la guinda al pastel: concluyes que “trabajo para alguien”. Y en esta ocasión, amigo GERARDO, sí tienes toda la razón: trabajo para alguien. Trabajo para explicar a mis lectores los conocimientos que he acumulado en 53 años de trabajo (empecé con 14 años trabajando y estudiando) y en el sector de electrodomésticos he trabajado durante 45 años. Y aplicando el dicho de que “sé más por viejo que por diablo”, algunos conocimientos habré adquirido en todo este tiempo. Ese es mi y trabajo desde hace dos años: explicar experiencias y conocimientos que sospeche que pueden serle útiles a mis lectores. En eso trabajo, amigo GERARDO. Y aquí, como decía, tienes razón: trabajo PARA MIS LECTORES. No creo que eso sea sospechoso de actuaciones irregulares. Y si tu lo supones, lo tienes muy fácil: no me leas más. Pero deja a quien quiera hacerlo que lo haga en libertad, pues a nadie obligo ni a leerme ni a seguir mis consejos. Digo lo que me parece correcto y NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE, que no sea mi propia conciencia, ME CONDICIONA.