Categorías
Ahorro energético Calefacción Consumo eléctrico Emisores Térmicos

Cómo mantener caliente tu casa sin arruinarte.

Desde hace más de veinte años, sabemos que Enero es el mes más frío del año en el hemisferio norte y que Febrero tampoco se le queda atrás, por lo que nos disponemos a enfrentar las semanas más frías del año!

En esta oportunidad, intentaremos hacerlo sin arruinarnos y con la menor cantidad de sorpresas a fin de mes!

No es necesario tener la calefacción encendida durante todo el día en nuestro hogar pero, siguiendo estos breves consejos que detallamos a continuación, podemos llegar a evitarnos disgustos con la llegada de las facturas de estos servicios. A saber:

1 – Utilizar cortinas y textiles gruesos.

Sabemos que el calor se escapa de nuestra casa especialmente por las ventanas, así que unas gruesas cortinas pueden ayudarnos a solucionar esta situación. Eso sí: es necesario saber que durante las horas de sol que recibimos debemos dejarlas abiertas y, por el contrario, cerrarlas para que lo acumulado en energía no se nos escape.

Otros tipos de telas, como pueden ser alfombras y cojines de lana y pelo largo, nos ayudarán a mantener la casa más cálida y convivir en un ambiente cálido.

Las cortinas gruesas ayudan a protegernos de las fugas de calor en ventanas.

2 – Limpiar los emisores o radiadores térmicos.

Si al encender nuestros emisores o radiadores térmicos notamos que la parte superior está más fría que la inferior, es señal de optar por una buena limpieza antes de utilizarlos. Esto significa que dentro tienen acumulada agua y aire y debemos deshacernos de ello.

La limpieza puede hacerse de forma sencilla. Comenzando por el emisor o radiador más cercano a la caldera y teniendo a mano solamente 1 destornillador y 1 recipiente mediano para juntar esos chorros de agua y aire que comenzarán a salir una vez hayamos desenroscado la llave de la parte superior. Cuando salga solamente agua (sin aire) será el momento de cerrar la llave y dar por finalizada la purga o limpieza del radiador en cuestión.

Una vez que hemos revisado todos los emisores térmicos o radiadores del hogar, nos conviene asegurar que la presión de nuestra caldera oscila entre 1 y 1.5 bares.

Atención: leer atentamente las instrucciones de mantenimiento de estos electrodomésticos nos evitará dolores de cabeza.

La limpieza de radiadores y emisores térmicos es algo muy sencillo de hacer en casa.

3 – Y el calor: no escapará!

Ya sabemos que es importante revisar esos huecos por dónde puede escapar el calor, como son puertas y ventanas. Utilizando una simple vela, podremos descubrir por dónde entra aire: cuando la llama tiemble, es señal que hay un escape. No olvides revisar la puerta de entrada, las cajas de las persianas y los marcos de todas las ventanas. Para esta últimas, podemos usar burletes adhesivos de silicona o de caucho en las rendijas, como también masilla o silicona.

Es muy bueno recordar que, después de estos 3 simples pasos para mantener caliente la casa, reducir la humedad ambiental nos ayudará de buen modo a combatir esa sensación de frío. Para ello, nada mejor que un aparato deshumidificador.

En tu ferretería de barrio encontrarás los productos y herramientas necesarias para llevar a cabo estas revisiones y -dado el caso- reparaciones que sean necesarias.

Desde Ahorrar Cada Día Con Los Electrodomésticos, ponemos nuestro granito de arena para que esas tareas imposibles del hogar se transformen en actividades simples y amenas.

Categorías
Calefacción Emisores Térmicos

Qué es lo que debo saber sobre los emisores térmicos para calentar mi casa

Estamos todavía terminando el mes de Agosto y aparecen informaciones sobre los emisores térmicos, señal de que hay gente que piensa ya en el invierno que se acerca. Quizá es bueno estar prevenidos con este tiempo loco y comenzar a pensar, si no los tenemos ya, en los aparados de calefacción para nuestra casa, y en ese sentido me ha llegado una información de fecha 26 de agosto de 2018 donde explican TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS EMISORES TÉRMICOS.

Eso me ha sorprendido, pues como tantas veces ocurre, se producen con demasiada frecuencia artículos en blogs de “corta y pega” que, copiándose unos a otros, unas veces aciertan pero otras muchas no solo se equivocan, sino que pueden generar una desinformación y hasta importantes perjuicios a los lectores que caen en esas erróneas informaciones que van pasando de unos a otros. Hoy, una vez más, hablaremos de los EMISORES TÉRMICOS que pueden jugar un papel importante en nuestras casas próximamente al inicio del frío.

 

Veamos primero la Tabla de Contenidos de este artículo:

1.- ¿Qué son los emisores térmicos?

2.- Hay más barbaridades

3.- Con los emisores térmicos se puede ahorrar en la factura de la luz

4.- Los emisores térmicos son un sistema de calefacción “respetuoso con el medio ambiente”

5.- Los emisores térmicos más eficientes

 

Como siempre los textos copiados van en letra cursiva y los textos propios en letra normal.

Comencemos

1.- ¿Qué son los emisores térmicos?

Dice GERMAN, el autor del artículo:

Existen diversos tipos de métodos de calefacción y cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Cada tipo de calefacción tiene su punto fuerte que nos ayuda a mantenernos calentitos en invierno y ahorrar lo máximo posible en la factura de la luz. En este caso, vamos a hablar de los momentos en los que queremos calentar una zona localizada de nuestro hogar. Para ello, la mejor opción sin duda son los emisores térmicos.”

Demasiadas palabras sin sentido para no decir absolutamente nada.

“¿Aún no sabes lo que son los emisores térmicos? En este artículo vamos a explicarte todas sus utilidades y funcionamiento y haremos una comparativa con los mejores. De esta forma, podrás seleccionar el que más se adapte a tus necesidades. ¿Quieres saber más?”

Pues sí, quiero saber más porque hasta ahora no se ha dicho nada que merezca  nuestra atención. Solo palabras huecas que no dicen nada.

“Para empezar necesitamos saber qué es un emisor térmico. Se trata de equipos de calefacción que se fijan a la pared y funcionan conectándose a la red eléctrica. Su ventaja principal aparece a la hora de aclimatar una habitación. Y es que funcionan siguiendo el principio de inercia térmica. Son capaces de conservar el calor durante mucho más tiempo que el resto de sistemas de calefacción convencional. Por ello, utilizan un 30% menos de energía

Por fin nos explica qué es un emisor térmico, cuando dice: “Se trata de equipos de calefacción que se fijan a la pared y funcionan conectándose a la red eléctrica” genial definición, digna de premio Nobel de Física.

¿No os parece, amigos lectores, una “fantástica” definición la de nuestro informador? Porque la definición correcta de lo que son los emisores térmicos es que son dispositivos que intercambian calor cediéndolo al ambiente de una habitación. Pero no solo eso, sino que son también emisores térmicos los radiadores, el suelo radiante, los convectores, las chimeneas-hogar, los calefactores eléctricos, las estufas eléctricas, y los convectores con ventilador. Todo eso son EMISORES TÉRMICOS. A ver si el autor se entera de lo que son los EMISORES TÉRMICOS

2.- Hay más barbaridades

Dice GERMAN:

“Inercia térmica es la propiedad que indica la cantidad de calor que puede conservar un cuerpo

“Su ventaja principal aparece a la hora de aclimatar una habitación. Y es que funcionan siguiendo el principio de inercia térmica. Son capaces de conservar el calor durante mucho más tiempo que el resto de sistemas de calefacción convencional. Por ello, utilizan un 30% menos de energía.”

Esta es la primera y grave barbaridad del autor: la cantidad de calor que almacena cualquier emisor térmico. Pues bien: la CANTIDAD DE CALOR QUE PUEDE Almacenar depende de la capacidad del emisor térmico, puesto quecuanto mayor sea más cantidad de calor almacenara´. Pero no dejemos de recordar que esa cantidad de calor depende de la capacidad, y que cuanto mayor sea el calor acumulado0, más electricidad consume.

Porque no olvidemos que el calor no lo crea el emisor térmico, sino que se introduce en él consumiendo electricidad de la red que pagamos en la factura de la luz. Por esa razón es una solemne tontería decir Son capaces de conservar el calor durante mucho más tiempo que el resto de sistemas de calefacción convencional. Por ello, utilizan un 30% menos de energía.”

Realmente acumulan el calor y lo irán soltando según lo previsto por el fabricante, que es quien fija las características del aparato.

Pero es absolutamente falso que ese sistema ahorre energía. Fue en 1847, que el físico, James Precott Joule enunció el Principio de Conservación de la energía, que expresa que «la energía no se crea ni se destruye, se transforma».

la transformación se produce cuando el emisor térmico consume electricidad que se transforma en energía calorífica y que, en nuestro caso, se va enviando a la habitaciñon a calentar.

Lo que hay que tener muy claro es que la energía eléctrica se ha transformado en calor. Y lo que es totalmente inaceptable, incongruente y bochornoso es que se afirme que en esa transformación, se GANE un 30 % de energía eléctrica o de calor, como queramos llamarle. Queda claro que la cantidad de calor no puede aumentar ni disminuir, por lo que, consecuentemente, es imposible que pueda ahorrase el 30 % que dicen.

3.- Con los emisores térmicos se puede ahorrar en la factura de la luz

Otro invento del TBO:

“Uno de los principales miedos que se tiene con la calefacción es el incremento de la factura de la luz. Empleando calefactores viejos no se consigue bien el resultado deseado y tenemos que pagar mucho a final de mes. Esto hace que ahorrar en electricidad sea uno de los imperativos en la búsqueda de ventajas en la calefacción

Es absolutamente falso. La transformación  de electricidad en calor se consigue a través de las resistencias eléctricas que tienen los emisores térmicos, las estufas por viejas y antiguas que sean, y cualesquiera de los tipos de calentadores eléctricos por resistencia. Un calefactor, sea el que será y por antiguo que sea, si su potencia es de 1.000 vatios, consumirá 1.000 vatios cada hora, sea un convector, un radiados, un electro impulsor, etc, etc., consumirán todos lo mismo: 1 kW hora. Lo de ahorrar energía eléctrica con la misma potrencia es una imposibilidad, SEA CUAL SEA EL APARATO.

Por consiguiente queda claro que a igualdad de potencias eléctrica, TODOS LOS APARATOS CONSUMEN EXACTAMENTE IGUAL para proporcionar la misma cantidad de calor.

Cosa distinta es decir que se puede controlar mejor el gasto, haciendo funcionar el aparato en los tiempos adecúalos y programados. Pero eso no significa que se gaste menos energía eléctrica por el hecho de ser un emisor térmico.

“Uno de los principales miedos que se tiene con la calefacción es el incremento de la factura de la luz. Empleando calefactores viejos no se consigue bien el resultado deseado y tenemos que pagar mucho a final de mes. Esto hace que ahorrar en electricidad sea uno de los imperativos en la búsqueda de ventajas en la calefacción.”

Otra de las características más importantes que tienen los emisores térmicos es que son programables. Disponen de un termostato que se puede programar previamente para que empiece a funcionar a la hora que queramos. Además, también se puede ajustar la potencia a la que queremos que funcione. Todo esto permite que, cuando lleguemos a casa tras la dura jornada de trabajo, podamos entrar en una casa con la temperatura idónea sin la necesidad de que la calefacción esté activa todo el día.

Los sistemas de control han existido toda la vida para regular la temperatura del aparato eléctrico que sea y controlar el consumo, no siendo ello una propiedad exclusiva de los que llaman emisores térmicos, pues los mismo sistemas llevan años aplicándose a todo tipo de aparatos de calefacción.

4.- Los emisores térmicos son un sistema de calefacción “respetuoso con el medio ambiente”

Esto se dice sobre respetar el medio ambiente:

“Es un sistema de calefacción respetuoso con el medioambiente. Al no tener ningún tipo de combustible no genera emisiones de gases de efecto invernadero. En cuanto al mantenimiento, no requiere de revisiones periódicas al contrario que otros calefactores.

Es cierto que ese sistema de calefacción NO GENERA EMISIONES de gases de efecto invernadero, PERO ¿Eso significa que es “respetuoso con el medio ambiente”?. Como casi todo lo que se dice en ese artículo son solemnes tonterías y total desconocimiento de lo más elemental, aquí no iba a ser distinto.

Claro, como consume electricidad, ya es respetuoso con el medio ambiente. Es increíble que saquen argumentos tan pobres y de tanto desconocimiento. . Veamos: ¿Cómo se crea la electricidad con la que se alimentan “limpiamente” los emisores térmicos? Pues naturalmente esa electricidad se ha creado antes de fuentes de carbón, petróleo, pantanos de agua, energía nuclear… Y todo eso según el autor es  energía limpia, que viene del cielo…y donde el medio ambiente es limpio y maravilloso…

5.- Los emisores térmicos más eficientes.

Y vuelven erre que erre con su ignorancia supina a decir chorradas como estas:

Estos son con diferencia los emisores térmicos más eficientes que nos podemos encontrar en el mercado….

¿Ha visto alguien alguna vez una ETIQUETA ENERGÉTICA de un emisor térmico, estufa, radiador, et. Etc. Contesto yo: NINGUNA. Porque NO EXISTEN ETIQUETAS ENERGÉTICAS DE ESTOS APARATOS.

¿Por qué no existen esas etiquetas en calefacción? Es muy sencillo: no existe PORQUE A IGUALDAD DE POTENCIA Y (CONSUMO ELÉCTRICO, todos los aparatos de calefacción, y por supuesto, los EMISORES TÉRMICOS, Consumen exactamente igualNo hay aparatos más eficientes que otro. TODOS son igual de eficientes., Por eso no existe la etiqueta de eficiencia energética en estos aparatos.

“ La resistencia interna está hecha de un material cerámico sólido. Dispone de una gran conductividad y una inercia térmica muy elevada. Sin duda, son la mejor opción de emisor térmico si vamos a estar más de ocho horas en casa. La desventaja que podemos nombrar es que son muy lentos a la hora de alcanzar la temperatura máxima, pero se compensa por la elevada inercia térmica que presentan.

Por consiguiente creo que no debo seguir explicando que TODOS LOS APARATOS DE CALEFACCIÓN ELÉCTRICA CONSUMEN LO MISMO a igualdad de potencia y del tiempo empleado.

Y lo dejo por hoy, pues estoy harto de leer tonterías por mi parte. Pero si he escrito todo esto es porque me debo a mis lectores y a ellos sí tengo que informarles y advertirles de ignorantes que no saben ni lo que dicen y cuando lo dicen se equivocan…o están cobrando publicidad de las empresas.

Enfadado con tanta ignorancia, os dejo por hoy lunes dáa 3 de Septiembre. Os esperado, si lo tenéis a bien, el próximo lunes día 10 de septiembre con un nuevo artículo que espero os sirva para aclarar dudas. Gracias por vuestra paciencia.

Categorías
Calefacción Emisores Térmicos Timos

¿Son más eficientes los radiadores CERATEC de Leroy Merlín porque tienen un sistema para producir inercia térmica?

Un lector del blog me ha enviado un comentario sobre mi artículo «Inercia Térmica»: Las mentiras de Leroy Merlín sobre los emisores térmicos donde yo explicaba que los radiadores eléctricos que funcionan por el calentamiento de una resistencia al pasar por el filamento la corriente eléctrica, todos tienen la misma eficiencia energética: el 100 por 100. Todos igual. Este lector afirma que no es así, y que tiene calefactores CERATEC, de Leroy Merlín, que son más eficientes.

Esa mayor eficiencia energética, según nuestro lector, se produce porque en su interior tienen una “piedra”, que capta el calor y lo cede luego al ambiente mediante la inercia térmica. Asegura además que mediante esa piedra, el radiador puede estar dos horas más calentando después de haberse desconectado de la corriente eléctrica, aportando un calor GRATUITO a su casa, cosa que obviamente no es cierta (lo del calor “gratuito), y que demuestra la publicidad engañosa de Leroy Merlín y el error del lector, que asegura y pretende demostrarlo, que estos aparatos son más eficientes.

Como este lector está equivocado por confundir las cosas que afectan a este caso, y a pesar de haber editado en este blog varios artículos explicando lo que es la “inercia térmica”, voy a hacerlo otra vez argumentando el fenómeno físico de la inercia térmica y auto-copiándome en algunos puntos de uno de mis anteriores artículos, ya citado.

Así pues, emperezaré por la tabla de contenidos de este articulo, e iré añadiendo explicaciones, unas nuevas y otras que recogeré textualmente de aquel anterior artículo mío sobre este tema.

Veamos la tabla de contenidos 

1.- La información del lector sobre sus radiadores y “la piedra”

2.- ¿De dónde ha salido el calor de la piedra?

3.- La piedra ¿Crea calor?

4.- ¿Qué sucede si el aparato está bajo una ventana o en un recinto con corrientes frías de aire?

5.- ¿Quién es el artista que ha escrito esto?

6.- Explicaciones de Danny: el consumo eléctrico

7.- Sin embargo, se puede ahorrar más, dice Danny…

Como siempre, los textos que copie del lector, irán con letra cursiva y “entrecomillada”, los míos actuales en letra normal y loscopiados de mi anterior artículo también en letra cursiva sin entrecomillar.

1.- La información del lector sobre sus radiadores y “la piedra”

Yo tengo dos radiadores Ceratec, exactamente uno de 900w y otro de 1500w. Para más detalles vivo en plena sierra de Madrid y sin tener ningún máster en ingeniería, puedo decir que con estos aparatos se ahorra energía, ahora bien, hay muchos factores que pueden influir en su rendimiento.

Primero, también quiero decir que tengo instalado un medidor de consumo en el cuadro eléctrico, con el cual me baso en la explicación siguiente:

Como decía antes, es importante la ubicación del aparato, la dimensión de la sala y el aislamiento térmico de esta.”

 Naturalmente que es importante la ubicación del aparato, la dimensión de la sala y el aislamiento de ésta. Pero eso es importante para cualquier TIPO DE CALEFACCIÓN QUE SE INSTALE. No le veo relación alguna con la piedra, ni tampoco con los medidores de consumo, pues está  meridianamente claro que el CONSUMO de los aparatos se producirá únicamente cuando estén conectados y consumiendo electricidad. Si dejan de estar conectados y no consumiendo, no se gasta electricidad. Ni para eso necesitamos medidores. Sigue el lector:

“Este aparato se programa a una determinada temperatura, yo lo tengo a 18°c cuando el aparato detecta que la sala está a esa temperatura se apaga y mediante la piedra que llevan producen calor por inercia hasta que baje la temperatura de sala.”” 

Hasta aquí estamos de acuerdo: Cuando se alcanza la temperatura prevista de 18 ºC, el termostato desconecta la corriente eléctrica y la piedra sigue emitiendo calor.

2.- ¿De dónde ha salido el calor de la piedra?

Según explica el lector, cuando se apaga la corriente por haber llegado a la temperatura prevista de 18 ºC, la piedra sigue calentando la habitación por INERCIA TÉRMICA. De acuerdo, esa inercia térmica permite que el calor ALMACENADO en la piedra siga calentando la habitación.

Pero ¿De dónde ha salido ese calor? ¿Quién lo ha producido o creado? Porque esa piedra cuando se conectó por primera vez, ese día estaba tan fría como el resto del radiador y así todos los días si no se conecta. ¿Qué ha producido ese calor en la piedra?Pues simple y llanamente, el calor lo ha estado tomando del producido en el radiador por el consumo eléctrico de la resistencia del propio radiador hasta alcanzar los 18 ºC en la sala.

Es lógico pues que cuando baje la temperatura de los 18 ºC, la piedra, como TODOS los componentes calientes del radiador, vayan cediendo calor al ambiente de la sala. Pero está claro que ese calor antes se ha “producido” consumiendo parte de la electricidad del radiador. Y que en ese momento de cerrar el consumo eléctrico, todos los elementos de la habitación empiecen a enfriarse, como también la piedra, por las pérdidas de calor en paredes, suelos, ventanas, piedra, etc. cediendo su calor al ambiente.

¿Dónde está el milagro de que la piedra CREA calor? No lo crea, lo toma del que genera la resistencia del aparato cuando se está calentando. Y lo cede luego por inercia térmica hasta que la piedra del  aparato se pone a la temperatura de partida, en el caso de que no siga consumiendo y calentando el radiador.

Emisores térmicos

3.- La piedra ¿Crea calor?

La Ley Universal de la Conservación de la Energía, en su versión más elemental dice qu“la energía no se crea ni se destruye, solamente se transforma”. 

No sé si mi lector aceitará esta Ley Universal, pero lo cierto es, aplicando esta Ley, que si la energía no se crea, o mejor, no se puede crear, ¿De dónde saca el lector que la piedra crea energía? Eso, como decía el torero, “lo que no puede ser, no puede ser, y además, es imposible” .No es un Invento mío: la energía NO SE PUEDE CREAR. Siempre hay algo que la produce transformando otra.

Pero sin embargo, la piedra CEDE calor, entonces, ¿De dónde salió esa energía calorífica? Está claro: durante el tiempo que tenía conectado el radiador, con su piedra en el interior, y consumiendo energía eléctrica, no solo calentó a través de su resistencia eléctrica el propio radiador, sino la piedra que tenía en su barriga. 

Por consiguiente, el calor cedido por la piedra no es gratuitodevuelve el que antes tomó. Porque de milagros, nada. Queda claro que la piedras NO CREA energía, solo devuelve la que tomó antes.

4.- ¿Qué sucede si el aparato está bajo una ventana o en un recinto con corrientes frías de aire?

Dice el lector: “Pues lo que sucede es que el aparato jamás dejará de consumir, porque el ambiente es demasiado frío debido a fugas y siempre estará intentando calentar el ambiente, lógicamente nunca lo conseguirá. Sería como ponerle en frente un aire acondicionado, es decir, tirar el dinero”.

Así que, lo que hay que conseguir y es esencial, es que la vivienda tenga un aislamiento térmico correcto, si no, pongas lo que pongas será tirar el dinero.”

Este punto lo tiene claro nuestro lector. Pero también debería tener claro que todo eso que dice debe hacerlo igualmente tanto si el radiador tiene piedra como si carece de ella, pues nada tiene que ver la piedra con evitar fugas de calor en la casa.

“He hecho la prueba comprobando el consumo y tal vez no sean dos horas de inercia térmica, pero si la habitación está bien aislada se aproxima bastante, en mi caso con una temperatura exterior de 4°c, la inercia térmica que proporciona es de 1h 25 min”.

Queda claro, amigo lector, pero eso nada tiene que ver con la creación de la energía. Es lógico que si la piedra se ha calentado mucho, tardará más luego en enfriarse, y al contrario. Pero eso no demuestra que CREE calor, sino que tomó el que tocaba, el que se produce por las leyes de la naturaleza, no por el aislamiento de la casa. Lo que sí está también claro es que si la casa está muy bien aislada, la piedra irá soltando el calor almacenado durante más tiempo, pero la cantidad de calor será la misma que tomó inicialmente.

5.- ¿Quién es el artista que ha escrito esto?


Sigue diciendo nuestro lector:“Así que no sé quién será el artista que ha escrito este post, pero desde la segunda línea se detecta su propósito. También se le ha olvidado explicar todo lo que yo he explicado. 

Te respondo, amigo lector: el “artista” que ha escrito esto soy yo, con 46 años de experiencia en electrodomésticos, Servicios Técnicos, empresas propias, etc. etc. Y hago este blog sin ánimo de lucro, simplemente para enseñar a los lectores parte de lo que aprendí en tantos años de trabajo y dirección de empresas. ¿Te basta, amigo lector?. Y sigue:


“Por cierto, ni me paga Leroy Merlín, ni el santo Cristo, pero la verdad es la verdad, aquí y en las islas Filipinas y es de honor hacerla patente.
Conclusión: el aparato es extraordinario, se nota en el recibo de la luz y sobre todo con las condiciones que he mencionado sí que tiene una buena capacidad de inercia térmica.”

En eso estamos de acuerdo, amigo lector: la verdad es la verdad, aquí, en las islas Filipinas y en el resto0 del mundo mundial. También es cierto que la inercia térmica es una buena aplicación, pero no ahorra por si misma ni un solo céntimo en el recibo de la luz, por lo que tu empresa de suministro eléctrico te sigue cobrando lo que gastas de electricidad  pues la piedra no ahorra un solo céntimo y sigue engordando con los pingues beneficios que obtiene. Es una lástima  que no te consideren que “creas”  Inercia Térmica gratuita y que te las cobren.

Hasta aquí mi respuesta a este lector, pero mientras redactaba esta respuesta, me ha llegado el comentario de otro lector, DANNY, que dice lo siguiente:

Leroy Merlin

6.- Explicaciones de Danny: el consumo eléctrico

 “Efectivamente la cantidad de electricidad consumida es la misma. Da igual que una vez apagado estos emisores sigan emitiendo calor, porque también «tardaron» en calentarse, lo que ganas al final, lo perdiste al principio.”

Como podemos ver, Danny tiene este punto muy claro: la electricidad consumida es la misma siempre. Pero añade:

7.- Sin embargo, se puede ahorrar más, dice Danny…

“PERO no deja de ser cierto que si la inercia térmica es de horas, puedes calentar el componente (piedra, cerámica, fluido, etc.) durante las horas que la electricidad es más barata, e ir «soltando» el calor estando apagado en las horas que la electricidad es más cara.

Vamos que aunque es verdad que la cantidad de energía consumida en todo tipo de radiador electrico, si tienen buenos temporizadores y termostatos electrónicos, puedes jugar con las horas de encendido y aprovechar que la electricidad es más barata de noche (por ejemplo), no estarías ahorrando porque estos aparatos ahorren energía en si, si no porque el precio de la electricidad es más barato a ciertas horas, y algunos de estos aparatos «acumulan» calor.

Lo ha escrito dannycastel@gmail.com

Saludos.”

Lo que dice Danny tiene razón en lo que respecta al final de su comentario: “algunos de estos aparatos acumulan» calor.” Efectivamente, Danny se refiere a los ACUMULADORES de calor, que son aparatos que se calientan igualmente por resistencias eléctricas y que actúan durante la noche, que parte de ese calor se cede de inmediato a las habitaciones donde se ponen los radiadores y el resto de aquel calor acumulado lo va cediendo durante horas del día siguiente por inercia térmica, hasta que se acaba el calor almacenado, y así cada noche para cederlo durante el día siguiente. Eso se hace porque normalmente el consumo eléctrico en estos casos se hace con la tarifa nocturna, que es más económica.

Danny Tiene razón en lo que respecta a los acumuladores, como ya he comentado, pero considero que si no son acumuladores nocturnos, con calefactores normales como los descritos en este artículo, no se puede ahorrar energía puesto que no vas a esperar que sea de noche para calentarte más barato, sino que puedes necesitar calentarte durante cualquier hora del día, cuando la electricidad se paga a precio normal, o sea, “de oro”.

Espero, amigos lectores, que este artículo os haya interesado y que sea también del interés de los dos lectores que han participado con sus comentarios en el blog. A todos os recuerdo que si vuestras consultas y/o informaciones son de interés general, normalmente las contesto mediante un artículo específico sobre el tema, si pueden interesar a otros lectores.

Si lo tenéis a bien, espero encontraros en este blog leyendo este artículo el lunes día 22 de Enero de 2.018, pues como vengo haciendo habitualmente cada lunes se publica un nuevo artículo. Os espero también con vuestras sugerencias el siguiente lunes…

Categorías
Ahorro energético Calefacción Emisores Térmicos

¿Qué potencia deben tener mis radiadores eléctricos y cuál es la ubicación adecuada en mi apartamento?

Un lector del blog, Fernando Royo, me hace una pregunta interesante cuya respuesta no solo resolverla sus dudas, sino que puede ser útil para muchos lectores que tengan dudas sobre los radiadores de calefacción eléctrica y, en general, sobre la potencia y el consumo de estos aparatos. Concretamente le preocupa qué potencia deben tener cada uno de los tres radiadores y cuál debe ser su ubicación en su apartamento del Pirineo.

Aún cuando estas explicaciones sobre los radiadores eléctricos de calefacción han ocupado muchos artículos de este blog, no tengo ningún inconveniente en volver a explicar este tema que es difícil de entender por los no expertos en el tema. Por eso, y como tengo por costumbre, iré exp0licando con detalle y de la manera más sencilla, todos los puntos a considerar para que cualesquiera de vosotros pueda resolver dudas similares. Veamos primero la tabla de contenidos de este artículo:

1.- Ubicación y descripción de la vivienda

2.- ¿Qué radiadores había en la vivienda?

3.- Las búsquedas de  Fernando Royo para resolver sus dudas

4.- Plano de ubicación de los radiadores existentes

5.- Las dudas de Fernando son las potencias que debe tener cada uno de los radiadores.

6.- ¿Por qué digo que es igual la potencia que tengan los radiadores?

7.- Aclaraciones sobre la potencia de los radiadores, su tiempo de funcionamiento y su consumo.

8.- ¿Que sucede con la potencia eléctrica total del apartamento?

9.- ¿No serán más eficientes unos radiadores nuevos que ahorren electricidad?

Comencemos ya el análisis y las explicaciones necesarias para entender bien este articulo, las dudas de Fernando y los consejos que en él se dan para que pueda serviros en casos similares.

En invierno, es mejor calentar adecuadamente los hogares.

1.- Ubicación y descripción de la vivienda

La descripción de Fernando es la siguiente:

“La vivienda en cuestión se trata de un pequeño apartamento (segunda vivienda) en el Pirineo, con vestíbulo (3 m2), baño (3,4 m2), sala-cocina-comedor (18 m2) y un dormitorio (10 m2).

Es un tercero, con orientación este-oeste (todas las ventanas dan al este), y el muro norte da a la calle sin ventanas. Es un entrepiso que en invierno no suele tener vecinos en los pisos que tiene arriba, abajo y a un lado.”

2.- ¿Qué radiadores había en la vivienda?

“Venía don 3 radiadores antiguos (ni idea de su potencia), uno pequeño en vestíbulo frente a la puerta de entrada, otro muy próximo a este nada más hacer esquina en el salón, y otro en el dormitorio bajo la ventanas. En el baño nada, y así lo querríamos seguir manteniendo con un pequeño calefactor, sin radiador en el baño.”

3.- Las búsquedas de  Fernando Royo para resolver sus dudas

“Vistas varias webs que aconsejan potencia, con uno de 500 w para el vestíbulo, y uno de 1000 w para el dormitorio es potencia suficiente.

Para el salón recomiendan los simuladores 2 de 950 w. Irían uno ubicado nada más entrar al salón (donde había uno originalmente), que estaría muy cerca del que está en el vestíbulo. No hay puerta de separación entre ambas habitaciones. El otro en el muro norte que da al a calle cerca de la salida a la galería.”

Dice haber consultado varios blogs y que no le han contestado. Concretamente cita https://www.todoexpertos.com/preguntas/84no4bflo9whrqpk/duda-potencia-ubicacion-radiadores-en-apto-del-pirineo

4.- Plano de ubicación de los radiadores existentes

Adjunto plano casero donde se ve todo lo descrito. 

“Mi duda es si, mejor que la opción de 2 de 950w. Sería:

– Opción A: en el salón, uno de 1250 w (Z-3), cerca de la salida a la galería, y uno de 750 w (z-2) cerca del vestíbulo. En el vestíbulo habría uno de 500 w (Z-1)

– Opción B: uno de 1250 w (z-3), y los otros dos de 500 w (z-1, y z-2) ya que uno está muy cerca del otro.

Acepto otras sugerencias, muchísimas gracias por vuestro tiempo y consejos.

5.- Las dudas de Fernando son las potencias que debe tener cada uno de los radiadores.

Supongo que  Fernando se asombrará cuando le diga que la potencia de los radiadores es lo que menos debe preocuparle. Es más: yo en su lugar dejaría los mismos “antiguos” radiadores existentes si funcionan. Para eso lo que puede hacer escomprobar si calientan y si es así, y no tardan mucho tiempo en alcanzar la temperatura deseada en las zonas, dejarlos como están. Tengamos en cuenta que el apartamento es relativamente pequeño, y cuando se calienta es todo él, no por partes, puesse pone en su totalidad a la misma temperatura.

6.- ¿Por qué digo que es igual la potencia que tengan los radiadores?

De lo que se trata es de que en un tiempo prudencial desde la llegada al apartamento y la puesta en marcha de los radiadoresEXISTENTES, se vaya alcanzando la temperatura deseada (entre una y tres horas) y que luego se mantenga.

Esta afirmación que parece tan rara es por el desconocimiento de lo más básico: Cómo y en cuanto tiempo se alcanza la temperatura deseada. Porque si esa temperatura se alcanza en un tiempo aceptable, los actuales radiadores pueden funcionar perfectamente sin necesidad de cambiarlos. Yo estoy convencido que quienes pusieron los radiadores actuales sabían muy bien lo que se necesitaba en esa zona del Pirineo. Por eso, repito, si los radiadores funcionan, no habría que modificar nada. Doy por supuesto que cada radiador tiene un termostato que lo desconecta cuando se alcanza la temperatura programada y se vuelve a conectar si la temperatura desciende.

7.- Aclaraciones sobre la potencia de los radiadores, su tiempo de funcionamiento y su consumo.

Es importante saber que cuando se habla de potencia de los radiadores como es el caso que nos ocupa, debe ligarse siempre al tiempo de funcionamiento. Porque el calor que producen los radiadores eléctricos depende de su POTENCIA y de su TIEMPO de funcionamiento. Todos sabemos que el consumo de los aparatos eléctricos, como es este caso, se calcula en vatios. Y los vatios a su vez se calculan mediante la formula   Amperios x Voltios = vatios

En la práctica el consumo de un radiador y de cualquier otro sistema de calefacción eléctrica se obtiene multiplicando la potencia del aparato por el tiempo ded funcionamiento. Esa fórmula quiere decir que si disponemos de un calefactor, radiador, o lo que sea, tiene una potencia de 1.500 vatios (1,5 Kilovatios) y está funcionando 2 horas, el aparato habrá consumido 1,5 KWh x 2 horas = 3 kWh y como cada Kwh produce 860 kilocalorías, en este caso los 3 Kwh producirán 2.580 Kilocalorías.

Ahora supongamos que el aparato tiene una potencia de 3 kWh y está funcionando durante una hora. El consumo habrá sido de3 kW X1 hora = 3 Kwh, como en el caso anterior. Eso demuestra que la producción de calor por un radiador (o de cualquier aparato eléctrico de resistencia) es proporcional a la potencia del aparato y su tiempo de funcionamiento.

En el caso de Fernando si coge un aparato de 1.500 W y está funcionando 3 horas consumirá lo mismo que otro aparato de 3 Kilovatios funcionando 1,5 horas. Con esto queda claro que el calor obtenido es siempre el producto entre la potencia en vatios y el tiempo de funcionamiento. Por consiguiente a mayor potencia, menos tiempo se necesita para alcanzar la temperatura, e igualmente a la inversa.

Esto es algo que debemos tener muy en cuenta, pues como todos sabemos en nuestra casa hay un cuadro eléctrico y contador de la luz que soporta y controla el consumo de electricidad que luego pagamos con la factura de la suministradora y es importanteadaptarse a lo que esa instalación permita de potencia. Si en nuestra casa tenemos contratados, por ejemplo, 6 kW, si cargamos al sistema más consumo instantáneo, se produce lo que vulgarmente se llama “saltan los fusibles», lo que hace que se produzca un corte general de la electricidad en nuestra casa.

Por eso, en el caso de Fernando, es importante verificar la potencia admitida en la instalación de su apartamento, que viene indicada en la factura de la luz. Si tiene contratados los 6 kW del ejemplo, y carga al mismo tiempo 3 radiadores de 1.500 W (4,5 kW),  y el pequeño calefactor del baño, de otros 1.000 vatios y además enciende la plancha de la cocina de otros 1.500 vatios, se alcanza la potencia total de 7.000 vatios (7 kW), por lo que saltarán los fusibles del cuadro eléctrico.

Este hecho determina la potencia máxima que podemos cargar al sistema en cada caso. Si Fernando pone radiadores muy potentes para que se alcance antes la temperatura del apartamento, puede pasarse con esa potencia y no ser admitida por su cuadro eléctrico. Por consiguiente, debería bajar la potencia de los aparatos de calefacción para que no ocurra ese caso. Ya sabemos que eso puede resolverse incrementando la potencia actual del cuadro eléctrico, pero eso hace aumentar la potencia contratada con la compañía, lo que significa aumentar automáticamente el coste de la factura de la luz incluso si no se consume, pues aumentan los costes fijos de la factura y, en su caso, cada mes pagaría el incremento de potencia que solo necesita ocasionalmente en invierno, cuando va a su apartamento.

Por todo lo explicado, lo que parece más sensato es no pasarse de potencia, y si es posible y los viejos y actuales aparatos funcionan bien, NO CAMBIARLOS.

Ahorrar en electricidad es esencial en invierno.

9.- ¿No serán más eficientes unos radiadores nuevos que ahorren electricidad?

Pues NO. Ese es el gran error de mucha gente: cree que si los aparatos son nuevos o modernos, serán más eficientes, o sea que con la misma potencia dañan más calor. Y eso NO ES CIERTO, pues el calor producido será siempre el mismo a igualdad de potencia consumida.

Ya sé que muchos piensan que siendo un aparato más moderno, sucederá como con las lavadoras, lavavajillas, secadoras, etc. etc,que las más modernas llegan a consumir solo la cuarta parte de lo que consumían hace pocos años esos aparatos, y eso lo vemos en los electrodomésticos cuando vamos a comprar uno nuevo, que verificamos su Eficiencia Energética, buscando la más alta: A+++.

Pero eso que vale para todos los electrodomésticos NO VALE para los aparatos calefactores eléctricos por resistencia, como son los radiadores eléctricos, cuyo calor se produce haciendo pasar la corriente eléctrica por una resistencia que convierte ese consumo eléctrico en calor, como ya expliqué. Por consiguiente, en este tipo de aparatos no busquéis la eficiencia energética, pues no existen grados: todo el calor se produce transformando la electricidad consumida en calor. El 100 por 100. Por lo tanto, no se puede pedir que dé más calor, pues no hay posibilidades de superar ese máximo del 100 por 100 de eficiencia.

Espero, amigo Fernando, que te haya servido de algo esta larga exposición. Y de paso, creo que la lectura de este artículo puede ser de interés para el conocimiento general de estos aparatos de calefacción eléctrica, y que muchos no conocen, pensando que cuanto más nuevos, gastaran menos, que, como hemos visto, NO ES ASÍ.

Espero, amigos lectores, que os haya interesado este artículo. Y si queréis,  os espero el próximo lunes dia 15 de Enero de 2.018 que publicaré otro nuevo, como vengo haciendo cada semana. Hasta entonces gracias por vuestra fidelidad.

Categorías
Ahorro energético Calefacción Consumo eléctrico Eficiencia Energética Electrodomésticos Emisores Térmicos Estafas Publicidad engañosa

¿Hay radiadores eléctricos, placas radiantes o estufas eléctricas que tienen más Eficiencia Energética unos que otros?

Leo en la revista ALIMARKET una publicidad sobre el radiador italiano IRSAP modelo FACE AIR que dice “es un innovador radiador de diseño con un amplio panel radiante de acero “, ”una gran superficie que permite una difusión completa del calor asegurando siempre la máxima eficiencia”, “con ventiladores de bajo consumo”, etc. 

Como todo esto huele a publicidad engañosa, o al menos exagerada, os invito, amables lectores, a acompañarme a analizar si esta placa radiante y OTRAS POR EL ESTILO, son realmente más eficientes que otros sistemas o simplemente es un viejo engaño de los fabricantes que, utilizando un lenguaje ambiguo pretenden justificar que sus aparatos de calefacción eléctrica son más eficientes que otros.

 

Veamos la tabla de contenidos de este artículo.

1.- ¿Qué aparatos de calefacción se incluyen en este informe?

2.-  ¿Cómo se transforma la energía eléctrica en calor?

3.- ¿Qué eficiencia energética tienen estos aparatos de calefacción por resistencia electica?

4.- Si todos consumen lo mismo, ¿Cómo luego en su publicidad pueden decir que son más eficientes que otros?

5.- ¿Dónde miente/exagera IRSAP?

 

Quiero significar que lo que vamos a explicar no solo se refiere a esa firma italiana fabricante del calefactor IRSAP, sino que todo lo que vamos a ver es válido para TODOS los aparatos de calefacción que funciones por resistencia eléctrica, como son losemisores térmicos, los radiadores eléctricos, las estufas eléctricas, las placas radiantes (como es el caso de IRSAP),  braseros eléctricos, los toalleros, etc., siempre que se trate de aparatos que calienten a través de una resistencia eléctrica que transforme la energía eléctrica en calor.

 

2.-  ¿Cómo se transforma la energía eléctrica en calor?

Todos los aparatos de calefacción eléctrica por resistencia disponen de una resistencia eléctrica que al ser atravesada por la electricidad, la energía eléctrica se transforma en calor.

Cada kWh (kilovatio-hora) consumido, se transforma en 860 kilocalorías. Ni una más ni una menos. Insisto: siempre igual, sea el tipo de aparato que sea, pues no hay ninguna variación, ya que en todos los casos y, con la misma potencia y el mismo tiempo, TODOS LOS APARATOS de este tipo producen siempre  860 kilocaloría por cada hora de funcionamiento.

 Por consiguiente, cualquier aparato eléctrico por resistencia, que tenga una potencia de 1.000 vatios (un kilovatio), si está funcionando una hora, consumirá 1 kWh y producirá una cantidad de calor de 860 kcalorías. Siempre igual y en cualquier aparato eléctrico por resistencia. Por eso  todos los aparatos de este tipo, a igualdad de potencia y tiempo de funcionamiento producen siempre la misma cantidad de calor.

Revista Alimarket

 

3.- ¿Qué eficiencia energética tienen estos aparatos de calefacción por resistencia electica?

Sabemos todos que las lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, etc. etc., tiene  asignadas sus Etiquetas de Eficiencia Energética, que como sabéis, van desde la como menos eficientes hasta la A+++, que son los más eficientes. Por consiguiente la eficiencia energética de los electrodomésticos tiene 10 escalones que encontramos reflejados en la Etiqueta Energética que acompaña. obligatoriamente, a todos los electrodomésticos.

A todos los electrodomésticos menos a los aparatos de calefacción eléctrica que hoy nos ocupan, porque ya hemos visto que TODOS consumen lo mismo a igualdad de potencia y de tiempo de funcionamiento. Por eso, amigos electores, no encontrareis ni un solo aparato eléctrico de resistencia que tenga esa etiqueta energética que sí tiene el resto de aparatos, ya que, como hemos visto, TODOS consumen IGUAL.

 

4.- Si todos consumen lo mismo, ¿Cómo luego en su publicidad pueden decir que son más eficientes que otros? 

En este blog he escrito docenas de artículos explicando esto mismo: que todos consumen igual y no hay ninguno que pueda decir que gasta menos o más que otro aparato de la misma potencia. Si como digo, buscáis en mi blog esos artículos, encontrareis verdaderos engaños de algunos fabricantes y de comercios que venden estos aparatos y que postulan y pretenden demostrar que hay aparatos que consumen menos o que son más eficientes. Todo eso es FALSO. Como he dicho antes, la Unión Europea, que es tan rigurosa y exigente de que los aparatos electrodomésticos tengan buena eficiencia energética, ni mencionan  estos aparatos de calefacción. Y no lo hace porque cuando TODOS los aparatos tienen la misma eficiencia energética, no se pueden distinguir unos de otros, pues todos tienen la misma.

Esto nos lleva a que las marcas como en este caso IRSAP, que son absolutamente conscientes de la igualdad en eficiencia de todos los aparatos, simplemente MIENTEN cuando se arrogan mayor eficiencia que otros. Es publicidad engañosa.

 

5.- ¿Dónde miente/exagera IRSAP?

Veamos los textos en los que miente.

“…‘Face_Air’ es un innovador radiador de diseño que tiene como protagonista un amplio panel radiante de acero, una gran superficie que permite una difusión completa del calor asegurando siempre la máxima eficiencia “

Cualquier superficie de este tipo de aparatos, sea pequeña, mediana o grande, sea de acero, oro o platino, permite la “difusión completa del calor y asegura siempre la máxima eficiencia energética., La difusión puede ser más lenta o más rápida, PERO LA CANTIDAD DE CALOR QUE PRODUCE EL APARATO ES SIEMPRE LA MISMA. Por consiguiente, no hay aparatos que tengan más o menos eficiencia; todos tienen la misma.

“…Además, ‘Face_Air’ viene equipado con ventiladores tipo Brushlees de bajo consumo y una centralita electrónica que gestiona automáticamente todas las funciones del cuerpo calefactor con un sistema de control inteligente. Una revolucionaria tecnología que aumenta su potencia y rendimiento. Se trata de un radiador que proporciona un máximo confort gracias a la integración del cabezal termostático modulante NOW , el sistema de regulación de calefacción de Irsap.” 

¿Qué es eso de “ventiladores de bajo consumo”?. El ventilador consumirá según la potencia que tenga. Si su potencia es de 50 vatios, por ejemplo, consumirá 50 vatios, ni uno más ni uno menos que cualquier otro ventilador de la misma potencia. ¿Dónde está el “milagro” del ventilador de “bajo consumo”?.

Luego dice que tiene “…una una centralita electrónica que gestiona automáticamente todas las funciones del cuerpo calefactor con un sistema de control inteligente. Una revolucionaria tecnología que aumenta su potencia y rendimiento. Se trata de un radiador que proporciona un máximo confort gracias a la integración del cabezal termostático modulante NOW”.

Eso suena a un elemento de la cabina de un avión…cuando estamos hablando de un simple termostato variable, como todos los que llevan estos aparatos de todas las marcas. ¡Menos rimbombancia y más claridad! 

Como en tantos otros engaños, me viene a la memoria aquello de “Cosas veredes, amigo Sancho”que dicen que le decía el Quijote a su fiel escudero…

 

Este artículo se ha editado el lunes 13 de Noviembre. Como ya es habitual, os espero, amigos lectores, el siguiente lunes, dia 20 de Noviembre donde podréis ver el nuevo artículo correspondiente a esa semana.

Mil gracias por vuestra fidelidad.

 


(Texto añadido el 02, Diciembre, 2017.)

La empresa IRSAP se ha dirigido a este blog mediante nuestro perfil en Facebook aclarando que su radiador italiano IRSAP modelo FACE AIR, no es eléctrico, sino que funciona A GAS. 

Después de revisar varias veces los textos, no solo de su publicidad, sino también explicaciones de la empresa en internet, no he encontrado nada que aclare que este aparato no es eléctricosino que funciona a gas. A los lectores que sientan curiosidad, les animo a verificar lo que digo.

Aceptado, porque así me lo aclaran, que el aparato funciona a GAS, mantengo la existencia de exageraciones publicitarias que motivaron mi artículo.

En primer lugar insisto que nada indica en su publicidad que explique que es de gas. En segundo lugar  donde dice que  “es un innovador radiador de diseño con un amplio panel radiante de acero “, ”una gran superficie que permite una difusión completa del calor asegurando siempre la máxima eficiencia”, “con ventiladores de bajo consumo”, etc..

Señores de IRSAP:

Sea la placa radiante de acero, de hierro forjado o de oro, permitirá la DIFUSIÓN COMPLETA DEL CALOR. Sea éste originado por electricidad, gas, o chimenea. La cantidad de calor creada, de la forma que sea, se difunde siempre en su totalidad, sea cual sea el medio que lo haya generadoEl calor siempre se difunde hasta llegar a la temperatura ambiente donde se ha originado.

Por consiguiente, sus aparatos IRSAP pueden ser radiadores de diseño, pero «un innovador radiador de diseño con un amplio panel radiante de acero», «una gran superficie que permite una difusión completa del calor», 

Señores  de IRSAP esa difusión completa del calor no ocurre solo en los aparatos IRSAP, sino que sucede en todos los casos y aparatos que tengan o generen una temperatura SUPERIOR A LA DEL AMBIENTE DONDE ESTA, Y lo de “asegurando siempre la máxima eficiencia” no tiene sentido: el calor SIEMPRE es cedido al ambiente en su totalidad. No existe en estos casos “eficiencia energética” mayor o menorLa difusión del calor es total en cualesquiera de los casos. NO EXISTEN “TARJETAS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA, PORQUE LA CANTIDAD DE CALOR QUE GENERAN LOS APARATOS ES SIEMPRE, LA MISMA. Y RESPECTO A LOS VENTILADORES de Bajo Consumo… ¿Eso qué es? Explíquenlo…si pueden.. Porque yo entiendo que si tienen 50 vatios de potencia, consumirán  50 vatios, ni uno más ni uno menos….

Finalmente les diré que no es bueno exagerar la publicidad, porque, como sucede en este caso, las exageraciones se convierten  en publicidad negativa.

Categorías
Eficiencia Energética Emisores Térmicos Publicidad engañosa

La inercia térmica del termofluído en los emisores térmicos, ¿Hace que consuman un 60 % menos?

Una vez más un lector anónimo me ha dejado un comentario en mi artículo “Emisores térmicos de “bajo consumo”: a la vista, ¿Un nuevo engaño?” donde me corrige y pretende ridiculizarme afirmando que los emisores térmicos, debido a la INERCIA TÉRMICA, llegan a consumir un 60 % menos que otros calefactores eléctricos de la misma potencia para dar la misma cantidad de calor. Pretende además destacar mi ignorancia en este tema y para ello facilita unos argumentos que, de ser ciertos, merecerían el premio Nobel de Física. Como no contesté a su extraordinaria aportación científica, tres meses después vuelve a poner debajo del primero otro nuevo comentario que dice textualmente: “Veo que el señor antonio se quedo sin palabras”. Ante la insistencia, hoy voy a dar cumplida respuesta a este lector Anónimo, tan entendido en Física. Veamos lo que dicen ambos comentarios:

  1. Anónimo13 de noviembre de 2015, 19:58

Cuando incluyas el concepto de Inercia Térmica en tu vehemente critica sobre los emisores eléctricos de bajo consumo empezaras a ser un poco más objetivo… Evidentemente toda la potencia eléctrica se transforma en calor en estos aparatos y por este lado no se pueden mejorar perto lo que si se puede mejorar es el tiempo que necesitan estar encendidos para producir una determinada cantidad de calor…. de hecho la diferencia entre una estufa eléctrica tradicional de 1500 W y un difusor de termo fluido de igual potencia es mas que evidente, de hecho el difusor térmico solo necesita estar una hora encendido por cada tres de la estufa tradicional para producir la misma cantidad de calor… estamos hablando de un ahorro de mas del 60% del segundo respecto al primero…. si estas diferncias mas que apreciables ene l consumo final no merecen el calificativo de bajo consumo que venga dios y lo vea…. Un Saludo.

Anónimo1 de marzo de 2016, 14:35

Veo que el señor antonio se quedo sin palabras

  1. ¿Por qué no contesté al primer comentario de este lector?

Podría dar muchas excusas, pero lo cierto es que ni siquiera lo vi. Dedico unas 5 horas diarias al blog desde Agosto de 2.010, y llevo a dia de hoy 629 artículos publicados y 9.142 comentarios recibidos/contestados, y como he repetido muchas veces, antes de hacer ciertos comentarios deberían buscarse en el blog temas sobre lo mismo, pues frecuentemente las preguntas y respuestas están ya repetidas en los artículos del blog.

En este caso concreto, no vi el comentario, pues como he dicho, no siempre tengo tiempo de verlos todos y contestarlos. Sin embargo el eminente  lector anónimo, deduce, como en sus magistrales fórmulas de electricidad, que luego veremos y manifiesta, ante sus fulgurantes argumentos, “Veo que el señor antonio se quedo sin palabras”. Pues sí, es evidente que me dejó patidifusoTanto fue así que me anoté ambos comentarios para contestar cuando tuviera un hueco, como ahora estoy haciendo.

  1. ¿En qué se transforma la potencia eléctrica en los emisores térmicos?

Dice nuestro sabio lector: “Cuando incluyas el concepto de Inercia Térmica en tu vehemente critica sobre los emisores eléctricos de bajo consumo empezaras a ser un poco más objetivo… Evidentemente toda la potencia eléctrica se transforma en calor en estos aparatos y por este lado no se pueden mejorar.»

Queda claro pues que toda la potencia eléctrica se transforma en calor. Estoy de acuerdo. Se transforma única y exclusivamente en calor. En otros aparatos eléctricos, como motores, por ejemplo, la potencia del aparato se transforma en fuerza de giro, salvo una parte que se transforma en CALOR, o sea EN PÉRDIDAS. En cambio, en los emisores térmicos, estufas eléctricas, radiadores, convectores, placas radiantes, y toda clase de aparatos electrónicos que transforman en calor la energía eléctrica al paso de esta energía por una resistencia eléctrica, se transforma en calor el 100º % de la energía consumida.

Y por cierto, avanzando un poco los argumentos: ¿Conoce nuestro lector un sistema de calefacción eléctrica por resistencias que supere la eficiencia energética del 100 %? No. No existe ninguno. Porque si generase más del 100 % sería un milagro, y eso, hace muchos años que no se produce.

  1. ¿Cómo se produce el milagro del “difusor de termofluído»?

Según nuestro futurible premio Nobel de Física, “…pero lo que sí se puede mejorar es el tiempo que necesitan estar encendidos para producir una determinada cantidad de calor…. de hecho la diferencia entre una estufa eléctrica tradicional de 1500 W y un difusor de termo fluido de igual potencia es mas que evidente, de hecho el difusor térmico solo necesita estar una hora encendido por cada tres de la estufa tradicional para producir la misma cantidad de calor…”

O sea que el milagro está en el tiempo. Veamos: la cantidad de calor, como el lector ha reconocido, depende de la potencia… y de algo más, claro, pues depende también del tiempo… En efecto, la fórmula eléctrica es:

   Consumo energía eléctrica = potencia del aparato x tiempo 

Hasta aquí estoy de acuerdo. Si tomamos la potencia de 1.500 W del aparato, sea emisor térmico, estufa, convector, radiador etc., etc., de 1.500 W, y lo tenemos en funcionamiento una hora, la fórmula sería:

Consumo de energía eléctrica = 1,5 kW x 1 hora = 1,5 kWh

Por consiguiente, el consumo de CUALQUIER aparato eléctrico de resistencia sería de 1,5 kWh. Y como cada kWh de engría eléctrica transformado en calor se convierte en 860 Kcalorías, el aparato produce 1.290 kcalorías, Todo tipo de aparatos eléctricos de resistencia (y los emisores térmicos lo son) producen esa cantidad de calor. Y como antes he dicho, toda la energía se transforma en calor, pues el rendimiento es del 100 %.

  1. ¿Cómo se produce el milagro de superar el 100 % de la máxima eficiencia?

Nuestro iluminado físico nos lo explica: “…de hecho la diferencia entre una estufa eléctrica tradicional de 1500 W y un difusor de termo fluido de igual potencia es más que evidente, de hecho el difusor térmico solo necesita estar una hora encendido por cada tres de la estufa tradicional para producir la misma cantidad de calor”

No vero la evidencia por ninguna parte. Volviendo a la fórmula del consumo de energía, tendremos, que para cada tiempo, el consumo será:

 1,5 kW x 1 hora de tiempo = 1,5 kWh de consumo de energía eléctrica, y 

1,5 kW de potencia x 3 horas de tiempo = 4,5 kWh de energía eléctrica consumida.

Es de claridad meridiana. En una hora el aparato de 1,5 kW consume 1,5 kWh y eso produce 1.290 kilocalorías que envía al ambiente de la habitación, y en 3 horas de funcionamiento consume 4,5 kWh, que se transforman en

 4,5 kWh x 860 kcalorías por kWh gastado, se transforma en 3.870 kilocalorías que van al ambiente de la habitación.

¿Dónde está el milagro? Si está una hora consume 1,5 kWh, lo que se transforma en 1.290 kcal. Y si está 3 horas se consumen 4,5 kWh que se transforman en 3.870 kilocal. No hay ningún milagro

  1. ¿Dónde está el error de este portento de la Física?

El error es cuando dice «…para producir la misma cantidad de calor…” Ese sería el milagro: que un aparato de 1.500 W, o sea, de 1,5 kW de potencia, produzca en solo 1 hora el mismo calor que un calefactor normal conectado 3 horas. Busquemos el milagro, que debe andar perdido entre los panes y los peces… ¡Claro!, si lo dice nuestro físico: “…es el tiempo que necesitan estar encendidos para producir una determinada cantidad de calor…. de hecho la diferencia entre una estufa eléctrica tradicional de 1500 W y un difusor de termo fluido de igual potencia es más que evidente, de hecho el difusor térmico solo necesita estar una hora encendido por cada tres de la estufa tradicional…”

¡El milagro está en el termofluído! que en una hora PARE (del verbo parir) el equivalente a tres kWh de calor, o sea, ese milagroso termofluído PARE nada más y nada menos que TRES kWh, o sea, 2.580 kilocalorías que, evidentemente, van al ambiente de la habitación. Y nuestro físico se queda tan ancho…después de la PARIDA

Este físico no se acuerda de aquello que le enseñaron en 2º de bachillerato, cuando debía tener 12 años, que decía “La energía no se crea ni se destruye, solamente se transforma”. Esa Ley universal se le olvidó y sacó de la manga la aparición por sorpresa de 3 kWh que se crearon de la nada. Bueno, sí, es el termofluído el paridor, que se los sacó de los…bolsillos.

  1. 5. ¿Dónde está la creación de esa energía-calor que ha parido nuestro futuro Nobel y que supone un ahorro en los emisores térmicos de hasta el 60 %?

Está aquí, donde dice “…estamos hablando de un ahorro de más del 60% del segundo respecto al primero…. si estas diferencias mas que apreciables en el consumo final no merecen el calificativo de bajo consumo que venga dios y lo vea…. Un Saludo”

Eso digo yo, que venga Dios y lo vea, y que le conserve su sabiduría muchos años…

  1. ¿Qué dice la Etiqueta Energética de estos electrodomésticos, obligatoria en tos 28 estados de la Unión Europea?

Como sabemos, cuando compramos un electrodoméstico, lavadora, secadora, frigorífico, etc., en la tienda vemos que  OBLIGATORIAMENTE cada aparato expuesto tiene una Etiqueta Energética donde indica, entre otros datos, la Eficiencia Energética de cada aparato. Como también sabéis, la Eficiencia Energética actualmente va en una escala desde el aparato más eficiente donde se indica A+++, hasta el merinos eficiente que es la letra D. Son siete categorías, que se muestran en las tiendas y que obligatoriamente llevan todos los aparatos en su dotación interior, con el libro de instrucciones. No llevar estos datos está penalizado en toda la Unión Europea.

Pero resulta que en los emisores térmicos supercalifragilisticoespialidosos, así como los radiadores eléctricos, los convectores, las placas radiantes, etc., etc, NO LLEVAN ESAS Etiquetas Energéticas. No, amigo Físico, no se han olvidado, ni la Unión Europea se ha equivocado. Es porque en estaros aparatos calefactores eléctricos por resistencia NO EXISTE ninguna diferencia en el consumo a igualdad de potencia y tiempo de funcionamiento. No existe ningún aparato que sea más eficiente que otro, porque todos ellos son de la MÁXIMA EFICIENCIA, porque todo lo que consumen se transforma EN CALOR. O sea que su eficiencia es del 100 %, como antes decía. Y como eso no se puede superar, TODOS los aparatos consumen lo mismo, tengan dentro termofluído, aceite, berenjenas o castañas pilongas. Todos consumen lo mismo a igualdad de potencia y de tiempo empleado. NO EXISTEN LOS MILAGROS en FÍSICA.

  1. ¿Qué es la inercia térmica? ¿Qué hace el termofluído?

Ver mi artículo donde decía lo siguiente:

Los calefactores eléctricos (radiadores, convectores, emisores térmicos, etc) se calientan por la aportación de calor de la resistencia. Unos tipos llamados también “secos”, que no tienen líquidos (aceite) o cerámicas, que no tienen “inercia térmica”, emiten de inmediato al ambiente la totalidad del calor producido por la resistencia. Pero otros aparatos por el contrario, los que sí tienen “inercia térmica”, toman parte del calor generado, se lo guardan en lugar de enviarlo al ambiente, y cuando ya no se genera más calor por estar desconectado el aparato, sigue cediendo el que tomó al principio hasta que el calefactor y el aire ambiente queden a la misma temperatura. 

La publicidad engañosa es hacer creer que con media hora funcionando luego “genera calor durante 60 minutos después de desconectada. Naturalmente que cede ese calor, pues lo tomó prestado antes. Pero no lo CREA, ni puede decirse por eso que tenga mayor eficiencia ni más rendimiento y mucho menos que “ahorra consumo”. Eso es publicidad engañosa, el inducir al consumidor a pensar lo que no es.” 

  1. Fin del artículo

Nuestro Físico, al no ver respuesta mía a su lección magistral, me envía otro comentario:

Anónimo1 de marzo de 2016, 14:35

Veo que el señor antonio se quedo sin palabras

En primero de bachillerato deberías haber aprendido que la primera letra del nombre y de los apellidos se pone en mayúscula (también los futuros Nobel deben cumplir esa regla) y que Vazquez va acentuado en la á, y quedó del verbo quedar, va acentuado en la ó, porque sino  se leería quedo, o sea, quieto, silencioso, y yo no me estoy quieto nunca y menos aún silencioso ante las tonterías y lecciones magistrales de pretendidos expertos.

Termino: Espero que nuestro futuro premio Nobel se quede sin palabras…como no sea para pedir disculpas, claro.

Categorías
Bomba de calor Calefacción Butano Eficiencia Energética Emisores Térmicos

¿Es la bomba de calor el sistema de calefacción más eficiente y el que menos energía eléctrica consume?

El pasado 16 de Diciembre de 2.015 escribí el artículo titulado  ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción respecto a su eficienciaenergética, sostenibilidad y coste por caloría producida?  Y elEl pasado día 30 de Enero MARA, una lectora del blog, m  dejaba este comentario: Mara30 de enero de 2016, 7:03 «Aquí no tienen tan claro que la bomba de calor sea la más adecuada y siguen fomentando algún viejo mito que otro». Por curiosidad he seguido el enlace facilitado por MARA y me he llevado auténticas  sorpresas que van desde la ignorancia del tema hasta el confusionismo de términos y desconocimiento absoluto de la realidad. Eso puede ser habitual en comentarios de tertulia, pero en este caso no se trata de tertulianos opinando sino de periodistas, lo que a mi modo de ver es aún más grave, por la esperada  amplia difusión del tema, como en este caso, desde el DIARIO.ES- CONSUMO CLARO.

A continuación iré describiendo el texto en cursiva, interrumpiéndolo y poniendo en letra normal mis observaciones sobre cada inexactitud o barbaridad escrita por ese periódico. Vamos a ello.

“¿cuál es el mejor sistema para calentar tu casa?

El método adecuado dependerá del tipo de invierno, de la estructura y tamaño del hogar, de la calidad de los aislamientos y del precio de la energía. La mayoría de hogares tiene a mano varios sistemas de calefacción para escoger. No siempre el más usado es el más eficiente.Es fácil decir que la bomba de calor es el mejor sistema de calefacción dado su porcentaje de rendimiento respecto al resto de los sistemas, pero muchas veces no es cierto. Que el sistema sea asombrosamente capaz de producir hasta cinco veces más energía de la que toma para introducir calor dentro de nuestra casa no quiere decir que funcione bien en todos los climas ni para todo tipo de casas. A la hora de meditar qué tipo de calefacción utilizaremos este invierno, debemos tener en cuenta una larga lista de variables como la estructura y tamaño del hogar, de la calidad de los aislamientos y del precio de la energía, así como del tipo de invierno que tengamos.
En muchos hogares, existe la posibilidad de echar mano a dos o más métodos de calefacción sin grandes instalaciones; por ejemplo utilizar el aire acondicionado en ciclo inverso, o bien las placas eléctricas e incluso calefacción de butano. En entornos urbanos más o menos grandes, se suma el uso de gas de conducción, o gas ciudad.

 

No es lo mismo el gas ciudad que el gas natural. El Gas ciudad es una composición química de hidrocarburos e hidrógeno. Su fabricación se realiza con la nafta de petróleo. En cambio el gas natural se encuentra almacenado en bolsas subterráneas unidas a otras bolsas de petróleo, siendo el gas natural una mezcla de gases ligeros, entre ellos el metano como gas principal. Otra diferencia importante es que el gas ciudad tiene una potencia calorífica de unas  7.000 kilocalorías por metro cúbico, y el gas natural tiene una potencia calorífica  entre 9.000 y 12.000 kilocalorías por metro cúbico. El hecho de que ambos gases, el ciudad y el natural vayan por canalizaciones subterráneas no es motivo para confundirlos.

Cada sistema puede ser el ideal para un tipo de hogar,un tipo de clima, un tipo de hábitos e incluso un tipo de salud, como veremos a continuación.

Bomba de calor
La bomba de calor, o sea el aparato de aire acondicionado que generalmente utilizamos en verano para meter frío en casa

 

La bomba de calor NO METE EL FRÍ EN CASA, sino que traslada el calor del interior de la casa al exterior. 

…tomando el calor de exterior, puede funcionar al revés. Es decir, también sirve para meter calor en casa a partir del frío del exterior.

Lo que sucede realmente no es así, sino que el aparato capta el calor del exterior (hasta el cero absoluto , o sea hasta -273 ºC existe calor en el exterior, captándolo del aire y trasladándolo al interior mediante la bomba. Por eso el calor es gratis. Solo se consume la electricidad necesaria para el funcionamiento de la BOMBA o compresor, que “bombea” el calor del exterior al interior de la casa..
Lo consigue igual que lo hacen las neveras: gracias a un fluido que circula a muy baja temperatura y presión por un complejo circuito y queutiliza el calor del aire para pasar de líquido a gas y viceversa. En este cambio de estado reversible, absorbe o expulsa calor, según la dirección en la que vaya el cambio.
Si pasa de gas a líquido, absorbe calor y enfría el aire circundante, que es el que nos envía dentro de la casa en el verano.
No se envía el aire de fuera de la casa a dentro, sino que se toma el calor por el líquido refrigerante que luego lo suelta (el calor, no el aire) en el interior de la casa. Y al revés en verano, pero nunca traslada aire sino SOLO CALOR.

Cuando pasa de líquido a gas libera calor que calienta el aire y que en invierno podemos utilizar para calentarnos. Es un sistema extremadamente eficiente ya que no precisa más energía que la que acumula el aire, aunque hay que sumar la energía eléctrica necesaria para bombear el mismo al interior. Se calcula su coeficiente de rendimiento (COP) en 2,5 a 5. Es decir que produce entre 2,5 y 5 veces más energía de la que gasta.

Los aparatos de bomba de calor actuales pueden llegar hasta un COP de 5 y en invierno, bajar hasta algo más de 2, pero lo hace en temperatura de hasta -15 ºC exterior, gracias a los nuevos líquidos refrigerantes, cada vez más eficientes.

Es un sistema ideal para climas templados de costa, o interiores no extremadamente fríos,

Falso. La bomba de calor es el sistema más utilizado en Alemania, Dinamarca, Noruega y Suecia, No por el sistema de captar el calor del aire, como hacemos en España (arotemia), sino por captarlo, con la mayor eficiencia, de pozos en el subsuelo (geotermia).

… y para casas con espacios abiertos que permitan que el aire caliente se difunda por convección con facilidad. Nos ayudará a ahorrar bastante en la factura eléctrica. Ahora bien, no es recomendado en hogares muy compartimentados donde el aire no circule bien, porque nos obligará a tener una bomba por habitación y por tanto a multiplicar el gasto eléctrico por número de habitaciones. Una solución es instalar conductos en el techo que redistribuyan el aire de una sola bomba de potencia adecuada, pero requiere una obra costosa.

Falso. La bomba de calor puede llevar hasta 5 “splits”, o sea, 5 aparatos de interior, pudiéndolos colocar en cada habitación programándo en cada una de éllas temperatura y funcionamiento.

Por otro lado, no es eficiente en climas extremos, ya que al producir frío en el exterior para poder enviar calor al interior, suelen formarse capas de hielo en los compresores, con lo que el sistema se para hasta que estas se derritan.

Eso pasaba años atrás. Los aparatos actuales, como se ha dicho, funcionan sin problemas hasta -15 ºC, bajando el COP, eso sí, a algo más de 2 en lugar de 4-5

Adicionalmente, tiene el problema de que acumula polvo si no se limpian los filtros con frecuencia, lo que puede ser fuente de alergias.

Falso. Los filtros son accesibles, y de muy fácil extracción y deben limpiarse cada año, simplemente mediante un aspirador o bien metiéndolos en agua jabonosa y secándolos. Es una operación de 5 minutos.

Finalmente, al emitir aire muy seco puede ser inconveniente para personas con problemas respiratorios y de mucosas, dando lugar a rinitis, asma, conjuntivitis y dolores de cabeza.

Falso. El aire acondicionado controla la humedad relativa ambiental entre el 40 y el 60 %, que es la ideal para la salud y bienestar de las personas. En cambio resecan mucho más el ambiente los sistemas de calefacción eléctrica por resistencia, como emisores térmicos, radiadores, convectores, etc. y por el contrario superan la humedad del 60 % las estufas de butano

Gas ciudad

Requiere de una instalación previa y costosa, a la que hay que sumar la compra de una caldera, cuyo precio no suele bajar de los 1.500 euros. A su favor juega el que es un sistema silencioso y que no reseca tanto el ambiente,

Ya se ha dicho que no es GAS CIUDAD, sino GAS NATURAL. El gas ciudad no se utiliza en España desde hace décadas
La caldera de gas SI GENERA humedad, pues en toda combustión de gas se genera agua. Lo que ocurre es que en las calderas actuales se incorpora una toma de aire no en la misma habitación donde está la caldera, sino mediante una tubería doble, concéntrica, por donde en una toman el aire del exterior necesario para la combustión del gas y en la otra, expulsan al exterior los residuos de la combustión (humos y vapor de agua)

…además de poderse usar en hogares grandes y compartimentados,

Como hemos visto anteriormente, igual que se usan los aparatos de aire acondiciona por splits o por conductos.

ya que se basa en un circuito de agua que pasa por todos los radiadores de la casa, que son los que desprenden el calor. Es un sistema eficiente en cuanto a que apenas presenta pérdidas de energía, ya que su COP es 0,9.

No hay pérdidas de energía, pues la totalidad del combustible (gas natural) se quema en su totalidad. Lo que sucede es que los gases calientes de la combustión y el vapor de agua generado, van al exterior, perdiéndose el  aprovechamiento de su calor. Sin embargo, las calderas actuales (ya no se fabrica ese tipo) son todas de condensación, por lo que se aprovecha el calor de los cases y vapor de agua antes de que salgan al exterior, con lo que se ahorra hasta un 30’ % sobre las anteriores calderas, pasando a un COP de 2,20.

Pero requiere obra previa, mantenimiento de la caldera y radiadores, y depende del precio del gas, que no es precisamente barato.

El coste de obtener una misma cantidad de calor para calentar la casa con electricidad por aparatos de resistencia (excluida por tanto la bomba de calor) es algo más del doble que obtener esa misma cantidad de calor por gas (natural, claro)

En zonas de inviernos largos y duros el gasto se puede disparar. También está condicionado a que el suministro de gas llegue hasta nuestra zona. Ahora bien, soporta sin problemas bajas temperaturas y mantiene el calor si la casa está bien aislada. Es ideal para apartamentos grandes y casas,

Y también para casitas, pisazos, pisos y pisitos, pues hay calderas para todas las potencias y precisamente en pisos de una sola planta es donde mejor y más fácilmente se instala este tipo de calefacción.

especialmente de varias plantas, donde una opción inteligente es utilizar los conductos del circuito como suelo radiante.

Muy bonito y limpio lo del suelo radiante. Incluso puedes andar descalzo por la casa, tan calentitos los pies. El problema es que si tienes una avería en los conductos situados bajo el suelo, tienes que reventar suelos y conductos para el arreglo..

Esto es, hacerlos cubrir la superficie del suelo en lugar de utilizar radiadores. Como el aire caliente tiende a ascender, la pérdida de calor es mínima ycalientan de forma homogénea todas las habitaciones.

No hay perdidas de calor en ningún caso salvo por las paredes y techos si no están bien aislados, y eso afecta por igual a todos los tipos de calefacción. Las placas, estufas eléctricas, bomba de calor, etc.,  calientan toda la habitación por convección y radiación, ambientando perfectamente todo el volumen de la estancia. Igual que el suelo radiante.

Por otro lado, en el caso de usar radiadores, si no se quiere calentar determinadas habitaciones basta con cerrar los radiadores de las mismas para evitar que el circuito pase por ellas.

Lo mismo que si quieres calentar una habitación con la bomba de calor: cierras el split afectado y no consume.

Placas eléctricas

Al precio que está la electricidad hoy en día, las placas térmicas -que se calientan con un fluido o una resistencia interior- se antojan el sistema menos recomendable.

Sin embargo, no siempre es así. Tienen la ventaja de que son comparativamente baratas -sobre los 100 euros- y no requieren de obra previa de instalación, como sí sucede con la bomba de calor y los radiadores de circuito calentado con gas. Basta con comprar la placa y enchufarla.

Y esperar a final de cada mes parea recibir una factura de electricidad de infarto, que cuesta más del doble que la calefacción por gas natural  (hemos visto que la caldera a gas tiene un COP de 2,2) y más de cuatro veces la calefacción por bomba de calor (COP entre 4 y 5).
Además, calientan con rapidez el entorno inmediato, y como se pueden transportar con facilidad, siempre podemos colocarlos cerca.
 
Adicionalmente, su COP es 1
Precisamente porque su COP es 1, es la calefacción más cara, menos eficiente. Por eso es la más costosa en su consumo.
y calientan solo la zona donde se enchufan, por lo que no derrochamos en habitaciones donde raramente entramos. Se antojan buenas soluciones para apartamentos pequeños que no tengan techos altos y para personas que estén poco en casa y cuando llegan, por ejemplo por la noche, quieran calor rápido. Las más modernas llevan termostatos que permiten programar la temperatura límite y la hora del encendido para evitar encontrar el apartamento demasiado frío. No obstante, si pensamos usar muchas placas, ello requerirá contratar una potencia suficiente, cosa que puede disparar el coste de las facturas.
Una variante de las placas eléctricas son los acumuladores de calor, que acumulan en resistencias cerámicas la energía durante las horas valle, generalmente por la noche, cuando la tarifa es más barata, y emiten el calor de día. Es un buen sistema que no requiere, en casas modernas, ningún tipo de obra. Sin embargo los aparatos son costosos y hay gran diferencia de calidades y precios, por lo que optar por un sistema fiable sale caro. Además actualmente con el ‘ tarifazo‘, que penaliza con un 35% de sobre precio el consumo de día, que es cuando el aparato funciona emitiendo el calor acumulado durante la noche, su ventaja económica ha desaparecido.
Estufa de gas butano
 
Las estufas de butano han evolucionado mucho y se han puesto al día tanto en estética como en seguridad y eficiencia. Tienen la ventaja de que el precio del butano es sensiblemente bajo, por lo que hacen del sistema el más económico de los cuatro; se calcula que el coste energético del butano es casi un 50% más barato que el de una placa eléctrica. Además, generan calor con gran rapidez, si bien se pierde casi a la misma velocidad, ya que es un calor de cercanía.
Hace más de 25 años que las estufas de butano obligatoriamente llevan un elemento de seguridad que las apaga automáticamente en caso de falta de oxígeno en el aire, por lo que desde entonces son seguras, no es un invento reciente..
¿Qué es eso de que el calor se pierde con gran rapidez? Las pérdidas de calor debidas a estufas de butano son exactamente las mismas que las de cualquier otro sistema, sea el que sea, eléctrico, bomba de calor, caldera, etc. Las pérdidas de calor se producen por las fugas en paredes, ventanas, suelo y techos, y da lo mismo como se haya originado el calor.

Sin embargo, el precio de una estufa moderna es algo superior al de una placa eléctrica –unos 170 euros-, y no hay que perder de vista el problema de tener que asegurarse el suministro y almacenamiento de bombonas, que son pesadas y voluminosas. Es un sistema en retroceso, pero puede ser muy interesante como apoyo en habitaciones de poco uso o espacios pequeños. También es ideal para personas con pisos pequeños que estén poco en casa, no quieran un gran gasto en calefacción en invierno o estén dispuestas a cargar y almacenar bombonas.

De acuerdo con el tema del peso y volumen de las bombonas, pero no en todo lo demás. Precisamente la estufa de butano es la más barata de adquisición (las hay a menos de 100 euros) y sirven precisamente para toda clase de estancias y dimensiones de pisos. Te pueden calentar perfectamente desde una habitación hasta un piso de 60 metros cuadrados sin ningún problema y con gran rapidez, pues su potencia equivalente en vatios es de más de 4 kW, o sea, la misma que darían 4 radiadores o emisores térmicos de 1.000 vatios cada uno. Y lo de que están en retroceso, pregúntaselo a la gente que no puede pagar una calefacción eléctrica y tiene que recurrir al butano, con la pertinaz crisis…
Conclusiones
Es lamentable que un periodista, dedicado a informar, se convierta en desinformador, metiéndose en camisa de once varas  abordando temas técnicos, no opinables. Porque no es lo mismo escribir sobre opiniones de fútbol, toros, cine, canciones, películas, etc, que cada cual puede tener la suya, y todas distintas y perfectamente aceptables, que meterse en temas técnicos, donde las ciencias son las que dictan la realidad. No se pueden  torear ni tampoco inventar las leyes físicas ni sus aplicaciones. Eso mejor dejarlos a expertos y letrados sobre el tema, porque se corre el peligro, como en este caso, de convertirse en un “Pierre Nodoyuna”de los dibujos animados de antaño.
O como dice aquél otro sabio refrán: “Zapatero a tus zapatos”. Pues eso, amigos de DIARIO.ES-CONSUMO CLARO. Que quede CLARO.
Categorías
Eficiencia Energética Emisores Térmicos Etiquetas Energéticas

Las grandes mentiras sobre el supuesto ahorro energético de los Emisores Térmicos para calefacción

Una vez más, y no será la última, voy a informar sobre la supuesta mayor eficiencia energética y ahorro de los emisores térmicos. Como podéis ver en el lateral sobre los temas o etiquetas del blog, he escrito ya 70 artículos relacionados con los emisores térmicos, por lo que a éste artículo le toca el nº 71. Pero no me duelen prendas repetir argumentos, porque debido a las interesadas mentiras acumuladas durante años por fabricantes y vendedores, han llegado a  hasta a personas con conocimientos generales amplios de las falsedades vertidas sobre la supuesta mayor eficiencia de estos aparatos de calefacción.

Algunos de vosotros, amigos lectores, pensareis que soy cansino con el tema, pero al ver la cantidad de comentarios que me dejáis, en ocasiones incluso después de leer mis artículos, puedo ver que o bien no me he explicado de forma inteligible o no me habéis entendido. Por eso hoy, contestando al comentario de JAVIER, vuelvo a la carga. Si con este artículo consigo que uno solo de vosotros, mis lectores, no caiga en la trampa y el engaño sobre estos aparatos, ya me daré por satisfecho con mi trabajo. Veamos a continuación el comentario de JAVIER, que dice así:

1. Javier25 de noviembre de 2015, 0:09

He estado leyendo varios de los artículos de este blog sobre «emisores térmicos» y me he quedado muy sorprendido. Precisamente hoy fui a preguntar por un radiador para un local de 24m y me dijeron que con un emisor de 1200w tenía suficiente ya que hacía como un radiador de aceite de 2000w. Leyendo todo esto, ¿entonces es mentira lo que me dijeron? Hasta ahora tenía un radiador de aceite de 1500w pero no me calienta bien el local. ¿Deduzco que si compro un emisor térmico de 1200w va a ser aún peor? Muchas gracias por su ayuda.

La respuesta directa es que el vendedor o no sabe lo que dice o sabe demasiado lo que busca: venderte un emisor térmico, que, como demostraré en este artículo, consume lo mismo que un radiador de aceite o de lo que sea. La diferencia es que el «emisor térmico» es más caro, pero  a igualdad de potencia emite la misma cantidad de calor que cualquier otro tipo. 

Comenzaremos por definir ¿Qué es un EMISOR TÉRMICO?
Es un aparato que transforma la energía eléctrica que consume en energía calorífica. Pero entonces… ¿Es igual que una estufa eléctrica? ¿O que un radiador eléctrico, o un convector, una pantalla de cuarzo, una placa radiante? Pues sí, sí, si…. Todos sin iguales a los efectos de transformar la TOTALIDAD de la energía eléctrica consumida en CALOR. Entonces… ¿Por qué lo llaman “EMISOR TÉRMICO” en lugar de estufa eléctrica, radiador, etc…?
Pues muy sencillo: etimológicamente un EMISOR TÉRMICO es cualquier objeto, cosa, aparato, que emita calor. Por ejemplo: una sartén caliente, emite calor, por lo que en puridad podría llamársele también emisor térmico. Un lavavajillas que esté funcionando: emite calor, pues podríamos decir también que es un emisor térmico. Y así a cualquier cosa que emita calor.
¿De dónde viene ese nombra de “Emisor Térmico?
Hace ya más de 20 años a algún fabricante espabilado se le ocurrirá la feliz idea de buscarle un nombre que sonara técnicamente bien, novedoso y moderno, a unos simples radiadores eléctricos a los que puso un termostato y un programador. Pero su principal motivo para ponerle al aparato un nombre diferenciador” de los demás hermanos eléctricos (radiadores, convectores, estufas, placas radiantes, etc.) era la falsa publicidad de que tales aparatos son más eficientes que los demás del mismo sistema de calefacción eléctrica. Ese fue el caballo de batalla durante muchos, demasiados, años de engaño con esa falsa promesa publicitaria de que son más eficientes que el resto de sus congéneres. Gracias a la lucha por explicar la verdad de algunos técnicos, entre los que me incluyo, se ha podido aclarar para bastante gente que esa supuesta mayor eficiencia energética de los emisores térmicos era una verdadera leyenda urbana, y hemos conseguido que mucha gente se dé cuenta del engaño y que los publicistas de las marcas y también de muchos vendedores, hayan sido puestos a caer de un burro por los que hemos defendido y demostrado y seguiremos defendiendo y demostrando la verdad: que gastan exactamente la misma cantidad de electricidad para conseguir la misma temperatura, todos igual, en la amplia gama de aparatos de calefacción por resistencia eléctrica. Eso sí: los emisores térmicos son muchísimo más caros qie los demás aparatos para la misma potencia, consumo y función.
Luego fueron añadiendo cosas para seguir subiendo los precios: que si aceite (líquido CALO PORTADOR, cerámicas, piedras, o cualquier cosa que se les ocurra para decir que son más eficientes, que gastan menos con más producción de calor, que mantienen el calor una vez apagados, cuando no gastan ya electricidad…Todo eso es muy bonito y engaña a mucha gente, pero esos elementos añadidos NO CREAN calor de la nada. Esos elementos, para ceder calor al ambiente, deben tomarlo antes ¿De dónde? Pues como en todos los casos, de la resistencia eléctrica que es quien ÚNICAMENTE genera calor en todos los aparatos eléctricos de resistencia. Ese calor se genera en la resistencia y se transmite a la piedra, al acierte, o a lo que se les ocurra poner en el aparato.
¿Por qué dicen que calienta más o que ahorran energía respecto a otros tipos de calefaccoión eléctrica por resistencia?
La primera y mayor razón es que el comprador crea que está adquiriendo un aparato MAS EFICIENTE que una simple estufa o radiador de toda la vida. Y eso es FALSO. Estos aparatos NO AHORRAN ENERGÍA ni gastan menos que los demás. Gastan lo mismo. 

¿Cómo es eso de que gastan lo mismo? 
Pues para saberlo tenemos que echar mano de la Física y  la Electricidad. No podemos OPINAR sobre estos temas. No podemos creer en los milagros. Porque hay unas leyes físicas que siempre se cumplen.
Supongo que estaréis de acuerdo en la veracidad de esta Ley Física llamada “Primera Ley de la Termodinámica” que establece el Principio de la Conservación de la Energía, que dice” la energía no se crea ni se destruye; sólo se transforma de unas formas en otras”. Este principio físico, que se enseña en 3º de ESO, fue establecido hacia 1.860 por Lord Kelvin, eminente físico inglés de la época y que no ha sido modificado desde entonces, sirviendo para todas las aplicaciones de la termodinámica.
Por consiguiente, NINGÚN ARTILUGIO, APARATO, O LO QUE SEA, PUEDE CREAR ENERGÍA, Nadie puede hacerlo. Pero SI SE PUEDE transformar una energía en otra. En nuestro caso, estos aparatos de calefacción lo que hacen es transformar la energía eléctrica en energía calorífica.
¿Cómo se transforma la energía eléctrica en calor en los aparatos de calefacción eléctrica?
Cualquier transformación de la energía, por el primer principio de la termodinámica citado se cumple que “la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma.
Eso significa que cuando se transforma la energía eléctrica en calor, siempre se cumple ese principio: en esa transformación no se crea ni se destruye energía: lo que sucede es que la energía eléctrica se coinvierte en su totalidad en calor.
¿Cómo se consigue transformar la energía eléctrica en calor?
Por el efecto JOULE. Que dice lo siguiente:
Cuando la corriente eléctrica atraviesa un conductor, éste se calienta, emitiendo energía, de forma que el calor desprendido es directamente proporcional a la resistencia del conductor, al tiempo durante el que está circulando la corriente y al cuadrado de la intensidad que lo atraviesa.
De otra parte la ley de OHM dice que en un circuito eléctrico el voltaje es igual a la intensidad x resistencia, o sea, V = I x R
Siendo V el voltaje en un circuito eléctrico, I la intensidad en amperios que circula por el circuito y R la resistencia en ohmios del mismo circuito.
De otra parte, en el mismo circuito eléctrico la intensidad en Amperios multiplicada la diferencia de potencial en Voltios = consumo en Vatios (W), o sea
Amperios x Voltios = Watios 
Eso significa que si un calefactor eléctrico la Resistencia tiene una potencia de 2.000 W, y el voltaje es de 230 V, La intensidad que circula por el calefactor es de
Intensidad en Amperios = 2.000 W de potencia / 230 Voltios, o sea, la intensidad que circula por la resistencia es de 8,7 Amperios
De otra parte, cada kWh consumido por una resistencia eléctrica se transforma en 860 kilocalorías.
Por consiguiente, en cualquier aparato eléctrico de resistencia, como los calefactores, convectores, radiadores, placas radiantes, etc. etc., cuya potencia sea, por ejemplo, de 2.000 W,, si está funcionando 1 hora, consumirá 2 kWh x 1 hora de funcionamiento = 2 kWh de consumo eléctrico
Esos 2 kWh de consumo eléctrico x 860 kcal por kwh = 1.720 kcal. Ni una más ni una menos. Lo mismo da que el calefactor, estufa, convector, radiador, placa O LO QUE SEA, SIEMPRE consumirá 2 kWh y producirá 1.720 kcalorías.
Ni el aceite o líquido “caloportador» de algunos radiadores, ni los emisores térmicos ni los braseros eléctricos, ni los secadores de pelo ni las planchas ni NADA crean energía de la nada. Simplemente según cada tipo de aparato la energía eléctrica transformada en calor sigue siendo la misma, y únicamente variará luego la forma de emitir a la habitación esa cantidad de calor, pero SIEMPRE LA MISMA. Y EN CUALQUIER APARATO, SIEMPRE QUE TENGA LA MISMA RESISTENCIA (POTENCIA EN W) Y ESTÉ FUNCIONANDO EL MISMO TIEMPO. Por ese motivo, todos los aparatos de calefacción por resistencia, a igualdad de potencia,  consumen lo mismo y transforman la energía eléctrica consumida  en la misma cantidad de calor.
Como comprenderéis, amigos lectores, lo expuesto no es una teoría mía ni una opinión. Eso lo dicen la Física y la Termodinámica, ciencias exactas y/o experimentales. No es un invento mío. Y todo aquel que niegue lo que dice la ciencia o es un ignorante o tiene ganas de hacer el ridículo.
¿Qué dice la Normativa Europea de Eficiencia Energética sobre los aparatos de calefacción eléctrica de resistencia?
Pues no existen Etiquetaras Energéticas como en el resto de electrodomésticos para indicar la Eficiencia Energética de estos aparatos. No existen las etiquetas energéticas porque donde todos los aparatos tienen la misma eficiencia, NO ES NECESARIO ETIQUETAS, pues todas deberían decir lo mismo: EFICIENCIA ENERGÉTICA: 100 %. Porque, sencillamente, todo lo que consumen se transforma en calor. No es el caso de los motores eléctricos, por ejemplo, donde sí hay pérdidas por fricción de los rodamientos y por la propia resistencia del devanado eléctrico, por consiguiente, ningún motor puede tener la Eficiencia o aprovechamiento del total de la energía consumida, pues una parte no se transforma en fuerza de giro (la misión del motor) sino que se pierde en calor . Por eso verás en la plaquita de características de los motores eléctricos Rendimiento 80 %, 90 %, 95 %, etc., pero nunca verlas 100 %. cuando en el caso de los calefactores eléctricos el 100 % de la energía eléctrica consumida se transforma en calor. y por esa razón el rendimiento del aparato es de 100 %. Más rendimiento del 100 % NO EXISTE., ES IMPOSIBLE.
Categorías
Bomba de calor Eficiencia Energética Emisores Térmicos

Un experto asegura que los emisores térmicos son más eficientes que la bomba de calor…¿Tiene razón?

ALBERTO, un lector del blog, ha dejado un comentario en mi artículo donde explica las dificultades y la pérdida de eficacia que tiene la bomba de calor para calentar las capas bajas de la estancia, que el termostato está en la parte alta, en el aparato, y que controla la temperatura de esa zona, que es distinta de la parte baja, que debido a las corrientes de aire, la habitación se reseca, y la incapacidad del gas refrigerante para que el aparato funciones a baja temperatura del exterior ;que los emisores térmicos son más eficientes que cualquier otro sistema eléctrico y que por esa razón vale la pena pagar un coste superior a otros sistemas por el ahorro conseguido. Bien, vamos a ver lo que nos enseña este experto analizando y comentando las diferentes partes de su exposición.

En esta ocasión, como las partes del comentario pueden organizarse por tramos, iré reproduciéndolos en cursiva y a continuación daré mi opinión y razonamientos por párrafos. Las palabras destacadas “en negritas” tanto las de ALBERTO como las mías las he puesto yo, como siempre. Vamos a ello.

Alberto Martínez Llamas17 de noviembre de 2015, 20:18

Hola Antonio. Lamento estar en desacuerdo en la eficacia de las bombas de calor. La situación de las bombas de calor por encina de los dos metros de altura restan mucha eficacia a estos aparatos ya que el aire más frío de la instancia siempre permanece mas abajo y el que aspira el aparato para calentarlo es es el aire caliente inmediato de la capa por debajo de su nivel en altura.

Primero aclaro lo de la “instancia”, palabra que repite dos veces en su comentario: según la RAE, Instancia es “Documento en el que se solicita oficialmente algo”. Como este no es el caso supongo que se refiere a “estancia”, o sea al “Aposento, sala o cuarto donde se habita ordinariamente”
Veamos, ALBERTO, ¿Has visto alguna vez un aparato de aire acondicionado con bomba de calor? Tengo dudas porque desde siempre estos aparatos han tenido rejillas de salida de aire móviles, que normalmente se orientan hacia e el suelo, precisamente para crear corrientes de convección desde el suelo, punto más frío, hacia el techo, parte más caliente, por lo que precisamente una de las ventajas de la bomba de calor es que gracias a esas corrientes de aire direccionales, en verano se enfría más rápidamente la estancia  y en invierno el calor también se orienta hacia abajo, desde donde las corrientes ascienden hacia el techo formando así las corrientes que en pocos momentos ambientan la totalidad de la estancia. Por consiguiente, el aire que aspira el aparato”, desde la altura donde está, en muy poco tiempo de funcionamiento, a la temperatura media de la habitación, precisamente por ser corrientes forzadas, ambientando mucho más rápido que los emisores térmicos, donde también se producen las corrientes de suielo a techo pero al no ser forzadas, tardan más en ambientar la sala.

“Osea debemos calentar mucho las capas superiores para que se calienten las inferiores. Y todo esto teniendo en cuenta que el termostato esta en la parte más alta y caliente. A no ser, que se instale a parte.»

Falso. Como he excplicado, con las rejillas del aparato, se orientan las corrientes hacia abajo y se recicla el aire de la mejor manera en toda la estancia.

«También nos documenta que esa corriente que se provoca a dicha altura, debido a la aceleración del aire, provoca la fricción de los átomos, resecando el aire. A mayor velocidad, mayor sequedad. Bastante más que los emisores».

Las corrientes de aire en una habitación se producen porque el aire seco es menos pesado que el aire húmedo, por lo que el húmedo baja al suelo desplazando al seco, que vuelve  a ascender, y así sucesivamente.

Respecto a tu teoría sobre la guerra de los átomos a la altura del aparato, que según cuentas por la fricción entre ellos por el cuerpo a cuerpo resecan el ambiente, me parece una película de ciencia ficción. La simple`realidad es que el aire lleva humedad, y si encuentra, como es el caso, el condensador del aparato enfriado muchos grados bajo cero por el líquido refrigerante, se condensa la humedad del aire sobre ´él, reduciendo por consiguiente la humedad relativa del aire. El efecto de condensación, para que lo entiendas, es el mismo que se produce al sacar una botella de agua del frigorífico. A los pocos instantes se condesan en la pared de la botella gotas de agua, producidas al encontrase la humedad del aire con el cuerpo frío que es la botella.

Los aparatos de aire acondicionado con bomba de calor rebajan la humedad relativa del aire, lo que es muy conveniente en verano para notar menos agobio. Sin embargo es conveniente no poner la temperatura más baja de 25 ºC para evitar que, a temperaturas más bajas, se elimine demasiada humedad que resecaría las mucosas de la boca y nariz, originando resfriados. El tramo de humedad relativa del aire más confortable está entre el 40 % y el 60 %, de humedad relativa en el ambiente. Por el contrario, los emisores térmicos y en general la calefacción eléctrica por resistencia son los que resecan realmente la humedad relativa de la habitación, necesitando en muchos casos la instalación de un humidificador que lleve a la humedad relativa a situarse en la franja cómoda ya citada, entre el 40 y el 60 %.

“Otro inconveniente mas, seria la capacidad del gas para absorber el calor residual del exterior y transportarlo dentro de la instancia, (Otra vez “dentro de la “instancia”. Será dentro de la ESTANCIA!”) debido a la aceleración del aire, provoca la fricción de los átomos, resecando el aire.cuando en el exterior las temperaturas son inferiores a 4 grados. Normalmente hace unos años se compensaba con unas resistencias. Y en las pruebas de rendimientos eran los que consumían mas, resecaban mas, y tenían peor confort. 

El calor del exterior no puede llamarse “residual”, porque RESIDUAL es el calor que se produce al efectuar ciertas operaciones donde se produce calor, aprovechando el calor residual que generan. Un ejemplo del aprovechamiento del CALOR RESIDUAL es la caldera de calefacción de “Condensación”, donde además de calentar el agua como las normales del tipo estanco, se aprovecha el CALOR RESIDUAL de los humos calientes que salen por la chimenea para reforzar la eficiencia de tales caldera, con un incremente de rendimiento de hasta el 20 %.
Creo, ALBERTO, que no deberías confundir la gimnasia con la magnesia, ya que nada tiene que ver el calor residual con el calor del aire exterior, aunque esté a 4 ºC. Te recomiendo leas mi artículo donde lo explico de manera sencilla en párrafos como este:

«En invierno, el proceso es a la inversa, tomando el calor del ambiente para “bombearlo” luego al interior de la casa. ¿Cómo puede tomar el calor del ambiente si está, por ejemplo, a cero grados?. Pues muy sencillo. El elemento “captador” del calor del aire es el líquido refrigerante, que circula por el condensador, ya que su temperatura es de muchos grados bajo cero. Al entrar en contacto con un ambiente más caliente, a cero grados, por ejemplo, puede quitarle calor, que utiliza para calentar el aire que “bombea” al interior de la casa.»

Añadiré, para que vayas entendiendo, que la temperatura más baja que se puede producir es -273 º C, que se llama CERO ABSOLUTO. Por encima de esa temperatura, y 4ºC está por encima, todos los cueros emiten calor al ambiente que les rodea. Si el aire está a 4 ºC y se encuentra con “algo” como el líquido refrigerante, que está a muchos grados bajo cero, ese líquido TOMA calor del aire. ¿Entendido? Nada de calores residuales.

Tienes razón cuando dices que “…a 4 grados. Normalmente hace unos años se compensaba con unas resistencias….”

Pero actualmente ha cambiado. Observemosen esta tabla, donde PANASONIC indicaba, en Noviembre de 2013, la bajada del rendimiento COP (coeficiente de rendimiento) en función de la potencia de la bomba de calor y de la temperatura exterior. Como podemos apreciar, a 7ºC de temperatura exterior el COP era de 4,40 lo que significa que un aparato, con temperatura exterior de + 7 ºC era capaz de ser más de 4 veces más eficiente que un calefactor eléctrico de resistencia (emisor térmico, por ejemplo) cuyo COP es de 1. Lo que significa que el calor aportado por la bomba de calor, con una temperatura exterior de 7 º C, con un consumo de 1 kWh da exactamente 4,4 kWh de calor, o sea, 4,4 veces más que un emisor térmico que consuma 1 kWh. 
Pero veamos qué sucede cuando la temperatura exterior es de -7 ºC. Vemos que el COP desciende a 2,65 por lo que en ese caso, la bomba de calor, para dar la misma cantidad de calor, que un emisor térmico, consume “SOLO” 2,65 veces menos que el emisor térmico. Y a temperatura exterior de -15 ºC, solo es más eficiente la bomba de calor 2,3 veces, o sea que en el peor de los casos de temperatura exterior de -15 º C, en el año 2.013 (actualmente se ha mejorado) la bomba de calor consumía 1 kWh para dar el mismo calor que un emisor térmico consumiendo 2,3 kWh, o sea que también en este caso extremo, la bomba de calor es más del doble de eficiente que un emisor térmico.
Como puede ver ALBERTO, el experto, sus opiniones son solo eso, opiniones. La realidad es que la bomba de calor es actualmente 5 veces más efectiva (menos consumo) para dar la misma cantidad de calor que un emisor térmico de la misma potencia. Y en el peor de los casos, con temperaturas exteriores de  -15 ºC, su eficiencia es de 2,3 veces la de un emisor térmico.

“resecaban mas, y tenían peor confort.”

La bomba de calor no reseca más. Pùede dejar la humedad relativa entre el 40 y el 60 %, que es la banda confortable.

“Por eso mismo. Por el mismo motivo que el gas interior de una bomba, es capaz de extraer calor y desprenderse de él en el exterior con temperaturas altas. El fluido de los emisores tiene gran capacidad para gestionar la energía y transfornarla en calor.Por dicha capacidad, por su diseño, por su programacion de funcionamiento. mas eficiente que otros sistenas eléctricos.«

O sea que según ALBERTO, el “fluido” de los emisores térmicos, por el mismo motivo que el gas refrigerante en la bomba de calor, que transporta el calor de dentro a fuera y viceversa, el “fluido” de los emisores térmicos tiene gran capacidad para gestionar la energía y transformarla en calor. ¿De qué energía estamos hablando? El fluido de los emisores térmicos no gestiona nada. Lo único que hace es tomar el calor que produce la resistencia eléctrica, calentándose y luego cederlo AL AMBIENTE DE LA HABITACIÓN EXACTAMENTE LA MISMA CANTIDAD DE CALOR QUE TOMÓ DE LA RESISTENCIA, Ni un vatio más ni una caloría más. El ruido transporta el calor PRODUCIDO por la resistencia al resto del emisor, y de ´éste se irradia al ambiente.
En esta operación, el fluido solo transporta el calor. Entonces ¿Dónde está la “la CAPACIDAD de GESTIONAR el calor, cuando no interviene en absoluto a su creación y muchísimo menos a crear un mayor rendimiento o eficacia?. Quizá sea por una nueva ley de la Física que no se ha descubierto todavía…
Imagínate, ALBERTO, que te digo lo siguiente: Yo cojo un bidón de agua de 1.000 litros, lo pongo en un camión y lo traslado a un km. de distancia, y cuando llega te digo: ese budión de 1.000 litros se ha convertido en 1.500 litros, porque el camión, o sea, el transporte, lo ha gestionado muy bien. Pues es lo mismo: ese fluido o como algunos lo llaman pomposamente, el ”líquido Caloportador” lo único que hace es lo del camión, o sea transportarlo desde donde se genera (la resistencia) al resto del aparato. Evidentemente, por el camino no se crea energía, y al final cede la misma que tomó, y que NO GENERÓ.
Entonces, si no parió energía el fluido, ¿De dónde narices la saca? ¿Cómo la crea? Explicádmelo. No valen palabrería ni tonterías. Dame una explicación física de la CREACIÓN de la energía de la nada. Por consiguiente, entérate de una vez: el fluido, y por extensión, todo el aparato llamado emisor térmico, NO CREA ENERGÍA (CALOR) DE LA NADA. Lo que hace es tomar el calor de un punto (la resistencia) y distribuirlo por todo el aparato para facilitar su difusión.

“Otra cosa seria entrar, en que hay muchas marcas y no todas funcionan igual. Y si merece la pena pagar un sobre coste con respecto a otros aparatos de calefacción en función del ahorro conseguido.

Todas las marcas funcionan igual en cuanto a la conversión de energía eléctrica en calor. Cada kWh de electricidad consumido por el aparato se convierte en 860 kilocalorías de calor. En TODOS los aparatos de calefacción eléctrica por resistencia. Sean emisores térmicos, radiadores, convectores, placas radiantes etc., etc. Todo igual. Ni una CALORÍA MÁS NI UNA MENOS. Cosa distinta es que la distribución de ese calor se haga más rápida (convectores), más lenta (emisores térmicos) y también las diferentes formas de emitir ese calor, sea por radiación por convección o por conducción. Pero siempre LA MISMA CANTIDAD DE CALOR.
Cosa distinta es que los aparatos lleven mejores termostatos, tengan o no programador, sean de mejor calidad los materiales, sean más bonitos… Pero la eficiencia de estos aparatos –de TODOS- es la misma: el 100 %, puesto que toda la energía eléctrica que consumen la conviertan en calor. Por eso, porque no puede ser que haya un rendimiento superior al 100 %, NO EXISTEN las Etiquetas Energéticas en estos aparatos electrodomésticos como sucede en las lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, etc, donde son obligatorias.

“En mi caso, y en mi experiencia la bomba de calor gasta mucho y no cubre mis necesidades, por lo aqui expuesto. Un saludo y muchas gracias por sus consejos.”

Pues a mi juicio, porque lo dice no mi experiencia, sino la FÍSICA, la bomba de calor es actualmente CINCO veces más eficiente que los emisores térmicos. 

“Un saludo y muchas gracias por sus consejos.”

Permíteme ALBERTO que te de otro consejo contándote algo que me sucedió en clase en primer curso de ingeniería, cuando el catedrático nos preguntó a los alumnos por no me acuerdo qué y dijo esto, que me quedo grabado: “Nunca porfiéis en afirmar algo si no sabéis de ese tema al menos diez veces más de lo que decís». Aplícate el cuento, amigo, deja de andar por berenjenales y pon los pies en el suelo y así no meterás la pata hasta el corvejón.
Categorías
Calefacción Emisores Térmicos

¿Qué me conviene más para calentar el salón, un radiador de tres potencias o dos radiadores?

MIGUEL, un lector del blog, me ha dejado un comentario donde hace las siguientes preguntas: ¿Qué conviene más, para calentar mi salón de 24 m2: un radiador de 2.000 W de tres potencias, mínima. media y máxima o dos radiadores?.¿Cuánto consumen en cada marcha?. Como tienen programador, quiero que se conecten una hora antes de llegar a casa…La preguntas me parecen muy interesantes por lo que voy a contestar a MIGUEL y de paso servirá para aclarar las dudas que otros lectores puedan tener en situaciones parecidas. Veamos primero el comentario completo de MIGUEL, que dice así:

“Miguel A. García19 de octubre de 2015, 10:09

Buenas tengo una duda, en cuanto a calefacción. Despues de leer muchos he desistido del «calor azul» voy a comprar un radiador de aceite de la marca delonghi dragon4. Ya que poseo uno del año pasado y me gusta como funciona. Pero tengo algunas dudas y no se si me podrá ayudar.

Tengo un salón de unos 24 metros cuadrados. Y había pensado poner dos radiadores programados para que empezarán a calentar una hora antes de llegar a casa. Pero tengo una duda. Si el radiador es de 2000w, como se cuanto esta consumiendo a las diferentes potencias mínima, media y máxima. Supongo que los 2000w los consumirá cuando esta en la máxima potencia, pero habría alguna forma de saber cuanto consume en mínima y media potencia?

Es preferible dejar un sólo radiador a máxima potencia o dos uno en cada lado del salón a mínima o media potencia?
Un saludo”.

Veamos, MIGUEL, la potencia de las tres marchas debe decirla en la plaquita de características del aparato, o en el folleto de instrucciones. Dudo que tengas en casa un amperímetro para ver el consumo en amperios en cada caso, que multiplicado por 230 V, te daría la potencia en vatios.
No obstante, si tienes programador y termostato en el aparato, ¿Para qué necesitas saber cuánto consume, a efectos prácticos? Porque supongo que el aparato tiene termostato, ¿No? Y si no lo tiene, adapta uno en el enchufe, por ejemplo, que desconecte el aparato al llegar a la temperatura que programes para el salón.
Yo creo que el consumo no te debe preocupar, puesto que lo que te interesa es calentar la habitación a una temperatura determinada, para que esté ambientada cuando llegues, y que si baja, la vaya compensando hasta que los desconectes porque te vas del salón. Por eso, el consumo siempre será igual en estas condiciones. Si pones al máximo, o sea, 2.000 W de potencia y te tarda dos horas, por ejemplo, en calentar a una determinada temperatura, el consumo sería 2 kW x 2 horas = 4 kWh. Si pones la potencia media, y es de, por ejemplo, 1.000 W, para darte la misma cantidad de calor necesitarás 1 kW x 4 horas = 4 kWh. O sea, el mismo consumo. Si además quieres saber la cantidad de calor que originan estos 4 kWh, se multiplican por 860 kilocalorías que producen cada kWh, y te da 3.440 kilocalorías. Siempre las mismas, pues el consumo es la potencia multiplicada por el tiempo que está consumiendo.
Por esas razones yo lo que haría es poner dos aparatos, a tope, que conecten 1 hora antes de llegar a casa. Ves qué temperatura tienes en casa al llegar y si te has quedado corto, dales más tiempo al día siguiente y al contrario, menos tiempo se te has pasado. Luego, cuando estés en casa puedes optar por bajar la potencia de los dos, de uno solo o de mantenerlos al máximo. Serán los termostatos los que determinaran el tiempo, puesto que el CONSUMO siempre será el mismo para alcanzar y mantener la temperatura deseada.
Siendo así, lo mejor es poner los dos radiadores que distribuirán mejor el calor en la habitación, pero como hemos visto, el calor aportado será siempre el mismo, o sea el necesario para calentar primero el salón y el de mantenerlo después.
Espero, MIGUEL y demás lectores que quede claro el concepto: la potencia de un aparato (en vatios) no determina su consumo, pues éste se obtiene multiplicando la potencia en kW por el tiempo de funcionamiento en horas. Obtenida esa potencia consumida, si se quiere saber el coste de ese consumo, se multiplican los kWh consumidos por el coste del kWh. Por ejemplo, si consumen cada día 7 kWh, se multiplica por el precio medio del coste del kWh (unos 0,19 €), y te da el coste diario de esa calefacción, o sea 1,33 €.