Categorías
Ahorro energético Cobro abusivo Consumo eléctrico COVID-19 eCommerce Economia

Revisar facturas, consumo y otros consejos para ahorrar

Desde el pasado 14 de marzo España vive en un estado de alarma que limita nuestra actividad y movilidad. Con el objetivo de detener el contagio del COVID-19, vivimos en cuarentena y mantenemos la distancia social: salvo los casos en los que ir a trabajar es esencial, la mayoría de españoles pasan las 24 horas de su día en casa. 

Al limitar las salidas, los gastos se están limitando al consumo más básico. Alimentación, vivienda, luz, agua o Internet concentran la mayor parte de los cargos en nuestra cuenta corriente. Algunas de estas facturas son de tarifa plana y otras, como las de la electricidad, están sujetas a fluctuaciones que pueden reflejar el mayor consumo de este periodo.

Por eso será útil tener en cuenta tanto las medida que desde el Gobierno se han anunciado para garantizar los suministros básicos como las iniciativas que están llegando desde empresas privadas. A esto habrá que sumar las pequeñas acciones que podemos llevar a cabo y que nos ayudarán a ahorrar.

Además, otra forma de evitar sorpresas desagradables en las próximas facturas es vigilar ciertos aspectos de las facturas: la tarifa de discriminación horaria y la potencia en el caso de la electricidad; el precio de los servicios y los limites de la tarifa en el caso de teléfono e Internet, señalan desde la OCU. 

ENERGÍA

De forma global, la demanda de energía eléctrica en España se ha reducido el 16% en los últimos 15 días, según indica la comercializadora de energía Kipin Energy en base a datos de Red Eléctrica Española. Esto se debe a que el aumento del consumo energético en los domicilios no equivale al parón en la producción industrial y servicios turísticos tras la declaración del estado de alarma.

Sin embargo, se prevé que el mayor uso de electricidad en los hogares españoles sí se vea reflejado en las próximas facturas de la luz, e incluso hay informes que estiman que el coste por hogar puede encarecerse hasta un 50%. 

De acuerdo con las previsiones del comparador de luz y gas Selectra, el mayor consumo eléctrico en los hogares durante el confinamiento generará un incremento medio de 25,72 euros en la factura de una familia de cuatro personas. Con una potencia contratada de 4,6 kilovatios (kW) y un consumo anual medio de 3.500 kWh, la factura media de esta vivienda se sitúa en 54 euros, por lo que el periodo de cuarentena la elevaría hasta los 80 euros. 

En el caso de una vivienda con dos miembros, Selectra estima en 15,60 euros la subida media en la factura eléctrica. En este supuesto, haciendo el cálculo con una menor potencia contratada (3,5 kW) y un menor consumo (3.000 kWh al año), el gasto mensual habitual es de 44 euros, que repuntarían hasta los 60 euros al mes en el estado de alarma.

MEDIDAS EXTRAORDINARIAS Y CÓMO NOS AFECTAN

Para empezar, el Gobierno ha anunciado que protegerá el acceso de los colectivos más vulnerables a los suministros básicos de gas y luz, y no se podrán efectuar cortes de suministro por impagos mientras.

Además, el Ministerio para la Transición Ecológica ha anunciado que ampliará las condiciones de acceso al bono social eléctrico para incluir a personas que hayan quedado sin empleo por el coronavirus. 

Para acceder a este descuento en la factura eléctrica hay que tener contratado el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), válido solamente para potencias contratadas igual o inferior a 10kW. Además, se deben cumplir los requisitos establecidos de situación personal, familiar y de renta. Por último, para ser beneficiario de este bono social es necesario realizar la solicitud a la empresa comercializadora que nos preste el servicio.

También se han congelado los precios del butano y la tarifa regulada del gas natural (TUR) durante seis meses. 

Por su parte, eléctricas como IberdrolaEndesaNaturgy o EDP permiten a sus clientes reducir la potencia eléctrica contratada durante el estado de alarma. Así que es buen momento para revisar nuestras facturas y comprobar si se ajustan a nuestro perfil de consumo, para ver si podemos aprovechar esta oportunidad para reducir el coste energético.

Además, en el caso de Naturgy han anunciado que aplazar el pago de todas las facturas a sus clientes con tarifas liberalizadas durante seis meses. Según explica Rubén Sánchez, portavoz de Facua, esta medida “excluye a los clientes con tarifa semirregulada (PVPC)”. 

Por lo que, si ya nos hemos puesto manos a la obra a darle un repaso a las facturas y estudiar nuestro perfil de consumo, quizás nos convenga también emplear algún comparador con el que saber si la tarifa y la compañía eléctrica que tenemos contratada es la que más nos conviene. Tal y como apunta la OCU, esto puede suponer un ahorro de hasta 75 euros al cabo del año. «Lo más importante es elegir bien una buena tarifa y optimizarla a nuestra necesidades», indican

¿QUÉ TENER EN CUENTA PARA NO LLEVARNOS GRANDES SORPRESAS EN LA FACTURA?

De lo general a lo particular: una vez valoradas las medidas puestas en marcha y de qué forma nos afectan, hay una serie de pasos que podemos tomar en nuestro nuevo día a día para limitar el consumo energético. 

Por ejemplo, estar pendientes de qué electrodomésticos, aparatos electrónicos y regletas dejamos en stand by, ya que aunque estén apagados siguen consumiendo electricidad. Para calcular a cuánto asciende este consumo podemos utilizar esta herramienta de la OCU

También nos ayudará estar pendiente del termostato, si estamos haciendo uso de la calefacción. Según la guía de recomendaciones de la OCU mantener la temperatura a 21 ºC en vez de a 24º supone un 20% menos de consumo energético, con el consiguiente ahorro.

En la cocina, algunos de los consejos propuestos por Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) en su manual de ‘buenas prácticas’ son minimizar el uso del horno, que es uno de los electrodomésticos de mayor consumo, y decantarse siempre que se pueda por el microondas, que gasta entre un 60-70% menos. En cuanto al frigorífico, es aconsejable mantener 5º para refrigeración y -18º para congelación. 

Y ahora que tenemos una hora más de luz diurna tras el cambio horario, intentemos aprovechar al máximo todas las horas de sol con las cortinas y persianas abiertas y recordemos también apagar siempre la luz al salir de una habitación. También es recomendable utilizar bombillas LED de bajo consumo.

AGUA

Según señalan desde Facua, no es esperable que los ayuntamientos opten ahora por encarecer la tarifa del agua. 

Así que por nuestra parte, hay una serie de gestos con los que evitar subir mucho el consumo en estos días de cuarentena. Por ejemplo, es recomendable optar por ciclos cortos de lavado y cargas completas cuando pongamos la lavadora, así como por el lavavajillas en vez de por lavar a mano.

En el caso de que no contemos con lavavajillas en casa, debemos acordarnos de cerrar el grifo mientras fregamos; igual que cuando nos enjabonamos en la ducha o nos lavamos los dientes. 

TELECOMUNICACIONES

En telecomunicaciones, el Real Decreto en el que se establece el estado de alarma se determina también la prohibición de realizar portabilidades, así que por ahora no podremos cambiar de compañía. 

En este sentido, Facua ha lanzado la petición al Gobierno para que congele las tarifas de los usuarios, “incluidas las que estuvieran bonificadas por ser ofertas de bienvenida o enmarcadas en compromisos de permanencia”, según explica el portavoz de la asociación de consumidores.

Al igual que en el caso de las eléctricas, las compañías de telefonía han lanzado sus propias medidas para adaptarse a la situación y dar una mayor cobertura a sus clientes. 

Por ejemplo, Movistar ofrece una mayor conectividad con 30GB más, gratis durante dos meses, a sus usuarios de la tarifa Fusión o de contrato móvil, mientras que para los clientes prepago destinó una oferta, que acaba mañana, por la que multiplica por dos todas las recargas de saldo ‘online’.

Orange también ofrece 30 GB adicionales y gratuitos durante un mes a sus clientes clientes Love y Go, otros 15 GB gratis a los de prepago, y ha incrementado los contenidos gratuitos para sus clientes en su plataforma de televisión.

A su vez Yoigo, del grupo MásMóvil, regala tres meses de la televisión de pago Flix Olé y Sky TV a sus clientes, iniciativa similar a la de Vodafone, que ha habilitado el acceso de forma gratuita a varios canales de cine, entretenimiento y documentales mientras dure el estado de alarma. 

En algunos casos son ofertas que se activan de forma automática y en otros, debemos solicitarlos a la compañía, así que convendrá revisar el correo para comprobar qué notificaciones nos ha enviado la operadora y, en el caso de que queramos más información, contactar con el servicio de atención al cliente.

VIVIENDA

Otra de las medidas económicas anunciadas por el Gobierno ha sido la de permitir que las «familias más vulnerables» retrasen el pago de su hipoteca. En concreto, los hogares afectados por el coronavirus podrán retrasar un mes (prorrogable a dos) el pago de su hipoteca. 

Con respecto a las viviendas en alquiler, el Ejecutivo no se ha pronunciado todavía sobre las demandan asociaciones de inquilinos y consuidores, que piden medidas que vayan más allá de «la buena voluntad» del arrendador. A la espera de una decisión en firme, la opción que parece más probable es la de conceder créditos sin intereses para hacer frente a la renta de los alquileres, en lugar de moratorias o suspensión de los pagos.

GIMNASIOS, GUARDERÍAS… 

Desde las asociaciones de consumidores recuerdan que sí podremos devolver ciertos recibos que tengamos domiciliados en la cuenta. Es el caso por ejemplo de los gimnasios o de las guarderías y, de forma general, de aquellos que estén vinculados a servicios que se presten solamente de forma presencial y que por la situación actual no se puedan ofrecer. Si paramos estos pagos no perderemos nuestra plaza.

Con respecto a las cuotas de colegios privados y concertados, se trata de una decisión de cada centro que tendrá que comunicar a los padres, ya que en principio sí son pagos que se deben abonar. 

Fuente: https://byzness.elperiodico.com/es/ahorro-e-inversion/20200330/cuarentena-casa-revisar-facturas-consumo-consejos-ahorrar-7910586
Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico

«Ayudamos a ahorrar en la factura controlando el consumo energético»

Smilics Technologies es una empresa con más de 25 años de experiencia en el diseño y fabricación de transformadores y sensores de corriente fáciles de instalar y sencillos de manejar. Actualmente ofrece a particulares y empresas el dispositivo Wibeee, que permite analizar el consumo energético y proponer una gestión más eficiente.

¿En qué consiste Wibeee?

Es un dispositivo muy fácil de instalar, eficiente, preciso y completo que permite ver en tiempo real el consumo energético en el hogar o en una empresa y traducirlo a un idioma que todo el mundo conoce: los euros. Siempre digo que es el Shazam (una app que después de escuchar una canción te dice quién la canta) de la electricidad. Gracias a la inteligencia artificial, Wibeee analiza la línea eléctrica que tienes en casa (o en la empresa) y te dice cuál es el consumo diario (en euros) de tu horno, lavadora, microondas, nevera…

¿Qué permite disponer de esta información?

Decidir cuándo y cómo consumir, lo que representa un ahorro energético, económico y medioambiental.

¿Nos podría poner un ejemplo?

Wibeee nos dice si es más económico hacer una pizza congelada en el horno o comprarla en la pizzería; a menudo no somos conscientes del coste que tiene poner el horno en marcha. También ayuda a decidir qué potencia realmente necesitamos o cuándo es más económico poner la lavadora o el lavavajillas. Conocer esta información ayuda a cambiar los hábitos y ahorrar en la factura de la luz controlando el consumo energético. Además, también aporta seguridad.

¿Cómo?

Si estás de vacaciones y el consumo de casa debería ser cero, o casi cero (si tienes aparatos en stand by) y de golpe este consumo se incrementa, significa que en tu casa está pasando algo no previsto.

¿Qué otras ventajas aporta?

En el caso del sector terciario e industrial, permite desagregar los hábitos de consumo. Por ejemplo, una pareja de ancianos que vive en una residencia tiene una huella eléctrica muy lineal porque cada día hacen, más o menos, lo mismo. Si hay algún cambio durante la semana, se activa una alarma porque puede indicar que algo está pasando. Y en el sector industrial también podemos conseguir grandes ahorros.

¿Cómo le llega esta información al usuario?

Los datos se transmiten vía wifi, y a través de una aplicación móvil se facilita al usuario una información muy detallada que la compañía eléctrica no ofrece. Lo que Wibeee hace es enviar señales de forma continuada a un cloud, que –a través de inteligencia artificial– traduce la información a euros, o sea, que nos permite conocer el coste.

¿Cuál es la próxima meta de la empresa?

Estamos trabajando en la desagregación de patrones energéticos en el sector terciario y el industrial. Asimismo, tenemos recorrido en la generación de energía deslocalizada, renovable, la flexibilidad de la demanda… La deslocalización de la generación de electricidad empieza a ser una realidad, y es hacia donde vamos.

Entrevista por Gemma Martí. Fuente: LV.

Categorías
Ahorro energético Calefacción Consumo eléctrico Emisores Térmicos

Cómo mantener caliente tu casa sin arruinarte.

Desde hace más de veinte años, sabemos que Enero es el mes más frío del año en el hemisferio norte y que Febrero tampoco se le queda atrás, por lo que nos disponemos a enfrentar las semanas más frías del año!

En esta oportunidad, intentaremos hacerlo sin arruinarnos y con la menor cantidad de sorpresas a fin de mes!

No es necesario tener la calefacción encendida durante todo el día en nuestro hogar pero, siguiendo estos breves consejos que detallamos a continuación, podemos llegar a evitarnos disgustos con la llegada de las facturas de estos servicios. A saber:

1 – Utilizar cortinas y textiles gruesos.

Sabemos que el calor se escapa de nuestra casa especialmente por las ventanas, así que unas gruesas cortinas pueden ayudarnos a solucionar esta situación. Eso sí: es necesario saber que durante las horas de sol que recibimos debemos dejarlas abiertas y, por el contrario, cerrarlas para que lo acumulado en energía no se nos escape.

Otros tipos de telas, como pueden ser alfombras y cojines de lana y pelo largo, nos ayudarán a mantener la casa más cálida y convivir en un ambiente cálido.

Las cortinas gruesas ayudan a protegernos de las fugas de calor en ventanas.

2 – Limpiar los emisores o radiadores térmicos.

Si al encender nuestros emisores o radiadores térmicos notamos que la parte superior está más fría que la inferior, es señal de optar por una buena limpieza antes de utilizarlos. Esto significa que dentro tienen acumulada agua y aire y debemos deshacernos de ello.

La limpieza puede hacerse de forma sencilla. Comenzando por el emisor o radiador más cercano a la caldera y teniendo a mano solamente 1 destornillador y 1 recipiente mediano para juntar esos chorros de agua y aire que comenzarán a salir una vez hayamos desenroscado la llave de la parte superior. Cuando salga solamente agua (sin aire) será el momento de cerrar la llave y dar por finalizada la purga o limpieza del radiador en cuestión.

Una vez que hemos revisado todos los emisores térmicos o radiadores del hogar, nos conviene asegurar que la presión de nuestra caldera oscila entre 1 y 1.5 bares.

Atención: leer atentamente las instrucciones de mantenimiento de estos electrodomésticos nos evitará dolores de cabeza.

La limpieza de radiadores y emisores térmicos es algo muy sencillo de hacer en casa.

3 – Y el calor: no escapará!

Ya sabemos que es importante revisar esos huecos por dónde puede escapar el calor, como son puertas y ventanas. Utilizando una simple vela, podremos descubrir por dónde entra aire: cuando la llama tiemble, es señal que hay un escape. No olvides revisar la puerta de entrada, las cajas de las persianas y los marcos de todas las ventanas. Para esta últimas, podemos usar burletes adhesivos de silicona o de caucho en las rendijas, como también masilla o silicona.

Es muy bueno recordar que, después de estos 3 simples pasos para mantener caliente la casa, reducir la humedad ambiental nos ayudará de buen modo a combatir esa sensación de frío. Para ello, nada mejor que un aparato deshumidificador.

En tu ferretería de barrio encontrarás los productos y herramientas necesarias para llevar a cabo estas revisiones y -dado el caso- reparaciones que sean necesarias.

Desde Ahorrar Cada Día Con Los Electrodomésticos, ponemos nuestro granito de arena para que esas tareas imposibles del hogar se transformen en actividades simples y amenas.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico Eficiencia Energética Electrodomésticos Fabricantes Lavadoras Secadoras

¿Qué lavadora me compro: una MIELE o una BOSCH?

Leo en un artículo de COCINA INTEGRAL que una organización de consumidores reconoce la eficacia de las lavadoras MIELE y que sus modelos MIELE WCE 660 y MIELE WKF301 han sido reconocidos por un estudio de esa organización de consumidores (que supongo es la OCU) que ha analizado un total de 26 máquinas y. Según este estudio, realizado el pasado mes de junio, “la lavadora MIELE WCE660 se sitúa en la primera posición como la mejor de todas las máquinas analizadas.

Para llegar a esta conclusión (dice la autora del descubrimiento), se han evaluado características como la eficacia del lavado, el consumo de energía y agua o los resultados del centrifugado y el aclarado. En este sentido, esta lavadora destacó como la más eficaz de todas con las manchas, tanto en el programa de algodón como en el de sintéticos, además de lograr excelentes resultados de centrifugado. A la lavadora MIELE WCE660 le sigue el modelo MIELE WKF301

Sorprendido ante tan fantástico descubrimiento sobre las lavadoras MIELE, voy a ir describiendo las ventajas de estas lavadoras sobre otras del mercado contrastando características como eficiencia energética, consumos, y precios de compra. Solo de esa manera podremos saber si realmente es interesante comprar esas lavadoras de MIELE.

Comenzare por establecer la Tabla de Contenidos de este artículo:

1.- ¿Cómo podemos saber la eficiencia energética y demás datos de una lavadora?

2.- ¿Cuáles son los datos de la lavadora MIELE WKF301?

3.- ¿Cuales son los datos de una lavadora BOSCH similar?

4.- En similares eficiencias entre las lavadoras MIELE y BOSCH, ¿Cuáles son sus precios de compra?

5.- Conclusiones

 

1.- ¿Cómo podemos saber la eficiencia energética y demás datos de una lavadora?

El primer dato útil que debemos comprobar al comprar una lavadora es su eficiencia energética, o sea, el consumo del aparato, ya que es básico para seleccionar el modelo y la marca que nos interesa más comprar. 

Por eso lo primero que debemos hacer es verificar el contenido de laTarjeta Energética de la lavadora, donde comprobaremos los datos que contiene dicha etiqueta y que son básicos para decidir la compraVeamos la etiqueta energética del modelo MIELE WCE660

Los datos más importantes son:

Clase de eficiencia energética: en este caso es la A+++, con lassiguientes características:

Consumo eléctrico anual, partiendo de 220 lavados estándar al año: 176 kWh

-Consumo de agua anual: 10.120 litros

-Kilos de ropa seca máximo por lavado: 8 kilos

– Eficacia del lavado, B (el mayor que existe)

-Ruido en el lavado y en el centrifugado: En el lavado 48 decibelios: en el centrifugado 72 decibelios.

2.- ¿Cuáles son los datos de la lavadora MIELE WKF301?

Tomamos los datos de su etiqueta energética:

-Clase de eficiencia energética: en este caso es la A+++, con las siguientes características:

-Consumo eléctrico anual, partiendo de 220 lavados estándar al año: 157 kWh

-Consumo anual de agua: 9.900  litros

-Kilos de ropa seca máximo por lavado: 8 kilos

– Eficacia del lavado, B (el mayor que existe)

-Ruido en el lavado y en el centrifugado: En el lavado 45 decibelios: en el centrifugado 67 decibelios.

Como puede verse, las cifras son bastante similares entre ambas lavadoras MIELE respecto a consumos eléctricos, agua, ruido, eficacia del lavado, etc.

 

3.- ¿Cuales son los datos de una lavadora BOSCH similar?

Motor EcoSilence: sin escobillas y con 10 años de garantía.

Eficiencia energética A+++ -30%: consume un 30% menos que la mejor clase de eficiencia energética del mercado.

VarioPerfect:  puedes elegir resultados de lavado perfectos un 65% más rápido o ahorrando un 50% de agua y energía.

Ecómetro: indicador en el display del consumo teórico de agua y energía de cada programa.

 

4.- En similares eficiencias entre las lavadoras MIELE y BOSCH, ¿Cuáles son sus precios de compra?

Podemos decir que posiblemente  LAS LAVADORAS MIELE SON MÁS ROBUSTAS, dato que siempre han significado. Pero más robustez ¿Significa mayor duración o menos seguridad? Pues NO. La duración de todas las lavadoras en la actualidad va determinada por el tiempo útil de duración, ya que actualmente si se te estropea una pieza importante de la lavadora, es muy posible que reparar la maquina te cueste las dos terceras partes de la compra de una lavadora nueva, por lo que en estos casos mejor es comprar una nueva. 

Veamos ahora las comparativas entre MIELE y BOSCH: en cuanto a sus precios de compra. 

-Precio lavadora MIELE wkf301    1.051 €

-Precio lavadora MIELE WCE660   994 €

 Precio de lavadora BOSCH Modelo: WAT2449XES   559 €

 

5.- Conclusiones

La lógica y las cifras nos llevan a pensar que no vale la pena pagar el doble por una lavadora, por muchos detalles que tenga, porque al final, como hemos visto en los datos de ambas maquinas, los consumos, rendimientos, eficacia, etc, son IGUALES. Entonces, ¿Por qué pagar el doble por la misma mercancía? Yo desde luego, no lo haré, pero hay gustos para todos…

 

Aquí termina por hoy, Lunes día 23 de Julio de 2.018 mi artículo semanal. Os espero el próximo Lunes con un nuevo artículo que espero os sirva de orientación. Saludos cordiales para todos.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico Electrodomésticos Pequeño electrodoméstico

Cómo ahorrar energía eléctrica y reducir la factura de la luz

Leo en ENERGY NEWS un interesante y manido tema; el cómo ahorrar energía y costes en la factura de la luz. Su autora, MARÍA CASTAÑEDA escribió el pasado 28/06/2018  una serie de consejos tomados de aquí y de allá para que descienda la factura de la luz y al mismo tiempo ahorrar energía al medio ambiente, Se trata de consejos tomados de aquí y de allá, que conviene analizar para ver si esos son buenos consejos o se trata de una serie más de “corta y pega” tomados de aquí y de allá que lo único que hacen es crear leyendas urbanas y ayudar en lugar de ahorrar, que paguemos más de lo normal, tanto de los nuevos electrodomésticos como en su consumo energético.

Hay tantas explicaciones y consejos sobre este tema del ahorro energético, que convienen poner en duda y seguir la realidad de las cosas, no tomando y aconsejando tonterías, errores monumentales y lo que es peor, que se lleve al error a sus lectores que no tienen la culpa de la ignorancia supina de la autora. Por eso voy a analizar a grandes rasgos los ignorantes consejos que se dan, tomados de aquí y de allá y de épocas del siglo XX.

Veamos primero la Tabla de Contenidos de este artículo

1.- ¿Es cierto  que si aumenta el nivel de calificación energética puede producirse un aumento de cientos de euros en el coste del electrodoméstico?

2.- ¿En cuánto tiempo se amortiza la compra de un electrodoméstico eficiente?

3.- FERSAY, dedicado a la venta de  piezas de recambio de electrodomésticos se explica

4.- Siguen y aumentan los errores de ENERGY NEWS:

Como es habitual, mis textos propios irán en letra normal, y los textos copiados irán en letra cursiva.Comencemos

1.- ¿Es cierto  que si aumenta el nivel de calificación energética puede producirse un aumento de cientos de euros en el coste del electrodoméstico?

Como en otros consejos que iremos viendo, es falso que el precio de aparatos más eficientes cueste “cientos de euros” más que otros menos eficientes. Veamos un ejemplo directo:

Tomo datos de electrodomésticos El Corte Inglés.

Una lavadora BOSCH de eficiencia energética A+++, 8  Kg, de ropa, 1.400 rpm de centrifugado, vale, puesta en tu casa, 489 € . ¿De dónde sale esa barbaridad de que si aumenta el nivel de calificación energética puede producirse un aumento de cientos de euros en el coste del electrodoméstico?. Como puede comprobarse en las informaciones de ECI, una lavadora de la máxima eficiencia energética, o sea, de A+++, cuesta “solo” 489 euros, ¿De dónde sale esa estupidez de que si la lavadora es de alta eficiencia energética hay que pagar por ella “cientos de euros más?

Decididamente la ignorancia supina de ENERGY NEWS es infinita. ¿Cómo puede decir una estupidez de ese tamaño? Más valdría que se dedicara a criar vacas que a aconsejar estupideces a sus lectores…

2.- ¿En cuánto tiempo se amortiza la compra de un electrodoméstico eficiente?

Dice ENERGY NEWS:

“El coste de los electrodomésticos eficientes se amortiza a largo plazo, porque aunque según aumenta el nivel de calificación energética puede producirse un aumento de cientos de euros en el coste del electrodoméstico, lo que conviene revisar a la larga, es el porcentaje que supone el uso de electrodomésticos como la lavadora, secadora, lavavajillas, o el frigorífico en la factura eléctrica mensual del hogar.”

¿De qué época toma las referencias ENERGY NEWS para asegurar tanta ignorancia? Debe ser al menos del pleistoceno de los electrodomésticos, de la época de los años 60 del pasado siglo

Actualmente la inmensa mayoría de los electrodomésticos son de eficiencia energética máxima, o sea de A+++,ya que la técnica y la fabricación de los electrodomésticos ha ido dando importantes avances cada día. Por eso la inmensa mayoria de los electrodomésticos fabricados en la actualidad son de la más alta eficiencia energética SIN QUE SU PRECIO DE VENTA HAYA AUMENTADO.

Por consiguientes, decir que El coste de los electrodomésticos eficientes se amortiza a largo plazo” es otra estupidez que hace unos años ya no es cierta, como estoy explicando.

3.- FERSAY, dedicado a la venta de  piezas de recambio de electrodomésticos se explica …

FERSAY es perfectamente consciente de que su etapa de vendedor de piezas de recambio de electrodomésticos  va de capa caída y está buscando otros negocios, puesto que actualmente se están reparando menos aparatos. De una parte, los nuevos electrodomésticos son mejores y cada vez cuesta más dinero efectuar  reparaciones de un electrodoméstico antiguo, ya que el coste de mano de obra y desplazamiento de los Servicios Técnicos es cada vez mayor, y todos son conscientes que reparar un electrodoméstico de hace 10 o 20 años es una barbaridad. Por poco dinero más que una reparación importante, tienes un electrodoméstico nuevo y de eficiencia energética A+++, por lo que actualmente han caído en picado las reparaciones. Hoy reparar un electrodoméstico de 10 ó 15 años es un grave error.

4.- Siguen y aumentan los errores de ENERGY NEWS:

Especializados en el error y en el desconocimiento absoluto de lo que recomiendan, van añadiendo BARBARIDADES, como cuando dicen:

“La diferencia entre adquirir electrodomésticos eficientes y no hacerlo es aproximadamente de 500€ por cada electrodoméstico, explican desde Fersay.”

¿De dónde ha sacado FERSAY que la diferencia entre un aparato eficiente y otro que no lo sea es de 500 €?Eso es absolutamente falso en la actualidad. Y no solo eso, sino que jamás se ha producido una diferencia de 500 € entre un aparato eficiente y otro poco eficiente. Nunca ha habido una diferencia de 500 € en ningún tipo de electrodoméstico

“Dependiendo de su nivel de eficiencia energética no merecería la pena, “pero pueden encontrarse modelos de lavadoras, secadoras, neveras, congeladores y lavavajillas respetuosos con el medio ambiente a muy buen precio en el mercado que se amortizan en, como mucho, 5 años”

Repito: jamás se ha producido una diferencia de 500 €. Y siguen las falsas explicaciones de FERSAY:

“Y teniendo en cuenta que ese electrodoméstico durará entre 10 y 20 años, sí salen las cuentas. Ante todo, comprar electrodomésticos eficientes es una tarea que dice Fensay debe hacerse con calma.

“No sirve de mucho adquirir un lavavajillas de 4.000€ pretendiendo ahorrar en la factura de la electricidad cuando pueden encontrarse modelos de grandes marcas con una calificación energética similar por 1.000€”, comentan desde la empresa. (FERSAY

Un paisano mío, si leyera estas afirmaciones diría “pero esto…¿Qué es lo que es? Porque realmente es impresentable que  ENERGY NEWS y FERSAY digan esas barbaridades. No existen lavavajillas de 4.000 € ni han existido nunca, ni nunca existirán.

Tampoco existen, normalmente, lavavajillas domésticos de 1.000 €, a menos que sean de oro y fabricados manualmente…

Y aquí me quedo por hoy. No aguanto más explicaciones estúpidas, equivocadas, exageradas y, sobre todo, no voy a cansar más a mis lectores con tanta estupidez de algunos iluminados “consejeros”

Por eso termina aquí el artículo de esta semana en la confianza de que mis lectores me disculparan de tantos “palabros” como he tenido que decir ante la vergüenza y el engaño de intereses  partidistas. Como siempre os espero el próximo lunes 16 de julio, con mi habitual artículo semanal.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico Eficiencia Energética

Historia y evolución del etiquetado energético de los electrodomésticos

Tanto se ha escrito sobre el etiquetado energético de los electrodomésticos que no son de extrañar las confusiones que ocurren en ese tema, ya que desde el año 1.994 hasta hoy, Junio de 2.018, han transcurridos 24 años y con los numerosos cambios producidos y en tantos aparatos, la confusión sobre las etiquetas energéticas que demuestran la eficiencia de los electrodomésticos, se convierta en un caos, ya que en numerosas ocasiones buscamos en internet sin fijarnos en la fecha de la información, que muy posiblemente estará desfasada respecto a la actualidad de la consulta. 

Por eso hoy voy a hacer una breve historia de la evolución del etiquetado informativo que yo diría es obligatorio consultar cuando vamos a comprar un nuevo electrodoméstico, si no queremos equivocarnos cargando con unos costes más elevados de los aparatos electrodomésticos que pesaran en nuestros bolsillos durante su vida útil.  Más adelante os ponerle un ejemplo práctico.

A continuación presento la Tabla de Contenidos de este artículo

1.- Ejemplo práctico de ahorro en una lavadora actual

2.- La importancia de saber localizar y aplicar la etiqueta energética de los electrodomésticos

3.- ¿Cuándo empezó a aplicarse el etiquetado energético en los electrodomésticos?

4.- ¿Cuáles fueron los cambios fundamentales? 

5.- ¿Son seguras las explicaciones e informaciones de ANFEL?

Vayamos al desarrollo de este artículo. Como siempre, los textos copiados irán en letra cursiva y los textos propiosirán en letra normal.

1.- Ejemplo práctico de ahorro en una lavadora actual

Os pongo un ejemplo de eficiencia energética: una lavadora etiquetada A+++, frecuente hoy en día, consume un 80 % menos que una antigua de etiqueta energética D. Recordemos que cuando se inició el etiquetado energético de los electrodomésticos la relación de la escala de eficiencia energética iba desde la A como más eficiente hasta la G como menos eficiente. Pues bien, una lavadora situada en la letra D, que era la más normal en aquella época, resulta hoy bajísima de eficiencia cuando la comparamos con las actuales A+++, que son más eficientes que la anteriores  C, B, A y que las A+, A++ y A+++. Esta última es la máxima actual.

Pensemos que si una lavadora hace al año 220 lavados (cifra estándar en los ensayos de lavado sobre la eficiencia energética de las lavadoras), y supongamos que un lavado nos cuesta un euro entre la energía eléctrica, los consumos de agua y detergentes, al año con una lavadora de clase energética D pagaríamos 220 €, pero con laeficiencia actual del 80 % menos pagaríamos al año 44 €, o sea un ahorro anual en este electrodoméstico de 176 €. Vale la pena, ¿No?

2.- La importancia de saber localizar y aplicar la etiqueta energética de los electrodomésticos.

No es tan fácil como buscar los etiquetados energéticos en internet. Porque el etiquetado energético de los electrodomésticos evoluciona constantemente. Lo que ayer parecía la mejor opción, más adelante ya no lo es, pues se ha superado. Por eso no podemos fiarnos de buscar en internet el etiquetado energético de lavadoras, lavavajillas, frigorñificos, etc, etc., pues van cambiando con el tiempo.

Debemos buscar siempre el último etiquetado energético y para eso no os voy a recomendar el IDAE, instituto oficial donde aparece, pero que nunca se sabe si el que encontramos en internet es el último o el de hace 10 años. Por eso yo os aconsejo lo busqueis en ANFEL donde está perfectamente explicado Y AL DÍA, con ejemplos claros y fáciles de seguir. Allí encontrareis los consumos de cada electrodoméstico en tablas de eficiencia energética de cada uno y muchísimas más cosas, entre ellas, una relación de Servicio Técnicos de electrodomésticos OFICIALES DE FABRICANTE,

3.- ¿Cuándo empezó a aplicarse el etiquetado energético en los electrodomésticos?

ANFEL explica:

 “La primera legislación sobre el etiquetado energético data del año 1994 (Directiva Marco traspuesta según Real Decreto 124/1994, de 28 de Enero, así como Directivas particulares para aparatos de refrigeración, lavadoras, secadoras, lava-secadoras, lavavajillas y hornos).

En 2010 se publicó una nueva Directiva Marco, 2010/30/UE.  A partir de ese año se han ido publicando los Reglamentos particulares de aplicación de ésta para aparatos de refrigeración, lavadoras, lavavajillas, secadoras, campanas, hornos, calentadores de agua, aspiradores y aparatos de aire acondicionado…

4.- ¿Cuáles fueron los cambios fundamentales? 

ANFEL sigue explicando:

“Los cambios fundamentales son la inclusión de las nuevas categorías energéticas A+, A++ y A+++ (las dos primeras ya existían para los aparatos de refrigeración) y la inclusión de pictogramas para los diferentes parámetrosdel etiquetado. En el caso de productos con etiquetado energético antiguo, la legislación permite que puedan exponerse y venderse legalmente en cualquier momento.

Para  lava-secadoras se publicará más adelante el Reglamento del nuevo etiquetado energético. Hasta ese momento, sólo se podrá utilizar el etiquetado actual.

Tanto el etiquetado actual como el nuevo obligan a los distribuidores de electrodomésticos a etiquetar todo producto expuesto en los lineales, mediante etiquetas energéticas que los fabricantes deben entregar a dichos distribuidores. El objetivo del sistema de etiquetado energético es ofrecer la opción al usuario para que pueda comparar productos de las mismas características y de diferentes marcas, en lo referente a los consumos de energía y otros parámetros relacionados, favoreciendo así la utilización de los aspectos medio ambientales en la compra de electrodomésticos. Para ello las etiquetas disponen de unas clasificaciones energéticas que abarcan desde la “A”  (o “A+++” si se trata del nuevo etiquetado energético),  producto de menor consumo de energía hasta la “G”  (o “D” en ciertos casos con el nuevo etiquetado energético),  producto de mayor consumo de energía, acompañadas de datos adicionales de relevancia y clasificaciones desde el punto de vista de la aptitud para la función de dicho producto (eficacia de aclarado, centrifugado, etc.). Se adjuntan los formatos oficiales en pdf de las etiquetas energéticas para cada tipo de producto, para su descarga e impresión”.

Se puede encontrar más información en el folleto siguiente (pulsa para descargar) y en la página de Internethttp://www.newenergylabel.eu . También puede encontrarse información sobre la ficha del etiquetado energético en la guía ANFEL al respecto Se incluye además una tabla con los ahorros económicos obtenidos por la adquisición de Electrodomésticos Eficientes (pulsa para descargar).

5.- ¿Son seguras las explicaciones e informaciones de ANFEL?

Para mí merecen más crédito, actualidad y rapidez que las informaciones del Instituto IDAE, estatal, pero que por sus amplias explicaciones y comentarios quedan escritos y no sabes nunca si lo que lees está vigente o ha sido superado por nuevas informaciones. En cambio ANFEL es la Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos donde consultan todos los días no solo sus componentes y vendedores de electrodomésticos sino también todos los que algo tengan que ver con ese mundo del electrodoméstico como son Servicios Técnicos, comercios, usuarios, etc.

Y aquí termina por hoy el artículo de esta semana, que se ha publicado hoy, 25 de Junio de 2.018. El próximo lunes podréis ver un nuevo artículo como vengo haciendo cada semana.

Saludos cordiales para todos.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico Electrodomésticos Nociones elementales de electricidad Pequeño electrodoméstico Publicidad engañosa Secadoras

Secar la ropa mediante tendederos eléctricos: ¿Ahorro energético?

He leído un artículo que me ha llamado la atención. Trata de los tendederos para secar la ropa y su autora asegura que este tipo de tendederos tiene ventajas y produce un ahorro energético, sustituyendo a los electrodomésticos llamados secadoras, que son los más habituales para ESTA FUNCIÓN DE SECADO. 

Vamos a analizar qué es un secadero eléctrico, cómo funciona y si es realmente interesante para el ahorro energético, en comparación c on las secadoras de ropa habituales.

Veamos la Tabla de Contenidos de este artículo.

1.- Si no tenemos secadora, ¿Cómo podemos secar la ropa?

2.- ¿Cuánto vale una secadora de ropa?

3.- ¿Cuánto consume una secadora de ropa?

4.- Un tendedero eléctrico ¿Consumen menos electricidad?

Como siempre los textos copiados irán en letra cursiva y los propios irán con letra normal. Comencemos.

1.- Si no tenemos secadora, ¿Cómo podemos secar la ropa?

Veamos lo que dice sobre el particular la experta autora del citado artículo:

“Secar la ropa luego de lavarla es un proceso que siempre tiene algún enemigo. Sobre todo el clima, la lluvia sin duda puede habernos causado más de un dolor de cabeza. Incluso existe un caso peor: lamentablemente algunos pisos fueron diseñados realmente sin pensar en las necesidades básicas de las personas que allí vivirían. Por ejemplo, no tienen el espacio para un tendedero exterior.

Sea cual fuere el caso, la ropa acumulada es una auténtica molestia y llena de humedad nuestro hogar. Ante este panorama,tenemos una solución realmente diferente y que te ayudará mucho. Se trata de un electrodoméstico que seque la ropa.

Afortunadamente, no solo tienes la opción de la tradicional secadora. En esta oportunidad te hablaremos de los tendederos eléctricos. ¿Alguna vez has escuchado de ellos? Lo cierto es que existen, y ahora te contaremos algunas de sus ventajas”.

 

2.- ¿Cuánto vale una secadora de ropa?

La autora dice que el precio de una secadora ronda los 300 €

“…Puede que en la mayoría de los casos las mejores soluciones para secar la ropa requiera que abras tu bolsillo. Las secadoras de una calidad decente tienen un precio sobre los 300 euros. El costo no baja de esta cifra, ni siquiera en los equipos que consumen poca electricidad, ni siquiera los de gama baja.

En ese sentido, los tendederos eléctricos son una solución. Sus precios son más bajos, entre 30 y 50 euros. Todo depende, como en casi todos los casos, del tamaño y la calidad.”

 

3.- ¿Cuánto consume una secadora de ropa?

En esta información donde aparecen los consumos de energía eléctrica de las secadoras de ropa (TARJETA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA) aparecen todos los datos de las secadoras en función de su clasificación energética, que van desde el tipo A hasta el tipo A+++, como más eficiente.

En este último, el más eficiente, el consumo anual de esas secadoras es de 65 kWh al año. Para el tipo A, como menos eficientes, su consumo sería de 163 kWh al año.

En ambos casos la cantidad de ropa a introducir en el bombo de la secadora es de hasta 9 kilos de ropa, por lo que puede secarse, de una sola carga, la colada total.

Si trasladamos a costes de electricidad ambos consumos tendremos:

Coste anual de 220 secados al año con eficiencia A, sería 163 kW x 0,22 € al año = 35,86 € al año

– Coste anual de 220 secados al año con eficiencia A+++, sería 65 kW x 0,22 € al año = 14,3 € al año

Como habréis visto, en ambos casos el número de secados es el estándar para estos cálculos, y para valorar el consumo de lavadoras y secadoras respecto a su eficiencia energética, que en ambos casos se calcula sobre 220 operaciones al año.

4.- Un tendedero eléctrico ¿Consumen menos electricidad?

La autora dice que si no tienes secadora y no puedes tender al aire libre, tienes la solución de poner un tendedero eléctrico, que gasta muy pocos vatios y además es barato.

“Cuán importante es este particular. Sobre todo si quieres ahorrar algunos euros en lo que al consumo eléctrico se refiere. Algunos análisis demuestran que un tendedero eléctrico gasta lo mismo que una bombilla: 100 vatios. Por otro lado, las secadoras tradicionales demandan entre los 1600 y 2500 vatios, algo que de seguro de nota en tu factura al final del mes.”

Según la autora, “su” tendedero eléctrico consume como una bombilla de 100 W. Veamos entonces los cálculos resultantes. Supongamos que llena su tendedero eléctrico con ropa. No sabemos cuanta ropa cabe, pero es seguro que no llegaría a los 9 kilos de ropa seca de la secadora.

Sigamos. Para obtener un buen secado de la ropa que ponga en su tendedero necesitará tener en funcionamiento varias horas el artilugio, vamos a suponer que lo deja puesto por la mañana y al volver a casa después del trabajo, la ropa está seca, pues ha estado secándose 10 horas.  El consumo eléctrico habrá sido de 100 vatios de potencia x tiempo, o sea 10 horas, por lo que la fórmula sería

100 w de potencia x 10 horas de funcionamiento = 1.000 W por hora, o lo que es lo mismo, UN KILOVATIO por hora.

Como el KWhora nos cuesta  0,22 €, el coste de cada secado sería:

1 kWh x 0,22 € = 0,22 € cada secado. Al año, como se hacen 220 secados, tendremos:

 0,22 € por secado x 220 secados = 48,4 € de consumo anual.

Por consiguiente si el tendedero eléctrico nos cuesta de consumo al año 48,4 € y el consumo de la secadora nos costaba 14,3 € al año y en el peor de los casos 35,86 € al año, perdemos 12,54 € al año.

O sea que el BARATO tendedero consume más que la sofisticada y eficiente secadora, que según la autora “consumía” SOLO 100 vatios. resulta que la autora nos quería dar explicaciones para ahorrar, que no sabía. Ella solo veía la POTENCIA de la secadora, que según dice

“Algunos análisis demuestran que un tendedero eléctrico gasta lo mismo que una bombilla: 100 vatios. Por otro lado, las secadoras tradicionales demandan entre los 1600 y 2500 vatios, algo que de seguro de nota en tu factura al final del mes.”

Como puede verse, no da pié con bola, hablando de que «las secadoras demandan” entre 1.600 y 2.500 vatios…”y su tendedero eléctrico solo demanda 100 vatios.

Esto demuestra que la autora no tiene ni idea de lo que dice, ya que las sacadoras rondan siempre los 4 kW, y para que ella lo entienda, los 4.000 vatios. Y es que desconoce la más elemental regla de la electricidad: que una cosa es la potencia y otra muy distinta el consumo. Para ella solo cuentan los vatios o los kilovatios, desconociendo que esa no es la medida del consumo.

La potencia de un aparato, en este caso, la secadora, es la capacidad de absorber energía, y el consumo es la potencia multiplicada por el tiempo, hablando con palabras sencillas.

Eso se ha demostrado en lo explicado anteriormente. Una secadora de una potencia de 4 kW, puede consumir en un lavado 4 kWh (kilovatios a la hora) o  cualquier otro consumo, inferior o superior a los 4 kilovatios, dependiendo del tiempo durante el que funcione. De ahí los cálculos anteriores que he elaborado.

La ausencia de estos conocimientos hace que sus explicaciones no vayan a otra parte que no sea la mera confusión. No se puede aconsejar cuando no se conoce el tema, porque eso lleva, inefectivamente a errar  y, aunque sea de buena fe, engañar y confundir a los lectores.

 

Este artículo acaba aquí. Se ha publicado el lunes dia 4 de junio de 2018. El siguiente lunes, día 11 de junio se publicara el siguiente, como vengo haciendo los lunes de cada semana. Gracias por vuestra atención.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico

¿Quieres ahorrar un 30 % del consumo eléctrico en tu hogar usando los medidores de consumo?

Me ha llamado la atención leer en la web su titular “¿Conoces cuanto gastan tus electrodomésticos? Ahorra energía gracias a los medidores de consumo”. El ahorro parece interesante, pero ¿Cómo puede ahorrase el 30 % del consumo de los electrodomésticos de una casa con el simple hecho de disponer de unos medidores de consumo, tal como asegura su autora? 

Interesado en el tema, sigo leyendo para ver cómo es posible que con unos simples medidores de consumo pueda ahorrase en una casa un 30 % de electricidad entre los electrodomésticos, aire acondicionado, televisores, etc.

Primero estableceré la Tabla de contenidos de este artículo:

1.- ¿Todos los electrodomésticos están conectados a la red eléctrica de forma constante?

2.- Aplicando unos medidores de consumo a nuestros aparatos podemos saber lo que consumen nuestros electrodomésticos

3.- ¿Cuánto consumen las luces “piloto” estando los electrodomésticos parados?

4.- ¿Cuánto podemos ahorrarnos evitando los consumos de los aparatos estando en stand by?

Vamos ya a desarrollar esta Tabla de Contenidos analizando los cuatro capítulos de este artículo

 

1.- ¿Todos los electrodomésticos están conectados a la red eléctrica de forma constante? 

Dice la autora: “En nuestros hogares, desde hace décadas los productos conectados a la red eléctrica son imprescindibles y no existe una casa donde no los haya. Todos vivimos en espacios donde los frigoríficos, las lavadoras, los aires acondicionados o los televisores, permanecen conectados de forma constante y consumiendo energía, pero ¿Sabemos cuanta?” 

Ciertamente los electrodomésticos están conectados todos a la red eléctrica de manera constante, pues no se me ocurre por qué razón deberían desconectarse de su correspondiente enchufe. Pero la autora no debe referirse a enchufar/desenchufar los electrodomésticos sino del consumo eléctrico que supone el tenerlos concitados siempre, consumiendo, por ejemplo la lavadora cuando lava y también cuando ha terminado su trabajo y queda conectada a la red consumiendo electricidad por las luces piloto que tienen los electrodomésticos, televisores, aires acondicionados, etc, que realmente consumen sin hacer ningún trabajo aún estando parados.

2.- Aplicando unos medidores de consumo a nuestros aparatos podemos saber lo que consumen nuestros electrodomésticos

Los medidores de consumo inteligentes te ayudan a saber cuanto gastas

¿Quieres conocer cuanto consumen tus electrodomésticos o dispositivos electrónicos? Para ello hay una solución económica y sencilla, gracias a los enchufes con medidor de consumo incorporados. Este tipo de dispositivos han sido diseñados para ayudar a las familias a conseguir tasas notables de ahorro, conociendo cuanto consumen sus aparatos conectados a la red, pudiendo evitar gran parte de los consumos fantasmas

Dos consideraciones que hacer: la primera es saber la potencia de cada electrodoméstico y la segunda cuánto consumen las luces piloto, que están casi siempre encendidas, especialmente cuando se ha terminado el lavado.

Para conocer la potencia máxima de los electrodomésticos no se necesitan medidores, puesto que el fabricante de los aparatos y el folleto de instrucciones del mismo nos dice la potencia de cada aparato sin necesidad de medirlo. Cosa distinta es saber el consumo, pues depende de los programas aplicados, la carga de ropa o vajilla, etc. Pero conocer el consumo de cada aparato y en cada utilización no nos va a servir para reducir los consumos, que son los que son en cada uso y que no los va a cambiar ningún artilugio como los medidores de consumo.

3.- ¿Cuánto consumen las luces “piloto” estando los electrodomésticos parados? 

Este es, a mi juicio, a lo que quiere referirse la autora: el consumo “inútil” de las luces piloto de los electrodomésticos, que consumen aunque estén los aparatos parados. Realmente hay un consumo “inútil” que puede ser medido con los “medidores” de consumo que indica la autora, que aconseja medir el consumo de los aparatos cuando están funcionando durante su trabajo y también lo que consumen cuando están parados.

4.- ¿Cuánto podemos ahorrarnos evitando los consumos de los aparatos estando en stand by?

Este es el único punto donde pueden tener cierta utilidad disponer de los medidores de consumo: ¿Cuántos euros podemos ahorrar en nuestra factura de la luz si conseguimos medir y anular el consumo de los pilotos de nuestros electrodomésticos?

Para verlo tendríamos que poner un medidor de consumo en cada conexión de los electrodomésticos cuando estén parados, y ver a cuánto asciende el coste de este consumo y si vale la pena el trabajo a realizar. Porque otro sistema para saber el gasto de electricidad cuando los electrodomésticos están parados podemos saberlo sin necesidad de comprar los medidores e ir sumando esos consumos.

Veamos cuales son los consumos eléctricos que producen los electrodomésticos en stand by para ver si reamente son tan importantes como dice la autora, y comprobar si vale la pena comprar y pagar los aparatos medidores de consumo que explica.

En el año 2.010 la Unión Europea Para regular los abusos del standby y frenar la venta de electrodomésticos que consumen demasiado, aprobó el Reglamento nº 1275/2008 que regula el standby. Esta norma establece que todos los electrodomésticos tienen que dispone de al menos uno de estos dos modos de reposo:Modo Standby: Debe consumir 1W si sólo está en espera, y hasta 2W si posee alguna pantalla de información” 

Como aquí estamos tratando de las luces rojas que están siempre encendidas aún cuando el electrodoméstico esté apagado, vamos a calcular cual es el consumo de cada uno de estos aparatos y cuánto nos cuesta cada mes. 

Si la luz roja consume, según la directiva europea del año 2.010  que ordenó a los fabricantes que el máximo consumo de estas luces podía ser de 1 W, si la luz está encendida durante una hora, el consumo es de 1 Wh. Si el aparato está sin funcionar 24 horas, con la luz encendida, consumirá 24 vatios al día. Y al mes consumirá 24 w x 30 días = 720 vatios, o sea, 0,72 kW. Como el coste medio actual del kWh es de 0,22 €, cada aparato con la luz roja costará, al mes, 0,72 kW x 0,22 € = 0,15 €

Si tenemos conectados a la corriente  la lavadora, el lavavajillas, el frigorífico, la secadora y el aire acondicionado, tendremos cinco aparatos consumiendo por la luz piloto. Y como hemos calculado que el gasto en electricidad al mes de un aparato era de 0,15 €, el coste total será de  0,15 x 5 = 0,75 € y el coste anual de todos esos aparatos sería de 0,75 x 12 = 9 € al año.

Yo me pregunto: ¿Vale la pena montar toda esa parafernalia de controlar los electrodomésticos por su consumo del piloto rojo si al año nos cuesta 9 €? ¿No vale 10 veces más el aparato medidor que hay que comprar y que propone la autora, además de la pérdida de tiempos de control?

Decididamente inventar trabajos y gastos para al final pagar más dinero no creo sea algo aconsejable. Y es que los inúmeros son los que son, y demuestran la ignorancia de quien no los hace o no los sabe hacer.

 

Aquí acaba hoy este artículo, que se ha publicado el día 21 de Mayo de 2.018. El próximo lunes día 28 podréis leer otro nuevo artículo que aparecerá en este blog, como vengo haciendo habitualmente.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico

¿Me interesa contratar tarifas planas de gas y electricidad para pagar lo mismo los doce meses del año?

Ayer me preguntó una vecina si era interesante contratar las tarifas planas de gas y electricidad. Mi respuesta fue radical: ni se te ocurra, le dije. Supongo que tú apreciado lector no crees que las compañías de gas y electricidad estén para ofrecernos productos en los que pierdan dinero.

Ciertamente NO. Todo lo que nos puedan ofrecer es porque a ellas les interesa, y eso automáticamente nos debe llevar a desconfiar, como mínimo. En este artículo explicaré cómo funcionan esas tarifas planas y por qué mi consejo es no fiarse de ellas, pues lo más seguro es que nos cuesten más que las tarifas normales.

Vamos a ver las razones de mi consejos de no meterse en ese terreno, donde aparentemente las compañías nos ofrecen beneficios económicos cuando en realidad los beneficios económicos acaban siendo9 para ellas, las compañías. 

Veamos primero la Tabla de Contenidos de este artículo.

1.- ¿Cuales son las diferentes tarifas de electricidad disponibles en las comercializadoras de energía eléctrica?

2.- ¿En qué consisten las tarifas planas de luz y de gas?

3.- El tercer problema es la  tendencia del usuario de  consumir más de lo habitual

4.- Si me paso en el consumo previsto, ¿Qué sucederá?

5.- Realmente os interesa esa modalidad-estafa de las compañías eléctricas y del gas?

 Vamos ahora a desarrollar el artículo completo por capítulos según costumbre habitual.

1.- ¿Cuales son las diferentes tarifas de electricidad disponibles en las comercializadoras de energía eléctrica? 

Las actuales tarifas que manejan las compañías eléctricas son cuatro:

1-     La más popular, la clásica de siempre.

2-     La de discriminación horaria, de coste variable según las horas de consumo eléctrico

3-     La que varía el precio cada día y a cada hora

4-     La tarifa plana

 

2.- ¿En qué consisten las tarifas planas de luz y de gas?

Las tarifas planas son adecuadas para los usuarios que prefieran pagar la misma cantidad siempre, sin sorpresas, o sea, una cuota fija. Eso tiene la ventaja de la previsibilidad, de que siempre pagaremos la misma cantidad en la factura.

Ese sistema aparentemente nos da tranquilidad pues en principio, las facturas serían siempre iguales cada mes, lo que facilita la tranquilidad económica de las familias que la adoptan. Pero eso no es así, como seguidamente tendremos ocasión de ver.

 

3.- Pero las Tarifas Planas ¿Tienen inconvenientes?

Son tres los inconvenientes de este tipo de tarifas planas:

1-Hay que elegir el consumo previsto de gas o electricidad en el momento de contratar el sistema

Pero resulta que esta tarifa plana no está prevista en el mercado regulado por el Estado, con lo que si te cambias a élla sales del mercado regulado pasando al mercado libre, perdiéndose los beneficios del Bono Social y donde las compañías pueden hacer lo que les venga en gana, pues no hay una regulación controlada.

2- Hay que contratar un consumo fijo anual, lo que significa que pagarás una cantidad fija mensual en función de la cantidad de consumo que has previsto al año, dividió por los doce meses y convirtiéndolo en euros.

Pero hay un problema: las tarifas anuales previstas por las compañías son CERRADAS, o sea, no varía según el consumo real. Si has contratado una determinada Tarifa, esa es la que vale. Si gastas menos, no se te compensa.

Vamos a suponer que tu consumo anual actual es de 3.000 kWh.. Como debes contratar una tarifa fija, resulta que  hay para elegir una con 2.500 kWh anuales y la sígueme, superior, con 4.000 kWh de consumo. Y tienes que elegir una de las dos, pues no existen intermedias.

Si coges la tarifa de 2.500 kWh anual, te quedas corto, por lo que luego, como veremos, te penalizaran. Y si adoptas la tarifa superior, de 4.000 kWh, y lógicamenteno los consumeses igual: pagaras los 4.000 kWh en cada mes, desde el inicio hasta el anual dividido por 12 cada mes. O sea, estarás pagando kWh que NO CONSUMES.

 

3.- El tercer problema es la  tendencia del usuario de  consumir más de lo habitual

En efecto, el hecho de tener un pago fijo mensual hace que normalmente gastemos más electricidad o gas de lo necesario, pues se considera que ya estás pagado en las facturas mensuales, por lo que el gasto real se convierte en superior a lo normal, poique la compañía, al final dl año, revisará el consumo real del año y si resulta que hemos gastado menos de lo contratado, Mejor para la compañía, pues ha ahoirrao dinero en su propio beneficio.

4.- Si me paso en el consumo previsto, ¿Qué sucederá?

Sin embargo si por el contrario resulta que hemos pagado menos de lo previsto, la compañía nos pasará una FACTURA COMPLEMENTARIA que, tendremos que pagar por la diferencia, que  la compañía calculará por los consumos reales en el año.

Pero los cálculos que hará la compañía serán, como siempre, a su favor, ya que el kWh no será al mismo precio, que los anteriores, sino mucho más caro.Actualmente nos cobran el kWh a 0,258 € en la electricidad y 0,111 € el kWh en el gas. Pues bien, la compañía, en el caso de precio fijo, no cobra esas cantidades, sino que la luz la cobra a 0,146 € el kWh y a 0,051 € el kWh de gas. O sea que por cada kWh que nos pasemos del consumo anual, pagaremos aproximadamente el doble de lo contratadoNo está nada mal el negocio de las compañías, ¿No?

Te confías porque cada mes pagas lo mismo, te tranquilizas y ter olvidas de no pasarte en el gasto de kWh y te mandan el regalito al terminar el período de un año con la nueva factura complementaria que te la cobran al doble del pacto inicial. Un buen negocio, excelente, para la compañía.

Tengamos en cuenta que los costes del kWh que se indican aquí son los costes netos que pone la  compañía, A eso hay que añadir siempre los costes de gravámenes, robos, estafas, etc. que nos vienen en la factura y que normalmente doblan el coste limpio del kWh, que hoy en dia ronda en las facturas normales de la luz no a 0,146 € sino que pasa a ser de unos 0,22 € el kWh facturado.

5.- Realmente os interesa esa modalidad-estafa de las compañías eléctricas y del gas?

Ya podéis ir pensando en lo que os va a costar la factura anual de la luz y del gas si entráis en el “consejo” de las compañías para pagar la misma cantidad cada mes. Estaréis tranquilos y consumiendo  por una cantidad fija al mes. Pero si os pasáis un solo kWh al año, pagaréis SOLO EL DOBLE que pagáis ahora.Una excelente ganancia…para las compañías eléctricas y de gas, a costa de vuestros bolsillos.

Eso sí: si no os pasáis de los kWh contratados y gastáis menos. No os compensaran pagando menos, supongo que por aquello que decíamos de niños: «Santa Rita Rita, lo que se da no se quita”. Seguro que los dirigentes de las eléctricas y del gas aprendieron esa frase de niños que hoy les proporciona pingües beneficios…a costa de sus clientes de buena fe que han estado pagando durante un año y que si se descuidan y caen en la trampa, a pagar el doble por kWh consumido en exceso del trato.    

 

Aquí termina mi artículo de hoy lunes, 23 de Abril. Os  espero de nuevo el siguiente lunes dia 30 de Abril que publicaré otro nuevo artículo como es mi norma los lunes de cada semana. Hasta pronto pues, y feliz semana.

Categorías
Ahorro energético Comentarios de actualidad Consumo eléctrico Electrodomésticos Lavadoras Leyendas Urbanas Medio Ambiente Publicidad engañosa Temas varios

Ahorrar hasta un 85 % de electricidad lavando la ropa en frío, son los consejos de un profesor del Medio Ambiente

Leído en la revista Consumer de Eroski que dice así «La principal clave para reducir hasta en un 85 % el consumo energético en el lavado de la ropa es escoger bien el programa y usar agua más fría», afirma Paco Heras, educador del Centro Nacional de Educación Ambiental”. Esta es la solución que aporta el educador citado para rebajar los costes de lavado hasta un 75 %: lavar con agua fría. Sigue informando que la lavadora es uno de los tres aparatos domésticos que más consume. Menos mal que no nos dice también que no usemos el frigorífico, que pongamos la “fresquera” que ponían nuestros abuelos para mantener la comida fresca y que no nos prohíbe la televisión, porque gasta mucho y que si queremos ver informaciones y distracciones vayamos al cine. Con todo eso seguro que el profesor de educación ambiental piensa que cuidaremos más del planeta.

No dudo de los conocimientos ambientales del profesor, pero no tengo duda alguna de su incompetencia sobre el lavado de la ropa, cuando pretende que lavemos EN FRÍO. Para decir eso se podía haber documentado y no hacer el ridículo.

Vamos a ver los consejos del profesor de medio ambiente sobre el lavado de la ropa y el ahorro que supone para nuestros bolsillos y para el medio ambiente.

Primero veamos la Tabla de Contenidos de este artículo:

1.- ¿Cuáles son los electrodomésticos que más consumen?

2.- ¿Cuánto consumen los tres electrodomésticos que más gastan?

3.- ¿Puede lavarse en frío o a muy poca temperatura?

4.- Algunos consejos

5.- ¿Es importante el tiempo en el lavado de la ropa?

6.- Consejos para el “profesor”

Como es costumbre, los textos no propios irán “entrecomillados” y en letra cursivaLos textos originales míos irán con letra normal. Comencemos:

 

1.- ¿Cuáles son los electrodomésticos que más consumen?

El profesor dice:

“La lavadora es, después del frigorífico y del televisor, el electrodoméstico que consume más energía en casa. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), este aparato es responsable del 8 % del gasto eléctrico doméstico. Y, por desgracia, no siempre es conocido cómo limpiar la ropa por menos dinero. Y es que la clave no es solo escoger un electrodoméstico eficiente. «En contra de la creencia muy extendida, la principal clave del consumo energético de nuestra lavadora reside en el programa de lavado que elegimosSi reducimos la temperatura de lavado, podemos disminuir hasta en un 85 % el consumo energético de una lavadora», asegura Paco Heras, biólogo y educador del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM).”

2.- ¿Cuánto consumen los tres electrodomésticos que más gastan?

Veamos los consumos medios de los tres electrodomésticos:

Frigorífico Combi BOSCH   A++, gasto anual   273 kWh

– Televisor tipo estándar  263 kWh año

– Lavadora: Clase Energética A+++ 216 kWh año y con 220 Lavados al año (número de lavados estándar, aplicado a las pruebas para determinar la eficiencia energética de estos aparatos)

Como podemos observar, la lavadora es el tercer electrodoméstico que más consume al año, con 216 kWh año, que, a 0,21 € el kWh, gastamos en ella 45 € al año.

¿Está justificado no lavar o lavar en frío por ahorrase 45 € al año?

Separemos las cosas: en un lavado se gasta como promedio en el funcionamiento mecánico del aparato un 15 %, y el 65 % en el calentamiento del agua. Por consiguiente el ahorro al lavar en frío solo afecta al 85 % del coste total, o sea 38 € al año de ahorro. Por lavar en frío.

3.- ¿Puede lavarse en frío o a muy poca temperatura?

Eso depende de muchos factores: del tipo de ropa, de la suciedad de esa ropa….y del tipo de suciedad. No es lo mismo lavar un vestido delicado que una ropa de albañil o de mecánico, o de trabajador del campo. Cada uno tiene sus tiempos, sus detergentes y su temperatura idónea.

Pero como en formas de lavado no soy un experto, os recomiendo que entréis en el este blog: “LAVAR LA ROPA: CUANDO Y COMO EL TIEMPO Y LA TEMPERATURA TE JUEGAN MALAS PASADAS…O TE AYUDAN» donde encontraréis valiosísimos consejos sobre temperaturas de lavado, tipos de tejidos, manchas, etc. Etc. No os lo perdáis, pues se trata de unas explicaciones excelentes que os pueden ayudar a entender bien los lavados, tiempos, temperaturas, etc. Como adelanto, reproduzco algunos consejos que dan en ese blog aunque vale la pena que leáis el completo de dicho artículo.

4.- Algunos consejos

Como decía en el anterior apartado, voy a reproducir algunas de las informaciones del citado blog que contrarrestan absolutamente las barbaridades de nuestro profesor del medio ambiente.

Normalmente las lavadoras establecen para cada tipo de tejido una variedad de temperaturas ¿qué temperatura elegimos en cada momento?, antes de decidir a qué temperatura lavaremos la ropa, hay que tener en cuenta fundamentalmente dos cosas:

1.- Resistencia de las fibras textiles, tintes y acabados. Todo esto influye en el lavado de la ropa: en general el algodón de color blanco – sábanas, toallas, manteles-  los podemos lavar a 60º, pero el algodón de colores oscuros no conviene que lo lavemos a esta temperatura, sino a 30º o 40º dependiendo del grado de suciedad. Sin ánimo de dar una opinión negativa de la ropa que compramos – porque hay de todo – hay que saber, para no llevarnos disgustos, que hay veces que la ropa oscura, aunque la lavemos a baja temperatura y con jabones que no tienen blanqueantes, aún así pierde color con los sucesivos lavados.

2.- Resistencia de las fibras textiles, tintes y acabados. Todo esto influye en el lavado de la ropa: en general el algodón de color blanco – sábanas, toallas, manteles-  los podemos lavar a 60º, pero el algodón de colores oscuros no conviene que lo lavemos a esta temperatura, sino a 30º o 40º dependiendo del grado de suciedad. Sin ánimo de dar una opinión negativa de la ropa que compramos – porque hay de todo – hay que saber, para no llevarnos disgustos, que hay veces que la ropa oscura, aunque la lavemos a baja temperatura y con jabones que no tienen blanqueantes, aún así pierde color con los sucesivos lavados. Características de los detergentes. Muchas veces los detergentes indican, según su composición y auxiliares de lavado), cual es la temperatura óptima de lavado. Por ejemplo, no cualquier temperatura es buena para cada tipo de detergente, porque dependerá de su composición química y los auxiliares de lavado. Algunos auxiliares de lavado, actúan mejor a determinadas temperaturas, por ejemplo el perborato sódico actúa a 60º – mínimo – y la lejía a 30º, máximo.

3. Características de los detergentes. Muchas veces los detergentes indican, según su composición y auxiliares de lavado), cual es la temperatura óptima de lavado. Por ejemplo, no cualquier temperatura es buena para cada tipo de detergente, porque dependerá de su composición química y los auxiliares de lavado. Algunos auxiliares de lavado, actúan mejor a determinadas temperaturas, por ejemplo el perborato sódico actúa a 60º – mínimo – y la lejía a 30º, máximo. 

VENTAJAS DE UTILIZAR TEMPERATURAS ALTAS: 40°-50°-60°-90°

4. Acelera el proceso y por tanto las impurezas fijadas en la superficie se desprenden con más facilidad.

5. Ablanda la suciedad en la trama del tejido, haciendo que disminuya la tensión de las fibras y facilitando la acción mecánica. De esta manera se elimina mejor la suciedad.Se aconseja para: ropa muy sucia y colores blancos o claros.

INCONVENIENTES DE UTILIZAR TEMPERATURAS ALTAS

1.Encoge la ropa.

2.Se puede producir desteñidos.

3.Se fijan las arrugas.

4.Se pueden aflojar los resortes de las prendas.

 

VENTAJAS DE UTILIZAR TEMPERATURAS BAJAS : 0°-20°-30°

1.Se ahorra energía.

2. Se prolonga la vida útil de la ropa.

3. Se mantienen mejor los colores fuertes. El “peligro” de los colores fuertes o intensos, es que pueden desteñir. Para saber si la ropa destiñe, lee esta entrada.

Se aconseja para:

  • Ropa con suciedad normal.
  • Ropa de color oscuro.
  • Ropa delicada: se aconseja lavar a 0º.

5.- ¿Es importante el tiempo en el lavado de la ropa?

  • Al igual que la temperatura – siempre pensamos que si el agua es más caliente la ropa queda más limpia –  el tiempo es un factor que influye en el lavado de la ropa, pero no necesariamente cuánto más tiempo está la ropa dentro de la lavadora, quedará más limpia. A los 5 minutos se elimina el 85 % de la suciedad ¿qué pasa después?
  • El problema es que existe la posibilidad de que la suciedad se “redeposite” en el tejido. Con la llegada de los programadores electrónicos, las lavadoras cada vez tienen más opciones de temporización.
  • Un programa corto de 1/2 hora es útil para cuando tenemos prisa y la ropa no está muy sucia.
  • Por el contrario, los programas largos ayudan a ahorrar energía permitiendo bajar la temperatura del agua y compensándola con un mayor tiempo de exposición de la ropa con el detergente.

6.- Consejos para el “profesor

Como podéis ver, apreciados lectoreslos “contraci’ossejos” de Paco Heras, educador del Centro Nacional de Educación Ambiental” son evidentes y cargados de razonamientos y experiencia. No se pueden aconsejar opiniones e inexactitudes como normas de fe. El profesor sabrá mucho del Medio Ambiente, pero no tiene ni idea de cómo lavar la ropa ni cómo funcionan las lavadoras.

Como diría aquel genial catalán Eugeni, “¿Saben aquel que diu (dice): “zapatero a tus zapatos”?. Pues eso. Aplíquese el cuento. No líe con las cosas que no sabe. Dedíquese al Medio Ambiente, que se lo agradecerá.

 

Y aquí termina por hoy este articulo que se ha publicado el lunes día 16 de Abril, que espero os sea útil. Os anuncio también que ya está en marcha el próximo artículo a publicar el siguiente lunes, como vengo haciendo habitualmente. Gracias por vuestra atención y seguimiento.