Categorías
Electrodomésticos Garantías Servicios Técnicos

¿Por qué tengo que pagar el desplazamiento del Servicio Técnico en garantía después del sexto mes de uso del electrodoméstico?


RICARDO me ha dejado un comentario en mi artículo donde se queja de que en la Unión Europea no hayan puesto coto a la práctica de algunos fabricantes de electrodomésticos que cobran el desplazamiento a partir del 6º mes de uso del aparato en lugar de ser totalmente gratuita la reparación en los dos primeros años, cubiertos por la garantía. Veamos el comentario de RICARDO: 

Ricardo Quijada4 de junio de 2014, 15:15

Me alegro mucho que los derechos de los consumidores mejoren, de esta manera nos beneficiamos todos. Es algo que era necesario sobre todo contra las empresas de energía y telecomunicaciones.

Sin embargo, hay algo que que se mantiene y que en mi opinión debería haberse corregido desde hace años, me refiero al tiempo que dura la garantía. En la ley de consumidores y usuarios establece un periodo de 2 años, pero en realidad únicamente durante los 6 primeros meses es efectiva esta protección, ya que una avería durante los 6 primeros meses se presupone un defecto de fabricación y es la empresa la que tiene que demostrar un mal uso del usuario, mientras que el resto del tiempo es al contrario.

Esto da pie a que muchas empresas, pasados los 6 primeros meses (o incluso antes) se desentiendan del producto vendido, alegando un mal uso por parte del cliente, siendo este el que tiene que demostrar que efectivamente el fallo se produce por defecto de fabricación y no por otra cosa, creando una indefensión total al consumidor.

Yo preferiría tener sólo un año de garantía pero que sea más efectiva y completa que la que hay ahora, y también crear mecanismos más ágiles y prácticos para presentar reclamaciones y resolverlas.

Un saludo!”

RICARDO ha hecho una exposición muy correcta. Es cierto que la carga de la prueba en los primeros 6 meses corresponde al fabricante, por lo que, en el caso de un electrodoméstico, es el Servicio Técnico del Fabricante quien debe ir al domicilio del usuario y corregir la anomalía que presente el aparato, sin ningún cargo por desplazamiento, mano de obra y recambios. Pero si no existe tal avería, y es un problema de mal uso del aparato o de error del usuario, el Servicio le puede pasar el coste de la intervención aunque esté en garantía y dentro de los 6 primeros meses de uso.
 
Sin embargo RICARDO tiene toda la razón en que a partir del 6º mes, la carga de la prueba, o sea, la demostración de que la avería es culpa del aparato corresponde al usuario, por lo que algunos Servicios Técnicos Oficiales de Fabricante, cobran el desplazamiento al domicilio, para «verificar si el defecto es del aparato o de la utilización por el usuario». Tanto si resulta de uno como de otro la culpa de la avería, lo que parece injusto, ya que es normal que si la avería es debida a un defecto del aparato, no se le debería cobrar el desplazamiento al usuario, y sí solo en el caso de que la avería fuera culpa del usuario, en cuyo caso ya se encargará el Servicio Técnico de cobrársela si se repara.
Esta práctica de cobrar el desplazamiento a partir del 6º mes fue una iniciativa de WHIRLPOOL en algunos países europeos, incluida España. Algunas otras marcas siguieron su ejemplo para ahorrar costes, cuando la realidad y lo digo con conocimiento de causa, es que a partir del 6º mes el porcentaje de averías por defecto del aparato son la mayoría, al contrario del principio, donde el usuario comete más errores por desconocimiento.
No todos lo fabricantes han adoptado esta postura de cobrar el depslazamiento, por lo que al comprar un electrodoméstico aconsejo la compra de una marca de calidad y continuidad, con un buen Servicio Técnico Oficial de Fabricante y que no cobre el desplazamiento a partir del 6º mes, y también que compre, si es posible, en un establecimiento serio, que cambie el aparato sin poner trabas, en caso de necesidad, previsto en la Ley de Garantías.
En muchos de mis artículos he hablado de este engaño “legal” de las marcas que cobran ese desplazamiento, que por suerte, no son todas. Así pues, es aconsejable informarse de cuales cobran y cuales no., antes de decidirt la compra.
 
Respecto a lo que dice RICARDO de preferir una garantía de un año y que lo cubra todo, a la actual, donde como hemos visto, algunos cobran el desplazamiento a partir del 6º mes, diré que no creo fuera una buena idea, pues lo importante en una reparación no es el desplazamiento, sino la mano de obra y las piezas de recambio, por lo que es preferible en el segundo año pagar un desplazamiento de alrededor de 30 € y tener gratis la mano de obra (mínimo también sobre los 30 € y en adelante), y los recambios, que en ocasiones son realmente costosos.
Como supongo sabéis u os imagináis, la Ley de Garantías, publicada en el BOE de 23.2003 del 10 de Julio se corresponde con una Directiva Europea : la 1.999/44/CE del 24 de Mayo de 1,999. He dicho también muchas veces que la Unión Europea debería haber puesto coto a esta triquiñuela de algunos fabricantes, pero hay que tener en cuenta que la Ley de Garantías no solo es válida para los electrodomésticos, sino también para TODOS LOS BIENES DE CONSUMO DURADCERO, por ,lo que una decisión que nos parece normal en el caso de los electrodomésticos, que lo resuelven a través del Servicio Técnico desplazándose al domicilio del usuario, es muy diferente de un mueble, un coche, una guitarra, una estufa de leña. un cortacésped, una pistola de pintar, etc. etc. A pesar de lo dicho, sigo insistiendo que no todas las marcas llevan esta política con sus Servicios Técnicos, por lo que debe tenerse en cuenta esta práctica en el momento de decidir la marca a comprar. Esa práctca y su rebuscamiento para ahorrase unos euros por parte de algunos fabricantes puede tener el castigo de no comprar esas marcas. En vuestras manos está la decisión, aunque he de reconocer que la inmensa mayoría de los usuarios no conoce este asunto y solo se entera cuando le toca pagar. Ya lo sabes, amigo lector: toma nota. Y a RICARDO, muchas gracias por su comentario, que habrá ayudado a aclarar este tema a los lectores que lo lean.
Categorías
Servicios Técnicos

Sofisticadas estafas de los Servicios Técnicos “piratas”

Las estafas de los Servicios Técnicos de electrodomésticos “piratas” no cesan: todo lo contrario, se han adaptado perfectamente a internet y van depurando sus engaños para hacerlos más creíbles, llegando incluso a publicitarse como Servicios Oficiales, colocando en su Web los logos, imagines y marcas a las que usurpan, haciéndose pasar por Servicio Oficial de Fabricante cuando son simples -pero muy “preparados»- estafadores, llegando a incluir publicidad que induce a creer que están avalados por la Comunidad Autónoma. Hoy, como aviso a navegantes, voy a exponer este nuevo caso, dejado por un lector que no facilita su nombre, en este artículo Transcribo seguidamente el comentario completo de la estafa y luego iré comentando punto por punto los engaños y estafas de este Servicio “pirata”.


“Anónimo21 de mayo de 2014, 10:58
El otro día tuve un problema con mi calentador y llame a un servicio este es el enlace http://sat-espana.es/junkers/?gclid=CM-kiKrlh74CFW7MtAoduxwAHA, el teléfono es: 913667099 a la hora acordada se persono un técnico, y después de quitar la carcasa al calentador, y tocar un poco lo puso en marcha y funcionaba, me dijo que tenía mal una pieza y que el presupuesto era 148€, yo le pregunte cuanto costaba dicha pieza y me contesto que 20€ aproximadamente, me queje del precio abusivo y me dijo que me lo podría dejar en 114€, aún así me pareció muy caro y no acepté el presupuesto, por lo que tuve que pagarle 24€.

Cuando se fue, volví a desmontar el calentador para ver la pieza que me había dicho que estaba mal, y comprobé que tenia quitada una patilla, la conecté y el calentador funciono perfectamente. He llamado ya 3 veces para reclamar y no me han hecho ni caso, según dice los 24€ me los han cobrado por darme el presupuesto de la ESTAFA la empresa según la factura se llama S.A.T. ESPAÑA SERVICIO T´ECNICO OFICIAL, S.L., Según pone escrito al final de la Web: Sat-Espana.es es un servicio técnico oficial regulado por la Comunidad Autónoma de Madrid, pero no es el servicio técnico oficial de la marca Junkers. Eso no queda claro en la Web si no vas al final… Me gustaría saber si este servicio está regulado por la Comunidad Autónoma de Madrid, si hay algún sitio que se pueda denunciar dichos hechos, a cuantas personas estarán estafando cada día, si no lo denunciamos estamos permitiendo que esto ocurra, espero que le sirva a alguien, que tengáis un buen día” (las negritas son mías)

Comienza este usuario por identificar a quién hizo la llamada telefónica para avisar de una avería en su termo marca JUNKERS. Buscó en Internet el Servicio Oficial de JUNKERS en Madrid y le salió esta web S.A.T. ESPAÑA SERVICIO TÉCNICO OFICIAL, S.L.,
Como podéis ver, en la web sale, a la izquierda, arriba, el logotipo de la marca JUNKERS, del grupo BOSCH, y a continuación, destacado “Por motivo de la crisis reparamos al precio más económico y GARANTIZAMOS las reparaciones por 1 AÑO». Luego viene “Servicio Técnico Junkers, Centralita de Asistencia Técnica 91 366 70 99″. A continuación pone: «Gracias a los más de 40 centros de servicio exclusivos repartidos en toda la Comunidad de Madrid, desplazamos un técnico a su domicilio en el día, y sin cobrarle el desplazamiento”
 
Vayamos ahora al relato del usuario, donde dice “…se persono un técnico, y después de quitar la carcasa al calentador, y tocar un poco lo puso en marcha y funcionaba, me dijo que tenía mal una pieza y que el presupuesto era 148€, yo le pregunte cuanto costaba dicha pieza y me contesto que 20€ …” Según el usuario, tocó un poco y el termo empezó a funcionar. Parece que pudiera haber un terminal eléctrico desconectado. Pero el técnico le dijo que había que cambiar una pieza que vale 20 €, por lo que el resto hasta los 148 € son 128 €, que iba a cobrar por la mano de obra y desplazamientos. Primera estafa: ¿No dice en su publicidad que no cobran el desplazamiento? O sea que le cobran 128 € por una mano de obra que, como veremos luego, se tarda en reparar cinco minutos… No cobran el desplazamiento pero si para 5 minutos de trabajo cobran 128 €, la hora sale a 1.536 €. En cambio,” no te cobran el desplazamiento”… ¡Vaya caradura! Pero al final, se lo iba a dejar SOLO por la friolera de 114 €. Pero como no aceptó el presupuesto, solo le cobró 24 €.
Cuando se fue el técnico –sigue relatando nuestro usuario- “…Cuando se fue, volví a desmontar el calentador para ver la pieza que me había dicho que estaba mal, y comprobé que tenia quitada una patilla, la conecté y el calentador funciono perfectamente”. Lo que había sucedido es que el técnico se dejó expresamente una conexión suelta para que no funcionara el termo. Ni pieza averiada ni nada de nada. Solo una treta para volver, hacer ver que cambiaba una pieza y cobrarle una bestialidad. Afortunadamente nuestro usuario se dio cuenta, conectó ese elemento, y el termo volvió a funcionar.
Así pues cobrándole solo media hora (mínimo, 15 €) y siguiendo su publicidad de no cobrar el desplazamiento, el Servicio hubiera cumplido correctamente.
Nuestro amigo llamó a S.A.T. ESPAÑA SERVICIO TÉCNICO OFICIAL, S.L., que como es habitual en estos Servicios, no hicieron caso de las reclamaciones y quejas de este usuario estafado. Era de esperar, pues es la táctica habitual de los Servicios Técnicos pirata el no atender a ninguna reclamación sobre los técnicos adscritos a su organización (no empleados, sino colaboradores libres). Así pues este Servicio se publicita como “Servicio Técnico Oficial”. Está bien lo de Servicio Técnico, aunque desmerece el sector por su actuación. Sin embargo se auto titula OFICIAL. Oficial ¿de qué o de quien? Porque realmente no lo dice. Pero antes se ha cuidado de poner en su publicidad la marca  y el logotipo de JUNKERS, por lo que el cliente cree a pies juntillas que se trata lógicamente del Servicio OFICIAL de JUNKERS. 
Pero eso es mentira, y alguien podría reclamar, especialmente la marca JUNKERS. Sin embargo, nuestro inteligente Servicio «Oficial» se cuida de eliminar esa posibilidad cuando dice, al final y en letra muy pequeña “Sat-Espana.es es un servicio técnico oficial regulado por la Comunidad Autónoma de Madrid, pero no es el servicio técnico oficial de la marca Junkers. Eso no queda claro en la Web si no vas al final.… Lógico, al final y en letra muy pequeña, reconoce que no es Servicio Oficiala marca JUNKERS. Queda meridianamente claro que este Servicio Técnico prepara sus estafas con premeditación y alevosía, engañando con sus tretas al usuario para que crea que es el Servicio Oficial, y se cubre al final con esa aclaración, en letra minúscula que no lee el usuario que aterriza en su web, después de haber insistido varias veces en que no cobran el desplazamiento y de dar otras tantas veces el teléfono de los más de 40 «Servicios Técnicos» de la Comunidad de Madrid. Y eso de que es “regulado” por la Comunidad Autónoma de Madrid es una autentica chorrada que no tiene ningún valor, pues todos los Servicios Técnicos, así como bares, restaurantes, comercios, oficinas, viviendas, etc. etc, están regulados por leyes de la Comunidad de Madrid. ¿O no? Una desfachatez más de este peculiar Servicio, que sigue las mentiras habituales de los Servicios de esta índole, cada vez más sofisticadas.
En un país serio, las autoridades ya habrían puesto coto a estos engaños a los usuarios por parte de desaprensivos. Nos falta aquí que se penalice la estafa y el engaño y se actúe de oficio por alguna de las innumerables (e inútiles) instituciones del Estada. Para eso, menos leyes y más acción. Un Ministerio de Defensa del Consumidor, como existe en otros países europeos tendría un enorme trabajo de limpieza. Mientras no sea así, la indefensión del ciudadano español frente a las estafas es manifiesta. Y no se te ocurra pleitear con los estafadores, sean quienes sean, porque después de emplear años y dinero, al final saldrás trasquilado.
Mi agradecimiento a este usuario al relatarnos su experiencia, para que, como bien dice, “espero que le sirva a alguien” Y yo también me apunto al deseo. Para ello, dejadme que una vez más os explique cómo encontrar el verdadero Servicio Oficial de los Fabricantes de Electrodomésticos. 
Basta con ir a esta Web de ANFEL, que es la Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos y en ese enlace que os he dejado, os llevaran directamente al teléfono del verdadero Servicio Oficial. Si la marca que buscáis no está asociada a ANFEL (normalmente aparatos de importación con marcas blancas) debéis dirigiros al comercio vendedor del aparato. Pues allí sí saben perfectamente el teléfono del verdadero Servicio Oficial.
En este caso he de aclarar que JUNKERS, del grupo BOSCH, no sale en ANFEL, porque los termos están situados en otro sector por esa marca, junto con el aire acondicionado, calderas de gas y otros productos. Aquí os doy los datos del Servicio Técnico Oficial de JUNKERS en la Comunidad de Madrid.
En concreto, los de la Comunidad de Madrid son:
Serviimat Asistencia Técnica, S.A. :
C/ Embajadores, nº 294, local 4
28045 Madrid
Tel.: 915 062 340
Tel.: 902 100 724
Solusat Asistencia Técnica S.A. :
C/ Ingeniero Torres Quevedo, 6
28022 Madrid
Tel.: 917 461 970
Tel.: 902 100 724
Ematek Ambiental S.L. :
C/ Rocinante,10
28034 Madrid
Tel.: 914 999 849
Tel.: 902 100 724
Esos tres son los Servicios Oficiales de Fabricante, en lugar de los 40 que publicita el Servicio pirata. Porque esos 40 no son Servicios, sino los técnicos adscritos a ese usurpador S.A.T. ESPAÑA SERVICIO TÉCNICO OFICIAL, S.L.
Por último he de aclarar que hay tres tipos de Servicios Técnicos de Electrodomésticos:
  1. Servicio Técnico Oficial de la Marca
  2. Servicio Técnico no oficial de la marca, normalmente “multimarca” con dirección y domicilio concretos que emite facturas, que paga sus impuestos, que garantiza sus reparaciones, al que se puede recurrir si no se desea avisar al Servicio Oficial de Fabricante.
  3. Servicio “pirata”. Se hace pasar con engaños por el Servicio Oficial de Fabricante de una o varias marcas. Acostumbra a salir en los primeros puestos en las relaciones de Servicios si recurres a internet, pues como es sabido, quien paga manda, y esas relaciones de anunciantes cuanto más se paga por su publicidad, antes aparecen en las listas de internet. Ese mayor coste de publicidad lo amortizan con creces con sus habituales estafas a los consumidores.
Amigo lector: no te dejes engañar por un Servicio pirata. Tienes dos opciones mejores: las dos primeras. Y no creas en gangas de no cobrar desplazamientos o no aplicar el IVA. Eso sale muy caro.
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Servicios Técnicos

En el Blog de Centinel: El riesgo de los Servicios Técnicos NO OFICIALES (Piratas)

 

 

Ayer publiqué un artículo en defensa de algunos Servicios Técnicos de Electrodomésticos NO OFICIALES. Se trataba de un Técnico que defendía su correcto proceder, manifestando que hay muchos Servicios no oficiales que desarrollan correctamente su trabajo. En el artículo acepté esa excepcionalidad, admitiendo la honradez de muchos de estos Servicios, pero llamando también la atención sobre que los Servicios no oficiales son, en su mayoría, unos profesionales de la estafa. Así quedó dicho, sobre unos y otros, cuando al archivar el borrador de ese mi artículo tropecé con un comentario que tiempo atrás me había dejado ALBERT, amigo y colaborador asiduo del blog, que lo mismo comenta muy acertadamente que descubre asuntos muy interesantes navegando por la Red. Como viene a tiempo y a cuento, voy a tratar hoy de ese interesante comentario de ALBERT y muy especialmente del artículo del Blog EL CENTINEL, cuyo autor explica con exquisita prosa, su propia experiencia sobre una avería que le sucediño a su lavadora. Veamos el omentario de ALBERT y después el artículo de EL CENTINEL «El riesgo de los servicios técnicos no oficiales»

“Albert27 de septiembre de 2013, 20:24
¡Hola Antonio!
Hoy he visto publicada una mala experiencia de un conocido y prestigioso blogger con un servicio técnico pirata, que me ha hecho recordar tus repetidas advertencias para que desconfiemos de sus dudosos servicios. Os dejo el enlace, saludos cordiales:
http://elcentinel.blogspot.com.es/2013/09/el-riesgo-de-los-servicios-tecnicos-no.html
El riesgo de los servicios técnicos no oficiales”

Veamos lo que le sucedió a este prestigioso bloguero, según su propia narración. He puesto números sucesivos, del (1) al (11), entre paréntesis, al final de cada frase, para dar luego mi opinión  sobre lo comentado en cada frase.

“El otro día se me estropeó un electrodoméstico. Simplemente dejó de funcionar, no hacía nada al pulsar el botón de encendido.

Así que a la mañana siguiente, estando en la calle, recordé que tenía que llamar a alguien para que lo reparara. Lo hice desde mi smartphone tras buscar en Google el teléfono, me atendieron amablemente y me dijeron que en breve me llamaría un técnico, como así fue. Para mi sorpresa, acudió ese mismo día y reparó el aparato en poco minutos, ya que la avería era sencilla: el interruptor se había estropeado. Y cobró una cantidad razonable. Todo parecía perfecto. Y yo, encantado.

El problema apareció el día siguiente, cuando quise utilizar con normalidad el electrodoméstico. Al terminar el ciclo, comprobé que no evacuaba el agua acumulada, es decir, no desaguaba. Mi gozo en un pozo. (1)

Tras la mala uva inicial, reflexioné durante unos instantes. Esta avería me resultaba bastante extraña. Antes de la reparación desaguaba perfectamente y un interruptor general estropeado es muy difícil que esté relacionado con el proceso de extracción de agua (2). Así que me senté en el ordenador y volví a buscar en Google. Y para mi disgusto comprobé que el teléfono al que había llamado anteriormente desde el teléfono móvil no era un servicio técnico oficial, sinohttp://www.serviciotecnico.com.es/, una de esas centralitas que actúan como intermediarios de técnicos independientes y que utilizan multitud de trucos para aparecer los primeros en los buscadores. Y en mi caso, para mi bochorno, la estrategia les había funcionado. A causa de la pequeña pantalla de mi smartphone y las prisas, no había comprobado si el primer enlace que me había facilitado Google era el más adecuado.(3)

Decidí llamar directamente al técnico y me dijo que aquel nuevo síntoma sonaba a otra avería, que tendría que volver a pasarse y cobrar otra vez. Le transmití mis dudas ante una doble avería y me dijo que esas cosas pasan. Y que estaba dispuesto a volver, pero cobrando.(4)

Así que colgué y preferí hacer lo que quería haber hecho la primera vez, ponerme en contacto con el servicio técnico oficial.(5) Fueron también rápidos en acudir y al chico que vino le conté lo que me había ocurrido anteriormente y también le transmití mis sospechas. Muy educado, no dijo nada, y sin inmutarse empezó a abrir la máquina cuidadosamente, acompañado por mi escrutadora mirada. Y al retirar la tapa que cubría las conexiones, ambos vimos lo mismo y no hicieron falta comentarios. Un terminal estaba desenganchado del lugar que le correspondía. El cable colgando era evidente hasta para quien no entendiera ni papa de electricidad.(6) Lo volvió a enchufar y el problema se solucionó. Además, amablemente, se brindó a ajustarme algunos componentes y reponer unos cuantos tornillos que con los años se habían desprendido sin ningún coste adicional, cobrándome únicamente «la salida». Menos que el anterior, todo sea dicho. Un buen profesional, de Fagor, que las cosas positivas también hay que decirlas.(7)

Aunque no tengo pruebas para demostrarlo, estoy seguro que el primer técnico soltó aquel terminal, esperando que volviera a llamarle para volver a hacer caja. Y si fue esto lo que ocurrió, a aquel tipo solo puedo dedicarle un calificativo: Sinvergüenza. No quiero pensar lo que tendrá por costumbre hacer cuando visita a clientes más indefensos, como por ejemplo ancianos.(8)

También la centralita, como era esperable, estuvo a la altura. A la altura del barro. Se limitó a lavarse las manos y a pedirme que lo arreglara con él técnico. Aunque les dije que lo que quería era que mi testimonio se tuviese en cuenta en su selección de aquel «profesional», me dijo (con un tono de voz excesivamente alto para mi gusto) que eso no era de su incumbencia ni de la mía. Vamos, que les importaba un pito tener caraduras entre su lista de técnicos.(9)

Parece que no queda más remedio que elegir preferiblemente un servicio técnico oficial y huir de las centralitas como http://www.serviciotecnico.com.es/, que no ofrecen ningún valor añadido ni controlan la calidad y honestidad de los técnicos que recomiendan.(10) Por lo visto y por desgracia en este país sigue existiendo esa mentalidad pícara y cortoplacista de «coge el dinero y corre». Y no es exclusivo del sector de reparaciones de electrodomésticos, ni mucho menos, en otros supuestamente más «serios» se comportan de forma parecida, como expliqué hace un tiempo eneste post sobre un estudio que hizo la OCU analizando la honestidad de los dentistas.

¿Será que tenemos grabado en nuestro ADN lo de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio?”(11)

Mis observaciones sobre cada punto:

(1) Regla nº 1 de los Servicios pirata: acudir de inmediato, no vaya a ser que el usuario se arrepienta o lo comente a alguien que le desaconseje recurrir a un servicio no oficial.
(2) No todos los usuarios reflexionan y deducen lo que este bloguero. La mayoría ni se entera, vuelven a avisar y vuelven a pagar al mismo estafador.
(3) Evidentemente no era el enlace más adecuado el que le proporcionó GOOGLE, sino el que estaba en primer lugar, que es el que más cara paga su publicidad por salir en primer lugar. Es un negocio de GOOGLE como de muchos otros. Lógicamente GOOGLE no tiene por qué verificar la veracidad de lo que dice su anunciante, si se trata de un Servicio Oficial o no. Quien paga manda, y no hay que darle más vueltas.
(4) Normal: el técnico pirata lo había programado perfectamente, como luego se verá.
(5) La próxima vez seguro que lo hace bien: llamar al Servicio Oficial. Esto debe servir de lección a los lectores, aunque nadie escarmienta en cabeza ajena…
(6) A los técnicos pirata no les lleva mucho tiempo el preparar su trampa, así como tampoco dejarla lista para luego no tener que complicarse la vida: volver a conectar el cable, y si está el usuario delante, hacer ver que verifica otros puntos y a cobrar de nuevo. Y si no está delante el usuario, hacer tiempo pensando en cómo amañar el próximo aviso y al cabo de un buen rato, conectar el cable y pasar el “facturón” . Por su acierto…en conectar lo que primero desconectó.
(7) Ahora vemos que se trata de una lavadora FAGOR, y que ha sido un honesto y prudente técnico de la Red de FAGOR, marca que ha tenido (y tiene todavía) una excelente Red de Servicios Técnicos Oficiales de Fabricante, no siempre en plantilla de la marca, quien ha acudido esta vez al domicilio del usuario y ha actuado con absoluta corrección, prudencia y a precio correcto. Aprovecho para decir que los Servicios Técnicos de FAGOR siguen atendiendo la Garantía y las reparaciones de fuera de garantía, aunque la marca esté en proceso de liquidación en estos días.
(8) Podría contar miles de tropelías habituales en estos técnicos. Entre ellas la más destacada es pedir dinero a la mitad de la reparación, para “ir a comprar la pieza que hay que cambiar», normalmente cara, llevarse el dinero y no volver nunca más dejando la máquina destripada.
(9) Efectivamente, los empleados de estos “anti-servicios” son tan caraduras como los técnicos, pues están habituados a tener que torear a los reclamantes, no siempre con corrección. Y por supùesto que son conscientes de los fraudes que se cometen.
(10) Los técnicos que se ofrecen a estas “centralitas” son libres: no tienen ninguna vinculación con la “empresa”. Le pagan un tanto fijo por cada aviso que le compran y si te he visto no me acuerdo.
(11) Será qiue estamos en un país de pillos…
Como podemos ver, amables lectores, todos los días son buenos para aprender algo, y hoy no podía ser menos. La enseñanza es no confiar en cualquier Servicio Técnico que aparezca por Internet diciéndose OFICIAL DE LA MARCA. Os dejo el enlace directo de ANFEL (Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos, donde ienen una relación actualizada de los teléfonos de los Servicios Técnicos de la mayoría de las marcas, nacionales y de importación, Hacedme caso y no os fiéis de cualquier Servicio Técnico. Y si el fabricante en cuestión no está en ANFEL, dirigiros a la tienda donde comprasteis el aparato y allí os darán el telefono del Servicio Oficial. A menos que conozcáis bien al Servicio, esté localizable siempre  u os lo recomiende alguien solvente. Si no es así, llamad al Servicio Técnico Oficial de Fabricante a través del teléfono de ANFEL.
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Servicios Técnicos

En defensa de los Servicios Técnicos de electrodomésticos “NO OFICIALES”

 
 

Un lector, que no da su nombre, me ha dejado un comentario en mi artículo Alertan sobre las estafas de los Servicios Técnicos “piratas” donde se confiesa Servicio Técnico de Electrodomésticos NO oficial de fabricante, por lo que, como él dice “… los que no somos piratas ni Servicios Oficiales tengamos tantas sospechas encima nuestro y no nos crea nadie…”. Se lamenta de que “…Los fabricantes de electrodomésticos pretenden venderles el aparato y el servicio técnico oficial…” De las manifestaciones de este lector, acertadas unas y erróneas otras, voy a tratar en este articulo. Veamos lo que dice el comentario en cuestión

“Anónimo14 de abril de 2014, 22:45
Los fabricantes de electrodomésticos pretenden venderles el aparato y el servicio técnico oficial. Unos electrodomésticos con obsolescencia programada fabricados en su mayoría en países extracomunitarios. Por eso están cerrando fábricas como Fagor, New Pol, etc. dejando a miles de españoles en el paro. Es cierto que la mayoría de Servicios Técnicos no Oficiales son auténticos piratas. Eso precisamente es lo que hace que los que no somos piratas ni Servicios Oficiales tengamos tantas sospechas encima nuestro y no nos crea nadie.

Yo soy un Pirata Honrado, pago mis impuestos, mi seguridad social, mi alta en la actividad, estoy perfectamente localizado y no tengo el taller en ninguna calle que empiece por «A». No intento hacerme pasar por Servicio Oficial sin serlo, no pido dinero a cuenta y desaparezco. Doy garantía por escrito en todas mis intervenciones y mi publicidad es clara y veraz. Pues resulta que para los Servicios Oficiales de los Principales Fabricantes (ANFEL). los únicos que pueden reparar electrodomésticos con las debidas garantías son ellos. Donde está la libre competencia? porqué el mecanico que le repara su coche sin ser servicio oficial de su marca no es un pirata y yo si? porqué los fabricantes insisten tanto en mentalizar a sus clientes de que los únicos que pueden reparar sus aparatos son ellos? no será un intento de monopolizar el mercado por parte de las marcas? tenemos que recordar que una vez adquirido un electrodoméstico éste pasa a ser propiedad del comprador y que el fabricante no mantiene un vinculo de por vida con el mismo. Una vez finalizada la garantía el cliente es libre de llamar a quien quiera. Cuantas intervenciones en garantía de electrodomésticos no terminan costando dinero a sus dueños? que si esto es por mala instalación, que si es una obstrucción, que si es por mal uso…etc. Los Servicio Tecnicos Oficiales terminan cobrando algo por la mayoría de intervenciones «en garantía » que realizan.”

Comenzaré comentando lo que dice en primer lugar: “Los fabricantes de electrodomésticos pretenden venderles el aparato y el servicio técnico oficial …“. No solamente me parece bien sino que apoyo toitalmente esa iniciativa. Esa recomendación al menos consigue que algunos usuarios piensen que es mejor ponerse en manos del fabricante para el Servicio Técnico que no en las de un desconocido que, como bien dice el autor del comentario, en su mayoría son talleres “pirata” y más aún sin ni siquiera taller. Que recogen los avisos con engaños haciéndose pasar por Servicio Oficial de Fabricante sin serlo, sin tener taller ni dirección, ni conocimientos para reparar los aparatos, poniendo piezas de recambio también «piratas» (no originales), no cargando el IVA y cobrando unas cantidades abusivas, reparen el aparato o no. Y eso lo hace la inmensa mayoría de los anunciantes, que no son realmente Servicios Oficiales. Antiguamente los Servicios Piratas copaban las páginas amarillas de Telefónica con sus anuncios haciéndose pasar por Servicios Oficiales de Fabricante. Hoy vemos en Internet que al buscar cualquier marca de electrodomésticos, lo primero que aparece es los Servicios Técnicos Piratas. Y es que, hoy como ayer, pagando se consigue salir de los primeros, actualmente, en Internet.
Nuestro lector continúa con la siguiente frase: “Unos electrodomésticos con obsolescencia programada fabricados en su mayoría en países extracomunitarios…” De obsolescencia programada, nada de nada. Durante 44 años he trabajado en el mundo de los electrodomésticos, primero creando la Red de Servicios Oficiales de BRU, y después en mis propias empresas, con redes de Asistencia Técnica de Electrodomésticos para fabricantes externos, bien de la Unión Europea, (Francia, Portugal, Italia, Alemania, Reino Unido, Grecia…) bien de otros lugares como Turquía, Brasil, Eslovenia (entonces no integrada en la Unión), Corea (LG, antiguamente GOLD STAR), China: varias marcas, entre ellas HAIER, actualmente el fabricante nº 1 mundial, etc. etc. Nunca, jamás, he encontrado un solo fabricante que preparara sus aparatos para que en un determinado número de operaciones o de años, se rompiera o se extinguiera por Obsolescencia  Programada. Repito: nunca. Eso es una leyenda urbana defendida en nuestro país por el conocido Benito Muros, con sus bombillas eternas, sus frigoríficos (que decía iba a fabricar) que durarían 60 años, etc. Ese charlatán, que embauco a media España con sus artimañas fantasiosas y que finalmente está en busca y captura denunciado por sus propios socios, a los que estafó. Cosa muy distinta es que los aparatos tengan más o menos averías, algunas de ellas errores garrafales, pero nunca PROGRAMADAS, como he demostrado en innumerables artículos. Me resulta inaudito que un técnico de electrodomésticos, que se mete en todos ellos para realizar las reparaciones, comulgue y manifieste que la Obsolescencia Programada existe.
Respecto a los fabricantes “extracomunitarios”, ¿Es eso demostrativo de que no fabrican bien fuera de Europa? Pues entonces, SAMSUNG, LG, PANASONIC, SONY, HAIER, BEKO, la casi totalidad de fabricantes de aire acondicionado, etc. etc, todos son extracomunitarios…y son primeras marcas mundiales. En cuanto a FAGOR, ha sido víctima de su obsesión por intentar llegar a ser unos de los 12 ó 15 fabricantes de electrodomésticos que quedarán en el mundo ·”mundial” en los próximos 10 años. No quedarán más, pues la única manera de vender y vender calidad y tecnología a buen precio es ser una corporación enorme, grandiosa. Y con las ideas muy claras. Los de medio camino han caído y caerán muchos más ante esa competencia. Como ha pasado siempre. Como ha sucedido con los automóviles: cada vez más eficientes y cada vez más baratos. Si no, a cerrar. Como sucedió en su día, en la crisis industrial de los 80, con BRU, hace 34 años, y NEW POL, hace 30 años. Y BALAY, que fue absorbida por el Grupo BOSCH, y AGNI, CORCHO, SUPER SER, CROLLS, etc., etc., y recientemente FAGOR, que en su afán de «GRANDEUR» se quedó con la fallida red de fábricas nacionalizadas francesas de THOMSON BRANDT (cuyos costes de fabricación eran excesivos, y fué vendida primero a unos inversores italianos (hermanos NOCIVELLI) y luego estos, a precio de saldo, a FAGOR, en la pasada década. Esos fueron los motivos del desastre, entre otras cosas, que han llevado a esa ‘primera marca española a la tumba.
Respecto a autodefensa del autor del comentario, donde explica que ´él no hace lo que los piratas, que es legal, con local, dado de alta., pagando sus impuestos, cumpliendo sus compromisos, dando garantías, etc, he de decir alto y claro que estoy de acuerdo con él, y con los que como él, siguen defendiendo HONRADA Y HONESTAMENTE su trabajo. Conozco muchos técnicos excelentes que además atienden varias marcas. No tengo ninguna duda sobre ellos ni sobre el autor del comentario. Pero convendréis conmigo que son la excepción de los que se anuncian a bombo y platillo,  en Internet. Y esos anuncios, en las primeras pantallas de internet, SE PAGAN MUY CAROS. Pago que, como es lógico, sacan de los usuarios a quienes engañan primero, haciéndose pasar sin serlo como Servicio Oficial de Fabricante, y luego, estafando a la gente que, creyendo sui publicidad, cae en sus  miserables manos.
Por eso, amigo autor del comentario, creo sinceramente en tu honradez y en la de otros  muchos como tú. De hecho tengo grandes amigos entre ellos. Pero ponte en el lugar de los usuarios que ven esos anuncios. ¿Cuántos de ellos caen en las redes de los piratas? Yo diría que la inmensa mayoría. Y como es difícil para el profano conocer quiénes son los buenos y quienes los malos, yo siempre aconsejo que busquen los Oficiales de Fabricante, que como bien diese este lector, la mayoría está en ANFEL. Es una garantía, si no total, sí muchísimo más elevada de no ser engañados. Sin embargo, no es la primera vez que yo mismo aconsejo que si se conoce al Servicio Técnico aunque no sea de fabricante, se conoce su domicilio y se tienen referencias positivas sobre él, `puede darles una buena asistencia técnica posiblemente incluso más barata que la oficial de fabricante. Siempre claro está, que el aparato esté fuera de la garantía.
Respecto al final del comena0tario, donde dice “…Una vez finalizada la garantía el cliente es libre de llamar a quien quiera. Cuantas intervenciones en garantía de electrodomésticos no terminan costando dinero a sus dueños? que si esto es por mala instalación, que si es una obstrucción, que si es por mal uso…etc. Los Servicios Técnicos Oficiales terminan cobrando algo por la mayoría de intervenciones «en garantía » que realizan.” He de decir que en efecto, el usuario es libre de recurrir al Servicio Técnico que le parezca especialmente fuera de garantía. También estoy de acuerdo, y soy el primero en criticarlo en este blog, que hay Servicios Oficiales de Fabricante que hacen todo lo que pueden y más por elidir sus responsabilidades (del fabricante) pretendiendo que el usuario pague la reparación con cualquier excusa, y cobrándole el desplazamiento en garantía. Eso mis lectores saben perfectamente que también lo he denunciado, con pelos y señales, en muchas ocasiones, en cuanto me estero de alguna irregularidad o cuando se me consulta sobre ella.
Amigo lector, autor del comentario: muchas gracias por tu exposición que estoy seguro ayudara a otros lectores a diferenciar los buenos Servicios de los estafadores. Creo que ambos, tú y yo, hemos dado bastantes pistas…

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog.

Artículos relacionados 
Para localizar los artículos directamente relacionados con éste, clica aquí debajo, en el recuadro azul y podrás ver toda la serie. El número de artículos está indicado a la derecha del enlace. 
 
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Garantías Lavadoras Servicios Técnicos

Aspectos a analizar en la compra de una lavadora

JAVIER, un seguidor del blog, de Teruel, me ha dejado un comentario en mi artículo  donde explica que va a comprar una nueva lavadora y plantea los siguientes interrogantes: ¿Que lavadora elegir entre tres marcas que ha estudiado?; ¿Qué Servicio técnico tiene cada una? Y por último, ¿Comprarla ONLINE o en unos grandes almacenes? Creo que el análisis de JAVIER puede ser útil, como orientación a otros lectores, por lo que he convertido mi respuesta en este nuevo artículo.

 
Veamos primero el comentario de JAVIER:
Hola Don Antonio, buenas noches. Me llamo Javier y le escribo desde Teruel.
En primer lugar felicitarle por su estupendo blog, creo que es un libro abierto, y muy interesante de cara a saber más sober la electrónica de consumo. Enhorabuena, su amabilidad, paciencia e infinita cordura es un oasis en la red.
Mi padre trabajó toda su vida como viajante en una tienda de electrodomésticos (hoy de la Cadena Tien21), y hoy jubilado le encanta leer este blog, y por su modestia experiencia, comparte muchas de las opiniones con usted.
Bien me gustaría que me dijera su consejo personal, sobre una lavadora que tengo que comprar. En casa tengo una White-Whestinghouse de hace 14 años, 5 kg, a la que le empiezan a sonar los cojinetes.
Somos 4 en la familia, y creo que me interesa una de 8 kg. También he mirado que sea A+++. 
Como he leído con mucha atención su blog, tengo estas 3 candidatas, en función de su opinión sobre la calidad del frabricante, y sobre todo de la calidad y atención del SAT oficial. Le expongo las candidatas, que prácticamente son iguales en prestaciones:
1ª BEKO WMB 81242 PTLM. Esta es un poco más barata que las siguientes, y 1200 rpm.
2ª EDESA HOME-L8110
3ª BALAY 3TS883A
(Ya le adelanto que mi prefencia es por la Balay, por eso de que soy maño y la fabrican en mi tierra, en Zaragoza….)
Como verá sus características son prácticamente iguales, con lo que por lo leído aquí, Beko parece que tiene buena calidad y buen SAT. Luego están la del grupo Mondragón, y la del grupo BSH.
En precios es más barata la Beko, la Edesa y la Balay valen prácticamente lo mismo. También comentarle que posible la adquiera en una tienda onlilne, puesto que por ejemplo, la diferencia entre estos comercios y el Corte Inglés es de casi 180 euros (en la Balay y la Edesa).
Quería que me diera su opinión profesional, sobre la calidad de las máquinas, sobre los SAT, y sobre todo una duda, si la compro en una tienda online, la garantía europea de 2 años la ofrece el fabricante, no es así?
Cree que compensa el ahorro de los casi 180 euros de diferencia entre tienda online y p.ej. el Corte INglés.
Nada más Don Antonio, agradecerle de nuevo que nos ofrezca su tiempo y dedicación, y animarle a que continúe haciéndolo.
Un cordial saludo.”
Comenzaré insistiendo en lo que ya he manifestado en otras ocasiones sobre mi opinión de lo que debemos tener en cuenta al comprar un electrodoméstico. Podría resumirlo en tres grandes capítulos: Elegir la marca, seleccionar el modelo y decidir dónde efectuar la compra. Desarrollemos cada uno de ellos.
 
En primer lugar deberemos decidir el Fabricante y la Marca. Normalmente la marca coincide con el nombre del fabricante, pero no siempre es así. Existen en el mercado muchas marcas BLANCAS, procedentes en ocasiones del mismo fabricante. También debemos decidir, dentro del mismo fabricante, si deseamos comprar las primeras o segundas marcas. La diferencia entre ellas es el precio y las prestaciones. Pongamos un ejemplo volviendo a lo expuesto por JAVIER. 
 
Su selección le ha llevado a tres Marcas: BEKO, EDESA y BALAY. La primera, BEKO, es marca directa de Fabricante, que es el Grupo turco ARÇELIK que tiene una calidad-precio muy interesante. Su Servicio Técnico es correcto.
 
En segundo lugar ha seleccionado EDESA, segunda marca del Grupo español FAGOR, un grupo serio, de calidad y con buen Servicio Técnico. Y en tercer lugar ha pensado en BALAY, segunda marca del grupo alemán BOSCH-SIEMENS, con la marca BALAY fabricada en Zaragoza. En mi opinión es el Grupo nº 1 en electrodomésticos. Respecto al Servicio Técnico del Grupo, donde se incluye lógicamente la marca BALAY, es también el de más calidad de España
 
Respecto al precio, al parecer son similares en los tres modelos. 
 
Veamos ahora la selección del aparato por su eficiencia energética. Cuanto mayor sea, más económico saldrá cada lavado durante toda la vida del aparato, por lo que hay que pensarse elegir la máxima eficiencia, A+++, ya que aunque su precio resulte más elevado que otras menos eficientes, lo amortizaremos con el ahorro que producirá durante los años de uso. 
 
Si añadimos a lo comentado hasta aquí que por estar fabricada en Zaragoza, prefiere BALAY, yo no me lo pensaría mucho: cumple todas las condiciones lógicas para comprar ese modelo.
 
Queda otro punto que en mi opinión hay que considerar en el momento de la compra: La garantía del aparato y dónde comprar. La Garantía oficial es de dos años en todas las marcas, según las leyes europeas. Pero hay diferencias entre la forma de atender esa garantía por las diferentes marcas. Como supongo sabéis, si habéis leído otros artículos míos, hay Servicios Técnicos que transcurridos los seis primeros meses de la garantía, COBRAN el desplazamiento al usuario dentro de los dos primeros años. Tales Servicios (WHIRPOOL, CANDY-OTSEIN, etc) se salen de la norma europea por un resquicio de la ley y perjudican al usuario con el cobro del desplazamiento en garantía. Es por lo tanto aconsejables que al comprar el aparato nos informemos de ese extremo. En el caso de JAVIER, ninguna de las tres marcas aplica ese cobro en garantía.
 
Finalmente queda la decisión de dónde comprar. Siempre aconsejo que se procure hacer la compra en un comercio conocido, que nos parezca que va a permanecer en el mercado, en esta época de tantos cierres de tiendas. Lo aconsejo porque dependiendo de la marca que se compre y del fabricante, si se produce algún problema en el aparato, sea en garantía o fuera de ella, si el Servicio Técnico no es solvente, hay que reclamar cualquier problema o posible cambio de aparato al VENDEDOR. Si el Servicio no es bueno y el vendedor ha cerrado, ¿A quién reclamar? La Ley dice que al vendedor, no al fabricante, por lo que de darse esos casos, de desaparición del comercio vendedor, el usuario queda desamparado. De ahí viene mi constante consejo de comprar en un comercio solvente. 
 
Dicho esto he de añadir que si el Servicio Técnico de la marca es bueno, y la marca y el fabricante son de primera línea, como sucede en el caso de JAVIER, puede comprarse `perfectamente online, ya que no es normal que un fabricante y marca importantes falten a su responsabilidad ante el usuario por problemas en sus aparatos. 
 
Finalizada la respuesta, me resta añadir mi agradecimiento a JAVIER por sus amables palabras sobre mi trabajo en el blog, y pedirle que salude muy efusivamente a su señor padre, con el que no dudo que pasaríamos muy buenos ratos si coincidiéramos un día charlando amigablemente sobre los tiempos heroicos del inicio y desarrollo de los electrodomésticos en España.
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Garantías Servicios Técnicos

Qué hacer ante las averías repetitivas en los electrodomésticos (“enfermedades técnicas”)

No hay marca de electrodomésticos, sea de calidad baja, media o alta, que no haya sufrido nunca una (o varias) “enfermedades técnicas”, que son averías repetitivas en el mismo aparato o en series de fabricación. El artículo de hoy se refiere a este problema que no solo se produce en electrodomésticos, sino en cualquier aparato fabricado en serie. El tratamiento de estas enfermedades técnicas, su inicio, desarrollo, los problemas que produce y sus soluciones se van a exponer a continuación, para saber qué debe hacer el consumidor ante estas situaciones, la mayoría de las veces, ocultadas por los fabricantes y sufridas y pagadas por el usuario. La idea de este artículo viene de dos comentarios recibidos en el blog, donde se relata la experiencia de  ambos lectores, y que al final del artículo haré referencia, opinión y consejo.

 
Comenzaré definiendo lo que en el argot de los electrodomésticos se llama “enfermedad técnica” y también “defecto epidémico”. Se trata de una avería que se produce de forma repetitiva en una serie de fabricación del mismo modelo. Por ejemplo: una lavadora que se le rompen los cojinetes del tambor, si sucede en pocos aparatos del mismo modelo, es una simple avería. Pero si se produce en toda o en gran parte de una serie de fabricación del mismo modelo (miles de aparatos) se trata sin duda de un defecto epidémico o enfermedad técnica.
¿A qué se debe esta avería repetitiva en una serie de aparatos? Puede tratarse de una pieza concreta que sufre esa avería y con los montajes en series de fabricación esa misma pieza defectuosa se repite en toda o parte de la serie. El tiempo en aparecer el defecto en cada aparato es variable, dependiendo del uso del aparato y del tipo de defecto, por lo que puede suceder al principio del uso o transcurrido un tiempo.
No siempre se trata de un defecto de fabricación de una pieza, sino que puede suceder en un conjunto de piezas, como por ejemplo en el bloque descalcificador de los lavavajillas, o bien tratarse de un defecto de diseño, como por ejemplo una serie de lavadoras que se desplacen al iniciarse el centrifugado.
¿Qué debe hacer el fabricante del electrodoméstico al detectar un defecto epidémico? Lo normal es avisar en los medios de comunicación de que se ha detectado un defecto que puede afectar a los aparatos de la marca TAL, en los modelo CUAl, de números de fabricación xxx, para que los usuarios llamen al Servicio Técnico Oficial y se proceda a la reparación o sustitución de la pieza SIN NINGÚN COSTE PARA EL USUARIO, aunque el aparato esté ya fuera de la garantía. Todos habréis oído o leído que una marca de automóviles informa a los poseedores de un modelo concreto que pasen a revisar su coche por haberse detéctado un posible problema.
Debe quedar muy claro que en estos casos la solución del problema debe ser GRATUITA para el usuario. Y si no puede solucionarse por el Servicio Técnico, el fabricante debe cambiar el aparato por otro en perfectas condiciones de funcionamiento.
El problema es que algunos fabricantes no avisan del defecto para no tener que solucionarlo sin cargo, en perjuicio de sus clientes, que no se enteran, hasta que no se repita la misma avería, de que el defecto de su aparato se está produciendo en otros miles de aparatos idénticos del mismo fabricante. Pero hay alguien que sí se entera casi siempre de cuándo aparece una enfermedad técnica: el VENDEDOR del aparato. Es a él a quien debéis acudir si creéis que vuestro aparato sufre una avería de este tipo, pues son muchos los usuarios que hablan con la tienda que les vendió el electrodoméstico, especialmente si el aparato está fuera de garantía. Y es ese vendedor quien debe FORZAR al fabricante para que solucione el problema de su cliente sin ningún cargo.
Sin embargo hay un tipo de avería que sí deja claro que se trata de un defecto epidémico: que por no tener reparación, el fabricante te lo cambie dos veces, en cuyo caso debe seguir cambiándote el aparato por otro nuevo todas las veces que sufra de la misma avería, o bien por otro modelo que no tenga esa anomalía. Eso es muy difícil de conseguir, pero vamos a ver el siguiente paso:
¿Qué debo hacer si el fabricante no me cambia o repara el aparato que tiene el defecto epidémico? Pues olvidarse del fabricante y reclamar directamente al VENDEDOR. Es él quien tiene la fuerza necesaria para forzar el cambio al fabricante, y si no lo consigue, sigue siendo un problema del vendedor. Veamos lo que dice la ley sobre este tema.
La Ley 23/2003, de 10 de Julio, de 2003 “Garantías en la venta de bienes de consumo (garantía europea de dos años), dice:

“Artículo 4: responsabilidad del vendedor y derechos del consumidor: el vendedor responderá ante el consumidor de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del aparato. En los términos de esta Ley, se reconoce al consumidor el derecho a la reparación del aparato, a su sustitución, a la rebaja del precio, y a la resolución del contrato. En los siguientes artículos se concretan las diferentes opciones.”

Detengámonos en este artículo. En la importancia que da el legislador a la “falta de conformidad” del producto que se vende, en el momento de la entrega del aparato. Queda claro que cualquier vicio oculto que lleve el aparato en ese momento de la venta debe ser resuelto por el vendedor, puesto que no se cumple el “contrato de compraventa” que hace referencia a entregar el aparato en perfectas condiciones de uso, según se espera que sea y de las características técnicas y de funcionamiento que debe esperarse de él. Si se produce una falta de conformidad en el aparato, la ley da varias opciones, como veremos. Las primeras son las definidas por el artículo 5: reparación y sustitución del bien.

“5.1.- Si el bien no fuera conforme con el contrato, el consumidor podrá optar por exigir la reparación o la sustitución del bien,”

También hay otras opciones, como “la rebaja del precio, y la resolución del contrato” La primera podría ser, por ejemplo, que el aparato, en el momento de la venta, pudiera tener una tara estética, en cuyo caso podría solucionarse con una rebaja en el precio, siempre de común acuerdo entre las partes, o bien la “resolución” del contrato», lo que significa que el comprador puede exigir deshacer la operación de venta: devolver el aparato y recuperar lo pagado íntegramente.
Un fallo en una pieza del aparato puede producirse en forma de avería. Para eso la ley establece la gratuidad total de las reparaciones que puedan producirse en los dos primeros años de uso, a cargo del vendedor. Aquí debo hacer un inciso: esto ocurre así en algunos países europeos, donde el vendedor se ocupa de la posventa de los aparatos vendidos. O bien, no lo olvidemos, esta ley no es exclusiva de los electrodomésticos, pues cubre cualquier bien de consumo duradero, por ejemplo un mueble, una bicicleta, un coche, etc. En el caso de un mueble, el vendedor se ocupa directamente de solucionar el problema. Pero en el caso de los electrodomésticos, en cualquier país europeo la ley permite que el vendedor delegue su obligación de atender la posventa del aparato en el Servicio Técnico del fabricante, como sucede en España. Repito que el vendedor “delega” su responsabilidad en un tercero, pero que si no resuelve ese tercero (el fabricante) la responsabilidad hay que exigirla al vendedor. Eso no quita que el vendedor, una vez resuelto el caso (por ejemplo, un cambio de aparato, exija a su vez al fabricante que se lo abone, como también cualquier reparación que pudiera hacer el vendedor. Pero ante el comparador, el responsable legal siempre es el vendedor.
Creo que está muy claro, volviendo al tema de hoy, de los defectos ocultos, que puede llevar un aparato en el momento de su venta. Veamos dos ejemplos concretos que me han dejado dos lectores en sendos comentariuos.
El primero es de ANA, que dice los siguiente:
Buscando información sobre garantías me he encontrado con este blog y la verdad es que me he quedado impresionada por la cantidad de detalles y el rigor con el que se publican. Sin embargo no he encontrado respuesta al siguiente caso. Un pequeño electrodoméstico que se estropea hasta 3 veces en los dos años de garantía. Cada vez que se estropea se cambia por uno nuevo hasta que pasan los dos años de garantía desde la fecha de compra y entonces el distribuidor no se hace cargo del aparato porque dice que no está en garantía (a pesar de haber transcurrido tan sólo 6 meses desde la fecha del último cambio). No estoy segura y mi pregunta es ¿Cada vez que se produce un cambio en garantía por un aparato nuevo vuelve a empezar a contar la garantía de ese aparato otros 2 años a partir de la nueva fecha de entrega? Si esto es así ¿existe algún artículo de alguna ley que así lo especifique? En cualquier caso puse una reclamación para intentar aclarar el caso pero nadie me da respuesta, ni siquiera en la oficina de información al consumidor de mi ciudad y el distribuidor alega en la respuesta a la reclamación que con el cambio del electrodoméstico está resuelto el problema. Evidentemente si el problema estuviera resuelto no habría lugar para presentar reclamación alguna. Le agradecería una respuesta para poder reclamar con seguridad bien el cambio del aparato o la devolución del importe por considerar que se trata de un defecto de fabricación que no se soluciona con los cambios.
Atentamente
Ana”
Analicemos el caso. En realidad la garantía del aparato es de dos años desde la fecha de compra. Durante ese tiempo (dos años) el vendedor o el Servicio Técnico, por delegación, tienen que resolver la avería o bien cambiar el aparato. En este caso lo han cambiado porque es lo normal en el PAE (Pequeño Aparato Electrodoméstico), ya que repararlo cuesta más que un aparato nuevo. Por eso, según la ley, han cumplido cambiándolo durante los dos años de la garantía en tres ocasiones, aunque efectivamente, la garantía se refiere siempre y en todos los casos al primer aparato. Así pues, el vendedor y fabricante han cumplido con la ley es ese sentido.
Puerto no queda aquí la cosa. Fijémonos en una parte del texto de la ley que he citado: “…falta de conformidad” del producto que se vende, en el momento de la entrega del aparato,,,”. Queda claro que cualquier vicio oculto que lleve el aparato en ese momento de la venta debe ser resuelto por el vendedor, puesto que no se cumple el “contrato de compraventa” que hace referencia a entregar el aparato en perfectas condiciones de uso…”. Queda muy claro que el primer aparato que entregaron, en el momento de la compra, tenía “un vicio oculto” y por eso lo cambiaron. Pero resulta que el aparato que te entregaron a cambio, TENÍA EL MISMO “VICIO OCULTO”, POR LO QUE NO ESTABA EN CONDICIONES PERFECTAS DE VENTA. Por eso te lo volvieron a cambiar por uno nuevo. Si en un próximo futuro ese aparato se vuelve a averiar por la misma casusa del vicio oculto, deben subsanarlo cambiándolo otra vez o mejo, abonando su importe, pues está claro que esta serie de aparatos tiene una “enfermedad técnica que no han sabido o podido subsanar el las siguientes producciones y que solo terminarán cuando se agote la serie afectada. Este sería el argumento legal para solucionar el abono del aparato. Ahora hace falta que la reclamación (ante el vendedor) prospere. De no ser así, reclama al vendedor y si no te hace caso denúncialo en Consumo…
Es una lástima que no hayas dicho la marca del aparato, ya que hubiera sido útil para otros lectores, pues como decía yo el otro día, ante un caso de baja calidad o producto problemático, si el fabricante no se hace cargo del problema que causa, al usuario solo le queda, en muchas ocasiones, el derecho al pataleo. En ese derecho ésta el divulgar la tropelía entre familiares, amigos y concoides y, como en este caso, en un blog, sabiendo que las estadísticas demuestran que un cliente contento con una marca se lo dice a tres personas, y un cliente descontento, se lo dice a once personas. Si además se publica en un blog, la repercusión de multiplica y son más los posibles clientes que NO COMPREN esa marca.
El segundo caso que quiero exponeros es un aviso de revisión preventiva de un modelo de lavavajillas vendido por marcas del grupo BOSCH entre 1999 y 2005, donde al parecer se ha detectado recientemente la posibilidad de que un componente del aparato pueda conllevar riesgo de incendio del lavavajillas. El Grupo BOSCH, al descubrir esta posibilidad debida a un defecto oculto, y a pesar de que la pieza o componente de riesgo terminó de montarse en los aparatos en 2005, avisa a sus clientes del posible riesgo, de la revisión y reparación GRATUITA del problema, en lugar de “escurrir el bulto” silenciando lo que puede pasar y dejar que transcurra el tiempo. Veamos parte del texto de ese anuncio, que podéis leer completo en

“Aviso importante de seguridad: potencial riesgo de incendio
Los propietarios de un lavavajillas de las marcas Balay, Bosch, Lynx, Neff, Siemens, por favor presten atención a este aviso de seguridad.
Hemos identificado que en un número limitado de lavavajillas de las marcas Balay, Bosch, Lynx, Neff, Siemens, fabricados entre 1999 y 2005, hay una pieza electrónica que podría sobrecalentarse y, en muy raras ocasiones, ser la causa de un riesgo potencial de incendio.

Mantenemos nuestro compromiso con los estándares más estrictos de seguridad, calidad en la producción y fiabilidad para todos nuestros productos. Es por esto por lo que hemos decidido adelantarnos e iniciar esta campaña de revisión preventiva de forma voluntaria y gratuita. Lamentamos profundamente cualquier inconveniente que pueda causarle esta campaña y le damos las gracias de antemano por su cooperación y paciencia.

Para comprobar si su lavavajillas está entre los afectados, por favor siga los sientes pasos:” (Podéis leer los pasos aquí)

Vemos pues que una empresa responsable, a pesar de que como en este caso los primeros aparatos se fabricaron en 1.999, hace ahora 14 años y los más recientes en 2.005, asume la “enfermedad técnica o defecto oculto” y cuando se da cuenta de su existencia, lo avisa y lo soluciona de manera gratuita para sus clientes. Yo prefiero una marca que me avise y repare los problemas de vicios ocultos que las que ocultan los vicios. Es de agradecer el comportamiento del Grupo BOSCH. Es lamentable que en casos como estos dos citados no estén obligados por ley los fabricantes a solucionarlos y de forma gratuita. Nos sorprenderíamos de saber la cantidad de esos vicios ocultos que se producen en series de aparatos.
Que ningún apóstol de la Obsolescencia Programada empiece a frotarse las manos diciendo que eso está preparado por los fabricantes (el introducir un vicio oculto en sus aparatos) para apuntarse a la majadería de que los aparatos duren muy pocos años, pues los fabricantes meten un defecto “o algo” para que así sea y tengan que comprar un aparato nuevo…Eso, amigos lectores, no tiene ni pies ni cabeza, como tantas veces he escrito. Que se lo pregunten sino a BOSCH, que su buen dinero le va a costar este problema, y a la marca desconocida del pequeño aparato de ANA, que a este paso va camino de acabar con su clientela. Tened por seguro que ANA y otras como ella, no volverán a comprar (ni a recomendar) esa marca.
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Servicios Técnicos

OTSEIN-HOOVER (Grupo CANDY) incumple la ley sobre `piezas de recambio

PAQUITA, una lectora de Córdoba, que tiene una secadora de OTSEIN-HOOVER, del grupo italiano CANDY, denuncia que esta empresa no cumple la ley sobre el tiempo obligatorio de mantener recambios de los aparatos disponibles para su reparación. En ese grupo no atienden sus reclamaciones, se mofan de ella y le dicen que se compre otra secadora, que ésta ya tiene muchos años (7). Está muy molesta con la marca y dice que nunca másecomprará un aparato de esa marca…En esta artículo voy a analizar y comentar los hechos denunciados a modo de “aviso a navegantes». Que esta denuncia sirva para que quien esto lea reflexione sobre la actuación del grupo antes de decidir la compra de sus productos.

 
Transcribo a cointinuación el texto del comentario de PAQUITA, la cordobesa que denuncia el desprecio y los abusos cometidos por OTSEIN (Grupo CANDY) en el caso de su secadora de 7 años de uso. Dice así: 
Vivo en Córdoba y quiero dejar un comentario es su excelente Blog por lo menos para que a nadie le pase lo que a mi. El fabricante Otsein-Hoover me ha dejado tirada una secadora que tiene 7 años porque ya ha dejado de fabricarla. Tengo rota la placa electrónica, componente básico (no estético) y tienen la obligación de tener repuestos durante 7 años desde que dejaron de fabricarla, en mi caso estoy dentro de ese tiempo y me dicen, además, con una desvergüenza y mala educación que «yo que sé tanto de leyes haga lo que quiera», al decirles que iba a poner una reclamación en consumo. Tengo la secadora impecable y lo único que me ofrecen es otra nueva con un pequeño descuento. Estoy muy muy desilusionada, pues tengo una lavadora de la misma marca hace 17 años y compré la secadora por parecerme buena marca, y veo con sorpresa como la chica que me atendió en la fábrica del pais vasco me dice con toda su cara dura que «ya tiene muchos años» (me refiero a la secadora que tiene 7) y que ¿que era lo que esperaba?. Una empresa que no está orgullosa de su producto y te echa los perros porque un electrodoméstico te salga bueno no merece estar siquiera en el mercado. Pero lo peor es que dejen al cliente tirado y sin repuestos porque ha dejado de fabricar un modelo relativamente reciente, como me ha pasado a mi. Nunca mas volveré a a adquirir nada de Otsein-Hoover. Mi nombre es Paquita.”
Como saben mis lectores habituales, hay marcas de electrodomésticos que prácticamente no aparecen en mis artículos. Una de ellas es el Grupo italiano CANDY, La razón de que no comente sobre ellas es porque bajo mi punto de vista carecen de internes por no destacar en el mundo del electrodoméstico en ningún sentido positivo ni tampoco profundamente negativo. Hoy hablarle de las marcas del grupo en cuestión porque la cordobesa PAQUITA ha denunciado unos problemas que a mi entender merecen airearse y que retratan las actuaciones despectivas de este grupo en relación a cualquier problema de usuarios que no le reporte beneficio.
Comenzaré diciendo que este Grupo industrial se inició en 1.945 en Monza (Italia) por EDEN FUMAGALLI, que en ese año fabricó la primera lavadora automática italiana. Luego sus tres hijos siguieron fabricando lavadoras y comenzaron la expansión de la empresa por todo el mundo. Hoy el grupo tiene fábricas en Europa: Italia, Francia, Reino Unido, Rusia, Turquía, Portugal, Finlandia y España, donde en 1.992 compraron la empresa vasca MAYC, fabricante de las lavadoras de carga superior OTSEIN, donde actualmente tiene la sede española en Vergara, que inicialmente tuvo en Barcelona.. También tiene fábricas en África: Costa de Marfil, Egipto y Nigeria, así como en Asia: China y Uzbekistán.
HOOVER nació en OHIO (EE.UU) en 1.900. Pero fue en Europa (Reino Unido), donde amplió la inicial gama de aspiradores con electrodomésticos de línea blanca, que luego fue adquirida por el grupo CANDY. Cuando este grupo compró OTSEIN, añadió la marca HOOVER, pasando a llamearse OTSEIN-HOOVER.
Hecha esta introducción he de decir que en mi opinión, el grupo CANDY no se ha distinguido nunca por ser puntera en calidad ni en innovación. Como otras marcas del sector, ha ido comprando fábricas y marcas, incorporándolas al grupo, sin que, a mi parecer, ninguna de las adquisiciones se haya distinguido por importantes aportaciones técnicas. Más bien todos sus fabricados están sometidos a elevadas presiones de costes para obtener el máximo beneficio, por lo que no se distinguen precisamente por su duración y calidad. Caso distinto era, en su momento, las lavadoras fabricadas por OTSEIN, de una calidad y robustez apreciables.
No me sorprenden pues las manifestaciones de PAQUITA, ya que cuando las empresas lo sacrifican todo en aras de obtener el máximo beneficio, tienden a rebajar, con razón o sin ella, las prestaciones y las garantías a sus clientes, lo que inexorablemente lleva a crear clientes descontentos cuando ven que sus expectativas de calidad y de atención al cliente se ven defraudadas.
Debo recordar que el Grupo CANDY fue, después de WHIRLPOOL, la segunda empresa en España que se apuntó a cobrar el desplazamiento a los usuarios a partir del 7º mes de la garantía, como he manifestado ya en otros artículos. Es una prestación que hurtan estas dos y otras empresas, a los usuarios, que normalmente en el momento de la compra del aparato solo ven que tiene dos años de garantía obligatoria, pero luego, en el texto de la Garantía, dice aquello de que se cobrará al usuario el desplazamiento a partir del 7º mes de uso, por lo que se transgrede el espíritu de la ley europea de garantías de dos años de gratuidad en las reparaciones. Hecho éste que los comisarios de la Unión no se han molestado en rectificar todavía, después de 8 años del abuso.
 
Pero en este caso concreto el problema de PAQUITA es que OTSEIN le ha dicho, a través de su Servicio Técnico Oficial, que no dispone de recambios de esta secadora, de 7 años de uso. Y ella, con toda razón les manifiesta que es obligatorio disponer de recambios al menos hasta 7 años después de la fabricación del último aparato de este modelo, y en el Servicio se le ríen cuando dice que les va a demandar, pues su secadora esta DENTRO DE ESOS 7 AÑOS todavía. Además de no cumplir la ley, se le ríen desde la impunidad, pues saben perfectamente lo difícil que es que las reclamaciones de esta clienta (mejor dicho: ex-clienta), posiblemente van a clamar en el desierto. Pero veamos lo que dice la ley sobre la obligación de disponer de recambios de los electrodomésticos. El Real Decreto 58/1988 de 29 de Enero sobre protección de derechos del consumidor en las reparaciones de aparatos de uso doméstico, en el apartado 4.5 dice:

“Todos los Servicios de reparación de electrodomésticos están obligados a dar servicio de piezas de repuesto como mínimo hasta 7 años después del último aparato fabricado…y dos años para las piezas estéticas, todos ellos calculados desde el último aparato fabricado de ese modelo… todas las piezas de recambio deberán servirse al cliente en el plazo máximo de un mes si son de importación y en el plazo de 15 días si son de fabricación nacional…”

Estoy de acuerdo contigo, PAQUITA, que debes denunciar el caso en el departamento de consumo del Ayuntamiento de tu ciudad o de la Comunidad Autónoma, pues ambos pueden atender tu reclamación. Aporta la factura de compra para demostrar la edad de la secadora. Está claro que no se trata de una avería por manipulación indebida del aparato, pues tú no tienes acceso a esa placa electrónica, por lo tanto se trata de una verdadera avería  por fallo del producto.
Siguiendo con el relato de esta usuaria, el Servicio Técnico de OTSEIN se le ríe en sus narices cuando amenaza denunciar el incumplimiento de la ley. Eso demuestra la “calidad” de la asistencia técnica de esa marca, de los nulos esfuerzos de CANDY-OTSEIN) en formar a sus Servicios Técnicos para atender correctamente a sus clientes. Contra esto solo cabe denunciar los hechos y además, el derecho al pataleo.
Parece increíble que una marca que ERA de calidad y prestigio (dices que estás contenta con tu vieja lavadora OTSEIN haya podido caer en el desprestigio y desprecio a siux clientes de la mano de una multinacional que pone sus intereses económicos por encima de su prestigio despreciando a sus clientes. Las marcas que eso hacen, siempre lo pagan. Un cliente CONTENTO se lo dice a TRES PERSONAS y un cliente DESCONTENTO se lo dice a ONCE PERSONAS, según las encuestas de marketing. Ese promedio es el habitual, pero en este caso, al divulgarlo en un blog, la repercusión de su actuación se multiplica.
¿Comprendéis ahora, amigos lectores, por qué no he hablado hasta ahora de la multinacional CANDY?. No me gusta remover lo que no huele bien. Pero no puedo quedar impasible ante unos hechos bastante habituales como los relatados por PAQUITA, que con su comentario ha dado “aviso a navegantes”. Ahora, que cada lector llegue a sus propias conclusiones sobre lo expuesto.
Y a PAQUITA le animo a que siga adelante con su idea de denunciar los hechos hasta qiue consiga que le reparen la secadora o la sustituyan por una nueva sin ningún cargo. No hay más que una explicación del trato de esa marca: desprecio a sus clientes. La placa electrónica es un componente que no fabrica la marca, que compraba a un proveedor. Pues bien, si se queda sin placas, es facilísimo, y así lo hacen las marcas responsables, de prestigio, comprar una partida de placas a su proveedor y atender a sus clientes. Además, siendo obligatorio y pudiéndolo facturar a su cliente (a precio de oro, como acostumbra a ser en los recambios).
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Garantías Servicios Técnicos

¿Quién debe responder de la Garantía de los electrodomésticos, el FABRICANTE o el VENDEDOR?

Este artículo responde al comentario de un lector, que no cita su nombre, de Viña del Mar (Chile), donde se queja de las sucesivas averías de su frigorífico HAIER, que estando en garantía se le ha estropeado tres veces por la misma avería, que actualmente está ya fuera de garantía, y que el Servicio Técnico del fabricante (HAIER) no quiso cambiárselo a pesar de lo repetitivo del mismo defecto. El lector se pregunta qué puede hacer. Es un caso frecuente, que puede suceder en cualquier país y con cualquier marca. Este artículo va destinado a explicar el tratamiento de estos casos que teníamos en España y el sistema actual, obligado como todos los países de la Unión Europea por una Directiva común sobre este tema para todos ellos. Ya sé que no es aplicable en Latinoamérica, pero la evolución y la legislación española anterior y actual pueden dar pistas del camino a recorrer por los países hermanos. 

Lo que voy a explicar a continuación es válido para los lectores españoles porque muchos de ellos tienen creencias equivocadas sobre quién debe responder de la garantía, y también está destinado a crear opinión en los lectores de Latinoamérica, ya que el camino a recorre y la experiencia de estos temas en Europa puede facilitarles el recorrido de las responsabilidades en la Asistencia Técnica y en las reparaciones de los aparatos.
En los años 60 se produjo en Espala el “boom” de los electrodomésticos, con la fabricación y venta masiva de lavadoras automáticas, frigoríficos de compresor. cocinas a gas y eléctricas, etc Los vendedores de estos aparatos eran comercios nuevos, que vieron la llegada masiva de estos aparatos como una fuente enorme de ingresos y de ganancias. como así fue. Los fabricantes iban a ofrecer sus lavadoras automáticas a tiendas recién abiertas que solo sabían vender, pero que no tenían ni idea, la inmensa mayoría, de los elementos técnicos de los aparatos y mucho menos de su reparación.
No les tocó otro remedio a los fabricantes que organizar cada uno de ellos su propia red de Servicios Técnicos, formando a la gente para tal menester y cubriendo las diversas zonas de la geografía española. Cada fabricante tenía sus propias normas, pues no había ninguna oficial que fuera obligatoria.
El 28 de Enero de 1.988 se publicó el primer Decreto Ley 58/1988, sobre la protección de los derechos del consumidor en los aparatos de uso domestico. Esta nueva ley obligaba a disponer de Servicio de Asistencia Técnica en la zona para poder vender electrodomésticos. La garantía de un año (entones) debía ser cubierta por los Servicios Técnicos Oficiales del Fabricante. De esta manera, el vendedor de los aparatos no asumía ninguna responsabilidad sobre el funcionamiento, calidad y garantía de los mismos.
En otros países europeos como Francia, la costumbre era que los vendedores fueran los que se ocupaban de las reparaciones de los aparatos, por lo que la responsabilidad de las reparaciones y de la garantía, eran cubiertas por el vendedor.
En 2.003, la Unión Europea, en vista de que cada país de la Unión tenía sus propias garantías, leyes y responsabilidades, decidió legislar sobre el tema y lo aplico en todos los pañiles de la Unión. En España, en aplicación de la Directiva Europea, el gobierno promulgó la LEY DE GARANTIAS EN LA VENTA DE BIENES DE CONSUMO, número 23/2003, de 10 de Julio
En esta Ley, se determinaba, entre otras muchas cosas, que el responsable de la garantía de los aparatos era el VENDEDOR, no el fabricante. Que la garantía pasaba a ser de 2 años, etc.
Mi primera lectura de dicha ley fué de sorpresa por hacer responsable de los aparatos al vendedor, no al fabricante, como era hasta entonces. Así pues, debía ser quien resolviera los problemas de la garantía, incluido los posibles cambios de aparato en el caso de no poderse reparar satisfactoriamente.
Eso sí: se permitía que el vendedor del aparato “delegara” la atención de la garantía y de las reparaciones en el Servicio Técnico Oficial del Fabricante. Pero la RESPONSABILIDAD seguía siendo del VENDEDOR. Este hecho, poco conocido en España, tiene una importancia crucial a la hora de reclamar responsabilidades, pues es al vendedor a quien hay que dirigirse, si el Servicio Técnico Oficial del Fabricante no resuelve los problemas según lo correcto, igual que si de lo que se trata es de exigir el cambio del aparato. Queda claro pues que la responsabilidad de lo que suceda y de cómo resolverlo es del VENDEDOR, según la legislación europea.
Aunque mi primera lectura de esta ley fué para mí una sorpresa que critiqué en el primer momento, en poco tiempo me di cuenta que era lo correcto: la responsabilidad debe ser del vendedor. Es él quien debe elegir la mejor marca para sus ventas, no guiarse solo con el precio. Debe atender siempre las reclamaciones de “su” cliente, para el fabricante, un desconocido. Es el vendedor la persona que nos “vende” (en el sentido de aconsejarnos y recomendarnos) qué aparato nos conviene comprar. Por lo tanto, es él quien debe estar involucrado cuando la satisfacción del usuario se vea defraudada por el resultado del aparato.
Vuelvo ahora al comentario del lector chileno, donde dice que tuvo tres reparaciones, por la misma causa, en un año y tres meses, siempre la misma, y ahora, después de esta última, le han dicho que solo le dan tres meses más de garantía, o sea que la garantía total será de un año y medio. Desconozco la duración de la garantía en Chile y si está regulada por Ley. Tampoco sé si existen leyes de protección al consumidor y a quién se responsabiliza ante un DEFECTO DE FABRICACIÓN por la reiteración de la misma avería. Por eso, según la actual Lly española (y europea), ese aparato debió ser cambiado ya. Lo que debe averiguar el lector chileno es a quién debe reclamar, si al fabricante o al vendedor, y cómo hacerlo. La razón técnica le asiste.
Respecto a lo indicado por este lector, que dice “… Existe una oficina en la Capital, Santiago de Chile, que contrata servicios técnicos externos, es decir, ellos no tienen técnicos propios, todo se demora además una semana el arreglo estando a 120 kilómetros de distancia…” he de manifestar que el que los Servicios Técnicos sean externos (en España lo son todos) no le quita responsabilidad al fabricante o al vendedor, pues es de uno de ellos (lo que indique la ley en ese país) quien debe responder de la calidad del Servicio y del cumplimiento de las leyes.
Si este artículo ha servido como idea de lo que debe ser y de quién es la responsabilidad de los Servicios Técnicos y de la garantía, me daré por satisfecho. Otra cosa será que en cada país se vayan aplicando las leyes en defensa de los consumidores que pagan los aparatos con dinero legal y deben por tanto recibir las prestaciones adecuadas para el funcionamiento del aparato y de su garantía. En cualquier caso el lector tiene su tu “derecho al pataleo” que le puede llevar a no volver a comprar nada en esa tienda y no volver a comprar ni aconsejar esa marca.
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Garantías Servicios Técnicos

Los electrodomésticos antiguos ¿Duraban más porque se averiaban menos?

MANUEL me ha dejado dos comentarios en este artículo. Dice que se le ha averiado un frigorífico de marca blanca a los 17 años de uso y pregunta que dada la obsolescencia programada de los componentes de los actuales frigoríficos, ¿Qué marca le recomiendo para que dure más? Añade que “…el personal del servicio técnico me ha dejado bien claro que los nuevos productos tienen una esperanza de vida inferior a la de los productos fabricados hace 20-25 años, todo ello basado en su experiencia de muchos años reparando…”

Podéis leer los dos comentarios en este artículo. Como no estoy en absoluto de acuerdo, aunque este tema lo haya tratado repetidamente, quiero insistir una vez más en los argumentos que demuestran que no es cierto. Ningún fabricante que se precie puede fabricar aparatos que duren unos 8 años, como dice MANUEL. Al contrario, cuanto más dure el aparato, y más fiable será (menos averías), más se recomendara esa marca a los amigos y conocidos y cuando llegue el momento, el aparato viejo se sustituirá por uno nuevo de la misma marca. Pero vamos a ir por partes…
El primer punto es la avería que tiene el combi de este lector. Dice lo siguiente: ”… Ahora, se forma hielo en gran cantidad en una zona concreta del refrigerador, así que me temo que no merece la pena intentar reparar una posible fuga y he decidido renovarlo…”. Amigo MANUEL, no se trata de una fuga del gas refrigerante lo que tiene tu combi. Se trata de que el aislante entre el mueble exterior y el interior (espuma de poliuretano), que envuelve los tubos de evaporación que refrigeran el compartimento del conservador se ha deteriorado en algún punto y eso permite el paso del aire de la habitación, que llega a ponerse en contacto con la tubería FRÍA del evaporador. La física (y la práctica) nos dicen que si el aire húmedo se pone en contacto con un material muy frío (la tubería del evaporador), la humedad del aire se condensa en forma de gotas de agua. Si el frío es elevado, como en este caso, esas gotas se convierten en hielo. Como ese fenómeno se produce cada vez que funciona el compresor, se va añadiendo hielo hasta formar una gran bola.
Hace más de veinte años, en estos casos el técnico saneaba el aislante deteriorado (parte trasera del frigorífico) de la zona dañada, le ponía nueva espuma aislante, la tapaba con lámina de papel de aluminio adhesivo y a seguir funcionando sin ningún problema.
Diréis que a qué viene este comentario sobre la reparación si de lo que estamos tratando es del cambio del aparato por la avería producida. Lo sé. Pero he querido decir cómo se solucionaba entonces para salvar el frigorífico y no tener que cambiarlo. Esa operación, hoy, sería impensable. Primero hay que ser muy manitas dependiendo de dónde esté el problema, y luego, el coste de los trabajos, materiales y desplazamientos se elevaría  posiblemente a la mitad de un aparato nuevo. Pero hace 20 años se hacía. La mano de obra era mucho más barata y los aparatos mucho más caros, por el menor poder adquisitivo de entonces.
Debemos plantearnos pues si los aparatos antiguos eran de mejor calidad o simplemente se reparaban más, por lo que duraban más tiempo. por lo dicho: menos coste de las reparaciones y mayor coste del aparato nuevo entonces. 
He hecho miles de estadísticas de cientos de miles de reparaciones en mis empresas de asistencia técnica de electrodomésticos, y os puedo asegurar que la calidad actual de los aparatos ES MUCHÍSIMO MEJOR que hace 20 años. O sea, que tienen ahora menos averías. 
Recuerdo que los motores de las lavadoras, por ejemplo, si se les estropeaba el bobinado interno, se desmontaban, se saneaba, se rebobinaban de nuevo y a volver a montarlos. Hoy en día reparar así un motor costaría cuatro veces más caro que fabricar uno nuevo. La mano de obra es sensiblemente más cara hoy que entonces. Y todo lo que se pueda cambiar por una pieza nueva resultará más barato que reparar la misma pieza averiada.
El extremo de este ejemplo es que cuando hay que cambiar un motor, cuesta tanto o más la mano de obra y los dos desplazamientos del técnico, que en relación con el coste de un  aparato nuevo, puede no valer la pena repararlo.
Pero no confundamos la cantidad de averías de antes y de ahora. Os daré un dato. En los años 70, la garantía de las lavadoras era de 6 meses. Pues bien, el número de intervenciones en garantía durante esos 6 menes, en lavadoras, podía llegar al 50 %. O sea, se reparaba 1 de cada 2 aparatos fabricados. Se reparaba cambiando la pieza, y a funcionar. Hoy la garantía en una lavadora (en todos los aparatos) es de dos años. El número de averías aceptable para un fabricante en este período es del 3 % máximo para los dos años. O sea, 16 veces menor en 4 veces más tiempo de garantía. Pero claro, las reparaciones eran relativamente baratas en relación con el coste de reposición del aparato, y hoy el número de reparaciones ha descendido de manera importante y se ha disparado tanto el coste de la reparación que según la avería, no vale la pena reparar el aparato, pues por poco más tienes uno nuevo, con dos años de garantía, de mejor calidad que en anterior, y más eficiente en el aspecto nergético.
Los técnicos que le decían a MANUEL que antes duraban más los aparatos era porque no se cambiaban tanto, porque se reparaban más. Hubo un tiempo que el mercado de técnicos empezó a descender por el incremento de la calidad de los aparatos y su menor número de averías. Hubo que hacer ajustes muy importantes de plantillas y reducir el número de técnicos de Servicios de una manera drástica. Y sin embarho coincidió con épocas de expansiçon de la venta de aparatos.
Os doy otro dato: Recuerdo que en las reuniones de ANFEL (Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos) en los años 70 nos reuníamos varias veces al año los responsables de Servicios Técnicos de los diferentes fabricantes españoles de electrodomésticos y cruzábamos datos como índices de averías, costes de los recambios,… y numero de técnicos en toda Ensaña para atender las reparaciones de cada fabricante, y que en aquel entonces esos técnicos eran casi todos de plantilla de las fábricas. El caso más llamativo era el de EDESA, que en aquel entonces tenía 600 trabajadores en su fábrica y 800 técnicos reparadores en Enpaña. O sea, más personal en reparaciones que en fabricación. Esa barbaridad, bastante común entonces, se fué rebajando al ir descendiendo las averías de los aparatos hasta llegar a ese 3 % actual en garantía de dos años.
El problema es que te toque a ti la avenía, que seas uno de esos del 3 %, porque entonces no piensas en el porcentaje, sino que el aparato es un desastre.
Para terminar le diré a MANUEL que hoy es tan importante elegir la marca por su calidad como por su Servicio Técnico. Y además, saber muy bien dónde se compra el aparato, pues si tiene un problema, es el vendedor el responsable de solucionarlo, según la Ley de Garantías. Y ya sabemos cómo están desapareciendo tiendas de electrodomésticos últimamente…
Ya sabéis que no me gusta concretar marcas si no hay más remedio. Que tengan buena calidad, buen Servicio Técnico y tecnología avanzada, pueden ser BOSCH, SIEMENS, FAGOR, LG, SAMSUNG…
Categorías
Electrodomésticos Fabricantes Servicios Técnicos

¿Por qué nunca hablo de WHIRPOOL? …me pregunta un lector

AUTE tiene toda la razón. Nunca he hablado concretamente de la marca WHIRPOOL en mis artículos. Lo voy a hacer ahora no porque me complazca, sino porque me lo pide este lector. Habitualmente no me gusta dar opiniones negativas si no hay más remedio. Por eso no cité hasta ahora esa marca. Pero metidos en harina, creo que vale la pena extenderme un poco.

Reproduzco primero el comentario de AUTE. Dice así:
Buenas tardes, D.Antonio,
Me gustaría saber que opinión le merece la marca de electrodomesticos Whirpool, lo comento, porque no le he podido leer todavia comentario alguno al respeto y me gustaria saber que piensa al respecto. Lo comento también porque tengo 2 lavadoras y varios electrodomesticos más diferentes.
Muchas gracias.
La marca en cuestión es muy antigua. Viene de 1911 y fuñe creada en EE UU. Pero la mayor parte de su actividad industrial ha sido ir comprando fábricas y marcas que por una u otra razón, habían caído en problemas económicos. Entones llegaba la ”salvadora” y las compraba. Así sucedió tanto en su país de origen como en otras zonas del mundo, con las marcas Torbellino, Maytag, Jenn-Air, Amana, Roper, Acros, Ignis, (Italia) Philips,(Holanda) Bauknecht,(Alemania) Privileg y Brastemp y Embraco, (Brasil) etc. etc.
En España ha vendido con las marcas PHILIPS (siempre aparatos fabricados por terceras marcas, IGNIS, fabricada en España por la filial de IGNIS Italia, y Bauknecht, de la fábica alemana de esa marca comprada por WHIRPOOL,
En cuanto a ventas y comercialización no son precisamente de la élite en nuestro país. Han sido siempre marcas normales, con aportaciones normales, sin destacar ni en lo buieno ni en lo malo.
Otra cosa es el Servicio Técnico. Ese tema lo conozco bien, pues tuve relaciones con éllos desde los años 70 hasta la última ocasión en  2007. Siempre destacaron (en lo que a Servicios Técnicos se refiere) por poner el negocio por delante. Podían hacer cualquier cosa con tal de que a la marca les diera beneficios. Repito : CUALQUIER COSA.
Cuando en 2.003 se implantó la garantía europea de 2 años, quie obligaba a que la garantía fuera gratuíta para el usuario durante los dos primeros años, fue WHIRPOOL quien poco más tarde sacóo el “invento” de que después de los 6 primeros meses, se cobrara el desplazamiento. Sus abogados analizaron con lupa la Ley y encontraron el resquicio: Dice la Ley de Garantías que la carga de la prueba para demostrar que el aparato ha sufrido una avería por un defecto del mismo corresponde al vendedor (o al Servicio Técnico) durante los seis primeros meses de funcionamiento del aparato. Por eso, el desplazamiento del técnico al domicilio debe ser gratuííto pues debe ver la avería para rapararla en garantía, sin cargo. Pero si la avería sucede después del sexto mes, la carga de la prueba se invierte, y es al usuario a quien corresponde demostrar que la avería es por defecto del aparato. Para demostrarlo, la única posibilidad que tiene el usuario es que venga a su casa el Servicio PAGÁNDOLE EL DESPLAZAMIENTO, y una vez el técnico ve la avería, repara ya sin cobrarlee la mano de obra ni las piezas durante los dos primeros años de uso. Siempre, claro está, que la avería no la haya provocado el usuario..
No es que el desplazamiento sea demasiado caro (unos 30 €) pero sí lo suficiente para hacer pensar al usuario si se trata de una avería o de una tontería lo que le ocurra al aparato después del sexto mes, pues quiera o no, pagará ese desplazamiento.
Con esa artimaña, WHIRPOOL consigue lo siguiente:
No pagar nada de desplazamiento a su Servicio Técnico Concesionario ya que lo cobra del usuario. 
-Con el coste del desplazamiento a cargo del usuario, se producen menos avisos al Servicio pues el usuario se lo piensa antes de llamar, por lo que la marca paga menos intervenciones a sus Servicios.
En definitiva, una ahorro de dinero por parte de la marca, a costa DEL USUARIO.
Este sistema de cobrar después de los primeros seis meses de garantía fue rechazado por el resto de fabricantes españoles y europeos. Pero poco a poco, al menos en España, han ido apuntándose otras marcas en vista de que, a pesar de que la Unión Europea decía que quería desmontar esta treta, nunca lo hizo, y sigue en silencio admitiendo el hecho diferencial de esa marca. Todo sea también por no modificar ese punto de la Ley, porque los Señores Eurodiputados son más infalibles que el Papa hablando ex cátedra, y no se les vayan a caer los anillos si rectifican en favor de los consumidores.
Mi último contacto con el Servicio de Asistencia Técnica de WHIRPOOL fue, como he dicho, en 2.007, si no recuerdo mal. Después de años perdido el contacto, un día me llamó el responsable en España del Servicio de la marca y me dijo que quería verme para ofrecerme UN NEGOCIO,
Tuve la misma impresión que si yendo por la calle me encontrara con alguien y me dijera: toma este billete de 500 €. Me has caído simpático. Como es natural, hubiera puesto cara de tonto, pensando ¿Qué me querrá pedir a cambio?.
Vino a verme. Yo entonces tenía un Servicio Técnico Oficial de Fabricante atendiendo varias marcas en toda España a través de Servicios Concesionarios, La propuesta de negocio era la siguiente: “Te ofrezco la posibilidad de darte trabajo en garantía para tus Servicios, las marcas de WHIRPOOL en determinadas zonas…”. Me dijo las zonas y eran precisamente las menos densas de aparatos, o sea las rutas menos rentables para los Servicios. Y encima, solo los avisos en garantía. Le pregunté el precio por reparaciónñon: Me lo dijo y mi respuesta fue: Ese precio que me das es inferior a lo que yo estoy pagando a mis Servicios. ¿Cómo puedes ofrecerme un negocio que tú sabes que sería una pérdida directa para mí?. Su respuesta: “yo pensaba que te gustaría trabajar más…” Y mi contestación “Me gusta hacer negocios cuando puedo ganar algo, y aquí el único que gana es WHIRPOOL. No me interesa en absoluto trabajar para WHIRPOL. Y es que, amigos lectores, de espabilados está el mundo lleno….
Que nadie piense que esta última anécdota del negocio es la que me lleva a no considerar esa marca como puntera. No lo es porque de un comglomerado heterogéneo de fábricas es imposible que salga una política común de calidad, innovación y tecnología. Solo es posible, como siempre han demostrado, que se puede ganar más dinero a costa de los demás. Esa es su filosofía de empresa: ganar dinero, sea como sea y pague quien pague, mientras no sean ellos…