Categorías
Pequeño electrodoméstico Seguridad Tecnología

Siete medidas para evitar que te roben en casa

Lejos de lo que podemos pensar, la gran mayoría de ladrones no espera a que se haga de noche para actuar. Tampoco es casualidad que el día 1 de agosto sea uno de los días con más robos registrados. El ladrón no busca obstáculos. El tiempo corre en su contra. “El delincuente es una persona racional, quiere un botín, pero no quiere ser visto”, explica Ángel Olleros, director y asesor en seguridad privada.

Estar prevenidos es imprescindible para disuadir un posible robo o hurto, independientemente de dónde esté ubicada la residencia. Respecto a su agenda, Olleros lo tiene claro: “Solemos tener más miedo de noche y durante el fin de semana pero sabemos que se roba más de día, en lunes y jueves que en domingo”. La explicación es sencilla: “Las viviendas están más tiempo vacías. Los lunes tenemos que trabajar, hacer gestiones o ir a por el pan”.

1. Primero: ofrecer resistencia

Puertas, cerraduras, llaves, persianas, cristales, muros, rejas… Una buena protección debe seguir un patrón técnico que lo primero que tiene que ofrecer al ladrón es resistencia física. La mayor disuasión, señala el experto, es generar un obstáculo extra. “Una puerta obliga a estar mucho tiempo en un rellano o entrada, expuesto a ojos de cualquier persona o vecino y eso puede levantar sospechas”, valora.

2. Puertas de seguridad activa

“Somos un país que cuando pensamos en seguridad pensamos en una alarma y no en una puerta”, explica Olleros. Una alarma es complementaria y necesaria, siempre y cuando tengamos resistencia física. Los edificios necesitan avisos rápidos, pero las viviendas necesitan tiempo y eso lo dan las puertas, especialmente las que aplican la tecnología de seguridad activa . Una puerta debe tener una estructura certificada (UNE 85160 grado 4C1) y una alarma que salte si ésta es hurgada.

3. Llaves y cerraduras

Hay muchísimos robos que se llevan a cabo porque el delincuente, sencillamente, tiene llaves. “Es posible que la llave sea muy buena pero el protocolo de custodia para acceder a ella sea muy fácil. Por eso se abren puertas sin romper”, denuncia Olleros. También hay muy pocas puertas certificadas. Un cliente hereda las inseguridades en los protocolos de sus proveedores. Mala praxis, mercado negro, empleados desleales… Es necesario velar por procedimientos que aseguren su eficacia.

4. Sistemas de alarma

Es importante que cuenten con la certificación UNE 51131 grado 2. Que sea, además, un sistema bidireccional con doble vía de comunicación (una vía inalámbrica y otra vía cableada) y los detectores tienen que ser anti camuflaje. “La alarma sirve para avisar de que algo pasa pero no impide que pase. Es habitual escoger entre puerta y alarma y es un error”, explica Olleros. Lo mejor es combinar ambos sistemas. Sin detección, la resistencia es menor. “Hay que equilibrar”, añade.

5. Video vigilancia

Tal y como pone de relieve Ángel Olleros, en una vivienda particular no está claro que sea lo más eficaz. “La video vigilancia es más un placebo que no una seguridad ideal. Es posible que sea de utilidad en un edifico. Pero en una vivienda no tanto”, comenta el director de seguridad privada. Lo que sí funciona, según explica, es que los detectores de alarma tengan una cámara. “Porque cuando salta, esta hace una la foto, captura el momento y quién hay”, añade.

6. Domótica no es seguridad

“Confundimos automatización (que va en pro de la vivienda aplicando tecnología) con seguridad”, advierte Ángel Olleros. La domótica que se vende es muy comercial y ‘no está concebida para ser restrictiva ni defensiva’. La domótica está pensada para ser ampliamente usada y, en consecuencia, es fácilmente hackeable: “Es una puerta más y eso es un riesgo, por eso es importante no confundir domótica con seguridad”.

7. Seguridad por diseño

El coordinador de comités de seguridad física y prevención del delito AENOR, Ángel Olleros es también experto en prevención a través de la seguridad por diseño. Es decir, todos aquellos elementos que potencian la seguridad de una comunidad, calle o edificio a través del diseño de las infraestructuras. “Es importante no crear penumbras, cuidar la distancia entre farolas, la altura de los arbustos, la orientación de los accesos”, concluye.

Para hacer frente a un posible hurto lo fundamental es la resistencia. El ladrón buscará un entorno no vigilado. “No escogerá un entorno no favorable”, añade. A pesar de eso, Olleros destaca que “a menudo las personas no se perciben como perfiles de riesgo y no invierten en seguridad”. Por eso, debemos tomar conciencia y aplicar medidas preventivas antes de que sea demasiado tarde.

Fuente: LV


Categorías
Avances tecnológicos eCommerce Electrodomésticos Fabricantes Pequeño electrodoméstico

Altavoces inteligentes: el electrodoméstico del momento

Los altavoces inteligentes están de moda. Son relativamente útiles y en su mayoría son modelos suficientemente baratos como para comprarlos por impulso. Aunque no queda claro qué rol tendrán en los hogares a largo plazo, lo cierto es que de momento van en camino de superar las ventas de ordenadores y tabletas.

No es de extrañar que el mercado de altavoces inteligentes emerja con fuerza a la par que un renovado interés por parte de los consumidores de adoptar dispositivos para tener un domicilio inteligente. En muchos casos, los altavoces inteligentes sirven de nexo de unión con el que controlar todos los aspectos de esta nueva domótica. Bajar las persianas, subir el termostato, cambiar el canal de la tele, pasar las aspiradora o encender las luces están a unas pocas palabras de distancia.

No parece que las conversaciones queden grabadas y sean escuchadas por moderadores humanos reduzcan el interés del público

A finales de 2017 se vendieron unos 60 millones de unidades, una cifra que creció hasta los 114 millones durante el año pasado y que va camino de mantenerse por encima de los 200 millones para finales este año. La mayoría de estos se venden en China y en Estados Unidos, con Europa en un tercer puesto relativamente alejado. La adopción idiomática del mandarín y el inglés como únicas opciones en estos modelos ha creado un mercado a dos velocidades.

Diferentes modelos de Alexa (Grant Hindsley / AFP)

Aunque el primer altavoz inteligente que se popularizó fue el Echo original de Amazon , creando casi de forma unilateral esta categoría, está siendo China la que está consiguiendo un mercado más boyante y variado. Diferentes fabricantes han arrojado todos sus últimos años de investigación y desarrollo en materia de reconocimiento de voz y aprendizaje automático en conseguir aparatos útiles. Baidu, Xiaomi y Alibaba venden millones de unidades cada mes en su mercado doméstico.

Amazon y Google lideran en ventas con una docena de modelos distintos entre ambas empresas

En Occidente, Google de momento mantiene un segundo lugar a nivel de ventas tras Amazon, pero ha llegado a superar en ventas en algunos meses concretos, creando una especie de competición duo-polística. Apple con su HomePod ha conseguido capturar los bolsillos de muchos menos consumidores. La calidad de sus micrófonos y altavoces es excelente, pero las limitaciones de funcionamiento son mayores. Estos factores unidos a su precio, recientemente rebajado a 300 euros en España de forma oficial, limitan el mercado total de este modelo.

Altavoces con pantalla, vuelta de tuerca.

A pesar de que los altavoces inteligentes se pueden simplificar en una cadena de micrófonos, altavoces y una antena para conectarse a la Wi-Fi, una nueva tendencia ha conseguido innovar con un nuevo componente: la pantalla. No escapa a la ironía que el elemento más prominente que dejaban atrás los altavoces vuelva a incorporarse, pero su utilidad está ahí.

Siguen siendo dispositivos que el sector conoce como de “voz primero”, y las ventas de altavoces con pantallas son mínimas a nivel porcentual, pero añaden casos de uso extra como poder controlar cámaras domésticas, tener referencias gráficas de algunos elementos o incluso reproducir vídeos e imágenes.


Fuente: LV