Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico Eficiencia Energética Electrodomésticos Fabricantes Lavadoras Secadoras

¿Qué lavadora me compro: una MIELE o una BOSCH?

Leo en un artículo de COCINA INTEGRAL que una organización de consumidores reconoce la eficacia de las lavadoras MIELE y que sus modelos MIELE WCE 660 y MIELE WKF301 han sido reconocidos por un estudio de esa organización de consumidores (que supongo es la OCU) que ha analizado un total de 26 máquinas y. Según este estudio, realizado el pasado mes de junio, “la lavadora MIELE WCE660 se sitúa en la primera posición como la mejor de todas las máquinas analizadas.

Para llegar a esta conclusión (dice la autora del descubrimiento), se han evaluado características como la eficacia del lavado, el consumo de energía y agua o los resultados del centrifugado y el aclarado. En este sentido, esta lavadora destacó como la más eficaz de todas con las manchas, tanto en el programa de algodón como en el de sintéticos, además de lograr excelentes resultados de centrifugado. A la lavadora MIELE WCE660 le sigue el modelo MIELE WKF301

Sorprendido ante tan fantástico descubrimiento sobre las lavadoras MIELE, voy a ir describiendo las ventajas de estas lavadoras sobre otras del mercado contrastando características como eficiencia energética, consumos, y precios de compra. Solo de esa manera podremos saber si realmente es interesante comprar esas lavadoras de MIELE.

Comenzare por establecer la Tabla de Contenidos de este artículo:

1.- ¿Cómo podemos saber la eficiencia energética y demás datos de una lavadora?

2.- ¿Cuáles son los datos de la lavadora MIELE WKF301?

3.- ¿Cuales son los datos de una lavadora BOSCH similar?

4.- En similares eficiencias entre las lavadoras MIELE y BOSCH, ¿Cuáles son sus precios de compra?

5.- Conclusiones

 

1.- ¿Cómo podemos saber la eficiencia energética y demás datos de una lavadora?

El primer dato útil que debemos comprobar al comprar una lavadora es su eficiencia energética, o sea, el consumo del aparato, ya que es básico para seleccionar el modelo y la marca que nos interesa más comprar. 

Por eso lo primero que debemos hacer es verificar el contenido de laTarjeta Energética de la lavadora, donde comprobaremos los datos que contiene dicha etiqueta y que son básicos para decidir la compraVeamos la etiqueta energética del modelo MIELE WCE660

Los datos más importantes son:

Clase de eficiencia energética: en este caso es la A+++, con lassiguientes características:

Consumo eléctrico anual, partiendo de 220 lavados estándar al año: 176 kWh

-Consumo de agua anual: 10.120 litros

-Kilos de ropa seca máximo por lavado: 8 kilos

– Eficacia del lavado, B (el mayor que existe)

-Ruido en el lavado y en el centrifugado: En el lavado 48 decibelios: en el centrifugado 72 decibelios.

2.- ¿Cuáles son los datos de la lavadora MIELE WKF301?

Tomamos los datos de su etiqueta energética:

-Clase de eficiencia energética: en este caso es la A+++, con las siguientes características:

-Consumo eléctrico anual, partiendo de 220 lavados estándar al año: 157 kWh

-Consumo anual de agua: 9.900  litros

-Kilos de ropa seca máximo por lavado: 8 kilos

– Eficacia del lavado, B (el mayor que existe)

-Ruido en el lavado y en el centrifugado: En el lavado 45 decibelios: en el centrifugado 67 decibelios.

Como puede verse, las cifras son bastante similares entre ambas lavadoras MIELE respecto a consumos eléctricos, agua, ruido, eficacia del lavado, etc.

 

3.- ¿Cuales son los datos de una lavadora BOSCH similar?

Motor EcoSilence: sin escobillas y con 10 años de garantía.

Eficiencia energética A+++ -30%: consume un 30% menos que la mejor clase de eficiencia energética del mercado.

VarioPerfect:  puedes elegir resultados de lavado perfectos un 65% más rápido o ahorrando un 50% de agua y energía.

Ecómetro: indicador en el display del consumo teórico de agua y energía de cada programa.

 

4.- En similares eficiencias entre las lavadoras MIELE y BOSCH, ¿Cuáles son sus precios de compra?

Podemos decir que posiblemente  LAS LAVADORAS MIELE SON MÁS ROBUSTAS, dato que siempre han significado. Pero más robustez ¿Significa mayor duración o menos seguridad? Pues NO. La duración de todas las lavadoras en la actualidad va determinada por el tiempo útil de duración, ya que actualmente si se te estropea una pieza importante de la lavadora, es muy posible que reparar la maquina te cueste las dos terceras partes de la compra de una lavadora nueva, por lo que en estos casos mejor es comprar una nueva. 

Veamos ahora las comparativas entre MIELE y BOSCH: en cuanto a sus precios de compra. 

-Precio lavadora MIELE wkf301    1.051 €

-Precio lavadora MIELE WCE660   994 €

 Precio de lavadora BOSCH Modelo: WAT2449XES   559 €

 

5.- Conclusiones

La lógica y las cifras nos llevan a pensar que no vale la pena pagar el doble por una lavadora, por muchos detalles que tenga, porque al final, como hemos visto en los datos de ambas maquinas, los consumos, rendimientos, eficacia, etc, son IGUALES. Entonces, ¿Por qué pagar el doble por la misma mercancía? Yo desde luego, no lo haré, pero hay gustos para todos…

 

Aquí termina por hoy, Lunes día 23 de Julio de 2.018 mi artículo semanal. Os espero el próximo Lunes con un nuevo artículo que espero os sirva de orientación. Saludos cordiales para todos.

Categorías
Ahorro energético Electrodomésticos Fabricantes Lavadoras Secadoras

Quiero comprar una lavadora, ¿Cuál me compro?

No os voy a recomendar una marca concreta de lavadora ni un tipo de sistema (carga frontal o superior), sino a explicaros cómo podéis comprar la lavadora más eficiente en el aspecto energético, o sea, la que menos energía eléctrica consume, la que menos agua necesita y la que mejor lave.

Para eso lo mejor que podemos hacer es comprobar las características de nuestra futura lavadora leyendo su ETIQUETA ENERGÉTICA. De esa manera podremos elegir la que más nos convenga en todos los sentidos y luego, finalmente, elegir la marca que más nos guste o que más confianza nos ofrezca.

No obstante voy a seguir las recomendaciones que facilita la marca surcoreana LG

que explica perfectamente el camino a seguir para decidir la compra de una lavadora que, lógicamente se trata de su marca, pero que los caminos para tomar la decisión de la lavadora que más nos conviene son los mismos para cualquier marca.

Veamos primero la Tabla de Contenidos de este artículo.

1.- La lavadora es el electrodoméstico más necesario

2.- Clases energéticas de las lavadoras

3.- Consumos de la clase energética  A+++

4.- Capacidad de carga de ropa

5.- Dosificador automático del detergente y suavizante 

Seguidamente paso al desarrollo del artículo informando antes que los textos copiados de LG irán en letra cursiva y los textos míos irán en letra normal. Comencemos:

1.- La lavadora es el electrodoméstico más necesario

Dice así la marca LG

“La lavadora es uno de los electrodomésticos más necesarios en cualquier hogar, más aún si hay niños que no dejan de ensuciar la ropa con comida, tierra, hierba, etc. La lavadora ocupa el cuarto puesto en consumo energético dentro del hogar y se usa una media de 200 veces al año, por lo que ya no basta con que las lavadoras sean eficientes, deben ser lavadoras ecoeficientes.”

Se trata de elegir la lavadora de una clase energética superior, puesto que cuanto más eficiente sea, menos costará la energía consumida, el agua y el detergente.

2.- Clases energéticas de las lavadoras

Actualmente todas las lavadoras que se fabrican están en escalas superiores a la A, y son las de clase energética  A+, A++ y A+++

Por eso aunque pueda resultar más cara, compensa comprar la lavadora más eficiente, y que en su ETIQUETA ENERGÉTICA, que obligatoriamente llevan todas las lavadoras en la Unión Europea, conviene seleccionar la más eficiente, que en la actualidad es la que lleva la máxima clasificación, la  A+++. Si observamos las tres etiquetas de mayor eficiencia veremos que los consumos de electricidad y de agua van decreciendo desde la A hasta la A+++, que es la máxima.

3.- Consumos de la clase energética  A+++

Veamos el contenido de la etiqueta energética A+++. 

Consumo eléctrico anual: 113 kWh

Consumo de agua anual: 11.000 litros

Transformemos los consumos en costes:

Coste de electricidad anual: 113 kWh x  0,22 € el kWh = 24,86 €

Coste de agua anual: 11.000 litros = 11 m3 que x 6 € el m3 = 66 € anuales 

Por consiguiente lavar la ropa durante un año nos cuesta unos 25 € en electricidad y 66 € en agua. Total 91 € con agua y electricidad incluida.

¿Quién ha dicho que la lavadora es uno de los electrodomésticos que más consume?… Ya puede empezar a rectificar…. Queda claro que con una eficiencia energética A+++ el coste del lavado es bajísimo. Vale la pena pagar algo más en la compra de la lavadora por ser mucho más eficiente.

Los datos de le etiqueta de eficiencia energética se refieren a 220 lavados anuales. (LG dice sobre 200, pero lo correcto estandarizado es 220 lavados)

4.- Capacidad de carga de ropa

Este punto es importante puesto que a mayor capacidad de la lavadora más prendas de ropa se podrán lavar en una misma colada. LG dice lo siguiente:

“Una de las características más destacadas de la nueva gama de lavadoras de LG es su mayor capacidad de cargaAl poder lavar más ropa en cada lavado, el coste energético se reduce y el consumo de agua se reduce considerablemente. La tecnología Turbo Wash, además de permitir el ahorro energético, también reduce en hasta un 18% el consumo agua en cada servicio gracias a su revolucionario sistema difusor de chorro de agua Jet Spray.” 

Independientemente de las características de la lavadora de LG, es cierto que a mayor capacidad de carga rebajamos los costes de electricidad, agua y detergente.

Esa ventaja se produce realmente en todas las lavadoras actuales, pues desde la sustitución de los motores antiguos, que arrancaban bruscamente produciendo un golpeteo en la carcasa de la lavadora, la cosa cambió con la incorporación de los nuevos motores, allá por los años 90, cuando se incorporaron los motores actuales que arrancan con suavidad y van elevando gradualmente su velocidad de giro. Ese avance permite que la ropa se vaya distribuyendo progresiva y suavemente por el tambor, por lo que se eliminó el golpeteo de los motores anteriores ampliando la capacidad de carga de las actuales lavadoras.

Pero este salto importantísimo dado en los años 90 ha afectado positivamente a todos los motores de las lavadoras, que desde la incorporación de tal motor la capacidad que antes era de unos 4 kilos de ropa, ahora es de 10 kilos. Quede claro que eso lo tienen actualmente TODAS las lavadoras. 

5.- Dosificador automático del detergente y suavizante

Este apartado corresponde únicamente a la lavasecadora de LG

Al hacer la colada siempre es complicado calcular la dosis exacta de detergente y suavizante que necesitas en función del tipo de ropa, de la cantidad y de lo sucia que esté. Por ello, la lavasecadora Signature TwinWash de LG integra un dosificador automático para el detergente y el suavizante, de modo que la propia lavadora detecta la cantidad de ropa y sus niveles de suciedad, mientras que el dosificador automático dispensa la dosis exacta de detergente y suavizante que la colada necesita.

Además, el sistema TrueSteam utiliza una combinación de agua y vapor durante el lavado que actúa como sustituto del suavizante, por lo que se reduce considerablemente el uso de aditivos nocivos para el medio ambiente en el lavado de tu ropa.

Al utilizar vapor, el sistema TrueSteam elimina el 99,9% de los agentes alérgenos invisibles que pueden ocasionar problemas respiratorios, con lo cual, no solo reduce el consumo de suavizante en la colada, sino que también contribuye a mejorar la salud de tu familia.”

Aquí termina por hoy este artículo que espero os sirva para decidir vuestra futura compra de una nueva lavadora más eficiente, con más capacidad y menor consumo eléctrico y de agua. Este artículo se ha publicado el lunes día 11 de Junio de 2.018. El próximo lunes día 18 volveré a publicar otro nuevo artículo como vendo haciendo cada semana.

Categorías
Ahorro energético Consumo eléctrico

¿Quieres ahorrar un 30 % del consumo eléctrico en tu hogar usando los medidores de consumo?

Me ha llamado la atención leer en la web su titular “¿Conoces cuanto gastan tus electrodomésticos? Ahorra energía gracias a los medidores de consumo”. El ahorro parece interesante, pero ¿Cómo puede ahorrase el 30 % del consumo de los electrodomésticos de una casa con el simple hecho de disponer de unos medidores de consumo, tal como asegura su autora? 

Interesado en el tema, sigo leyendo para ver cómo es posible que con unos simples medidores de consumo pueda ahorrase en una casa un 30 % de electricidad entre los electrodomésticos, aire acondicionado, televisores, etc.

Primero estableceré la Tabla de contenidos de este artículo:

1.- ¿Todos los electrodomésticos están conectados a la red eléctrica de forma constante?

2.- Aplicando unos medidores de consumo a nuestros aparatos podemos saber lo que consumen nuestros electrodomésticos

3.- ¿Cuánto consumen las luces “piloto” estando los electrodomésticos parados?

4.- ¿Cuánto podemos ahorrarnos evitando los consumos de los aparatos estando en stand by?

Vamos ya a desarrollar esta Tabla de Contenidos analizando los cuatro capítulos de este artículo

 

1.- ¿Todos los electrodomésticos están conectados a la red eléctrica de forma constante? 

Dice la autora: “En nuestros hogares, desde hace décadas los productos conectados a la red eléctrica son imprescindibles y no existe una casa donde no los haya. Todos vivimos en espacios donde los frigoríficos, las lavadoras, los aires acondicionados o los televisores, permanecen conectados de forma constante y consumiendo energía, pero ¿Sabemos cuanta?” 

Ciertamente los electrodomésticos están conectados todos a la red eléctrica de manera constante, pues no se me ocurre por qué razón deberían desconectarse de su correspondiente enchufe. Pero la autora no debe referirse a enchufar/desenchufar los electrodomésticos sino del consumo eléctrico que supone el tenerlos concitados siempre, consumiendo, por ejemplo la lavadora cuando lava y también cuando ha terminado su trabajo y queda conectada a la red consumiendo electricidad por las luces piloto que tienen los electrodomésticos, televisores, aires acondicionados, etc, que realmente consumen sin hacer ningún trabajo aún estando parados.

2.- Aplicando unos medidores de consumo a nuestros aparatos podemos saber lo que consumen nuestros electrodomésticos

Los medidores de consumo inteligentes te ayudan a saber cuanto gastas

¿Quieres conocer cuanto consumen tus electrodomésticos o dispositivos electrónicos? Para ello hay una solución económica y sencilla, gracias a los enchufes con medidor de consumo incorporados. Este tipo de dispositivos han sido diseñados para ayudar a las familias a conseguir tasas notables de ahorro, conociendo cuanto consumen sus aparatos conectados a la red, pudiendo evitar gran parte de los consumos fantasmas

Dos consideraciones que hacer: la primera es saber la potencia de cada electrodoméstico y la segunda cuánto consumen las luces piloto, que están casi siempre encendidas, especialmente cuando se ha terminado el lavado.

Para conocer la potencia máxima de los electrodomésticos no se necesitan medidores, puesto que el fabricante de los aparatos y el folleto de instrucciones del mismo nos dice la potencia de cada aparato sin necesidad de medirlo. Cosa distinta es saber el consumo, pues depende de los programas aplicados, la carga de ropa o vajilla, etc. Pero conocer el consumo de cada aparato y en cada utilización no nos va a servir para reducir los consumos, que son los que son en cada uso y que no los va a cambiar ningún artilugio como los medidores de consumo.

3.- ¿Cuánto consumen las luces “piloto” estando los electrodomésticos parados? 

Este es, a mi juicio, a lo que quiere referirse la autora: el consumo “inútil” de las luces piloto de los electrodomésticos, que consumen aunque estén los aparatos parados. Realmente hay un consumo “inútil” que puede ser medido con los “medidores” de consumo que indica la autora, que aconseja medir el consumo de los aparatos cuando están funcionando durante su trabajo y también lo que consumen cuando están parados.

4.- ¿Cuánto podemos ahorrarnos evitando los consumos de los aparatos estando en stand by?

Este es el único punto donde pueden tener cierta utilidad disponer de los medidores de consumo: ¿Cuántos euros podemos ahorrar en nuestra factura de la luz si conseguimos medir y anular el consumo de los pilotos de nuestros electrodomésticos?

Para verlo tendríamos que poner un medidor de consumo en cada conexión de los electrodomésticos cuando estén parados, y ver a cuánto asciende el coste de este consumo y si vale la pena el trabajo a realizar. Porque otro sistema para saber el gasto de electricidad cuando los electrodomésticos están parados podemos saberlo sin necesidad de comprar los medidores e ir sumando esos consumos.

Veamos cuales son los consumos eléctricos que producen los electrodomésticos en stand by para ver si reamente son tan importantes como dice la autora, y comprobar si vale la pena comprar y pagar los aparatos medidores de consumo que explica.

En el año 2.010 la Unión Europea Para regular los abusos del standby y frenar la venta de electrodomésticos que consumen demasiado, aprobó el Reglamento nº 1275/2008 que regula el standby. Esta norma establece que todos los electrodomésticos tienen que dispone de al menos uno de estos dos modos de reposo:Modo Standby: Debe consumir 1W si sólo está en espera, y hasta 2W si posee alguna pantalla de información” 

Como aquí estamos tratando de las luces rojas que están siempre encendidas aún cuando el electrodoméstico esté apagado, vamos a calcular cual es el consumo de cada uno de estos aparatos y cuánto nos cuesta cada mes. 

Si la luz roja consume, según la directiva europea del año 2.010  que ordenó a los fabricantes que el máximo consumo de estas luces podía ser de 1 W, si la luz está encendida durante una hora, el consumo es de 1 Wh. Si el aparato está sin funcionar 24 horas, con la luz encendida, consumirá 24 vatios al día. Y al mes consumirá 24 w x 30 días = 720 vatios, o sea, 0,72 kW. Como el coste medio actual del kWh es de 0,22 €, cada aparato con la luz roja costará, al mes, 0,72 kW x 0,22 € = 0,15 €

Si tenemos conectados a la corriente  la lavadora, el lavavajillas, el frigorífico, la secadora y el aire acondicionado, tendremos cinco aparatos consumiendo por la luz piloto. Y como hemos calculado que el gasto en electricidad al mes de un aparato era de 0,15 €, el coste total será de  0,15 x 5 = 0,75 € y el coste anual de todos esos aparatos sería de 0,75 x 12 = 9 € al año.

Yo me pregunto: ¿Vale la pena montar toda esa parafernalia de controlar los electrodomésticos por su consumo del piloto rojo si al año nos cuesta 9 €? ¿No vale 10 veces más el aparato medidor que hay que comprar y que propone la autora, además de la pérdida de tiempos de control?

Decididamente inventar trabajos y gastos para al final pagar más dinero no creo sea algo aconsejable. Y es que los inúmeros son los que son, y demuestran la ignorancia de quien no los hace o no los sabe hacer.

 

Aquí acaba hoy este artículo, que se ha publicado el día 21 de Mayo de 2.018. El próximo lunes día 28 podréis leer otro nuevo artículo que aparecerá en este blog, como vengo haciendo habitualmente.

Categorías
Ahorro energético Avances tecnológicos Consumo eléctrico Eficiencia Energética Electrodomésticos Etiquetas Energéticas Fabricantes Lavavajillas Publicidad engañosa

Bosch promociona sus lavavajillas con Zeolitas ¿Cuánto ahorran? ¿Vale la pena?

Leído en la revista MARRÓN Y BLANCO lo siguiente: “Disfrutar de una vajilla perfectamente limpia y completamente seca gracias a la exclusiva tecnología de secado con Zeolitas es posible con Bosch.»

Según BOSCH “Las Zeolitas mejoran la eficacia de secado del lavavajillas y la eficiencia energética “superando en un 10 % a los lavavajillas más eficientes del mercado”. Si me acompañáis vamos a analizar lo que BOSCH publicita y averiguaremos si realmente es tan interesante este novedoso sistema de secado, y, en su caso, cuánto dinero podemos ahorrar. Veamos primero los contenidos de este artículo:

1.- ¿Cómo publicita BOSCH sus lavavajillas con zeolitas?
2.- ¿Cuál es la máxima eficacia del secado de los lavavajillas?”
3.- ¿Qué son las zeolitas?
4.- ¿Qué dice BOSCH de sus lavavajillas con zeolitas?
5.- ¿Cuánto se ahorra con las zeolitas?

Vistos los contenidos del artículo, vamos a analizarlos uno a uno.

1.- ¿Cómo publicita BOSCH sus lavavajillas con zeolitas?

“Para dar a conocer las ventajas que ofrecen los lavavajillas con Zeolitas Bosch está desarrollando una promoción con la que se puede adquirir un lavavajillas con Zeolitas desde 695 euros (PVP recomendado no vinculante que corresponde al lavavajillas SMS54N12EU  del 1 de septiembre de 2016 al 6 de enero de 2017) y con seis meses gratis de detergente y abrillantador Finish (promoción válida por la compra de un lavavajillas con Zeolitas del 1 de septiembre de 2016 al 6 de enero de 2017)”

2.- ¿Cuál es la máxima eficacia del secado de los lavavajillas?”

La máxima eficacia de secado en un lavavajillas, sea de la marca o tipo que sea, según la normnativa europea es la “A”. No debemos confundir la eficacia de secado de los lavavajillas con la eficiencia energética de  estos aparatos, que son cosas muy distintas. Como decía, ya tenían los lavavajillas de BOSCH antes de incorporar las zeolitas la máxima eficiencia de secado, la “A”. Por consiguiente esta primera “ventaja” de las zeolitas no es tal, ya que estos modelos anteriores de BOSCH ya tenían esa máxima eficiencia de secado.

Sin embargo BOSCH está promocionando su nuevo lavavajillas que tiene la particularidad de incorporar zeolitas para un secado que anuncian como más eficiente, menos costoso en consumo eléctrico y de mejores resultados de secado. Por eso hoy dedicaré ese nuevo artículo a explicar el “misterio” de las zeolitas, si su secado en el lavavajillas es mejor y si el coste del secado es menor, o sea, que el lavavajillas que incorpora las zeolitas es de mayor eficiencia energética.

A continuación analizaremos el funcionamiento de este nuevo lavavajillas para comprobar si tal incorporación merece la pena y si resulta más eficiente (gasta menos electricidad).

3.- ¿Qué son las zeolitas?

La zeolita es un mineral capaz de absorber la humedad y transformarla en calor para (en nuestro caso) secar la vajilla de forma eficiente. Se almacenan en un depósito del lavavajillas y se regeneran de forma automática, por lo que no hay que reponerlas.

4.- ¿Qué dice BOSCH de sus lavavajillas con zeolitas?

Podemos leer en la revista Marrón y Blanco lo siguiente: (enlace al artículo)

“Disfrutar de una vajilla perfectamente limpia y completamente seca gracias a la exclusiva tecnología de secado con Zeolitas es posible con Bosch. Las Zeolitas, tal y como indican desde la firma, mejoran la eficacia de secado del lavavajillas y la eficiencia energética “superando en un 10 % a los lavavajillas más eficientes del mercado”.

Como he dicho antes, la máxima eficacia del secado en un lavavajillas, según la normativa europea es la “A», que ya tenían los lavavajillas de BOSCH antes de incorporar las zeolitas. Por consiguiente esta primera “ventaja” de las zeolitas no  es tal, ya que estos modelos anteriores de BOSCH ya tenían esa máxima eficiencia de secado.

Veamos ahora las ventajas publicitadas de mayor eficiencia energética, o sea, menor consumo de energía eléctrica por tal incorporación.

5.- ¿Cuánto se ahorra con las zeolitas?

Según consta en la publicidad de BOSCH, con la incorporación de las zeolitas y debido a sus efectos en el secado, se ahorra un 10 % de energía en cada lavado.

Sobre este punto he de decir lo siguiente: según los datos informativos de la Etiqueta Energética de estos lavavajillas, su Eficiencia Energética , o sea, su consumo, es A+++, y en su Etiqueta Energética dice que consume 234 kWh/año (como todos los lavavajillas de esta Eficiencia Energética máxima).Teniendo en cuenta que este consumo de energía eléctrica corresponde a un uso de 280 lavados al año, cifra estándar en los ensayos de Eficiencia, en cada lavado completo, un  lavavajillas A+++ consumirá 234 kWh/280 lavados, O sea, 0,83 kWh por lavado y si contamos el coste de cada kWh en 0,22 €  cada lavado nos cuesta 0,83 kWh x 0,22 € = 0,182 €, que al año costarían los 280 lavados 50,96 €.

Según la publicidad de BOSCH, si el sistema de zeolitas reduce el consumo eléctrico  del lavavajillas un 10 %, cada lavado nos costaría 0,182 € – 10 % = 0,1638 €, o sea un ahorro por lavado de 0,0182 €, y en ahorro anual sería 0,0182 x 280 lavados = 5,09 €. Por consiguiente el extraordinario invento de la incorporación de las zeolitas, con tambores y fanfarrias publicitarias del invento del siglo, ahorran, en 280 lavados, la friolera de 5 € AL AÑO. Ese ahorro anual tan extraordinario nos permite tomarnos, para celebrarlo, DOS CERVEZAS con esos 5 € ahorrados.

No dudo de la calidad de BOSCH y les felicito por su invento ese de las zeolitas, pero que no nos engañen con el pírrico ahorro que el método consigue. Lo considero una publicidad exagerada, tirando a engañosa, y una verdadera tomadura de pelo a los clientes.

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog.

Categorías
Cocción Consumo eléctrico Electrodomésticos

Electrodomésticos de la cocina ¿Cómo nos interesa más, que funcionen: con gas o electricidad?

Este artículo de hoy viene de la lectura del trabajo realizado por TERESA BELAIRE, en la revista de CONSUMER de EROSKI titulada  “En la cocina, ¿Luz o gas?, del 13 de Septiembre de 2.016

La autora dice “Para ver qué sale más a cuenta entre vitrocerámica, inducción o gas, se debe tener en cuenta el tiempo y la energía que se ahorra entre fogones y el coste de las tarifas de luz y gas”. Se trata de un buen artículo, pero que, a mi entender, contiene algunos errores y ausencias. Por eso voy a añadir a los textos de la autora (en letra cursiva) los datos e informaciones que, a mi juicio, o no están completos o contienen errores o inexactitudes.

Como es habitual, comenzaré señalando los contenidos de este artículo:

  1. Introducción al tema
  2. ¿Cuál es la inversión inicial de la encimera que pongamos?
  3. Entonces, ¿Cuál es la mejor opción?

Vamos a desarrollar cada uno de los temas.

  1. Introducción al tema

Dice la autora:

“El uso de las placas de inducción y las vitrocerámicas se impone sobre la cocina clásica a gas. La estética, así como la seguridad de eliminar los fuegos, son valores que destacan para dar el salto a las soluciones eléctricas. Pero ¿también es una cuestión de ahorro? En este artículo se revisan los pros y contras de las cocinas de inducción, vitrocerámicas y encimeras de gas, en busca de la opción más interesante, tanto por comodidad como para el bolsillo”

  1. ¿Cuál es la inversión inicial de la encimera que pongamos?

Dice la autora…

“Quien esté pensando en reformar su cocina es posible que se haya planteado cambiar los tradicionales fogones de gas por una cocina eléctrica; es decir, dejar de pagar el gas natural (o bombona de butano) para sumar este electrodoméstico a la factura de la luz. Ahora bien, ¿es una buena opción? Para empezar se debe tener en cuenta el coste del aparato; es decir, la inversión inicial que se debe asumir.

En la actualidad, se pueden encontrar encimeras de gas desde 75 euros, mientras que las eléctricas varían su precio en función de si son de inducción o vitrocerámica. Tanto unas como otras superan con creces el coste de la versión de gas. Para hacerse una idea, el modelo más económico que ofrecen los principales comercios parte de los 134 euros si es vitrocerámica (cuatro fuegos) y 219 euros en el caso de la inducción (tres fogones)”

La autora se olvida de otra posibilidad, que es la encimera de “CRISTAL-GAS”, que si bien funciona con gas, la placa que soporta los quemadores es de cristal, por lo que la principal dificultad del gas, y su rechazo, es la base del quemador, normalmente de acero, que se ensucia con extrema facilidad y que cuesta de limpiar. Si la base se pone de cristal, su limpieza es idéntica que la vitrocerámica de inducción: simplemente pasando una bayeta jabonosa se elimina la suciedad con la misma facilidad que la vitrocerámica de inducción. Observemos que insisto en la comparación con la vitrocerámica de inducción, que como luego explicaré, es muchísimo más fácil de limpiar que la vitrocerámica electica tradicional.

Lo dicho sobre este tema desmonta una parte del razonamiento de que los quemadores a gas son sucios y cuestan mucho de limpiar. En cambio su precio es inferior a la vitrocerámica de inducción e incluso a la vitrocerámica normal. En mi casa, además de la vitrocerámica de inducción, instalamos una de cristal gas de tres potencias y después de 7 años no tiene ni un solo rasguño: tan brillante como el primer día y limpiándola sencillamente con una bayeta jabonosa.

“Pero no solo debe preocupar el coste de la encimera. En el caso de decantarse por la modalidad de inducción, hay que sumar el menaje de cocina. En definitiva, un buen pico para empezar. ¿Valdrá la pena?”

Efectivamente, en el caso de la vitrocerámica de inducción hay que cambiar las sartenes y ollas pues es imprescindible que todos estos elementos tengan en su base partículas férriticas, ya que la inducción solo funciona cuando la base del recipiente es magnética,

A la pregunta que se hace la autora sobre los costes de ese nuevo menaje ¿Vale la pena? Mi respuesta sería que por supuesto que vale la pena. Cambiar todo el menaje de cocina a apto para la inducción cuesta menos de 100 € y las ventajas de la encimera de inducción sobre la vitrocerámica tradicional son importantes: facilidad de limpieza pasando simplemente una bayeta jabonosa para dejar el cristal vitrocerámico perfecto y limpio, y por otra razón que vale la pena tener en cuenta: Si cocinar con gas cuesta aproximadamente la cuarta parte que cocinar con electricidad, y las encimeras vitrocerámicas eléctricas de inducción consumen la mitad que las encimeras vitrocerámicas normales, además de su mejor aportación (a mi juicio): la facilidad de limpieza, cosa que en las vitrocerámicas normales nunca se consigue, poniéndose con el tiempo la superficie hecha unos zorros, por más “vitroclenes” que se le apliquen. Con el tiempo, esas placas quedaran exactamente igual que las “feas” del anuncio, por más producto y de la mejor calidad que se utilice.

  1. Entonces, ¿Cuál es la mejor opción?

Dice la autora:

La instalación de cocinas de inducción ha crecido bastante pese a su precio. Esto se debe a que, entre sus virtudes, destacan por ser las más rápidas en calentar la comida sin emitir calor residual. Por lo cual, se requiere menos energía eléctrica, menos tiempo de dedicación en la cocina y, además, uno evita quemarse si apoya la mano en un despiste. Por otro lado, se les atribuye ser sencillas de limpiar, así como un mantenimiento menos concienzudo que para las de gas”

Entre las virtudes de la vitrocerámica de inducción, está, efectivamente, la que dice la autora: es más rápida. Se tarda menos tiempo en cocinar. Sin embargo, lo que dice de que “…cocina sin emitir calor residual” creo que no está suficientemente explicado. En realidad lo que sucede es que en la encimera vitrocerámica tradicional la energía eléctrica consumida se emplea para calentar la propia placa de cristal de la encimera y ésta calienta luego el fondo del recipiente por conducción y a su vez, el fondo del recipiente calienta la totalidad del recipiente y su contenido. Por estas razones y no otras se ahorra energía alrededor de un 45-50 % en la vitrocerámica de inducción respecto a la tradicional.

En cuanto a la afirmación además, uno evita quemarse si apoya la mano en un despiste” refiriéndose a que la placa vitrocerámica está muy caliente pero no así la de inducción…Pues yo “no pondría la mano en el fuego” (en la vitrocerámica de inducción) puesto que la autora se olvida de que el funcioinami8ento de la inducción es “pasar” el calor directamente al recipiente (sartén, olla, etc,), sin calentar la placa, pero cuando ese calor pasado al recipiente y éste a su vez lo pasa a la comida que se está cocinando, ese conjunto caliente ya, pasa a su vez una parte de calor a la la placa de inducción. Por eso digo que si haces lo que dice la autora, posiblemente te arrepientas y te acuerdes “de alguien” al quemarte.

“No obstante, si la duda está entre poner cocina de gas o vitro, hay que tener en cuenta otros aspectos. Las de gas son más inseguras, puesto que se añade el factor fuego en la cocina. Por otro lado, exige revisiones periódicas para evitar posibles fugas. Sin embargo, es la opción que conlleva menos consumo energético, ya que calienta más rápido que la vitrocerámica. En cambio, esta última es más sencilla de limpiar”

Las placas de gas tienen un termopar de control de seguridad que cierra  automáticamente el gas si en la encimera se apaga la llama. Respecto a las revisiones obligatorias anuales de los aparatos a gas, son necesarias,  y obligatorias para la seguridad de las instalaciones de gas y son gratuitaspues ia compañía suministradora del gas es quien se ocupa de ello.

En cuanto a la afirmación de la autora “. Sin embargo, es la opción que conlleva menos consumo energético, ya que calienta más rápido que la vitrocerámica. No es correcto decir que consume más energía porque calienta más rápido, por lo que no sería lógico es contratar el gas natural solo para unas placas de cocina, a menos que se utilice mucho la cocina.

Respecto a lo que dice “…se les atribuye ser sencillas de limpiar, así como un mantenimiento menos concienzudo que para las de gas”. Eso es correcto, menos en el caso de las placas de cristal-gas, ya descritas, que tienen las mismas ventajas sobre la limpieza que las de inducción, y además son más económicas no solo de compra, sino de consumo (la mitad de coste de consumo que las de inducción y la cuarta parte que las vitrocerámicas normales.

Espero que mis observaciones hayan servido para concretar algunos puntos no aclarados por la autora en su interesante artículo.

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog. 

Categorías
Cobro abusivo Consumo eléctrico Estafas

¿Me interesa la Tarifa Plana de electricidad, pagando lo mismo cada mes?

La Tarifa Plana de electricidad es una de tantas ofertas de las compañías eléctricas que dicen ponernos fáciles los pagos al facturarnos todos los meses la misma cantidad, sin los altibajos habituales en los consumos eléctricos por meses. En principio parece que puede ser una buena solución, y así se publicita, pero…¿Alguien es todavía tan ingénuo que piensa que las compañías eléctricas nos hacen un favor con este tipo de tarifa? Ya os lo adelanto, NO. Las eléctricas no mueven un dedo sin cobrarnos. Y no solo cobrarnos, sino abusar de sus clientes. Vamos a demostrarlo.

1.- ¿Cómo se va a la Tarifa Plana?

Las facturas se han complicado todavía más por el nuevo sistema de cálculo de las  nuevas tarifas eléctricas, con la facturación por horas en el caso de estar en la tarifa PVPC, o sea,Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (menos de 15 kW de potencia contratada). Esta facturación, aplicando un precio distinto para cada hora de consumo, ha resultado un mecanismo perfecto para las eléctricas, que ofrecen Tarifas Planas con el argumento que de esta manera pagas siempre lo mismo cada mes y por consiguiente, no habrá sorpresas. Pero para eso hay que pasar de la Tarifa Regulada por el gobierno a la Tarifa Libre, donde las compañías pueden hacer lo que les venga en gana.

Así pues, con la excusa de la Tarifa Plana, nos meten en el Mercado Libre, que es su gran objetivo, donde no tienen ningún control gubernamental sobre los precios  que nos aplican.  Pero no es solo eso, sino que la Tarifa Plana esconde también sorpresas, como no podía ser de otra manera en el oligopolio de las eléctricas. Veamos cómo funciona el invento…

2.- ¿Cómo se calcula la Tarifa Plana?

El usuario informa a la compañía cuánto quiere pagar cada mes, en función de su consumo anual. La compañía le aconseja la Tarifa Plana a aplicar, fijando por contrato la cantidad mensual que debe pagar el usuario durante el próximo año, independientemente del consumo mensual que se produzca. Esto parece muy sencillo, pero….

3.- ¿Qué puede suceder? ¿Cómo nos puede engañar la compañía?

En principio parece que todo debe ir bien: pagamos la misma cantidad al año, pero distribuida de forma igual cada mes, con lo que no hay sobresaltos en la factura…hasta que se acaba el año. En ese momento la compañía comprueba el consumo real en kWh que ha habido en el año y se compara con el acordado en el contrato.

Pero sabednos que cada año puede variar la climatología, ser un invierno más riguroso (más consumo de electricidad) o un verano más caluroso (igualmente más consumo). En tal caso, si nos pasamos del consumo en kWh fijado en el contrato, la compañía nos enviará una factura complementaria por el mayor consumo.

Hasta aquí todo parece normal: si consumes más de lo previsto, debemos pagar más, o sea, la diferencia.. Pero eso no es así. La compañía puede cobrarte, por esos kWh excedidos del acuerdo hasta EL DOBLE DE PRECIO por cada kWh. Esta es la trampa, el engaño, el robo de la compañía a su confiado e incauto cliente.

Si el precio del kWh NORMAL es de 0,14 €, el coste de los kWh excedidos puede ser de 0,26 €, o sea, un 86 % de más coste. Si tu consumo anual se ha superado sobre lo previsto en 400 kWh, por ejemplo, tendrás que pagar una nueva factura de 104 €, en lugar de 56 € que hubiera sido el coste de esos 400 kWh a precio de tarifa normal.

No es extraño, ya lo sabíamos: las compañías eléctricas buscan siempre cómo beneficiarse más, sea engañando o metiendo la mano en nuestros bolsillos con toda desfachatez y total impunidad. Ahora ya lo sabes: ¿Te interesa la Tarifa Plana de electricidad, pagando lo mismo cada mes?. A mi desde luego no me van a engañar…

 

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog.

Categorías
Ahorro energético Aire acondicionado Consumo eléctrico Eficiencia Energética Publicidad engañosa

Los ventiladores contra el calor: sencillos, baratos y eficaces

Efectivamente, los ventiladores son una solución sencilla, económica y eficaz contra el calor. Así ha  sido siempre y su uso solo fue sustituido cuando proliferaron los aparatos de aire acondicionado, más eficaces pero más caros de compra y de consumo. No obstante la comparación entre ambos sistemas no puede ser homogénea por sus diferentes características y propiedades, aún cuando algunos, como la marca MONDIAL, se empeñe en presentarlos en su publicidad de manera retorcida, como de mayor eficiencia energética.

Reproduzco a continuación parte del artículo publicitario  de los ventiladores MONDIAL que aparece en la revista de electrodomésticos ELECTRO IMAGEN el 15/06/2016. Lo haré por párrafos para ir comentando cada uno de ellos

1.- ¿Puede compararse un ventilador con un aparato de aire acondicionado?

MONDIAL presenta los nuevos ventiladores Black Premium Turbo, una opción irresistible para combatir el calor por sus valiosas ventajas con respecto a climatizadores y aires acondicionados. Estas son sus características más destacables”

No pueden compararse ambos tipos de aparatos, ya que el ventilador produce una corriente de aire que ayuda a evaporar el sudor de la parte de nuestro cuerpo no cubierta por ropa, y que al evaporarse el sudor, absorbe calor de la piel, refrescándola. Eso funciona en el rostro y en las manos, pero si tenemos puesta una camisa y unos pantalones, en esas zonas cubiertas, el ventilador no hace absolutamente nada. Solo produce cierto frescor en las partes del cuerpo sin cubrir.

En cambio con un acondicionador de aire lo que se consigue es estar inmersos en un ambiente de la habitación a 20 ó 22 ºC (recomendables) y con una humedad relativa ambiental entre el 40 y el 60 %, que es la zona confortable en cuanto a humedad relativa. En este caso es TODO el cuerpo el que está inmerso en un ambiente refrigerado, por lo que la solución es total, a diferencia del ventilador, que solo “enfría” las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa.  Por estas razones no pueden compararse ambos sistemas, pues no son homogéneos.

Por consiguiente, “…sus valiosas ventajas con respecto a climatizadores y aires acondicionados..” no son otras que el precio y el consumo. Por la misma razón, deberíamos comprarnos una bicicleta para ir al trabajo en lugar de un coche, por su precio y su consumo…

2.- ¿Son una elección inteligente?

Yo diría que es simplemente una solución económica cuando no se puede o no se quiere gastar mucho dinero en la compra y el consumo de un acondicionador, conformándose con una solución muy limitada que no puede compararse con el acondicionador en cuanto a la eficacia de ambos sistemas.

Observo que en MONDIAL no se han enterado todavía que las bombillas incandescentes, con cuyo consumo se comparan (50 W), ya no se fabrican, pues actualmente solo se fabrican y venden los sistemas LED, de un consumo aproximado de 10 W para dar la misma cantidad de luz que las antiguas de incandescencia de 100 W. Luego añadern:

  • “Son una elección inteligente, tanto por economía como por razones de medioambiente. A diferencia de otros sistemas, los ventiladores presentan consumos muy bajos, de una media de 50 W, es decir, menores al de una bombilla. Comparando con el consumo de un aparato de aire acondicionado de 1200 W, el ventilador consume 24 veces menos energía.

No se pueden mezclar y comparar aparatos tan diversos como un ventilador y un aparato de aire acondicionado. Vuelvo a hacer la comparación entre la bicicleta y el automóvil: no es comparable.

3.- Los ventiladores de MONDIAL ¿Tienen una óptima EFICIENCIA ENERGÉTICA?

“El diseño aerodinámico de la línea de ventiladores de 6 aspas Black Premium Turbo de MONDIAL favorece una óptima eficiencia energética, es decir, reduce el consumo de energía, y proporciona mayor confort a los usuarios

Ni diseños aerodinámicos ni gaitas: hablar de EFICIENCIA ENERGÉTICA en los electrodomésticos (y los ventiladores lo son) es una cosa muy seria, que hay que demostrar y que requiere una Etiqueta Energética como sucede en el caso de las lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, etc., etc., pero da la casualidad que para los ventiladores NO EXISTE ETIQUETA ENERGÉTICA, que solo concede la Unión Europea en aquellos aparatos que efectivamente puedan llevarla. Pero no existe en el caso de los ventiladores y SI en el caso de los aparatos de aire acondicionado.

La diferencia entre ambos sistemas es que en el aire acondicionado se está logrando cada vez mayor eficiencia energética por diversas razones, como las mejoras de los Fluídos refrigerantes, los sistemas inverter que permiten, una vez alcanzada la temperatura deseada que se mantenga un mínimo de funcionamiento del compresor para evitar paradas y arranques, que harían “tirones de consumo, menores consumos en los actuales compresores., etc.

En cambio, en los ventiladores de MONDIAL, como en los de todo el mundo MUNDIAL, los consumos son prácticamente idénticos. De un ventilador a otro, para igualdad de flujo de aire se necesitan los mismos vatios, en nuestro caso, son 50 W. pues bien, ese motor, para el mismo flujo de aire y para CUALQUIER ventilador, de la marca que sea, puede variar su potencia y por lo tanto su consumo,  en un máximo de 2 ó 3 W. Por eso, no existe etiqueta energética, pues TODOS los motores consumen lo mismo para la misma potencia.  

4.- ¿Son más silenciosos ‘que otros y su flujo de aire es especial?

“Son más silenciosos y suministran un flujo de aire homogéneo y constante para crear una agradable y suave brisa.”

Eso mismo es lo que dicen todos los fabricantes de ventiladores, que son más silenciosos que otros y su flujo de aire es más agradable. Respecto al “silencio”, para creerlo, deberían aportarse pruebas de los decibelios que generan estos ventiladores respecto a otros, cosa que no se hace, y en cuento a la creación de un flujo agradable y suave es una cuestión de índole personal, ya que lo que a unos puede parecerles agradable a otros puede producirles lo contrario…O sea: palabras, palabras, palabras.

5.- ¿Son más minuciosos en su diseño y la ALTA  eficiencia energética de los motores producen más caudal de aire?

  “Gracias al diseño minucioso de las aspas y de la rejilla, al uso de los materiales más robustos y ligeros, así como de motores de alta eficiencia, los nuevos ventiladores MONDIAL son capaces de ofrecer mucho más de caudal de aire con total comodidad”

En la primera aseveración se dice que los materiales son robustos y ligeros, como es de esperar en todos los ventiladores. En la segunda se pasan ya de castaño oscuro: vienen a decir que como los motores de sus ventiladores son de Alta Eficiencia, ofrecen mucho más caudal de aire con total comodidad. Ya he comentado que la “alta eficiencia energética” (del motor en este caso) no es posible, puesto que para publicitar eso deberían aportar la Etiqueta Energética de los aparatos, y esa Etiqueta NO EXISTE, ya que TODOS los aparatos tienen la misma eficiencia. Un motor de 50 W es un motor de 50 W y por más adjetivos que quieran aplicarle la potencia seguirá siendo de 50 W, que son tan eficaces como los de cualquier otro ventilador de la misma potencia de 50 W, ¿O es que estos ventiladores CREAN energía de la nada? Ya está bien de engaños, de tonterías y de publicidad engañosa. Basta ya de tomaduras de pelo con argumentos que suenan a técnicos pero que no resisten el menor análisis. Ya está bien de estrujarse las meninges los publicistas para enredar la verdad, porque como decía Antonio Machado,

“La verdad es lo que es 
y sigue siendo verdad,
aunque se piense al revés
.

6.- Más información sobre el mismo tema

Aquí terminaba mi artículo, pero al ir a publicarlo leo de nuevo en la revista ELECTRO IMAGEN, días más tarde, 

sobre esta marca y el nombramiento de su Director General para Europa, donde informa de varios puntos de interés que paso a comentar.

En primer lugar aclara que la empresa MONDIAL es brasileña y quiere entrar en Europa comenzando por España y Portugal. Luego, más adelante dice:

“…estamos totalmente preparados para ofrecer una gama de productos propios adaptados a la normativa europea…” Lo de engañar con la mayor eficiencia energética que publicitan para sus productos debe ser parte de esa normativa europea a la que dicen se adapta…

“…Dichos ventiladores ofrecen, además, una alta eficiencia energética, pues consumen entre 24 y 30 veces menos que un aparato de aire acondicionado de 1.200 W…” Ç

Como he explicado antes, no son comparables los ventiladores con los aparatos de aire acondicionado, como no lo son las bicicletas con los coches.