Siguiendo la tradición de la mayoría de Fabricantes de emisores térmicos, FERROLI ELECTRIC, en su nota sobre Novedades publicada en la revista de electrodomésticos ELECTROMARKET, insiste en la publicidad engañosa tradicional del sector sobre  estos aparatos que mienten alevosamente sobre su pretendido “bajo consumo”, en este caso llamado “consumo mínimo”.

 
Mediante esta publicidad engañosa buscan sorprender la buena fe de los consumidores, que desconocedores normalmente del funcionamiento a efectos de consumo eléctrico de estos aparatos, los compran confiando en tal publicidad, hasta que llega el primer recibo de la electricidad, que es cuando se dan cuenta del engaño.
 
A continuación transcribo un párrafo de esta nota publicitaria:
 

“…La nueva gama de emisores eléctricos de Ferroli Electric destaca por su estética vanguardista y su alta emisión térmica. Ello garantiza el máximo confort y un consumo mínimo.  Los emisores Exclusiv de Ferroli Electric están compuestos por elementos de aluminio inyectado muy resistentes a la corrosión que incorporan en su interior un fluido portador del calor de baja viscosidad y alta conductividad térmica. Esto proporciona una rápida y uniforme distribución del calor en toda la superficie del radiador. Además disponen de un novedoso sistema de regulación electrónica (TRIAC) que permite un control más preciso y estable de la temperatura….””
 
Vamos a analizar estas afirmaciones de FERROLI.
 
En primer lugar, su “alta emisión térmica”. Algo así como que echa hacia fuera mucho calor. Bien, estamos de acuerdo en que echa hacia fuera mucho calor. Tero sigue: Ello (la alta emisión térmica, o echar hacia fuera mucho calor) garantiza el máximo confort y un consumo mínimo. Puedo aceptar que por esa gran cantidad de calor que echa al ambiente se consiga el máximo confort, que de otra parte puede obtenerse igual con cualquier otro tipo de aparato si produce la misma cantidad de calor.
 
Pero la mentira, el engaño, viene ern su siguiente afirmación: “ello garantiza… un consumo mínimo”. O sea, porque emita mucho calor queda garantizado un consumo mínimo!. ¡Qué gran barbaridad!. Eso es absolutamente falso, y lo que hace FERROLI es confundir al consumidor  mediante palabras seudotécnicas y grandilocuentes. Pero eso es una punlicidad engañposa…
 
Veamos la realidad. Cuánto calor se produce y se emite en el emisor térmico FERROLI?. Si su potencia es de 1.500 vatios, por ejemplo, y está funcionando durante una hora, consumirá 1,5 KW/hora. Como cada KW/hora produce 860 Kilocalorías (Kcal), se producirán 1.290 Kcal, exactamente igual que cualquier otro emisor térmico, de cualquier martca y exactamente igual que cualquier  convector, estufa eléctrica, radiador, o una simple resistencia eléctroica, sea fabricada hoy, con la mejor tecnología, que hace 100 años.
 
 La cantidad de calor producida por una humilde resistencia eléctrica (que es lo que llevan en su interior todos los aparatos que calientan por electricidad) es siempre la misma, que cambia solo si el aparato tiene más o menos potencia (vatios). Pero a igualdad de potencia, la emisión de calor es la misma sea el aparato y la marca que sea.
 
Respecto a la “conductividad térmica” del fluido (aceite), está bien que sea muy conductivo, pues transmite más rápidamente el calor al ambiente, notándose el calor antes que en otros aparatos. Pero lo cierto es que cuando se apaga el aparato, se va más rápidamente también la perdsistencia del calor en el aparato, o sea, se enfría más rápido.
 
Y esto es así porque sea cual sea el líquido conductor del calor, la cantidad de calor que se genera es idéntico. Lo que pasa es que con este tipo de líquido más conductor, se calienta antes el ambiente, pero también se pierde antes el calor cuando se desconecta el aparato.
 
La única manera de reducir el consumo de estos aparatos es programando su funcionamiento en cuanto a horas y temperaturas. Y esto parece que sí lo llevan estos aparatos: un programador y un termostato por cada aparato. Con eso si se puede conseguir rebajar el consumo: reduciendo el tiempo de funcionamiento y las temperaturas cuando se pueda.