Algunos lectores me han dejado comentarios sobre cómo pueden saber si les interesa cambiar desde la tarifa eléctrica normal a la tarifa de DISCRIMINACIÓN HORARIA (TDH), antes llamada TARIFA NOCTURNA (TN). En este artículo (y en el siguiente) vamos a calcular qué porcentajes de consumo deben asignarse a cada tipo: horas “punta” (caras) y horas “valle” (baratas) para que resulte económicamente interesante pasarse a esa TDH y cómo podemos calcularla sencillamente cada uno de nosotros. Como siempre, de manera fácil y entendible por TODOS los lectores. 


Pocas veces lo hago, pero esta vez sí lo he hecho: ver si en Internet alguien explica cómo puede calcularse si interesa cambiar a esa tarifa. He revisado las tres primeras páginas aparecidas en la red bajo la pregunta ¿Me interesa cambiar a la tarifa de discriminación horaria? En esas tres páginas de títulos de artículos sobre el tema, no he encontrado ni uno solo donde se dijeran los porcentajes necesarios de cada uno de ambos tramos, para poder calcularlo por uno mismo, y por supuesto ningún cálculo aproximado de potencias de aparatos electrodomésticos y otros consumos del hogar. 
La mayoría se limitan a decir que es interesante si se hace “mucho” consumo en horas valle y “poco” en horas punta. Para ese viaje, no se necesitan alforjas, digo yo. porque eso ya nos lo dicen las propias compañías eléctricas, que como sabemos, no se preocupan de lo que le interesa al consumidor, sino única y exclusivamente lo que les interesa a ellas.  Y no son de fiar.
Lo que no nos dicen son las importantes consecuencias económicas que puede tener no tomar la decisión correcta: Si no llegas en KWh al porcentaje de horas valle baratas), perderás dinero respecto a la Tarifa Normal, la que ahora estás, NO AHORRARÁS DINERO y si te pasas en horas punta (caras), TE PENALIZARAN Y PAGARÁS MÁS de lo que pagas con la tarifa normal. Por eso es IMPRESCINDIBLE calcular bien tu caso, pues cada caso es diferente. Aquí, menos que en cualquier otro tema, no vale aquello de “me ha dicho un amigo, que entiende de estas cosas…” o bien “ha dicho la tele…” . No te fíes. No valen aproximaciones. Debes calcularlo tú. No te fíes de las opiniones, a veces contradictoras, y eso sí: la conclusión de todo lo que he leído es siempre “interesa si la mayor parte del consumo se hace en horas denominadas VALLE (económicas)”. Pero nadie se moja explicando en qué porcentaje ni cómo puede calcularse. Yo me mojo. Voy a intentarlo, porque si no te cambias, puedes estar perdiendo dinero, y si te cambias creyendo ahorrar y te equivocas, tendrás una importante penalización y pagarás mucho más de lo que estás pagando.
Primero quería deciros, amables lectores, que hay trabajo por hacer. Pero os aseguro que saldréis de ésta y podréis calcularlo vosotros mismos. Es algo laborioso, pero os voy a explicar cómo hacerlo, paso a paso, de mamera que TODOS podáis entenderlo. Advierto que para unos cálculos iniciales sobre el porcentaje entre horas punta y horas valle, tendré que hacer unas operaciones de álgebra, pero no os asustéis, que quien no sepa o no quiera seguirlas, que pase de ellas y vaya directamente a CONCLUSIONES.
Pero vamos por partes. Primero veamos lo que es la Tarifa de Discriminación Horaria, antes llamada “tarifa nocturna”. 
Desaparecida dicha tarifa nocturna, se implantó la sustituta, la de discriminación horaria, que, lógicamente, está hecha a medida de los intereses de las compañías eléctricas, como veremos seguidamente.
Veamos los Horarios de la “discriminación horaria”, aplicable a los abonados qiue lo soliciten, y que tengan menos de 15 KW de potencia contratada, que es casi el 100 % de los hogares españoles.
En invierno: 
Valle (económica): de diez de la noche a doce de la mañana (14 horas) 
Punta (cara): de doce de la mañana a diez de la noche (10 horas) 
En verano:
Valle: de once de la noche a una del mediodía (14 horas) 
Punta: de una del mediodía a once de la noche (10 horas) 
Veamos ahora los precios del KWh. Serán tres precios, que voy a detallar, tomados de la factura de la Luz. Se trata de precios BASE de coste BASE del KWh: sin cargas, suplementos, Impuestos, IVAs, etc. El coste limpio de la electricidad. Veamos esos precios base del KWh actual (sin discriminación horaria), 0,15 € el KWh 
Con TDH (tarifa de discriminación horaria): Horas valle (barata), 0,06 € el KWh; horas punta (cara) 0.18 € el KWh.
En la antigua tarifa nocturna (TN), que era de 8 horas, las compañías eléctricas hacían un descuento nocturno del 55 % sobre el precio del KWh, y una penalización del 3 % en las 16 horas diurnas. Retened estos porcentaje: 55 % menos nocturnos y 3 % más diurnos.
Ahora veamos la estafa que se han buscado las eléctricas con la actual tarifa de discriminación horaria: de costar el KWh en horas valle 0,06 €, pasan a 0,18 € el KWh en horas punta. O sea, UN 300 % de incremento. En la antigua tarifa nocturna la diferencia era de  “solo” del 47 % (-50 % en horas nocturnas + un 3 % en diurnas)
Si la comparativa la hacemos entre el actual precio del KWh sin TDH, de 0,15 € siempre, en la TDH tenemos en horas valle un menor coste del KWh de (0,15 -0,06= 0,09 € que representa una rebaja del 60 %, y el recargo por más horas punta es de (0,18-0,15 = 0,03 € que en porcentaje es del 20 %.
En resumidas cuentas: en horas valle hacen un descuento de un 10 % más que en la antigua tarifa, pero en horas punta lo pasan del 3 % antiguo al 20 % actual, o sea, un 17 % más.
¿Os suena aquello tan típicamente español de “hecha la Ley, hecha la trampa? Así es como las compañías de la luz nos la han jugado una vez más: hecha la Ley (por las Cortes españolas = políticos), hecha la trampa (por compañías eléctricas + políticos + gobierno de turno). Era de esperar: ¿De qué sino van a ir los políticos y gobernantes, después de su paso por el mangoneo de la política, y los de los sucesivos gobiernos, a recoger el pesebre que se han ganado a pulso con sus tolerancias, prebendas y leyes “ad hoc” para el mayor lustre y beneficio de las compañías eléctricas? Más claro, el agua. Mejor dicho y más claro todavía, encontraréis todos estos engaños y muchísimos más en la Web  ESTAFALUZ, del ingeniero sevillano de Antonio Moreno Alfaro. Ahí están todas las estafas. Os quedaréis boquiabiertos con las estafas habituales y constantes del CÁRTEL de las eléctricas. Arropadas y protegidas por los políticos y el gobierno de turno y con la connivencia de la judicatura. No os perdáis visitar esa Web. Vuelvo al hilo… 
Quiero insistir en la desfachatez de las eléctricas al cobrarnos el KWh a 0,06 en tramo valle y 0,18 € en t ramo diurno o punta. Tres veces más. Un 300 %. Y ahora que alguien me explique cómo puede ser que pueda cobrarse el coste del KWh a 0,06 €, y NO PIERDEN DINERO, Y luego pasar a 3 VECES MÁS, DONDE GANAN 2 VECES el coste. He dicho GANAN, pues es un beneficio neto cobrarnos dos veces mas sobre  el coste de la hora valle , que va directo a beneficios. 
Ya sé que algunos dirán que es lógico, que las plantas de generación van saturadas en horas punta y en horas valle se genera mucha menos electricidad. Pero…si resulta que, como en el caso de la burbuja inmobiliaria, en España estamos SOBRADOS de plantas de generación! Si nos sobra un montón de potencia instalada! Si hay déficit de demanda. Si no se cubre el mínimo necesario… ¿Por qué nos cobran más en horas punta? Pero si les cuesta lo mismo…, con la crisis, desde el año 2008. si las plantías están infrautilizadas..¿Qué es eso de que les cuesta más generar electricidad en unas horas más que en otras…? Eso es una falsedad. No hay saturación ninguna. Lo que ha sucedido es que ha bajado drásticamente la producción eléctrica por el freno en el gasto de los españoles y por la desaparición de grandes y pequeñas empresas, comercios, etc. Todas estas desapariciones han llevado a sus propietarios a la ruina, por falta de ingresos. Pero las eléctricas ¿Por qué van a sufrir si pueden poner los precios que les venga en gana? Los gobiernos lo toleran y como no hay libertad de mercado, nos lo cobran a los sufridos consumidores. Es, unas vez más, un insulto a la inteligencia de los españoles. Robarnos. Pero desgraciadamente a eso estamos acostumbrados desde hace mucho tiempo. ¿Cuánto tiempo más nos conformaremos aceptando como borregos lo que decidan los cabestros que tiran de la manada?
Volvamos al tema, al objetivo de llegar a saber si nos interesa más seguir aceptando el timo de la tarifa normal o el timo de la discriminación horaria: nos interesa averiguar con cuál de los dos sistemas no timarán menos. 
Lo primero que vamos a hacer es averiguar cuando se alcanzaría el equilibrio de costes en los dos sistemas. Concretamente, si partimos de que tenemos la tarifa normal, de 0,15 € el KWh, para pasarnos a la tarifa de discriminación horaria, (TDH) ¿A partir de qué cantidad de KWh gastados empezaríamos a ahorrar dinero con esta última? Porque está claro que nos interesa meter el máximo consumo en horas valle, con el KWh a 0,06 €, y el menor posible en horas punta, cuando pagamos el KWh a 0,18 €. Queremos buscar pues, qué porcentaje del consumo deberíamos distribuir en horas punta y valle para que la factura resultara igual que la de tarifa normal, sin TDH. A partir de esos porcentajes que obtengamos, cada KWh que pongamos de más en el gasto en horas valle (económica) nos hará ahorrar dinero. Pero también sabremos que por cada KWh menos de ese porcentaje, vamos a perder dinero. Busquemos pues esa distribución
Y aquí tengo que hacer un alto. Lo siento pero debo aplicar, para calcularlo, un sistema de tres ecuaciones de primer grado con tres incógnitas, para cuya comprensión y seguimiento debes tener conocimientos elementales de álgebra. Si es así, sígueme en los cálculos, pues resulta sencillo. Pero si no tienes esos conocimientos, sáltate esta parte, que he marcado en color  y vete directo al de CONCLUSIONES, donde aplicaré los resultados obtenidos, que es lo que a ti te interesa. Como habrá muchos lectores que me sigan en este artículo, verán que las conclusiones a las que lleguemos serán correctas, por lo que puedes fiarte de los cálculos si no entras en ellos. Al grano
Llamaremos X a los KWH gastados en horas valle, y los multiplicaremos por su coste, 0,06 €.
 
Llamaremos Y a los KWh gastados en horas punta y los multiplicaremos por 0,18 €. 
 
Llamaremos Z a los KWh que gastaremos en total, multiplicados por el coste del KWh de la tarifa normal, SIN TDH, o sea, 0,15 €. Planteo pues las ecuaciones 
 
X.0, 06 + Y.0,18 = Z.0,15 
Sabemos cuánto vale Z (consumo mensual de KWh porque lo tenemos en la factura de la luz. Aquí luego cada uno que ponga la cifra en su caso. Yo voy a aplicar el cálculo suponiendo un consumo total de 100 KWh al mes, por ejemplo, ya que esta cifra nos permitirá calcular el resultado directamente en porcentajes, que es lo que nos interesa. Luego, en la práctica, ya calcularemos un caso real con consumos reales de KWh al mes. Sustituimos en la ecuación 
 
El valor de Z por los 100 KWh consumidos al mes y queda así: 
 
X.0,06 + Y.0,18 = 100 x 0,15 
X.0,06 + Y.0,18 = 15 ; por lo tanto, X.0,06 = 15 – Y.0,18 ; sustituimos en X de la ecuación anterior por la X de esta ecuación así: 
 
X = (15 –Y.0,18) / 0,06 y sabemos también que X + Y = 100, de donde X = 100 – Y igualamos las dos X 
(15 – Y.0,18 ) / 0,06 = 100 – Y 
250 – 3Y = 100 – Y 
150 = 2Y X = 100- 75 = 25 por consiguiente: 
 
Y = 75 X = 25 
 
Cantidad de KWh en horas VALLE.  X = 25 % 
Cantidad de KWh en horas PUNTA, Y= 75 % 
 
Veamos si es correcto lo calculado: 
25 x 0,06 + 75 x 0,18 = 100 x 0,15 
1,5 + 13,5 = 15   por lo tanto, los cálculos son correctos. 

CONCLUSIONES:

Para igualar los costes entre la Tarifa Normal y la de Discriminación Horaria, tenemos que gastar al menos el 25 % en horas VALLE (baratas) y un máximo del 75 % en horas PUNTA. 
Para empezar a ser rentable el paso a TDH, hay que consumir en horario PUNTA menos del 75 % del consumo total. Y el resto, en horas VALLE, que debe aumentar en carga de consumo la misma cantidad que se reducirá el consumo en horas PUNTA. Si no se dan estas cifras, no solo no ahorraremos, sino que, por encima del 75 % en horas PUNTA, pagaremos más dinero en la factura que en la actual de Tarifa Normal, sin discriminación horaria. 
Pongo un ejemplo. Supongamos que consumimos actualmente, en tarifa normal, 1.000 KWh al mes. A 0,15 € el KWh resultará un coste total de
1.000 X 0,15 € = 150 € de coste básico de electricidad (a eso se añadirá el resto de conceptos cargados, incluido el IVA.
Ahora supongamos que pasamos a tarifa de discriminación horaria y un total de 1.000 KWh consumimos, al mes, un 75 % en hora punta, que son 750 KWh y el resto hasta los 1.000 sería el 25 % restante, o sea, 250 KWh. El coste de electricidad básica sería de
750 KWh x 0,18 = 135 €
250 KWh x 0,06 = 15 € 
Sumando las dos partes (hora punta + hora valle) sale 135 € + 15 € = 150 € 
Eso significa que con estas proporciones de consumo ni se ahorraría ni se gastaría más.

Ahora pasemos a un porcentaje de tramos de consumo del 60 % para horas punta y 405 % para horas valle. Con los 1.000 KWh, la distribución sería
600 KWh x 0,18 € = 108 € 
400 KWh x 0,06 € = 24 €
Total 108 + 24 = 132 € 
150 € (tarifa fija) – 132€ (TDH) = 18 € de ahorro al mes
A continuación pasemos a un porcentaje de tramos de consumo del 85 % para horas punta y 15 % para horas valle. Con los 1.000 KWh, la distribución sería
850 KWh x 0,18 € = 153 € 
150 KWh x 0,06 € = 9 €
Total 153 + 9 = 162 € 
150 € (tarifa fija) – 162 € (TDH) = -12 € , o sea un mayor coste de 12 € al mes.
Vuelvo a insistir que estos cálculos son sobre precios base de coste eléctrico. A los posibles incrementos o reducciones de coste al pasar a la TDH, se aplicarán sobre estos costes los impuestos y cargas correspondientes.
Como podéis ver, no podemos equivocarnos si no queremos pasar de pagarlo caro con la tarifa normal, a pagarlo todavía más caro con la tarifa de discriminación horaria, como se ha demostrado en estos ejemplos.
Pero no acaba aquí la cosa, pues solo sabemos las proporciones que debemos alcanzar para empezar a ahorrar. (75 %y/ 25 %). Es absolutamente necesario plantearse ahora cómo podemos calcular la suma de los KWh que gastaremos en cada tramo. Sin este cálculo, iremos a ciegas y en lugar de ganar, perderemos. Por lo tanto, antes de tomar la decisión, habrá que ver cómo encontramos las cantidades de KWh que consumen los diferentes aparatos eléctricos de nuestra casa y distribuirlos, si podemos, en horas punta y valle para alcanzar estas proporciones rentables. 
No es difícil, pues se trata de planteamientos con sumas de cantidades pero hay que encontrar los consumos de cada electrodoméstico, luces, etc, que tengamos en casa. En mi siguiente articulo lo iremos calculando y viendo de dónde podemos sacarlo. Una vez visto eso, solo os quedará por hacer algunas sumas para estar seguros de si vais a ganar o a perder si cambiáis de la TN a la TDH. Y también deberemos contar con la potencia instalada en tu contador (lo pone en la factura de la luz) para ver la máxima carga de potencia que podemos poner a la vez, o sea, cuántos aparatos podemos poner en funcionamiento al mismo tiempo para que no salten los limitadores.  No os perdáis el siguiente artículo, para terminar este trabajo.