Categorías
Electrodomésticos Lavavajillas Secadoras

¿Qué es mejor: una lavasecadora o una lavadora y una secadora aparte?

 

NATALIA, una lectora del blog, ha dejado un comentario en mi artículo donde dice tener un problema con su lavasecadora, que se le ha roto después de cinco años de uso, y pregunta si es mejor comprar una lavadora y aparte una secadora; que si son preferibles los controles mecánicos a los electrónicos; cuántos años debe durar una lavadora, etc. Vamos a analizar las dudas de NATALIA y así conoceremos todas las respuestas. Veamos primero el comentario de esta lectora, que transcribo seguidamente, subrayando por mi parte en «negritas» lo más destacable.

“Anónimo9 de mayo de 2014, 6:14

Buenos días,
He llegado de casualidad a este blog. He de decir que agradezco que haya gente que se tome la molestia de explicarnos a los que no tenemos ni idea el por qué es mejor una u otra lavadora y aconsejarnos cuál usar :). Por ese motivo os doy las gracias a todos y especialmente a Antonio por su blog, su ayuda y su disposición a atender a todos los comentarios. Y ahora, paso a hacer mi pregunta, dando las gracias de antemano.

Tras 4-5 años de usar una Ariston Hotpoint lavadora-secadora clase A carga 8 kilos, me veo obligada a comprar otra porque la ariston se ha muerto del todo. Desde el principio ha dado algún problema, sobre todo de ruido. Cuando centrifugaba se movía tanto que parecía que se nos iba de casa! Y ya la última vez hizo un ruido demencial y se veía que el tambor se movía demasiado. Creemos que se ha roto la piedra que sujeta el tambor, porque sale polvillo gris de la lavadora. Ya ni nos vamos a molestar en llamar al servicio técnico porque se ha acabado la garantía, mejor la cambiamos.

Mis dudas: compro otra lavadora – secadora o solo lavadora? he leído al respecto y dicen que las combinadas duran menos y dan más problemas pues realizan mucho mayor esfuerzo, además secan peor la ropa pues lo hacen de distinta manera a las secadoras individuales. Doy fe de que no secan muy bien, la verdad. Si solo compro una lavadora, el tema de los kilos de carga influye en el rendimiento o en la duración? Me explico, puede ser que por tener un tambor más grande dure menos?

Ayer en carrefour me recomendaron la zanussi ZWN7120L, 8 kg, A++, con panel manual, que me dijeron que se estropeaba menos que el panel electrónico. ¿Es una buena lavadora?. En cuanto al SAT, ni idea si es bueno o no, Carrefour me dijo que ellos te ofrecen una garantía adicional (pagando, claro) que incluye todo, y te cambian el aparato si se estropea y no tiene remedio. Aunque claro, si han cambiado mucho los modelos en lugar de cambiarlo lo que harían sería darte el dinero, lo cual me mosquea, porque seguramente perdería dinero, no? la lavadora costaba 429 euros, que no lo he comentado.

Yo ya hace tiempo perdí la fe en los aparatos electrónicos, me duran poco siempre, pero siempre siempre. Con que me dure 6/7 años casi que me daría con un canto en los dientes :(((

Pues nada, muchas gracias por la atención y gracias por este blog tan interesante. Un saludo,

Natalia”

Como norma general yo aconsejo una lavadora y una secadora aparte siempre que sea posible por el espacio disponible. Si no es posible ponerlas una al lado de la otra, la secadora se puede poner encima de la lavadora sin ningún problema, mediante una sujeción que suministra el fabricante. A este montaje se le llama «torre o columna de lavado»
La razón de preferir dos aparatos en lugar de uno integrado es porque cada uno de ellos tiene una función completamente distinta y unos mecanismos, controles y capacidades diferentes, por lo que por separado se puede aplicar cada aparato a lo suyo y no integrar las funciones de ambas en un solo aparato, con limitaciones de espacio, de uso, de eficacia y de tiempos. Podríamos decir que en una lavasecadora ni se lava igual que en una lavadora ni se seca con la misma eficacia de la secadora. Aparte de que en un solo aparato es más fácil que se produzcan averías que en dos pos separado, `por la complejidad de funciones y de elementos electromecánicos.
Dicho esto, si no hay más remedio, BOSCH ha desarrollado una lavadora con función de secado que puede resultar útil en caso de no disponer de espacio ni en altura. Pero bajo mi punto de vista, nunca será de la misma eficacia que dos aparatos separados.
Vayamos a la avería producida en la actual lavasecadora de NATALIA. Dice que hace tiempo se oía mucho ruido al centrifugar y que ahora se ha desprendido el bombo de su soporte. Supongo que lo que ha ocurrido comenzó por un fallo en los retenes de agua entre el eje del tambor y la caja de de los rodamientos, que al ir entrando agua se llegan a estropear y finalmente romper los cojinetes sobre los que gira el tambor. Resolver esa avería cuenta tanto como una lavadora nueva, pues hay que desmontar por completo la maquina en taller, y cambiar eje, biombo, soporte, cojinetes, retenes y posiblemente la cuba resistencia, etc. Yo en su lugar compraba un nuevo aparato.
Respecto al tema de los kilos de capacidad de ropa, si la lavadora es de 5 kilos, tiene unas dimensiones adecuadas en todos sus componentes para funcionar con normalidad para esa carga. Pero si es para 6, 7 u 8 kilos de ropa, sus dimensiones puedes tener por seguro que es proporcional. Quiero decir con eso que no por ser de mayor capacidad te durará menos. El esfuerzo es mayor, pero también lo es la resistencia de sus materiales.
Lo del panel manual que se estropea menos que el electrónico no estoy de acuerdo. Más bien todo lo contrario. Actualmente estos aparatos son electrónicos, única manera de controlar todos los elementos con mayor eficacia y menos averías.
En cuanto a la duración, si es de buena calidad, puede durarte muchos años (lo estándar sería más de doce), pero todo depende del uso del aparato, del trato recibido, del número de lavados, de la calidad del agua y de los detergentes utilizados, de la calidad del aparato y también, ¿Por qué no decirlo?, de que se averíe un elemento del aparato que puede representar un bajo o porcentaje sobre el total de aparatos fabricados, pero al que le toca, le ha tocado la avería. Si es sencilla, se repara, pero si es como la ocurrida en la lavasecadora de NATALIA, lo mejor es cambiar el aparato.
Respecto a la marca que te propone CARREFOUR, puedo decirte que las hay mejores. Tienes BOSCH, BALAY, SAMSUNG, LG, BEKO, HAIER etc. En cuanto al Servicio Técnico, las que he citado son buenos, y ese es un tema importante.
En cuanto a las garantías adicionales, pagando, no soy muy partidario. Normalmente en la letra pequeña del contrato se cuelan muchas excepciones excluyentes que no has leído en el momento de la comnpra y luego viene la sorpresa…Hay que tener mucha confianza en la tienda de venta para “comprar” esa garantía adicional y que luego no te sirva más que para coger un disgusto. Lee bien el contrato si lo haces y asegúrate de que quien te haga las reparaciones seguirá funcionado cuando lo necesites.
Ya sé que no te concreto marca de aparatos, pues depende del gusto y la disponibilidad de cada uno. Solo te diré que yo rengo una”torre de lavado” (lavadora y encima la secadora) de la marca BOSCH, Son perfectas, se usan varias veces al día y llevan poco menos de cuatro años sin ningún problema.
Confío, NATALIA, haberte dado pistas para que puedas elegir el aparato (o los dos aparatos) que mejor se adapten a tus necesidades y presupuesto.
——————

TEXTO INCORPORADO EL 12 DE MAYO

Se trata de este comentario de JESÚS

«Jesús12 de mayo de 2014, 8:32

Otro aspecto a tener en cuenta es que, al menos en los modelos que he visto yo de lavasecadoras, si lavan, pongamos, 6 kg de ropa, luego sólo pueden secar 3 o 4 kg. Vamos, que no es que metas la ropa sucia y salga limpia y seca, sino que hay que hacer el paso intermedio de vaciar un poco el tambor, y luego secar en dos veces, por lo que no es precisamente práctica la cosa.
Por tanto, si se puede es mejor poner lavadora y secadora, que una encima de otra no ocupan demasiado sitio. Las lavasecadoras yo las dejaría únicamente para cuando realmente no hay espacio, como ultimísima opción.»
Gracias, JESÚS, por tu aportación. Estás en lo cierto: es algo que se me olvidó comentar en mi artículo, que debe retirarse al menos la mitad de la carga de la lavasecadora al final del lavado, para hacer el secado en dos turnos.
————–
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Publicidad engañosa Secadoras

La nueva Eco-Secadora de SMEG: sorprendente…

La nueva secadora de ropa que funciona con gas, del fabricante italiano SMEG, es sorprendente en muchos aspectos. Según se dice en la nota publicada en la revista de electrodomésticos MARRÓN Y BLANCO, en la Web creada expresamente para este modelo por SMEG, y en sus características técnicas, se dice que es fruto de una investigación conjunta entre SMEG y GAS NATURAL, que reduce considerablemente el consumo en relación con la secadora eléctrica, que es ecológica por su “bajo impacto de carbono», y otras novedades por el estilo que iré desarrollando en este artículo.

 
Pero antes de seguir permitidme que copie textualmente un párrafo de un artículo que escribí el 5 de Octubre de 2.010 sobre las lavadoras y lavavajillas bitérmicos, o sea, con entradas de agua fría y agua caliente, esta última calentada por gas. Decía así “No sé si calificar las lavadoras y los lavavajillas bitérmicos como engaño, farsa o chanchullo. Todo empezó cuando la compañía Catalana de Gas (la que hoy es Gas Natural) creó un departamento para “gasificar” todos los electrodomésticos posibles. Pero otro día os contaré esa historia.”
 
Hoy, con ocasión de la secadora a gas de SMEG, os contaré la historia.
 
Efectivamente, el departamento creado por CATALANA DE GAS, hoy GAS NATURAL, en una intensa labor de marketing, lanzó al mercado una serie de electrodomésticos a gas, que pasaron a llamarse “gasodomésticos”. Cito algunos de ellos: encimeras vitrocerámicas a gas, hornos a gas, estufas de pared a gas con salida y toma de aire al exterior de la casa, calienta-terrazas de exterior a gas, y su producto estrella: SECADORAS DE ROPA “A GAS”.
 
CATALANA DE GAS vino a buscarme porque mi empresa de asistencia técnica, con Servicios Técnicos en toda España, les interesaba para atender la posventa de estos aparatos. Llegamos a un acuerdo y comenzamos el trabajo. 
 
Las encimeras vitrocerámicas a gas eran un buen invento en teoría, pero en la práctica resultaron un fabuloso nido de problemas hasta que finalmente se produjeron dos muertes en Bilbao por inhalación de monóxido de carbono originado por la combustión incompleta en la vitrocerámica  a gas en una cocina cerrada, sin respiración, por lo que la encimera a gas produjo el fatídico y letal monóxido de carbono. En ese momento comuniqué al importador de la encimera avalada y recomendada por CATALANA DE GAS mi decisión de dejar de atender esos aparatos, ya que el Servicio de Bilbao fue involucrado en el proceso sin haber visitado nunca el aparato productor de las muertes.
 
Pero el producto estrella era la SECADORA. Como todos sabéis, la secadora de ropa produce una corriente de aire caliente sobre la ropa que la va secando. Normalmente esa corriente de aire se calienta con unas resistencias eléctricas. El cambio en la secadora a gas era que el calor para el aire lo producía un quemador a gas, situado en el interior de la secadora. El nombre comercial de la secadora era WHITE NIGHT. CATALANA DE GAS las vendía directamente a sus clientes gasistas en cómodos plazos que cargaba en el recibo del gas.
 
Se vendieron muchos miles de secadoras. pero tenían muchos problemas. El primero y principal era del módulo programador, que se averiaba con excesiva frecuencia con la particularidad de que lo reponías por uno nuevo y poco después volvía a averiarse. Si el aparato estaba en garantía, no se facturaba la reparación, pero cuando salía del año de garantía (entonces era de 1 año) comenzaban los problemas. Las idas y venidas de los técnicos del fabricante, la empresa del Reino Unido CROSLEE, eran frecuentes a Barcelona para ver qué es lo que pasaba con sus secadoras, que según ellos, “solo se averiaban en Espala». Un día, cansado de que no solucionaran el problema, les dije “¿Habéis comprobado si el problema en las secadoras solo sucede con los clientes españoles que no hablan inglés y por eso la secadora no entiende sus instrucciones?» Lo cierto es que no pudieron o supieron nunca solucionar el problema.
 
Esto que acabo de relatar sucedía en la década de los años 90. Han pasado ya más de 20 años de todo aquello….
 
Es sorprendente que ahora, después de dos décadas de aquella secadora a gas, presenten, como la gran novedad, el invento de la secadora a gas, como si acabara de descubrirse. Me enteré hace unos días por la nota de prensa que he citado, de la revista MARRÓN y BLANCO, cuyo texto es el siguiente:

“Fruto de la investigación conjunta de Smeg y Gas Natural nace la secadora eco-friendly GN43A, en respuesta a una de las principales preocupaciones actuales de la sociedad: el cuidado por el medioambiente. Esta secadora a gas, que además del impacto medioambiental, reduce considerablemente el consumo en comparación con las secadoras eléctricas, es fácil de usar, ya que se ajusta a una apertura estándar, y además tiene un bajo impacto de carbono.» 

Para explicar todas las ventajas de esta innovadora propuesta, Smeg ha creado el portal www.secadoragas.com.”
 
Es sorprendente que SMEG presente la secadora como “Fruto de la investigación conjunta de SMEG y Gas Natural”, cuando ninguna de las des entidades ha tendio nunca nada que ver con el invento inglés de la secadora a a gas. El fabricante, como luego veremos en la Web de esta secadora, sigue siendo, como no podía ser de otra manera, el mismo que ya he indicado: CROSLEE, empresa del Reino Unido. ¿Qué es eso de investigación conjunta entre SMEG y GAS NATURAL? una tomadura de pelo, sin duda. En este caso, SMEG la comercializa en España. Pero ni la diseña, ni la fabrica ni mucho menos la investiga en unión de GAS NATURAL.
 
Es sorprendente que se diga “…en respuesta a una de las principales preocupaciones actuales de la sociedad: el cuidado por el medio ambiente. Esta secadora a gas, que además del impacto medioambiental, reduce considerablemente el consumo en comparación con las secadoras eléctricas, es fácil de usar, ya que se ajusta a una apertura estándar, y además tiene un bajo impacto de carbono. “. El consumo, como veremos después, es de 3 KW equivalentes en gas. Respecto al impacto medioambiental por el “bajo impacto del carbono” es una falsedad. Deben referirse a evitar anhídrido carbónico, de fórmula CO2, que se produce cuando se genera electricidad en las plantas eléctricas de de producción por gas. Exactamente el mismo caso de quemar gas en la secadora para evitar la electricidad: al quemar el gas seroduce igualmente anhídrido carbónico, o sea, CO2. ¿Dónde está la diferencia?, ¿Qué es eso del carbono? Las empresas serias no pueden decir tonterías… ¿Y no es gas lo que consume esta secadora? Pues ese gas produce, en la combustión, CO2, que va a la atmósfera, igual que el producido en una planta generadora de electricidad por gas. ¿Dónde está la diferencia?
 
Para aclarar un poco este tema diré que el carbono, de símbolo químico C, es un de los elementos de la famosa tabla de Dimitri Mendeleyev, que no es un jugador ruso de futbol, sino el físico que estableció la tabla periódica de los elementos que lleva su apellido.
 
Hay más de 16 millones de compuestos de carbono conocidos. Entre ellos está el anhídrido carbónico, también llamado dióxido de carbono como ya he dicho de fórmula química CO2 cuya molécula se forma mediante un átomo de carbono (C) y 2 de oxígeno (O2). El carbono más conocido es el grafito, y el más deseado es el diamante, que es carbono puro cristalizado. El dióxido de carbono, según algunos expertos, es uno de los componentes  que contribuyen al cambio climático, por eso es tan denostado. Pero este compuesto combinado no tiene nada que ver con el carbono propiamente dicho. Por eso es de una ignorancia supina hablar de que la secadora a gas no produce “carbono”. Pues claro que no; lo que produce es dióxido de carbono. El mismo compuesto que se produce al generar electricidad en plantas alimentadas por gas. Es más: si consumimos electricidad, se produce menos dióxido de carbono que usando gas natural, ya que la electricidad que consumimos en nuestro país tiene un 20 % originado por las energías renovables (eólica, hidráulica y solar), por lo que la producción de electricidad origina menos dióxido de carbono que si toda ella procediera de plantas de gas.
 
Es sorprendente que publiciten que la secadora “se ajusta a una apertura estándar”. Pues es lo lógico ¿No? ¿O tenía que abrirse por la parte de atrás o `por el suelo? Increíble…la estupidez publicitaria.
 
Vayamos ahora a la nueva Web que han creado en SMEG para promocionar esta “NOVEDAD” MUNDIAL. Veo primero una presentación de la marca SMEG,  especializada en aparatos de cocción domésticos,  sobre cuyos fabricados no me duelen prendas decir que son de calidad y muy especialmente de un diseñó exquisito. No en vano la empresa es italiana, así como su fábrica. Hago esta introducción porque las opiniones que vierto es este artículo son sobre la secadora a gas en cuestión, que no ha sido ni proyectada, ni investigada ni diseñad ni fabricada por SMEG, como ya he dicho. 
 
Es sorprendente el contenido de sus informaciones sobre ¿Por qué una ecosecadora?: Comparativa de costes y ventajas de la eco secadora… Parten de un cálculo del coste de secar kilos anuales de diferentes tejidos y llegan a las siguientes conclusiones de costes en €/año por tipo de secadora: Veamos sus datos:
 
1.- Secadora eléctrica de evacuación, 27 € /año        (51)
2.- Secadora eléctrica de condensación, 30 €/año     (57)
3.- Secadora eléctrica con bomba de calor, 17 €/año (32)
4.- Secadora SMEG a gas (no dice el tipo), 10 €/año
        NOTA: Las cifras subrayadas en rojo son los cálculos que yo efectúo seguidamente.
Muy barato me parece secar todo un año a estos costes… Miro en la letra pequeña y descubro lo siguiente: «El coste del KWh eléctrico es de 0,10 €»; «El coste del KWh del gas es de 0,0251 €»
 
Esos costes del KWh no son reales. Sigo leyendo y veo que son de Febrero de 2.008 ¡En GRAN BRETAÑA! a ver si somos un poco más serios en la publicidad engañosa: están publicitando una secadora en España. Las comparativas de costes hay que hacerlas con los costes de aquí y de ahora, no del año 2.008.y del Reino Unido. Que no nos cuelen ni aparatos prehistóricos ni costes de otros países y de hace 5 años. Es aquí donde se venden, 
 
Si tomamos estos costes y los cálculos de esta publicidad llegamos a la siguiente conclusión: dividiendo el coste del KWh de la electricidad,  0,10 € por el coste del KWh del gas, sale 4. Lo que quiere decir que en el Reino Unido, en el año 2008, el KWh eléctrico era 4 veces más caro que el KWh del gas. Pero no aqui.
 
Ahora vayamos a los costes de aquí y de ahora. Pero los costes de verdad, no los de producción, o distribución, sino los totales. Los costes reales del KWh que pagamos los españoles se calculan dividiendo el total final de la factura del gas o la electricidad por los KWh respectivos consumidos en el período de la factura. En mi caso, el gas me cuesta a 0,067 € el KWh y la electricidad me cuesta a 0,19 € el KWh. Eso significa que dividiendo 0,19 por 0,067 nos da 2,83. En el Reino Unido, en 2.008, el factor era de 4. Luego los cálculos que da SMEG no sirven en absoluto, ya que aquí en España, y ahora, el gas es 2,87 veces más barato que la electricidad, no la 4 veces que calculan en SMEG. En la anterior comparativa de costes por secadora y tipo, he puesto al final, entre parñentesis, los costes reales que salen aplicando el coste del kKWh en España hoy.
 
Continúa la publicidad engañosa, de donde entresaco los siguientes puntos:
 
-Diseñada y fabricada en el Reino Unido. Entones, si ellos mismos lo reconocen, ¿A qué viene decir “Fruto de la investigación conjunta de Smeg y Gas Natural nace la secadora eco-friendly”? A ver si os aclaráis…. Se coge antes a un mentiroso que a un cojo, dice el refrán.
 
-Disponible con sensores automáticos. Eso significa que hay secadoras con sensores y sin sensores…Las secadoras “sin sensores, las marcas que se precian no las fabrican ya desde hace años, pues tienes que poner el tiempo “a ojo”!. En cambio con sensores, es la propia secadora que va verificando el grado de humedad de la ropa para conseguir el programado. Es así como debe ser
 
Paso ahora a descargar la FICHA TÉCNICA del aparato y destacar los puntos siguientes:
 
a) Temporizador de funcionamiento. O sea, esta secadora no tiene sensores: lleva un minutero para programar el tiempo de secado “a ojo”. Como hace más de 20 años: igual.
 
b) Seguridad electrodo de fallo de llama. Eso no es ninguna ventaja: es una necesidad y una obligación, pues todos los aparatos que queman gas obligatoriamente tienen que llevar una válvula de seguridad que cierre el paso del gas si se apaga la llama, y nás en una secadora, que no se ve la llama del gas pues se quema en el interior del aparato. No no puede “venderse” como una ventaja lo que es una necesidad obligada.
 
c) Kit tubo de evacuación incluido. ¡Acabáramos!: se trata de una secadora “de evacuación”, o sea que hay que enchufarle un tubo para sacar el vapor de agua al exterior. La inmensa mayoría de las secadoras actuales son “de condensación», lo que significa que no necesitan nunca instalar un tubo grueso desde la máquina al exterior de la casa para evacuar el vapor de agua extraído de la ropa. Ese vapor se condensa y va a un depósito de la secadora en forma de agua que debe vaciarse regularmente. O bien se puede sacar un tubito de la secadora y meterlo en un desagüe (en el de la lavadora, por ejemplo) para evitar la servidumbre del vaciado periódico del depósito.
 
Finalmente la energía consumida en un ciclo completo se dice que es de 3 KWh (gas). Así pues, el coste del consumo de un ciclo de secado sería de 3 x 0,067 = 0,20 €.
 
Lo cierto es que la secadora eléctrica por bomba de calor de Clase energética A+++ consume, por ciclo1,07 KWh. Eso cuesta 0,20 €. (1,07 x 0,19 = 0,20) O sea, lo mismo que la secadora de gas. Pero más limpia, menos pesada, de última tecnología, electrónica, con muchos más programas, de condensación, rápida, menos peligrosa, sin instalaciones de tuberías de gas, sin necesidad de hacer las rejillas en la pared de entradas y salidas de aire y de alta tecnología. Y posiblemente más económica de adquisición. Y es que a los muertos hay que enterrarlos, no intentar resucitarlos después de más de 20 años de haber fallecido…
 
Es sorprendente cómo la necesidad de vender pasa por encima de los datos técnicos, económicos, comerciales, etc. engañando a los futuros clientes con publicidad engañosa. Pero claro, si pasa, PASA. A estas alturas creo que me he equivocado en algo: el adjetivo repetitivo que he usado debería haberlo sustituido por “vergonzoso” en lugar de «sorprendente»….

——————–
En fecha 27.10 2013 añado a este artículo el comentario de FX que podéis leer abajo, en «cometarios», por su interés respecto al tema.

«FX24 de septiembre de 2013 14:24
Hola,
Más datos para acabar de ver el timo: El modelo en cuestión te lo ofrecen por 869.99€ (23/09/2013). Y lo peor, el precio de la secadora en UK: Secadora a gas White Knight ECO43A (modelo básico):

Price: £336.00 en euros: 398.10€
http://www.whiteknightrange.co.uk/whiteknight/products/ECO43A-Gas-Tumble-Dryer.html 

Secadora a gas White Knight ECO86A (modelo superior electrónico):
Price: £357.00 en euros: 423.16€http://www.whiteknightrange.co.uk/whiteknight/products/ECO86A-Gas-Tumble-Dryer.html

400€ de margen por la patilla. Está claro que este país nunca cambiará
Saludos.»

Categorías
Eficiencia Energética Electrodomésticos Secadoras

¿Secadoras de ropa con bomba de calor? ¿Cuánto ahorran?

JAVIER me ha dejado un comentario en mi artículo  donde expresa sus dudas sobre las secadoras de ropa con bomba de calor. Está convencido que ahorrará energía, y pregunta qué marca le recomiendo. 

Comenzaré reproduciendo el comentario completo de JAVIER. Dice así:
Excelente post,Antonio.Como todos.

Hablando de marcas,queria abusar de tu tiempo.

Este otoño pretendo comprar una secadora con bomba de calor sobre los 850 euros y de gran eficiencia-la usare en periodo valle de la Tdh,ademas-.

Le tengo el ojo echado a la AEG T86590ih,me gusta mas que sus equivalentes en Bosch/Balay/Siemens…… pues he leido de atascos en el condensador autolimpiante de estas ultimas(autolimpian pero se pueden atorar,no siendo sencillo retirar el eventual atasco).

Algun consejo?Gracias mil,caballero.»

Hace pocos años que se comenzaron a fabricar las secadoras con bomba de calor. Los fabricantes han investigado a fondo ese sistema ya que la secadora es el electrodoméstico que más consume por ciclo de uso. De ahí vino la aplicación de la conocida bomba de calor para calentar la ropa mojada, aportando el calor del ambiente en lugar de conseguirlo calentando la ropa mojada por chorros de aire calentado con resistencia eléxtrica.
Lo mismo que sucede con la bomba de calor que sirve para calentar una habitación, recogiendo el calor del medio ambiente exterior y “bombeándolo al interior de la vivienda, en el caso de la secadora, el calor del ambiente (habitación) sirve para “bombearlo” al interior de la secadora para extraer la humedad de la ropa con ese calor aportado.
Los consumos aproximados entre modelos de secadoras de 8 kilos de capacidad, en secado de ropa de algodón, serían:
Para hacer funcionar la secadora con bomba de calor se precisa de una potencia eléctrica de 1.000 vatios. Para conseguir que funcione la secadora normal, sin bomba de calor, se necesita una potencia de 2.800 vatios. Esas son las potencias eléctricas necesarias para que funcionen ambos tipos de aparatos. Ahora veamos la energía consumida (kwH) en cada caso. Tomemos dos ejemplos:
  • De clase energética A+++, con bomba de calor, consume por ciclo 1,07 KWh
  • De clase energética B, sin bomba de calor, consumo por ciclo entre 3,5 y 4,7. Tomaremos u n consumo medio por ciclo de 4 KWh
Vemos pues que con la secadora de mayor eficiencia energética nos ahorramos 4- 1,07 = 3 KWh aproximadamente. Si contamos que el KWh cuesta en total una media de 0,19 €, en cada ciclo de secado, con el aparato de bomba de calor ahorramos 3 KWh x 0,19 € = 0,57 € respecto a la secadora normal.
La cantidad de ciclos de secado la establece la Unión Europea, a efectos de comparación energética, en 160 ciclos/año. Eso significaría que los 160 ciclos x 0,57 € de ahorro resultaría un ahorro anual de 91,2 €.
Supongamos una duración efectiva de la secadora de 10 años. El ahorro con la de bomba de calor sería de 91,2  € x 10 = 912 € de ahorro. Mucho más de lo que cuesta la  mejor secadora de bomba de calor.
Otra forma de verlo: imaginemos que la diferencia de precio entre la secadora con y sin bomba de calor es de 400 €. La amortización del mayor coste de la de bomba sería de 400 / 91,2 = 4,38 años, o sea, cuatro años y medio.
En el caso expuesto por nuestro lector JAVIER, dice que pondría la secadora en horas valle de la Tarifa de Discriminación Horaria. En tal caso el coste de consumo eléctrico quedaría rebajado tanto para una como parar la otra secadora, pero el tiempo de amortización sería más elevado. Todo eso mientras se mantenga el actual sistema de TDH y se disponga además de la TUR (Tarifa de Último Recurso), que cualquier día de esos puede irse al traste…
No me gusta pronunciarme por marcas si no hay más remedio. En este caso el lector me propone varias. Solo le diré que yo tengo una de la marca BOSCH y no la cambiaría por ninguna otra marca. Eso de los atascos ¿Quién lo dice? ¿Quiñen lo asegura? Yo no he tenido nunca atascos y lleva tres años funcionando. Es cuestión de sacar y limpiar (si fuera necesario, que normalmente no lo es) el condensador, de extracción fácil, limpieza sencilla y encaje de nuevo en su alojamiento. Esa revisión la puedes hacer vcada medio año, y tardas menos de cinco minutos…
Pero cada uno es muy libre de elegir la marca, el precio y el modelo que más le guste o interese. Eso sí: aconsejo elegire una marca de calidad, solvencia, FUTURO, con un buen Servicio Técnico y en un establecimiento que responda si luego hay problemas con el aparato, como he explicado en muchas ocasiones.
Categorías
Ahorro energético Eficiencia Energética Electrodomésticos Lavadoras Secadoras

¿Ahorraré dinero si conecto una lavadora normal a una toma de agua caliente de origen solar? ¿Y una secadora?

Un lector, que no da su nombre, me ha dejado un interesante comentario en mi artículo Estaba respondiendo a la pregunta cuando se me ha ocurrido que la respuesta puede interesar a otros lectores, por lo que he transformado la respuesta en este nuevo artículo, donde analizo las preguntas y doy mis respuestas. La primera pregunta es si se ahorra y se aumenta la eficiencia energética de una lavadora normal (no bitérmica) conectándola a un circuito de ACS (agua caliente sanitaria) de origen solar, y la segunda pregunta, respecto a la conexión de una secadora a un colector de aire caliente «solar». Podéis ver el texto completo de las preguntas en este enlace

 
Pregunta además si la resistencia (calefactor) de la lavadora se “enterará» de que le llega agua caliente, para evitar ponerse en funcionamiento y si la ropa o la lavadora pueden dañarse al realizar todos los ciclos (prelavado, lavado y aclarados) con agua caliente.
Vamos a revisar el funcionamiento del programa de la lavadora. Partiremos de que la máquina se conecta, como dice nuestro lector, a un circuito de ACS calentada por energía solar disponible en la casa, mediante una toma directa al circuito, pero termostática, graduando la temperatura, por ejemplo, a unos 50 ºC.
Cuando se inicie el prelavado, tomará agua caliente del circuito, pero quizá no llegue a alcanzar, la totalidad del agua entrada, los 50 ºC por estar parte de ella en el circuito hasta la máquina sin calentar. Es igual. En el prelavado se lava normalmente en frío, por lo que no hay ningún problema.
Vamos al lavado y supongamos que el agua entra a 50 ºC, como dice el lector. Si hemos puesto un programa de 40 ºC, al entrar el agua más caliente, el termostato desconecta el circuito de alimentación del calefactor, pues ya está caliente el agua y por eso no debe funcionar. Por lo tanto, no funcionará el calefactor y se ahorrará la electricidad necesaria para ese calentamiento.
Pero hay más observaciones. Si hemos puesto una temperatura de 20 ºC para ropa delicada, por ejemplo, al entrar a 50 ºC podemos estropear la ropa, por el exceso de temperatura del agua. Por lo tanto, deberíamos poner el grifo termostático a 20 ºC para no estropear la ropa.
Otro caso sería poner el programa a 60’ ºC, por lo que al entrar el agua a 50 ºC, funcionaría el calefactor hasta alcanzar los 60 ºC. O sea que solo se ahorra calentar el agua los 10 ºC de diferencia. A menos que el grifo termostático de entrada se pusiera a 60 ºC al elegir ese programa.,
Lavar en todos los ciclos con agua caliente no perjudica a la ropa de algodón apta hasta temperaturas, como hace años podía hacerse, de 90 ºC. Eran épocas en las que los detergentes no eran tan efectivos como hoy y las acciones de agitación mecánica de la ropa mediante el tambor, con unos agujeros súper estudiados y unos arrastradores perfectamente conseguidos para obtener el mejor rendimiento de lavado, no precisan ya de lavar a elevadas temperaturas, hecho que, entre otras cosas, ha permitido aumentar la eficiencia energética de las lavadoras rebajando sensiblemente el gasto eléctrico por la acción mecánica mejorada, por el rendimiento mayor de los motores actuales y sobre todo, por precisar menos temperatura para un lavado correcto. Tengamos en cuenta que el calentar el agua en el lavado supone normalmente el 70 % del consumo eléctrico de un lavado.
Por consiguiente, al lector de la consulta puedo decirle que me parece bien la idea, pero con los condicionantes de regulación de temperatura según las necesidades del programa. Y partiendo, lógicamente, de que el agua caliente de origen solar sea “gratuita”.
Respecto a la secadora, donde nuestro amigo lector pregunta si “…aumentaríamos la eficiencia de la secadora si esta tomase el aire seco y caliente de un colector solar de aire?”. Vamos a verlo.
Hay dos formas de controlar el secado de estos aparatos: la “mecánica” o manual, que consiste en programar un tiempo determinado con el minutero, por lo que puede resultar corto (ropa mojada) o demasiado largo (ropa excesivamente seca, difícil de planchar). Pero actualmente existen las secadoras “inteligentes” esas que pueden determinar cuánto tiempo deben estar funcionando hasta que se consiga dejar en la ropa la humedad que nos convenga: muy seca, para guardarla directamente, o no muy seca, para plancharla fácilmente. Y además, seleccionar si el programa es de ropa delicada o ropa normal. Esto último es necesario disponerlo así por el usuario, igual que el grado de humedad residual, pero NO EL TIEMPO DE FUNCIONAMIENTO. Ese tiempo, que antes decíamos medirlo “ a ojo” con el minutero manual, hoy , como he dicho, en las secadoras “inteligentes”, lo deciden ellas. Gracias, como explicaba en un reciente artículo, a la matemática de la “lógica difusa”, que os aconsejo leer, pues además de interesante y curioso es didáctico y nos explica cómo funciona este importante apartado de las matemáticas para muchos de los mecanismos, aparatos y decisiones que toman las máquinas, casi como su fueran realmente inteligentes. 
Vamos al caso de la secadora “inteligente” (con lógica difusa). Estas secadoras detectan la humedad residual de la ropa en cada instante mediante unos sensores. Cuando la ropa, a través de las corrientes de aire caliente, llega a rebajar el grado de humedad hasta el que hemos programado (obsérva que es independiente de la cantidad de ropa que haya), paran el ciclo de secado. Ya no secan más. En cambio, respondiendo a la pregunta del lector, con ese chorro de aire caliente exterior, ¿Quién lo para? ¿Cuánto tiempo? Deberíamos volver al minutero para programar “a ojo” el tiempo de funcionamiento del chorro de aire…Perdiendo las ventajas que nos ofrece el control automático del secado deseado.
Así pues, amigo lector, en el caso de la secadora, decide tú. Ya sabes los `pros y los contras.
Categorías
Eficiencia Energética Electrodomésticos Etiquetas Energéticas Lavadoras Lavavajillas Secadoras

Etiquetas Energéticas de electrodomésticos: Contenido de la etiqueta (IV)

 
Esta es la cuarta entrega sobre las nuevas Etiquetas Energéticas de electrodomésticos que se incorporan a lestos aparatos. Aquí trataré de los datos e informaciones que contiene cada etiqueta, y de la entrada en vigor de estas nuevas etiquetas.
Como he dicho en anteriores artículos, se han cambiado, simplificados y ampliados, los contenidos informativos de las etiquetas, siendo obligatorio para los 27 países de la Unión Europea que contengan los siguientes datos:
  • Diez flechas de color, desde el más eficiente A+++, de color verde, al menos eficiente G, de color rojo. Quedan añadidas pues las siguientes flechas/clases de eficiencia energética: A+, A++ y A+++
  • Nombre del proveedor, fabricante o importador.
  • Identificación del modelo
  • Pictogramas, que simplifican la comprensión de las características y ayudan visualmente a las comparaciones entre las diferentes marcas y modelos, y no necesitando traducir los textos a los diferentes idiomas de la Unión.
  • Consumo de agua y energía eléctrica, por ciclo y anualmente
  • Hay cambios de clases energéticas entre los diferentes tipos de aparatos y entre los pictogramas (las etiquetas difieren entre sí en función del tipo de aparato)

Hasta este momento sólo se han publicado los reglamentos de aplicación del nuevo etiquetado energético para aparatos de refrigeración, lavadoras y lavavajillas, por lo que estas disposiciones se pueden aplicar únicamente a estos tipos de aparatos. Desde el 20 de Diciembre de 2.010 los fabricantes y marcas pueden hacer uso del nuevo etiquetado para estos productos de forma voluntaria, pero a partir del 30 de Noviembre de este año 2.011 será obligatorio su uso.
Pero ¿Qué pasará con los aparatos que queden por vender en esa fecha, con etiquetas anteriores? Pues que todo aparato puesto en el mercado sin haberlo vendido, con la etiqueta antigua, antes del 30 de Noviembre de 2.011, podrá exponerse y venderse legalmente en cualquier momento.
 
Los Reglamentos de nuevo etiquetado del resto de aparatos (secadoras, lava-secadoras y hornos) se publicarán más adelante. Mientras tanto, sólo se podrá utilizar el etiquetado antiguo en este tipo de aparatos.
Categorías
Ahorro energético Bomba de calor Eficiencia Energética Electrodomésticos Secadoras

WHIRLPOOL, nueva Secadora con Eficiencia Energética “A”, sin Bomba de Calor



En mi artículo Como Elegir una Secadora  decía que La Eficiencia Energética y la Eficacia del secado en las secadoras está en B y C. Solo algunas, con sistema de bomba de calor y muy sofisticadas (y caras) alcanzan la Eficiencia Energética “A”.

Hoy os informo de una novedad: Whirlpool ha puesto en el mercado una nueva secadora de Condensación, de Clase Energética “A”, a un precio de unos 600 euros, que se amortizan en menor consumo eléctrico, en poco tiempo, respecto al precio de la Clase Energética B



Whirlpool Iberia acaba de presentar en el mercado esta secadora, AZA 9680, que funciona sin bomba de calor, mejorando así la circulación del aire en el interior del aparato y favoreciendo un secado uniforme y con menos arrugas. Esta secadora seca una carga completa en 12 min/kg. de ropa. Este aparato es respetuoso con el medio ambiente ya que al no llevar bomba de calor, no necesita gas refrigenate para su funcionamiento.
No hace falta llenar la secadora hasta su máxima capacidad de 9 kilos de ropa (seca), pues los sensores detectan la carga y supervisan de forma continua la temperatura y el nivel de humedad, adaptando el flujo de aire en función de la cantidad de ropa y la duración del secado en función del tipo elegido en el programa. Su gran capacidad de carga es debida a su gran tambor, de 44 cm. de diámetro que facilita una mejor colocación de la ropa en el interior del tambor, reduciendo las arrugas en las prendas de ropa.
Categorías
Ahorro energético Bomba de calor Eficiencia Energética Electrodomésticos Secadoras

Cómo elegir una secadora (II)

Ayer hice la primera entrega de este artículo, que nos ayudará a conocer todos los datos para comprar una secadora adecuada a nuestras necesidades. Ver
Vamos hoy con la 2ª parte, donde comentaré los siguientes puntos:

  •   Temporizador mecánico o sistema electrónico de control?
  •   Eficacia del Secado
  •   Programas
Hasta hace pocos años las secadoras llevaban un minutero o temporizador mecánico para poner el tiempo aproximado de duración del secado. Como las cantidades y tipos de ropa son diferentes en cada secado, unas veces quedaba la ropa muy seca y otras había que volverla a poner unos minutos para acabar de secarla.

Con la aparición de los sistemas electrónicos de control, se dio un paso muy importante en la calidad del secado. Con este sistema se puede elegir, dentro de cada tipo de ropa (delicada, algodón..) la intensidad del secado, dejando la ropa para “guardar en el armario” o para planchar, en cuyo caso el secado no es tan intenso, para facilitar luego el planchado. También acostumbran a tener las secadoras, dentro del mismo sistema electrónico de control, una opción para seleccionar minutos de  secado.

El sistema electrónico tiene unos “sensores de humedad” que son los que regulan, a través del módulo electrónico, el tiempo y el tipo de sacado.

La Eficiencia Energética y la Eficacia del secado en las secadoras está en B y C. Solo algunas, con sistema de bomba de calor y muy sofisticadas (y caras) alcanzan la Eficiencia A y Eficacia de Secado A.  Si queréis ver lo último en secadoras, ir a BOSCH,
http://www.bosch-home.es/

Los programas prácticamente se han descrito ya al hablar del sistema electrónico de control: Ropa delicada, fibra sintética y algodón. La intensidad de secado, graduable. Todas las secadoras “electrónicas” tienen estos programas.

Una última observación: compra una secadora con la misma capacidad de carga que tenga tu lavadora, o superior. Nunca inferior.

Ahora ya puedes. ir a comprar tu secadora. Tienes conocimientos de las características adecuadas a tus necesidades…
Categorías
Ahorro energético Bomba de calor Eficiencia Energética Electrodomésticos Garantías Secadoras

Cómo elegir una secadora (I)


Los puntos a tener en cuenta para elegir una secadora son los siguientes:
  •   Evacuación o condensación?
  •   Vaciado del agua de condensación: manual o automático?
  •   Instalación
  •   Temporizador mecánico o sistema electrónico de control?
  •   Eficacia del Secado
  •   Programas 
 
Veamos, en primer lugar, si debe ser de Evacuación o de Condensación. Esta decisión vendrá obligada por el lugar donde se instalará el aparato. Si se coloca en una terraza o un lugar donde se pueda sacar un tubo flexible de unos 10 cms. de diámetro al exterior para evacuar el vapor de agua, podrá ser de Evacuación.
 
Si debe ser ubicada en un recinto cerrado, sin posibilidad de salida del vapor al exterior, el aparato deberá ser de Condensación. Este tipo, en lugar de enviar el vapor de agua extraído de la ropa al exterior, lo manda a un serpentín  o Condensador, donde el vapor  se condensa en forma de agua, que es enviada a un depósito.
 
Este depósito de recogida del agua condensada, deber ser vaciado después de cada secado. A menos que se pueda prescindir del depósito conectando el tubo que lo llena directamente a un desagüe, el de la lavadora, a un fregadero, o cualquier otro sistema.
 
Una manera muy práctica de instalar la secadora es colocándola encima de la lavadora, con lo que se aprovecha espacio, queda a la altura de la vista para sacar la ropa de la lavadora y directamente cargarla en la secadora, y además, el tubito de salida de agua de condensación, en lugar de llevarlo al depósito de recogida de agua, se puede colocar en el mismo tubo de desagüe de la lavadora.
 
Hasta aquí los puntos que definirán el tipo de secadora. Mañana continuaremos con los tres últimos puntos que sirven indistintamente para las secadoras de evacuacióno de condensación.